Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita Vélez · 04 de Noviembre de 2016

4083

3

La semana pasada, varios miembros de las iglesias cristianas evangélicas viajaron a La Habana para discutir con la delegación de las Farc sus propuestas para renegociar los acuerdos.

Fueron la senadora liberal Viviane Morales de la Iglesia Casa Sobre la Roca y el líder cristiano Carlos Alonso Lucio, que es su esposo; Carlos Acosta del Movimiento Libres; el pastor Pablo Moreno en representación del Consejo Evangélico Colombiano, Cedecol; y los pastores Héctor Pardo, Jhon Milton Rodríguez y Eduardo Cañas en representación del Pacto Cristiano por la Paz, que incluye a la Iglesia Misión Carismática Internacional, afín al uribismo.

De ese listado hay dos datos que revelan la división que hay en Cedecol, la confederación que representa a más de la mitad de las iglesias cristianas evangélicas del país, con 266 organizaciones.

El primero es que Casa Sobre la Roca, la iglesia de la senadora Morales, hace parte de Cedecol, pero ella no fue en representación ni de esa confederación ni de su iglesia.

Fue en calidad de senadora, como le confirmó ella misma a La Silla.

“Me gustó lo que les propuso a los de las Farc, pero ella no fue en representación de Casa Sobre la Roca”, nos dijo el pastor Darío Silva, representante de esa Iglesia.

Dentro de Cedecol, sobre todo para iglesias que votaron por el Sí, que Viviane haya asumido la vocería de los cristianos no cayó bien.

“Nosotros le ayudamos recolectando firmas para su referendo pero eso no le da a ella el derecho de asumir la vocería”, le dijo a La Silla una persona que pertenece a Cedecol y que pidió no ser citada.

“Ella hace parte de una vertiente, no de todo el río”, le dijo a La Silla otra alta fuente de la Cedecol y que pidió que no dijéramos su nombre porque “es algo delicado aquí adentro”.

El segundo dato, que ha pasado bajo el radar, es que los tres pastores que fueron en nombre del Pacto Cristiano por la Paz, que incluye a la Misión Carismática Internacional, la Iglesia que hoy tiene dos congresistas en el Centro Democrático, antes eran los “garantes” de Cedecol.

Es decir, eran los encargados de revisar que las propuestas que presentaron las dos comisiones de la Mesa de Diálogo de Cedecol, sí representaran el pensamiento de esa confederación y de entregarlas en Presidencia.

Pero como nos confirmaron dos fuentes de Cedecol por aparte, “ellos comenzaron a acercarse a la Misión Carismática Internacional y nosotros a esto no le queremos meter política”, nos dijo la fuente.

Uno de los garantes, Héctor Pardo, nos confirmó que sí se reunieron con un grupo de 800 pastores que se hace llamar “Grupo Apostólico” y que ahí había representantes de la Misión Carismática Internacional.

“El hecho de que pertenezcamos a Cedecol no significa que tengamos que hipotecar la conciencia”, nos dijo el pastor Pardo. “Nosotros siempre hemos estado con el No.”

De hecho, fue en esa reunión del “Grupo Apostólico” en la que esos pastores fundaron el “Pacto Cristiano por la Paz”, que, como contamos, presentaron propuestas mucho más radicales que las de Cedecol.

Pardo también nos aclaró que: “la función de nosotros como veedores era entregarle al Gobierno las propuestas de Cedecol y hasta ahí”.

Como Cedecol nunca se quiso meter en la misma bolsa que la MCI, al punto de que, como contamos se reunieron por aparte con el presidente Santos,  que sus garantes ahora estén con otro grupo de cristianos tampoco cayó bien adentro y refuerza todavía más la idea de que al ser una confederación tan grande, es difícil que haya una sola voz que asuma la vocería de todos.

El pastor que sí los representó, Pablo Moreno, le contó a La Silla que las reuniones en La Habana fueron “hacia todos por igual y logramos llevar las inquietudes de los de Cedecol”.

En todo caso, el hecho de funcionar de una forma mucho más atomizada que la Iglesia Católica, muestra lo difícil que va a ser que todas las iglesias cristianas queden contentas con cualquier acuerdo que se logre con las Farc.

Comentarios (3)

jquijanor

04 de Noviembre

0 Seguidores

Las iglesias evangélicas  son exactamente iguales al "sancocho nacional"...+ ver más

Las iglesias evangélicas  son exactamente iguales al "sancocho nacional"  con multiples  "pastores"  alienando más este pueblo, manipulando, confundiendo y buscando  beneficios personales,  esa mezcla explosiva de religión y política no es conveniente en un país tan ignorante, retrógrado y polarizado.

 

Marleny Barrera López

05 de Noviembre

5 Seguidores

Curioso, acordar con Farc derechos fundamentales que pasan es por la Corte Constitucional, dándoles un poder que nunca soñaron, pactar el concepto de familia. Lo único que se podría revisar es la expresa alusión de la víctimas por su orientación religiosa, porque retirar reconocimiento de víctima a la comuidad LGBTI que lo hayan sido, no es posible.   

Curioso, acordar con Farc derechos fundamentales que pasan es por la Corte Constitucional, dándoles un poder que nunca soñaron, pactar el concepto de familia. Lo único que se podría revisar es la expresa alusión de la víctimas por su orientación religiosa, porque retirar reconocimiento de víctima a la comuidad LGBTI que lo hayan sido, no es posible.   

Daniel Alfonso Rey M.

07 de Noviembre

0 Seguidores

El Pr. D. Silva, ex periodista, en su programa de TV sabatino "Hechos y Cróni...+ ver más

El Pr. D. Silva, ex periodista, en su programa de TV sabatino "Hechos y Crónicas" (Canal 1): "Pido perdón al país si alguna vez fui sectario en política." Su noticiero Noticolor lo llamaban "Lambicolor" porque adulaba al Pdte. Turbay Ayala, el Gran Manzanillo, que amangualado con el historiador A. Forero Benavides "tumbó" a su socio capitalista J.J. García en lo de la Cervecería Andina.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia