Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 27 de Diciembre de 2016

2916

0

El 2016 terminó con varios personajes que arrancaron el año con el pie derecho y lo terminaron con el izquierdo. Este es el top:

1

Richard Aguilar

Pese a que Richard Aguilar metió todo su capital político en la reelección de Santos en 2014 con la esperanza de que en 2016 el Presidente le diera un cargo en su gabinete, a Richard Aguilar nada le ha salido como esperaba este año.

Aunque estuvo en el sonajero para dirigir el poderoso Departamento de Prosperidad Social (DPS) y también se rumoró que llegaría a dirigir el Sena, al final no obtuvo ninguno de esos cargos, y en su lugar, Santos negó que estuviera considerando su perfil en una reunión con periodistas en Santander, y tampoco lo volvió a recibir por la puerta grande en el Palacio de Nariño.

Este año Aguilar ha pasado casi que anulado en el mapa de poder, y a excepción de la salida pública que hizo con el Vicepresidente Germán Vargas Lleras en la que quedó en el aire su eventual alianza con Cambio Radical, nada se ha sabido de él.

 
2

William Villamizar

A principios de agosto el Consejo de Estado decretó la pérdida de investidura del gobernador de Norte de Santander, William Villamizar, por haber aprobado un acuerdo cuando era concejal de Cúcuta en 2002.

El golpe estremeció a los políticos de ese departamento, porque no solo dejó tambaleando la estructura que ese mandatario representa y además de ser una de las más poderosas de la región, puso en jaque su continuidad en la Gobernación.

Aunque Villamizar ha interpuesto varios recursos para mantenerse en el cargo, todo el camino está abonado para que en los próximos meses deje su cargo por el fallo.

 
3

Barrancabermeja

A principios de febrero el presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, anunció la suspensión indefinida de la modernización de la Refinería en Barrancabermeja, por el descalabro de Reficar.

Con esa noticia, la economía del segundo más grande de Santander detrás de Bucaramanga, que se había preparado para la llegada de nuevos inversionistas con inversión en infraestructura (tanto hotelera como de vivienda), con el reforzamiento de las empresas, capacitación de personal y hasta con la inauguración de centros comerciales y restaurantes, entró en caída libre: el 2015 cerró con 37 firmas que se acogieron a la ley de insolvencia, varias de ellas entre las 20 más grandes de la ciudad y la Cámara de Comercio calcula que uno de cada tres empleados de la industria fue despedido, y que la tasa de desempleo en el municipio triplica al promedio nacional.

 
4

El Santísimo

El Ecoparque Cerro del Santísimo, la controvertida obra a la que el exgobernador de Santander Richard Aguilar le metió $55 mil millones de los cuales $42 mil fueron de regalías, va camino a convertirse en un elefante blanco.

Según el reporte oficial de la Corporación Panachi -organización que administra el parque- de enero a mediados de octubre a visitar ese proyecto ingresaron 198 mil personas pagando, cuando la proyección para este año estaba en 385 mil; además, empresarios que habían invertido con restaurantes empezaron a cerrar porque les inflaron las expectativas.

 
5

Édgar 'El Pote' Gómez

Aunque según los acuerdos de 2014 la presidencia de la Cámara para el tercer año legislativo sería para Édgar 'el Pote' Gómez, una revuelta liberal impulsada por su coterráneo Miguel Ángel Pinto y por el nortesandereano Alejandro Carlos Chacón (cada uno en esquinas opuestas), lo dejó viendo un chispero.

El hecho de que no le hayan cumplido con ese compromiso, le pegó doble porque además de dejarlo sin ese cargo en un año coyuntural para la paz, le dejó sin su principal empujón para lanzar su aspiración al Senado.

Aunque el Pote mantiene su aspiración al Senado, se le empantanó aún más el camino porque a la postre Pinto anunció que también saltará en 2018, y teniendo en cuenta que tendrá que competir votos en Santander también con Jaime Durán y Horacio Serpa, entre todos apretaron sus posibilidades porque Santander ha alcanzado a impulsar máximo tres senadores liberales.

El Representante dice que tiene votos por fuera del departamento y que con su reforzada en Barranca tiene como competir. En 2018 se sabrá si le alcanza sin tener el pantallazo de la presidencia de la Cámara detrás.

 
6

Juan Fernando Cristo

La victoria del No en el plebiscito en los dos santanderes, dejó como uno de los grandes perdedores al ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, quien además de que demostró que no es profeta en su tierra y que está lejos de ser considerado un cacique en Norte de Santander, porque como nos lo dijeron varias fuentes, se ha dedicado más a acumular poder que a trabajar por la región, quedó mal parado frente al Presidente Santos.

Ese resultado también sirvió para el Vicepresidente Germán Vargas Lleras le echara pullas y para que se convirtiera en uno de los culpables visibles de la derrota del plebiscito.

 
7

Elkin Bueno Altahona

El 31 de marzo la Fiscalía emitió orden de captura contra el exalcalde de Barrancabermeja, Elkin Bueno Altahona, por sus presuntos vínculos con el Bloque Central Bolívar de las extintas Autodefensas y eso, como contó La Silla Santandereana, inició el ocaso de su carrera política.

Aunque un fiscal delegado ante el tribunal de Cundinamarca unos meses más tarde revocó la medida por considerar que las pruebas con las que pidieron la captura no eran contundentes e incluían testimonios que se contradecían, su privación de la libertad lo sacó de la vida pública en Barranca, donde antes de su captura estaba moviendo su fuerza política con miras a poner candidatos en 2018 y 2019.

 
8

Juan Manuel Corzo

Como contó La Silla Santandereana desde que el senador conservador Juan Manuel Corzo perdió el pulso por la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental, Corponor, entidad que había tenido en sus manos los últimos 16 años, su poder burocrático quedó desinflado.

La única cuota que ha recibido en compensación está en Cenabastos -la central de abastos de Cúcuta- considerada una entidad sin poder burocrático decisivo.

El poder que ha perdido en su natal Norte de Santander es tanto, que ya dejó de ser considerado uno de los caciques conservadores y de hecho para las legislativas de 2018 las apuestas sobre si volverá a elegirse en una curul están en su contra.

 
9

El Catatumbo

La victoria del No en el plebiscito desinfló al Catatumbo en 2016. Esa subregión de Norte de Santander que vive en medio de la guerra y tiene presencia de las Farc, el ELN y un reducto del EPL, fue la única que votó Sí a los acuerdos de paz con las Farc.

En el resto de municipios de Norte de Santander, a excepción de Labateca y de Durania, arrasó el No. “Unos son los que vivimos la guerra, y otros los que deciden”, le dijo a La Silla un campesino del Catatumbo el día que ganó el No.

 
10

La Frontera

La crisis de la frontera que estalló en agosto del año pasado con el cierre del paso entre Venezuela y Colombia, y que las primeras semanas de diciembre nuevamente se quedó sin paso, fue atendida a medias por el Presidente Juan Manuel Santos.

Como contó La Silla Santandereana, el Gobierno de Santos solo actuó para apagar el incendio y cuando se desató la segunda crisis políticos y congresistas locales así como ciudadanos le reclamaron al Presidente el abandono de su región.

Hoy todos los proyectos (a excepción del primer tramo de la 4G Bucaramanga - Pamplona) siguen en veremos.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia