Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Natalia Arenas · 10 de Enero de 2015

28659

13

En las elecciones de 2014, Córdoba arrasó en representación en el Congreso: puso nueve Senadores y seis Representantes a la Cámara nacidos en estas tierras. Así, se convirtió en uno de los departamentos con más congresistas per cápita en todo el país, mientras su población sigue siendo una de las más pobres y  que es uno de los departamentos que más recibe inversión.

“El clientelismo es el sistema político definitorio de Córdoba”, explica Gloria Isabel Ocampo, autora del libro “Poderes regionales, clientelismo y Estado”, una etnografía del clientelismo en Córdoba que fue publicado en mayo de este año. Ella es una antropóloga que se ha pasado los últimos 14 años de su vida siguiendo de cerca a las familias más tradicionales de Córdoba para descubrir que desde mucho antes de que naciera el departamento, el clientelismo se convirtió en la forma de hacer política. Un clientelismo basado en lealtades que permite que las mismas élites se queden en el poder y se reproduzcan a través de dos cosas principalmente: los lazos de parentesco y el arraigo de los políticos al ámbito local. Así, construyó un entramado de redes donde queda en evidencia que quienes gobiernan hoy, son los sucesores de quienes han gobernado siempre.

Eso explica que nueve de los 15 congresistas elegidos en marzo del 2014, están directamente relacionados a las familias más tradicionales del departamento, por sangre o por alianzas estratégicas. Además, demuestra cómo algunos de ellos tienen lazos de sangre con otros congresistas elegidos en marzo en Sucre y con familias de la élite política regional de Magdalena y Atlántico.

La Silla sacó del libro algunas de sus revelaciones más contundentes y entrevistó a la autora sobre algunas de sus conclusiones.

LSV: ¿De dónde salen estas redes?

Gloria Isabel Ocampo:Yo recurrí a la reconstrucción de redes a partir de tres casos: la población de Sahagún, la familia López y la familia De la Espriella. Así pude descubrir los entramados de poder que me permitiera mostrar el entrecruzamiento entre lazos de parentesco y adhesiones por lealtades políticas. Al sobreponer a los cuadros genealógicos de la élite regional cordobesa con las adhesiones políticas y de localidad, iban apareciendo los entramados de poder que sustentan el sistema político. Lo que más me llamó la atención es la vigencia y el carácter vinculante del parentesco en la política de Córdoba.

LSV: ¿Por qué a los López y a los De la Espriella?

GIO: Los López son un caso interesante que le permite a uno aprender sobre lo que es el clientelismo y sobre lo que es el sistema político cordobés. Es una gente que ha estado en la política desde hace mucho tiempo. Por eso, decidí seguirlos por generaciones cómo han ido evolucionando. Pero así también me di cuenta que los López también estaban relacionados con otra familia tradicional de Córdoba: los De la Espriella. Ellos logran extenderse sobre cuatro departamentos, gracias a relaciones entre élites y logran tener influencia muy fuerte en el centro político: hoy hay tres senadores De la espriella (dos hermanos y un primo). Es un caso excepcional.

LSV: ¿Cómo logran estas élites regionales mantenerse en el poder?

GIO: En Córdoba, hay una lógica del sistema de poder y esa lógica guarda el secreto de la estabilidad política. Por un lado, el modo de reproducción de las élites políticas. Aunque las alianzas matrimoniales en general son espontáneas, hay que tener en cuenta que la elección del cónyuge no es en ninguna sociedad completamente libre. Es decir, uno no se casa con cualquiera. Y eso, tiene un significado más hondo cuando se trata de una sociedad pequeña y estratificada donde las élites tienden a reproducirse entre ellas. Las relaciones sociales se reducen al círculo, donde se reducen también las posibilidades de encuentro y es ahí donde encuentran sus posibilidades de matrimonio. Más que una cuestión deliberada de matrimonios por interés, que los hay en todas partes, yo creo que los matrimonios son espontáneos pero dentro de un círculo. Es un mecanismo de reproducción de las élites que se va cerrando.

Ahí entra el segundo elemento: las rupturas y faccionalismos. En el sistema político hay tensiones y rivalidades (por los votos, por el poder, por el dinero, por las oportunidades) de las que surgen nuevas facciones, nuevas jefaturas. Sin embargo, esas rupturas puede ser reparadas después, con alianzas posteriores porque esas nuevas jefaturas que se generaron vuelven a hacer alianzas. Es un incesante juego de fisión y de fusión.

Instrucciónes: haga clic sobre las familias de los López (rojo), De la Espriella (amarillo), Burgos (azul), los Cabrales (aguamarina), los Besaile (rosado) y los Elías (naranja) para obtener más información sobre sus redes en la política caribe.

Los Burgos

El poder de esta familia de tradición conservadora nace en la Hacienda colonial Berástegui (1734) localizada en Ciénaga de Oro, en el Bajo Sinú. A principio de siglo, los Burgos ya eran importantes políticamente y tenían relación en la gran capital del viejo Bolívar, Cartagena, y el centro del país. Los Burgos son conservadores Ospinistas (del expresidente Mariano Ospina Perez) que era amigo personal del primer patriarca de esta familia, el General Francisco Burgos Rubio desde que combatieron juntos en la Guerra de los Mil Días. Después de él, su hijo, Remberto Burgos Puche se convierte en el jefe del conservatismo de Córdoba que domina hasta 1952, cuando se crea el departamento. A su vez, Burgos Puche, le transfiere su capital político a su sobrino y yerno Amaury García Burgos (que se casa con su hija, Susanita Burgos Pareja) quien llega a ser Ministro de Salud y Congresista durante 20 años. Pero, Remberto Burgos Pareja, hijo de Burgos Puche y primo de Amaury, también quiso jugar en la política y apoyó en los 90 a Julio Manzur, quien era asistente de Amaury en el Congreso y finalmente gana las elecciones y se queda con el poder de los Burgos. Las fichas de Manzur llegan a derrotar a Nora García, hija de Amaury, que aspiró al Congreso en 2002 y luego otra vez en 2006 y se quemó en ambas elecciones. Pero Nora García tuvo una palomita cuando el representante de Manzur que sí llegó en 2006, José de los Santos Negrete, cayó preso por parapolítica (aunque posteriormente fue absuelto y regresó al Congreso). Finalmente, en 2010, Nora vuelve a aspirar al Senado y esta vez se queda con la curul, que sigue teniendo hasta ahora, junto con su ficha en la Cámara de Córdoba, David Barguil, hoy presidente del Partido Conservador. Los García Burgos recuperaron lo que siempre pensaron que Manzur les había usurpado, esa curul, y que creían que realmente les pertenecía a ellos. Al tiempo, la senadora puso a su hijo, Marcos Daniel Pineda García a la Alcaldía de Montería en 2007.

Los De la Espriella

Los miembros de la familia De La Espriella, originarios de Sahagún, Córdoba, conforman un extenso tejido de relaciones que los conecta con los López y los Burgos (de Córdoba), los Guerra (de Sucre), los Díaz Granados (de Magdalena) y los Char (de Atlántico). El patriarca de la familia es Alberto De la Espriella Bula, familiar de una de las familias más tradicionales de Córdoba: los Bula. Hoy, dos de sus bisnietos están en el Senado: María del Rosario Guerra De La Espriella (por el uribismo) y su hermano, Antonio Guerra De la Espriella (por Cambio Radical). Los dos son el resultado de la unión de los Ana María De la Espriella, de Córdoba, con José Guerra Tulena (ex Gobernador) de Sucre que tuvieron siete hijos de los cuales, seis, se casaron con familias de la élite política de la Costa. Además, su primo, Julio Miguel Guerra Soto, también es senador por el viejo Pin. Pero los De La Espriella no son sólo importantes por sus vínculos de parentesco. El tío de estos siete hermanos Guerra de La Espriella es el ex senador, Miguel Alfonso De la Espriella Burgos quién se alió con Mancuso cuando la parapolítica se instaló en Córdoba. Hoy, está condenado.

Los López

A diferencia de los Burgos, la familia López, de origen liberal, obtiene el poder no por la Hacienda, sino por las redes clientelares que armaron basadas en el parentesco. El primer patriarca de la familia es el General Teófilo López, amigo personal del General Rafael Uribe Uribe con quien combatió en la Guerra de los Mil Días, a principios del siglo XX. Sus nietos, Libardo y Edmundo Gómez López, nacidos en el municipio de San Andrés de Sotavento, son quienes heredan su poder político y además de ser congresistas, fundan el partido Mayorías Liberales (de origen rojo), que será el vehículo con el que van a dominar la política en Córdoba hasta que los paramilitares ingresan en el departamento desde 1994 (con las ACCU). Libardo y Edmundo se casan con dos mujeres de la élite conservadora de Córdoba, de la Familia Cabrales, que representan a los godos córdobeses del ala laureanista (Laureano Gómez). El matrimonio no fue bien visto porque Las Cabrales eran la aristocracia, pero finalmente se los aceptaron. Así, Edmundo va al Congreso y es el que le abre a la familia López espacio en Bogotá: es Ministro de Comunicaciones y Justicia de Virgilio Barco. Mientras tanto, sus relaciones con su hermano Libardo, también Senador, eran tensas. Eso es lo que explica que en las elecciones al Congreso en 2010, el hijo de Libardo, Juan Manuel López Cabrales, condenado por parapolítica, enfretara a su esposa Arleth Casado con su primo, Miguel López Gómez, donde finalmente salió elegida Arleth. La explicación es que el vínculo matrimonial triunfó sobre la sangre, con ayuda del factor de la localidad: Miguel no había vivido en Córdoba prácticamente nunca, mientras que Juan Manuel López Cabrales y su esposa siempre mantuvieron la relación directa con Montería. De hecho, Arleth Casado, ex reina de belleza del departamento de Córdoba, es quien asume el rol político exhibiendo el carácter femenino de la calidez, tanto que en Córdoba la describen "como una madre". Casado se reeligió en 2014.

Los Cabrales

El patriarca de esta familia de tradición conservadora es el General Prisciliano Cabrales Lora, muy cercano a Laureano Gómez. Prisciliano Cabrales era un dirigente muy fuerte a quien Laureano Gómez le ofreció el Ministerio de Justicia y la Procuraduría General cuando era Presidente, pero Cabrales no aceptó. A pesar de que la familia no ha tenido recientemente puestos importantes en el Estado, dos de sus sobrinas fueron claves para construir el dominio de la familia López en Córdoba. Ellas son Cristina Méndez Cabrales y Dalila Cabrales, primas entre sí, que se casaron con los hermanos Edmundo y Libardo López Gómez, de origen liberal y que entonces no pertenecían a la aristocracia cordobesa como las Cabrales. Así, el liberalismo se unió con el conservatismo y el movimiento de los López, Mayorías Liberales, logró dominar la política en el departamento hasta la entrada de los paramilitares. Sin embargo, con la reacomodación de la política en las últimas elecciones de marzo del 2014, uno de los descendientes del General Prisciliano López volvió al Congreso. Se trata de su bisnieto, Daniel Cabrales Castillo que llegó al Senado con el uribismo. Cabrales es cercano a Uribe a través de su suegra, María Teresa Hadad, quien hace parte de una de las familias más ricas en el departamento. Ya había sido cónsul en Varsovia de Uribe entre 2006 y 2010. A su regreso fue coordinador de la campaña de Santos en Córdoba, y luego, en 2011, se lanzó a la Alcaldía de Montería con el aval de La U y enfrentándose al grupo de Marcos Daniel Pineda y Nora García Burgos, pero se quemó. Su salida de La U al Centro Democrático ya era pública desde hace varios meses.

Los Elías

El actual senador, Bernardo "Ñoño" Elías viene de una familia tradicional de Sahagún, Córdoba que en los años 80 ingresó a la política nacional con Mario Salomon Nader Náder, que por esa época, creo el movimiento político Mipol y fue congresista durante más de 10 años. En el 2002, le transfirió su capital político a su hijo, Mario Salomón Náder Muskus, hoy condenado por parapolítica. Mientras tanto, el primo de Náder Náder, Jorge Ramón Elías Nader fue gobernador de Córdoba en agosto 1990 hasta junio de 1991, cuando renunció para presentar su nombre al Senado y en ese periodo llegó a ser presidente de esa corporación, en llave con el entonces Representante loriquero Francisco José Jattin (papá de Zulema Jattin, ex senadora, condenada por parapolítica). Elías Nader perdió su curul por el proceso 8.000 durante el gobierno de Ernesto Samper pero se la heredó en el 2006 a su sobrino, hoy Senador, Bernardo "Ñoño" Elías que ese año entró a la Cámara de Representantes por el partido de la U. Antes de recibir el poder de su tio, el "Ñoño" era un ingeniero sin experiencia política pero el capital electoral de su tío le abre las puertas y es suficiente para ser elegido como Senador en 2010 y repetir en el 2014, con la segunda votación más alta del país en el partido de la U, debajo de Musa Besaile, ambos cuestionados por las reparticiones de mermelada en el gobierno de Juan Manuel Santos.

Los Besaile

Sahagún, como "enclave de la diáspora sirio - libanesa" llevó a otro de sus hijos al poder en las elecciones de marzo del 2014: Musa Besaile que ya venía de ser Senador en la legislatura pasada. El papá de Musa, Musa Abraham Besaile Alife llegó en barco desde Siria a Coveñas, Sucre, en 1966. Allí estuvo algún tiempo hasta que se fue a Sahagún donde empezó a trabajar en la finca de la abuela del ex senador Mario Salomón Náder (el tío segundo del "Ñoño" Elías). Llegó a ser capataz de la finca lo que le sirvió para comprar tierras a bajo precio. Su poder económico finalmente se transformó en poder político y sus dos hijos, Musa Besaile y Jhon Moisés Besaile quisieron aprovechalo. En 1998, Musa Besaile intentó llegar a la Cámara de Representantes a través de Mayorías Liberales (el partido de los López) como segundo renglón de Miguel Alfonso De la Espriella Burgos, que en el 2001 firma el Pacto de Ralito con Salvatore Mancuso. Musa no ganó entonces pero si lo logró en las elecciones siguientes del 2002, cuando es cabeza de lista a la Cámara, lo mismo en el 2006 cuando logra la tercera votación más alta del país dentro del Partido Liberal. En el 2008, De la Espriella es condenado por parapolítica, lo mismo que el senador liberal de los López, Juan Manuel López Cabrales. En ese momento, el Partido Liberal en Córdoba sólo tiene un espacio para el Senado que se queda en manos de Arleth Casado, la esposa de López Cabrales. Musa Besaile, al ver que no puede aspirar por el liberalismo, se adhiere al partido de la U y en 2010 es elegido senador. Este año, Musa repitió por ese partido, y se convirtió en el candidato de la U más votado en todo el país, lo que se ha atribuído a la famosa mermelada.

Los Musa

Sahagun, como "enclave de la diáspora sirio - libanesa" llevó a otro de sus hijos al poder en las elecciones de marzo del 2014, Musa Besaile que ya venía de ser Senador en la legislatura pasada. El papá de Musa, Musa Abraham Besaile Alife llegó en barco desde Siria a Coveñas, Sucre, en 1966. Allí estuvo algún tiempo hasta que se fue a Sahagún donde empezó a trabajar en la finca de la abuela del ex senador Mario Salomón Náder (el tío segundo del "Ñoño" Elías). Llegó a ser capataz de la finca lo que le sirvió para comprar tierras a bajo precio. Su poder económico finalmente se transformó en poder político y sus dos hijos, Musa Besaile y Jhon Moisés Besaile quisieron aprovechalo. En 1998, Musa Besaile intenta llegar a la Cámara de Representantes a través de Mayorías Liberales (el partido de los López) como segundo renglón de Miguel Alfonso De la Espriella Burgos, que en el 2001 firma el Pacto de Ralito con Salvatore Mancuso. Musa no gana entonces pero si lo logra en las elecciones siguientes del 2002, cuando es cabeza de lista a la Cámara, lo mismo en el 2006 cuando logra la tercera votación más alta del país dentro del Partido Liberal. En el 2008, De la Espriella es condenado por parapolítica, lo mismo que el senador liberal de los López, Juan Manuel López Cabrales. En ese momento, el Partido Liberal en Córdoba sólo tiene un espacio para el Senado que se queda en manos de Arleth Casado, la esposa de López Cabrales. Musa Besaile, al ver que no puede aspirar por el liberalismo, se adhiere al partido de la U y en 2010 es elegido senador. Este año, Musa repitió por ese partido, y se convirtió en el candidato de la U más votado en todo el país, lo que se ha atribuído a la famosa mermelada.

 

LSV: En últimas, el interés es la búsqueda incesante del poder

Gloria Isabel Ocampo: La apuesta del sistema político es mantener el poder, cómo no perderlo. Pero incluso también de las bases clientelares que buscan cómo adquirir poder. Al darle importancia al clientelismo allá yo no quiero dar la impresión de unos jefes políticos todopoderosos y unas clientelas todosubordinadas. Yo trato de mostrar cómo aún a través del clientelismo, esas clientelas aprenden a negociar, aprenden de la política y además no son sólo clientelas. Ellos no se definen a sí mismos como clientes sino como personas que pertenecen además de las clientelas y a los partidos políticos, pertenecen a otras organizaciones, ongs, asumen identidades diversas, como desplazados, víctimas que les da juego de maneras importantes.

LSV: ¿Dónde entra el poder de negociación con las élites nacionales?

GIO: Por un lado, son las élites regionales las que muestran capacidad para conseguir votos, basándose en organizaciones clientelares que muestran eficacia y por otro, la necesidad que el Centro tiene de los poderes regionales para ganar las elecciones, para elegir altos funcionarios, para pasar sus proyectos, es decir, para gobernar. El Centro necesita de esos poderes aún cuando son considerados como poderes contaminados. Es ahí donde se forma el círculo vicioso, el poder electoral (local) se transforma en gobernabilidad central y a su vez, esa gobernabilidad le retorna en recursos o prebendas a los poderes regionales. Y ese aporte electoral es lo que viene a reforzar esos poderes regionales y empezar otra vez el ciclo.

LSV: ¿Es Córdoba diferente al clientelismo de otras regiones?

GIO: En Córdoba, hay que pensar en factores subjetivos como la capacidad política de ciertos políticos para saberse situar. Si se mira la trayectoria de los López, por ejemplo, los más viejos se casaron con mujeres de la élite conservadora monteriana, lo cual los sitúa en el ámbito regional y local. Pero además, establecen relaciones de amistad en Bogotá, porque estudiaron allá, algo que es muy importante para los políticos de la provincia y que aún juega hoy en día. Por ejemplo, David Barguil, representante a la Cámara de Córdoba por el partido Conservador, hoy es novio de la hija del expresidente César Gaviria, María Paz y Marcos Daniel Pineda empezó trabajando con Uribe en Bogotá y estudió allá. Por eso, la manera como ellos se van relacionando con las élites de orden nacional es un factor que los posiciona frente al centro político.

LSV: Pero al mismo tiempo puede jugar en contra como en el caso del primo de Juan Manuel López Cabrales, Miguel López Méndez, que se vino a estudiar a Bogotá y perdió ese vínculo de localidad y terminó beneficiando a la esposa de López, Arleth Casado a la hora de heredar el poder político de la familia.

GIO: Si uno mira qué pesa más, si el parentesco o la localidad a la hora de elegir a los sucesores de políticos, yo pensaría que el parentesco es prevalente, además porque tiene muchas garantías como la lealtad. Pero la localidad cimenta las relaciones y ofrece los lugares específicos del ejercicio del poder.  En Córdoba, los sucesores se eligen por las líneas de preferencias en las líneas de parentesco, básicamente las esposas y los hijos. Solamente si no hay parientes susceptibles de asumir la política, se recurre a no parientes (que fue lo que hizo Zulema Jattin, cuando renunció al Senado y nombró a Martín Morales Diz como su representante en la política, mientras su propio hermano se foguea y de hecho ya es alcalde de Lorica).

El caso de Miguel López Méndez y Arleth Casado es muy interesante porque se enfrentaron el principio de la localidad y parentesco y las relaciones de filiación y alianza: Arleth Casado puesta por su esposo y Miguel López, su primo, un hijo de uno de los fundadores de Mayorías Liberales, por su tío Edmundo. Cada uno en la familia se sintió con derecho a poner su propio candidato.

En Córdoba la gente decía: “Edmundo puso a su hijo a la candidatura al Senado porque él es el López y ella es Casado de López y el poder debe permanecer en la casa de los López Gómez. Sin embargo, el triunfo fue para Arleth. Yo lo que entiendo es que Miguel carecía de los nexos de localidad.

Es decir, la gente sólo le entrega el voto a un candidato cuando tiene significación local y Miguel aunque tenía un “derecho” por sangre para ocupar el lugar de Juan Manuel López Cabrales, no había residido en Córdoba nunca prácticamente y era visto como un forastero entonces no tenía los vínculos cotidianos, afectivos y simbólicos que se requieren para obtener un papel en la política cordobesa.

LSV: Pero hay contraejemplos.

GIO: Claro que ahí hay contraejemplos. En las elecciones de este año, Sarah Piedrahita Lyons, una prima del gobernador Alejandro Lyons, resultó elegida y es una niña que había sido reina de belleza de Córdoba y que no vivía en Córdoba, que no tenía lazos. Pero que yo creo que su triunfo digamos pone de relieve, la preeminencia del parentesco sobre la localidad pero también muestra los cambios que se están dando en la política cordobesa, sobre todo al nivel del clientelismo.

LSV: Hablando de localidad, ¿el caso de Sahagún es una excepción?

GIO: Yo pienso que Sahagún más que una excepción es un caso ejemplar. El poder político en Sahagún, que es desproporcionado en relación con lo que es el pueblo, su demografía y condiciones socioeconómicas, no aparece de la nada. Es un pueblito que fue recogiendo las élites pueblerinas y subregionales que se formaron en el sur de Bolívar desde la segunda mitad del siglo XIX. Esas élites se fueron enriqueciendo a través de la ganadería, el cultivo de tabaco y del comercio y lograron cierta representatividad en Cartagena, que era la capital del Gran Bolívar, como se le decía entonces al estado de Bolívar. Sin embargo, la región carecía de representación y reconocimiento por parte de Cartagena. Entonces, cuando se crea el departamento de Córdoba en 1952 hay un reacomodamiento, no una sustitución, de esas élites políticas y esa élite que se había ido conformado como los Bula, los López, los De la Espriella, se integra a la élite tradicional del Bajo Sinú, es decir, a los Burgos y los Martinez y otras familias importantes.

Todos ellos vienen a constituir la clase política que al crearse el departamento viene a ser la clase política departamental, ya no sólo la clase política de una subregión del Gran Bolívar. Pero por la importancia que tienen allá los lazos de vecindad, de localidad y de parentesco, los jefes políticos de la Sabana mantienen una relación muy cercana con Sahagún y eso es lo que yo creo que les permite la creación de esas redes de parentesco y de poder en el municipio. En últimas, Sahagún condensa la triangulación entre localidad, parentesco y poder político.

Hace poco yo fui a Sahagún y fui a ver la casa de los Besaile (senador Musa Besaile). Los políticos van permanentemente a sus casas y la relación de la población con los políticos es una cosa que no nos las imaginamos. Yo no conozco a ningún líder de Medellín que se levante y diga voy a mañanear, refiriéndose que va a levantarse temprano, para ir a la casa de “mi Senador”. En cambio allá esas casas son de puertas abiertas. Lo mismo pasa por ejemplo con la casa de los López Cabrales, que ahora es una mansión en El Recreo, que es el barrio de la clase alta en Montería. También es de puertas abiertas, donde pueden entrar los líderes a tomar café. Eso parece una feria.

LSV: Esa dificultad de comprensión de cómo funciona la política en Córdoba para el resto del país, la relata en el libro con una anécdota muy simpática del expresidente Alfonso López Michelsen

GIO: Eso fue un gobernador de Córdoba, nombrado por el presidente Alfonso López Michelsen que le estaba tratando de explicar minuciosamente cómo se reparten los cargos entre los distintos grupos políticos, que esa es la manera de gobernar allá. Entoncess fue cuando López Michelsen se exaspera y le dice, “yo no entiendo nada de bulistas, de escobardistas, ni de liberdistas ni de piragueros. Lo nombré a usted para que gobierne y mande”.

Por un lado, yo creo que muestra la imposibilidad del centro político para entender la política regional, pero también creo que era una manera de decirle “lo local lo maneja usted”. Eso es muy importante porque subraya la manera de articulación entre el ámbito regional y el ámbito nacional.

LSV: ¿Cómo se da esa articulación?

GIO: En el ámbito regional, los jefes políticos ponen los votos, esa es su función y gobernar. Las distribuciones de los puestos se hacían en la política local. Pero yo creo que la dificultad para comprender esas movidas estriban en los esquemas que usamos para analizar la política, como campo especializado y situado arriba de la vida cotidiana. Pero si uno mira la manera como el poder y la política están imbricados en la vida cotidiana, entonces hechos aparentemente sin importancia van a adquirir significado.

LSV: Un ejemplo

GIO: Por ejemplo, yo en el libro cito un video reportaje que hicieron sobre la ganadería del Senador Musa Besaile en la fiesta del 20 de enero, donde se realizaban las famosísimas corralejas. Besaile iba a ofrecer como unos 20 toros de lidia para las corralejas, que era lo que hacían los hacendados antes, dar los toros para las corralejas. Pero la manera en que se presenta a Besaile (que incluso yo creo que casi que contrató el reportaje) es muy reveladora de los nexos y lealtades que son absorbidas por la política donde la imagen del político contemporáneo se confunde con la del hacendado. El periodista dice, “él [Besaile] no sólo es un ganadero entusiasta, aficionado a la fiesta brava sino también es Senador de la República”. Para el periodista lo secundario es que él sea un Senador. Lo importante es la figura de continuidad entre el poder hacendatario y el poder electoral.

LSV: Pero Musa Besaile no sólo ganó las elecciones en marzo por el partido de la U sino también gracias a la “mermelada”.

GIO: El partido de la U es considerado en Córdoba como una alianza aleatoria entre facciones que no tenían cabida en Mayorías Liberales. La U, como la parapolítica, surgen de la necesidad que tenían facciones o jefaturas más débiles frente al movimiento dominante, Mayorías Liberales a quien no lograban derrotar. Los políticos minoritarios encontraron tanto en las AUC como en Uribe (cuando era el Partido de la U), el aglutinante externo que les permitió unirse y vencer a Mayorías Liberales a través del Partido de la U. Es decir, el Partido de la U no rompe el esquema bipartidista de Córdoba. Es importante, son quienes mandan hoy. Pero la gente los sigue viendo como alianza que podría ser inestable de fuerzas minoritarias.

No sabemos qué pueda pasar hacia adelante. Dicen que córdoba es paramilitar y uribista. Pero yo pienso que ni lo uno ni lo otro. Lo que pasa es que lo que jugó en ambos casos fue que tanto los paras como Uribe se integraron en la política regional, le sirvieron a grupos políticos minoritarios y facciones para unirse para integrarse y vencer al grupo dominante que hasta entonces había sido Mayorías Liberales (de los López). Esa fue la función que cumplieron, sin entrar a hacer parte de lo que es la política cordobesa que siguió su curso después de Uribe y del paramilitarismo como había sido siempre, basada en los intercambios clientelistas. Siempre concertando.

LSV: ¿Por qué habla del caso particular de Álvaro Uribe?

GIO: Uribe entró al Gobierno con un discurso en contra de la politiquería y el clientelismo. Pero lo que yo veo con el caso de Córdoba es que lo que él hizo fue tratar de apropiarse del poder de los jefes políticos regionales, por ejemplo, usando como dispositivos los consejos comunitarios. Allí, él entraba a hacer una negociación directamente con la gente y yo creo que con esta decisión, Uribe buscaba el reforzamiento del poder presidencial. Pero produjo un giro en la percepción del clientelismo: el Presidente aparecía como el “gran dador”, él iba y él era el que distribuía, él era el que entregaba. Uribe trató de sustituir y apropiarse de los recursos simbólicos y materiales que tenían los jefes regionales. Y entonces, el clientelismo ya no aparecía como una relación informal entre “caciques y gamonales” con individuos y grupos marginalizados. No era ya una relación al margen del Estado, no regulada y desprovista de institucionalidades. Era un intercambio entre los ciudadanos y el jefe del Estado. Así, el clientelismo se legitimó y se inscribió en el centro mismo del poder.

LSV: ¿Y qué pasó con Santos?

GIO: Los resultados de 2014 revelan las continuidades en la política: el papel del parentesco, el papel del faccionalismo. Se reacomodó la política pero yo pienso que sigue el mismo sistema de poder de desigualdad, no ha habido cambios dramáticos. La lógica de la política cordobesa es el mantenimiento de los poderes regionales. Uribe le dio modalidad distinta al clientelismo, una presentación distinta. Pero siempre ha estado operando. Con Santos ha habido un renacer de los jefes políticos regionales.

Yo estaba a punto de finalizar el libro cuando apareció la distribución de recursos que se hizo antes de las elecciones presidenciales donde los mayores beneficiarios de esa distribución fueron el “Noño” Elías y Musa Besaile, dos hijos de Sahagún. Ellos tuvieron las asignaciones más importantes. Cuando yo vi eso, vi operando el mismo sistema. Ellos pusieron votos y fueron retribuidos con recursos estatales de una manera muy generosa. Con Santos vuelve a operar perfectamente el esquema del centro político que utiliza la capacidad electoral de jefes políticos regionales y los retribuye con recursos con los que ellos vienen a fortalecerse otra vez.

La política siguió su curso. Cada uno de parapolíticos que habían renunciado o que condenaron, escogieron a sus sucesores. Es que eso ya había pasado, en el proceso 8.000.

LSV: ¿Cómo operó en esa época?

GIO: El Ñoño Elías heredó el capital político de su tío, Jorge Ramón Elías Nader, quien perdió su curul en el proceso 8.000; Zulema Jattin, heredó el capital político de su papá, que fue también condenado en el proceso 8.000; y Flora Sierra de Lara, una parlamentaria importante de Córdoba también reemplazó a su marido Jaime Lara Arjona, que lo habían destituido en el proceso 8.000. Esto ya había pasado en Córdoba y lo que hicieron entonces, como ahora, fue nombrar a sus parientes o sucesores para que les dieran continuidad a las familias en la política. La política, después de la parapolítica, siguió los mismos cauces. No cambió nada, sólo cambiaron los actores.

LSV: ¿El clientelismo se renueva pero no se desbarata?

GIO: Lo que persiste es el sistema de poder, de desigualdad. El clientelismo como articulador entre poderes regionales y política. Cambian algunos elementos pero la situación se mantiene.

Por ejemplo, yo veo que ahora las relaciones sociales sociales se monetarizan cada vez más y eso influye en la política. Por eso, la compra de votos parece ser una práctica creciente en las relaciones políticas de Córdoba que antes era más un intercambio de otras cosas. Pero, hay que abstenerse de dar una mirada moralizante, hay que ver la política como es. Córdoba no es una excepción.

LSV: ¿Es más bien la regla?

GIO: Yo use a Córdoba como un microscopio pero lo que vemos aquí nos revela los límites del Estado en cualquier parte del país y nos muestra como funciona el poder en cualquier parte. Lo importante es que no existe un centro moderno y legal frente a periferia premoderna y proclive a la ilegalidad sino que lo que trato de mostrar es que las realidades locales se construyen en permanente interacción con el centro político y que esas características que operan en ámbitos locales y regionales no son tan distintas a las que vemos en otros niveles incluyendo el centro político.

Por ejemplo, los Gaviria, los hermanos Galán, o el mismo Martín Santos. O David Barguil, que ha hecho un discurso nacional, es el novio de Maria Paz Gaviria. No es deliberado. Es el resultado de las relaciones que se establecen dentro del círculo cerrado de las mismas élites políticas.

*Fuente: Gloria Isabel Ocampo

Comentarios (13)

M. C. Rodriguez

11 de Enero

0 Seguidores

Artículo con varios descuidos de corrección y de edición.
La SV pareci...+ ver más

Artículo con varios descuidos de corrección y de edición.
La SV pareciera no asumir estos requisitos mínimos siempre previsibles.

¿Estupendo artículo aunque termina en punta?

Uvo

11 de Enero

0 Seguidores

jeje todo esto de las relaciones de poder y politica, el gato lo vive describ...+ ver más

jeje todo esto de las relaciones de poder y politica, el gato lo vive describiendo perfectamente y con una prosa extraña, pero audaz. A mi me parece fascinante este tipo artículos porque vislumbran un gran esfuerzo detrás (formación en antropología, 14 años de ejercicio) para racionalizar y estructurar algo silvestre y ordinario que se presenta a todo nivel de la sociedad, como lo es la prevalencia y preferencias de la familia o el parentesco sobre el "colectivo", sobre la "democracia". Este asunto ordinario, que a mayores niveles de juego es inconsciente, a nivel local, por ejemplo, como un negocio familiar, se destaca como payaso en sepelio. Todo esto funciona bajo los principios del del ego colectivo que describe Eckhart Tolle

Uvo

11 de Enero

0 Seguidores

jeje todo esto de las relaciones de poder y politica, el gato lo vive describ...+ ver más

jeje todo esto de las relaciones de poder y politica, el gato lo vive describiendo perfectamente y con una prosa extraña, pero audaz. A mi me parece fascinante este tipo artículos porque vislumbran un gran esfuerzo detrás (formación en antropología, 14 años de ejercicio) para racionalizar y estructurar algo silvestre y ordinario que se presenta a todo nivel de la sociedad, como lo es la prevalencia y preferencias de la familia o el parentesco sobre el "colectivo", sobre la "democracia". Este asunto ordinario, que a mayores niveles de juego es inconsciente, a nivel local, por ejemplo, como un negocio familiar, se destaca como payaso en sepelio. Todo esto funciona bajo los principios del del ego colectivo que describe Eckhart Tolle

Gustavo Adolfo

11 de Enero

0 Seguidores

Excelente trabajo, por este artículo se nota que se realizó un trabajo cient...+ ver más

Excelente trabajo, por este artículo se nota que se realizó un trabajo científico y cuidadoso para elaborarlo, me pregunto si el libro también incluye alguna explicación de las relaciones económicas y por qué la región presenta niveles de pobreza tan elevados.
¿Donde se puede comprar el libro?

DIDUNDI

11 de Enero

3 Seguidores

50 líderes mundiales encabezaron hoy la marcha x la libertad en el país cuna...+ ver más

50 líderes mundiales encabezaron hoy la marcha x la libertad en el país cuna d la Libertad y los derechos humanos después del sept 11 francés. Q' viene ahora?, d seguro réplicas menores en otras partes del mundo apoyando la Libertad d TODO. Se repite la misma historia del Sept 11 americano y la lección se aprendió?. Yo diría q No. Los muertos serán otra estadística + en unos días y el libertinaje periodístico tanto allá como acá seguira pregonando libertades mientras llega el nuevo motivo d solidaridad mundial.

3 millones d Europeos se solidarizaron no se si con Francia o con CH, como sea, ya me imagino n Colombia a la oposicion retomando Una vez + Las banderas d las dignidades promoviendo + odios, rencores, incluso hasta nuevas Movilizaciones. Ya veran.

PD:- no compro Ni leo libros d periodistass oportunistas disfrazados d escritores para sacar reditos economicos con temas tan trillados q no aportqn Absolutamente nada Nuevo q valga la penA. En RCN TV son expecialistas dl tema.

Miguel portacio salguedo

13 de Enero

0 Seguidores

El clientelismo y la corrupcion van de la mano, la ecuacion simple de esta for...+ ver más

El clientelismo y la corrupcion van de la mano, la ecuacion simple de esta formula la completa la pobreza. No hay otra explicacion. Falto el departamento de Bolivar, para sorprenderse...

sanitplus

13 de Enero

0 Seguidores

¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE ...+ ver más

¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!
¡¡¡REVISEN LOS ENLACES DE LOS NOMBRES!!!

Carlos Quijot

13 de Enero

0 Seguidores

Todos Turcos, un país desangrado por extranjeros.

Todos Turcos, un país desangrado por extranjeros.

Henry Castro Gerardino

14 de Enero

140 Seguidores

El artículo describe lo más superficial del asunto pero no ahonda en las rai...+ ver más

El artículo describe lo más superficial del asunto pero no ahonda en las raices del problema. El cordobés vive el presente y poca importancia le da al futuro, añora vivir con cierta extravagancia y el dinero, especialmente el del Estado, es para disfrutarlo y es válido apropiárselo. No son los únicos ni los más aventajados, pero no sufren de remordimientos morales y alardean de esa capacidad de ganar el dinero fácil. Los políticos le hacen creer a los votantes que algún día los hijos de ellos podrán asumir posiciones de mando y alcanzar cargos que todos envidian. Los discursos son primarios, alientan la rivalidad con los contrincantes, convocan la lealtad como principio de continuidad y prevalencia. Poco se habla de la situación del país, nunca se menciona la pobreza de las mayorías, pero si se rememoran las ayudas a las veredas a los barrios y a las personas. La gente del común no les cree pero vota por lealtad con los aspirantes y para prevalecer frente a los demás municipios.

bonita

27 de Enero

0 Seguidores

SV por favor haga trabajo de edición, hay errores.
lo más preocupantes ...+ ver más

SV por favor haga trabajo de edición, hay errores.
lo más preocupantes son los errores de la escritora: clases de geografía coveñas es SUCRE no Córdoba como aparece en el cuadro de la familia besaile.
confunde apellidos, etc, si lleva 14 años investigando creo que necesita otros 14 más para q sea un trabajo serio

bonita

27 de Enero

0 Seguidores

SV por favor haga trabajo de edición, hay errores.
lo más preocupantes ...+ ver más

SV por favor haga trabajo de edición, hay errores.
lo más preocupantes son los errores de la escritora: clases de geografía coveñas es SUCRE no Córdoba como aparece en el cuadro de la familia besaile.
confunde apellidos, etc, si lleva 14 años investigando creo que necesita otros 14 más para q sea un trabajo serio

Natalia Arenas

29 de Enero

625 Seguidores

Hola Bonita. Vamos a corregir el error de Sucre. Pero, ¿Qué otros errores en...+ ver más

Hola Bonita. Vamos a corregir el error de Sucre. Pero, ¿Qué otros errores encontraste? 

Angel Macias

03 de Junio

0 Seguidores

Excelente articulo, a toda esa gente que critica errores previsibles de ortog...+ ver más

Excelente articulo, a toda esa gente que critica errores previsibles de ortografia y edicion que en nada afectan el mensaje final del reporte les pregunto ¿realmente es valido atacar la información contenida en el mismo solo por falta de "," o tildes?
Personalmente no comparto esa apreciacion, y por informes como este es que me convenzo más de que vale la pena apoyarlos y ser un superamigo cuando se abra de nuevo la convocatoria

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia