Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 02 de Julio de 2017

2449

4

Cuatro meses después de que el Polo Democrático expulsó al concejal de Bogotá Venus Albeiro Silva, éste busca un partido para sobrevivir políticamente y lanzar a su hija Katherin a la Cámara en 2018. Aunque dice haber explorado varias opciones, su decisión está sobre todo entre el Partido Liberal y Cambio Radical. Pero no está claro que lo acepten ni que logre poner los 30 mil votos que se propone.

La posibilidad de irse a uno de esos dos partidos la anunció hace una semana durante la convención de Opción 7, el movimiento que creó con unos amigos hace 20 años en la localidad de Bosa, donde tiene su fortín, y que le sirvió de plataforma para meterse en el Polo.

Silva fue expulsado de ese partido luego de que hace un año salvó el Plan de Desarrollo del alcalde Enrique Peñalosa, que incluía la autorización para vender la ETB. Él era ponente y las sesiones estaban a punto de terminar, por lo que el Polo le pidió que presentara su ponencia a última hora, con el fin de que no quedara tiempo para el debate, el proyecto se hundiera y Peñalosa no pudiera vender la empresa, que en su mayor parte es pública.

El concejal se negó argumentando que no quería jugar sucio, aunque en el trasfondo estuvo su intención de logar que se incluyeran en el Plan obras que beneficiaban a Bosa, y por lo tanto a su electorado más cercano. Así permitió que siguiera el trámite, y días después el Plan fue aprobado.

Eso llevó a un choque tan fuerte con sus antiguos colegas, que el excandidato del Polo a la Alcaldía Aurelio Suárez lo denunció penalmente con el argumento de que las obras por las que el concejal se habría volteado lo beneficiaban a él directamente.

Por eso Silva ya no es parte de la bancada del Polo. Pero como el partido no puede quitarle la curul, se mantiene en ella y con más libertad ha intentado jalonar proyectos para Bosa de la mano de la Alcaldía, a la que el Polo le sigue haciendo oposición.

Además tiene la intención de crecer políticamente, por lo que insistirá en lanzar a su hija a la Cámara, como ya lo hizo infructuosamente por el Polo en 2014.

Para lograrlo necesita otro partido, al que le aportaría los votos que le da su trabajo de formación cultural en barrios del sur de Bogotá. Eso lo hizo por más de una década a través de las fundaciones Chiminigagua y Coddiarcupop, que fueron contratistas frecuentes del Distrito y estuvieron en la mira de la Contraloría y la Fiscalía por presuntas irregularidades. Y aunque hoy no tienen contratos públicos, mantienen su labor con grupos de teatro y sus integrantes lo siguen apoyando, le dijo Silva a La Silla Cachaca.

Su apuesta es que lo sigan reconociendo por apoyar esas iniciativas, y considera que puede hacerlo prácticamente desde cualquier partido. “Con los compañeros del movimiento definimos que podemos meternos en cualquiera, menos el Centro Democrático”, explicó.

Las opciones

Silva nos dijo que él y su hija han hablado con directivas de partidos y con candidatos al Senado con los que ella puede hacer llave.

Entre los liberales ya se sentaron con la representante Olga Lucía Velásquez, que dará el salto al Senado y está en busca de fórmulas para la Cámara en Bogotá; y con Juan Luis Castro Córdoba, hijo de la exsenadora Piedad Córdoba, que aspirará de nuevo al Senado luego de que en 2014 se quemó con 23 mil votos.

 

En Cambio Radical comenzó a hablar con el excontralor y exrepresentante por Bogotá Ovidio Claros, que será candidato al Senado y que, como lo contamos en La Silla Cachaca, ya tiene una fórmula a la Cámara en la ciudad: Santiago Morales, exasesor de Germán Vargas Lleras.

Mientras los liberales le hacen ojos diciéndole que ese partido es la opción más cercana a la izquierda en la que estaba militando, como nos dijo la representante Velásquez, en Cambio Radical les suena porque hasta ahora la lista de Cámara, aunque con fichas fuertes, no tiene mujeres. (El intento más reciente que hizo el vargasllerismo por llevarse a una mujer a la lista de Cámara por Bogotá fue con Natalia Ponce de León, que se ha convertido en símbolo de las mujeres atacadas con ácido, pero ella se negó).

“El abanico se ha ido cerrando alrededor de esos dos partidos, aunque también está la posibilidad de Opción Ciudadana. Algunos compañeros han sugerido que hablemos con el movimiento que está conformando Clara López o con los verdes, porque curiosamente de donde menos nos han llamado es de la izquierda. Incluso hemos pensado en los conservadores”, nos dijo el concejal. “Lo que buscamos es que respeten nuestro trabajo de 20 años y que a Opción 7 le permitan seguir siendo independientes, como siempre lo fuimos dentro del Polo”.

A pesar de esa trayectoria, Silva la tiene difícil por al menos dos razones.

Por un lado las listas de Cambio Radical y de los liberales son de las que más candidatos fuertes tienen, y esa competencia tan dura, dice él, implicaría gastar mucha plata.

Por el otro, su poder electoral viene en declive después de que llegó a la Cámara por primera vez en 2002, con 24.300 votos.

En 2006 repitió, pero con 20 mil. De ahí intentó llegar al Senado en 2010 y se quemó con 19 mil. Fue cuando aspiró al Concejo, y en 2011 alcanzó su curul con 10 mil. En 2015 fue reelegido con 11 mil.

Para Katherin Silva, llegar a la Cámara implicaría entonces superar la mejor época de su padre. Ya en 2014 ella se quemó con 7.800 votos. Fue la tercera más votada de la lista del Polo, pero quedó muy lejos de los dos primeros, que sí alcanzaron curul: Germán Navas Talero (45.300 votos) y Alirio Uribe (19.800).

Venus, además, tiene el problema de que tras su expulsión del partido se le han ido líderes. Por ejemplo, agrega, los dos únicos ediles de su cuerda elegidos en 2015, que están en Bosa, se distanciaron porque no quieren salirse del Polo.

Termine donde termine, es claro que después de militar en el Polo durante los últimos 12 años sus votos se irán a un partido lejano a la izquierda. Está por verse si logra completar ese triple salto mortal o si en el camino Venus termina eclipsado.

Comentarios (4)

José Saramago - 0

02 de Julio

0 Seguidores

La representante Olga Lucía Velásquez heredó todo el fortín político de l...+ ver más

La representante Olga Lucía Velásquez heredó todo el fortín político de la casa de los Moreno Rojas, se le vinculada a Simón Gaviria pero sobre todo con Juan Fernando Cristo Bustos, con cuyo hermano hace campaña en Bogotá. Ella que fue la mayor votación a la cámara por el partido liberal, pero su fortaleza es la misma que la de las poderosas maquinarias politiqueras samperistas.

Carolina zarate

02 de Julio

0 Seguidores

Sr Saramago.  Es hora de que redacte otras respuestas para las historias ...+ ver más

Sr Saramago.  Es hora de que redacte otras respuestas para las historias de la silla. Tal vez mas centradas en el contenido de la historia.

Carolina zarate

02 de Julio

0 Seguidores

Cada vez que  mencionan a la representante Olga Lucía Velasquez usted ha...+ ver más

Cada vez que  mencionan a la representante Olga Lucía Velasquez usted hace el mismo comentario. 1.Lo invito a que la conozca. 2. Visite la página www.olga lucia velasquez. com, para que se entere de su gestión  y después si haga comentarios informados.

José Saramago - 0

03 de Julio

0 Seguidores

1-En al articulo nombran a Olga Lucía Velasquez-2-La conozco muy bien,y esper...+ ver más

1-En al articulo nombran a Olga Lucía Velasquez-2-La conozco muy bien,y espero que los colombianos la conozcan también para que no se equivoquen al votar-3-Es mi comentario y puedo poner en él la opinión que quiera mientras respeta las reglas de LSV,lo escrito es cierto-4-Cuando se trata de Olga Lucía Velasquez muchos usuarios aparecen de la nada en LSV que le hacerle publicidad política.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia