Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Ardila Arrieta | Tatiana Velásquez Archibold · 18 de Agosto de 2015

8507

0

La pelea por Soledad, conocida como la capital mundial del fraude, ha dado para tanto que el viernes pasado el Consejo Nacional Electoral anunció una investigación que podría tumbar el censo allí, ante los indicios de trashumancia. Lo que la MOE local le explicó a La Silla es que en estas elecciones el trasteo de votantes está disparado en todo el Atlántico y detrás de éste hay un pulso entre caciques tradicionales y emergentes que se disputan el poder en las regionales de octubre.

La Silla revisó en todo el país y encontró que el mismo pulso se vive en otros departamentos del Caribe (fuera de allí, apenas encontramos a la nueva cacica del Quindío Sandra Paola Hurtado), en donde políticos en ascenso les han restado espacios a los de toda la vida y amenazan con quitarles más en estas locales.

Estos son los caciques emergentes costeños.

Instrucciones: haga clic en la foto de cada político para conocer más información.

Jack Housni

Les quita espacio a Los Bent y Casa Gallardo

Este descendiente de siriolibaneses es un poder en ascenso y un cacique emergente en el archipiélago de San Andrés y Providencia porque casi dobla su votación en cuatro años: pasó de sacar 2.833 votos en las legislativas de 2010 a 4.722 votos en las elecciones pasadas. Esa votación no solo le dio una de las dos curules de San Andrés en la Cámara de Representantes sino que lo dejó por encima del cacique Julio Gallardo, miembro de una casa política tradicional del archipiélago y líder del Movimiento de Integración Regional (sacó 4.440 votos).

Housni evidencia su poder con la voz de mando que tiene hoy en el partido Liberal de San Andrés. Como lo contó La Silla, él se hizo al control de esa colectividad después de lograr que el aval a la Gobernación se lo dieran a su hermano Ronald, exgerente de la empresa de energía de la isla Sopesa. Ese aval generó una disidencia liberal encabezada por dos fuerzas raizales con tradición política allí: el exdiputado Leroy Bent y el exgobernador Álvaro Archbold, quienes mueven opinión y votos en la isla, pero sin hacer política juntos.

Además de apostar con su hermano para retener la Gobernación, en cabeza hoy de la liberal Aury Guerrero Bowie, Housni lleva listas a la Asamblea y al Concejo de Providencia con el aval rojo.

 

Luis Miguel el 'Mello' Cotes

Les quita espacios a Miguel Pinedo y otros caciques tradicionales del Magdalena

En menos de cuatro años y con apenas 28 de edad, Luis Miguel ‘el Mello’ Cotes pasó de ser un diputado novato de 11 mil votos y recibir un portazo del Partido Liberal que se arrepintió de darle el aval a la Gobernación, a ser gobernador con 171 mil respaldos y dirigir un poderoso grupo bajo la sombrilla del vargasllerismo.

Ese movimiento eligió un representante a la Cámara el año pasado, logró alianzas con otros tres (de cinco en total) representantes del departamento y hoy tiene altas posibilidades de mantener la Gobernación en cabeza de Rosa Cotes Vives, tía del Mello. Además, para estas regionales cuenta con candidatos en 26, de 30, alcaldías magdalenenses.

Todo lo anterior a pesar del ruido con el que arrancó su administración el llamado “gobernador acordeonero”, quien viene de una familia que ha estado en varias polémicas. Es hijo de Álvaro y sobrino de Luis Miguel Cotes Vives, recordados por haber respaldado a los exmandatarios condenados por parapolítica Trino Luna y José Francisco ‘Chico’ Zúñiga (esposo de Rosa Cotes), y quienes aparecen mencionados en el “computador de Jorge 40” como presuntos autores de una extorsión por un contrato en la Alcaldía de Zúñiga.

Aunque su papá y su tío fueron determinantes en su proyecto hacia la Gobernación, y el mandatario le oye los consejos al primero, en este tiempo el Mello ha alcanzado vuelo propio y toma sus decisiones -como se lo contó a La Silla hace poco un político que tuvo alianzas con él-.

Su crecimiento le ha robado espacios, especialmente, al cacique Miguel Pinedo (expresidente del Congreso, condenado por parapolítica), quien hasta hace poco era el hombre del vargasllerista Cambio Radical en el Magdalena. Vía el exalcalde barranquillero Álex Char, el Gobernador, que se eligió con firmas, entró a esa colectividad y se convirtió en el consentido del vargasllerismo en este departamento.

Evidencia de lo anterior es que el grupo del Mello consiguió el aval de Cambio para Rosa Cotes, mientras que a la aspirante de Pinedo a la Alcaldía de Santa Marta (la concejal Ana María Muelle) no se lo dieron a pesar de ir punteando en algunas encuestas.

El surgimiento del Mello como cacique también amenaza los espacios de otros políticos tradicionales, que lo respaldaron para llegar hace cuatro años y hoy se sienten maltratados por falta de burocracia.

 

Laureano el 'Gato volador' Acuña

Les quita espacios a la Casa Name, Casa Gerlein y al senador Efraín Cepeda

Este senador conservador, conocido en el Atlántico como el 'Gato volador', pasó de estar en la cámara baja con 61.633 votos en 2010 (allí llegó como fórmula del senador Roberto Gerlein) a la cámara alta el año pasado con 85.688 votos. Se convirtió en el cuarto más votado de los godos en el país, pisándole los talones a la baronesa tradicional de Córdoba Nora García Burgos. Fue el segundo conservador con mayor votación en el Atlántico, después del cacique Gerlein y por encima del senador Efraín Cepeda, pese a que este último tiene mayor trayectoria política que él.

Con la votación que logró el año pasado en el Senado, Acuña no solo demostró que tiene vuelo propio sino que le quiere seguir compitiendo de tú a tú a los senadores Gerlein y Cepeda. De hecho en Soledad logró ser el más votado de los azules el año pasado con 11.240 votos. Ese municipio, como lo ha contado La Silla, es la caja nacional de votos que usan políticos en el país para cuadrar cuentas cuando los resultados no les son suficientes para obtener una curul en el Congreso.

El 'Gato' trabaja en llave para estas elecciones con la casa Char. Respaldó públicamente a Alejandro Char en su candidatura a la Alcaldía de Barranquilla y a Eduardo Verano a la Gobernación del Atlántico. Lo hizo en un multitudinario y festivo encuentro que bautizó como 'convención laureanista' y que su grupo político organizó el domingo pasado en el sur de Barranquilla. También respalda al candidato de los Char en Soledad, el exnotario Joao Herrera Iranzo. En ese municipio se enfrenta a sus dos compañeros de partido: al senador Gerlein, quien apuesta con la candidata Jackeline Reina, avalada por el Mais, y al senador Cepeda, quien está detrás de la candidatura del exconcejal Rodolfo Ucrós, avalado por los conservadores.

En estas elecciones Acuña le apuesta a tener mayor voz y voto en la Asamblea del Atlántico con los dos candidatos que impulsa (Estelio Amor Daza y la actual diputada Merly Miranda), inscritos en la lista del partido Conservador. También a ampliar su participación en el Concejo de Barranquilla (hoy tiene dos concejales aliados) y para eso promueve cinco candidaturas (Edgardo Acuña Díaz, Jaime Hernández, el concejal Jesús María Audivet, Luis Sánchez y Javier Osorio, repartidos en los partidos Cambio Radical, Conservador y Polo Democrático). De esta manera, busca seguirles quitando espacio a caciques con mayor tradición como Gerlein y Cepeda, quienes hacen sentir parte de su poder local con representación en estas dos corporaciones: el primero con cinco concejales en Barranquilla y el segundo con uno.

 

Eduardo Pulgar

Les quita espacios a la Casa Name y al senador Efraín Cepeda (eventualmente) a las casas Char y Gerlein

Después de haber sido inhabilitado en 2007 para ejercer cargos públicos durante 18 años, este exconcejal de Barranquilla volvió el año pasado a ocupar un cargo gracias a la revocatoria de sanción que le firmó el procurador Alejandro Ordóñez, cuya reelección fue apoyada en el Congreso por la entonces pareja de Pulgar, la exsenadora Karime Mota.

Pulgar retornó por la puerta grande al obtener 85.530 votos y convertirse en el octavo senador más votado de su partido La U, inclusive por encima de uno de los actuales copresidentes de esa colectividad Roy Barreras, y en el segundo de La U en el Atlántico, después de José David Name Cardozo. Aunque para las elecciones de 2011 estaba inhabilitado, su grupo político tenía representación en el Congreso a través de su entonces esposa, quien logró una curul con 47.669 votos, con el aval de La U. Es decir, que en cuatro años este cacique logró aumentar su votación en casi 40 mil votos.

Este senador primerizo sacó mayor votación en Barranquilla y Soledad que el senador Efraín Cepeda, quien está en el Congreso desde 1994.

Con su regreso oficial a la vida política, Pulgar se ha convertido en un cacique emergente que llegó para pelearles votos a tres senadores de su mismo partido: José David Name (a quien le ganó el primer lugar en Soledad, conocida como la caja nacional de votos, y le sacó 2.600 votos más en Magdalena), Miguel Amín Escaf y Armando Benedetti.

Para este 25 de octubre, el senador Pulgar tiene apuestas en las alcaldías de Polonuevo, Campo de la Cruz, Santa Lucía y Usiacurí, todos municipios del Atlántico en los que los sectores conservadores de Gerlein y Cepeda también tienen cartas, así como los Char (estos últimos no avalaron candidato en Usiacurí). Además dos de sus hermanos son candidatos: María Luisa Pulgar está inscrita en la lista liberal al Concejo de Barranquilla y el diputado Yesid Pulgar busca retener su curul en la Asamblea del Atlántico como candidato de La U. Otro candidato aliado suyo, Hilario Bustillo, va por la reelección en el Concejo barranquillero con el aval de Aico.

Pulgar apoya a Alejandro Char en su candidatura a la Alcaldía de Barranquilla, avalada por Cambio Radical, y al candidato a la Gobernación del Atlántico coavalado por la Alianza Verde y La U Alfredo Varela.

 
 

Alejandro Lyons Muskus

Les quita espacios a los Ñoños

El sahagunense Alejandro Lyons fue escogido candidato a la Gobernación de Córdoba en junio de 2011, luego de varias semanas de búsqueda de consenso entre los senadores de La U Bernardo ‘el Ñoño’ Elías, Musa Besaile y Martín Morales. Nunca había hecho política y su carta de presentación laboral era su experiencia como abogado de varios personajes cuestionados y relacionados en la parapolítica.

Tres años más tarde, el Gobernador de los ñoños (con 33 años, uno de los más jóvenes del país) no sólo no cumplió con la burocracia que esperaban sus impulsores, sino que les puso como competencia un grupo político propio que en las legislativas del año pasado logró sacar la representante más votada del país: Sara Piedrahita Lyons, prima del mandatario.

Lyons es un cacique en ciernes, además, porque después de eso quiso poner candidato de su cuerda a la Gobernación, distinto al de los ñoños. Vía la Representante Piedrahita, que es directiva local de La U, el grupo del Gobernador se movió con fuerza para que fuera su aspirante y no el de Musa y Ñoño el que obtuviera el aval de la colectividad.

Al final, Lyons perdió ese pulso, pero aún así mantiene su movimiento aparte y puso candidatos a Alcaldía y listas al Concejo en 11 municipios de Córdoba. Su alianza con el senador Martín Morales, el poder de la Gobernación y la curul de Piedrahita le permiten hablarles de tu a tu a los poderosos ñoños.

 

Yahir Acuña

Le quita el espacio a Álvaro el 'Gordo' García

Como lo ha contado La Silla, a punta de repartir billete y whiskey, el año pasado Yahir Acuña se convirtió en el nuevo cacique de Sucre y con ello le quitó la corona de mandamás que tuvo por 20 años el excongresista Álvaro ‘el Gordo’ García (condenado a 40 años de cárcel por la masacre del pueblo de Macayepo).

En cuatro años, el cuestionado exrepresentante (quien tiene una investigación abierta por parapolítica) pasó de 50 mil votos a poco más de 130 mil en las legislativas de 2014, respaldos que le alcanzaron para quedarse con dos de las tres curules asignadas a los sucreños en la Cámara.

Además de eso, tiene burocracia, influencia en al menos cinco alcaldías y es amigo del ministro Aurelio Iragorri y de muchos congresistas, todo un capital que sumado le ha permitido hacer apuestas fuertes para las regionales de este octubre: lleva de candidata a la Gobernación a su esposa la exdiputada Milene Jarava y tiene aspirantes a todas las alcaldías y concejos del departamento.

Como si fuera poco, maneja como quiere al partido Opción Ciudadana o viejo PIN en el Caribe. A esa colectividad entró gracias a una alianza con el dueño de la misma: Luis Alberto ‘el Tuerto’ Gil, condenado por parapolítica.

Su surgimiento no sólo le ha restado espacios al Gordo García (cuya hermana Teresita García no la vio fácil el año pasado para reelegirse en el Senado, debido a que Yahir le quitó una de sus fórmulas a la Cámara y prácticamente desarmó esa lista), sino que amenaza el poder de la clase política sucreña opositora a Acuña que ve cómo se le van cargos y líderes para la orilla de éste.

Evidencia de esa amenaza es el Toconyá (todos contra Yahir Acuña) que se armó a principios de año en Sucre para atajar al exrepresentante en las próximas elecciones, aunque la realidad es que varios políticos se le oponen principalmente por su cuestionada forma de hacer política.

 

Los Rangel Villadiego

Les quitan espacio a los García Zuccardi

Aunque debutaba en las elecciones a Senado, el año pasado la congresista Sandra Villadiego logró convertirse en la más votada del Partido de La U en Bolívar, un puesto hasta entonces ocupado por el poderoso (y cuestionado) grupo de los excongresistas Juan José García Romero, condenado por corrupción, y Piedad Zuccardi, en juicio por parapolítica. Ellos llevaban de candidato a su hijo Andrés García Zuccardi, quien quedó de número 2 de La U en ese departamento.

Los García Zuccardi -amigos muy cercanos del presidente Juan Manuel Santos, a quien ayudaron a reelegir, como lo ha contado La Silla- han sido por muchos años los súper poderosos en Bolívar de la colectividad del Primer Mandatario. Sin embargo, de a poco Villadiego y su esposo el excongresista Miguel Ángel Rangel (condenado por parapolítica) les han ido quitando espacios como nuevos caciques.

Para las regionales de este año, por ejemplo, los Rangel Villadiego lograron decidir el aval de La U a la Gobernación. Éste quedó en manos de la candidata de la cuerda de su movimiento, Yolanda Wong, mientras que los García se montaron al bus del liberal Dumek Turbay.

Rangel llegó a la Cámara en 2006 siendo aliado de los García como el segundo renglón del también parapolítico Alfonso López Cossio. En 2010, desde la cárcel y ya separado de ese clan, fue capaz de lanzar a su esposa -quien nunca había hecho política- y sacarla con la votación más alta de La U en Bolívar. Más alta incluso que la de la Cámara de los García, Alberto Bernal.

Gracias en parte a las gestiones de la Senadora Villadiego, Wong ha logrado sumar apoyos poderosos para su campaña, como lo ha contado La Silla. Este grupo de caciques emergentes tiene además un concejal de Cartagena, una diputada y al alcalde de Pinillos, en el sur de Bolívar: Elkin Rangel, hermano de Miguel Ángel Rangel.

 

Pedro Pestana

Le quita espacio a la casa conservadora García Burgos

El condenado por parapolítica Pedro 'El Indio' Pestana, no solo es el fundador de la principal IPS que atiende a la población zenú en Córdoba y Sucre, sino un cacique electoral emergente en esos dos departamentos (con mayor fuerza en el primero) porque logró entrar al Partido Conservador y quitarle espacios a la senadora azul de Córdoba Nora García. Prueba del ascenso de este barón electoral es que en las legislativas pasadas convirtió a su hermana Yamina Pestana en senadora goda con 85 mil votos y en la quinta votación de su partido a nivel nacional sin tener ninguna experiencia política previa.

Además de eso, Yamina le quitó a Nora García el primer lugar como la senadora azul más votada de Sucre porque logró en ese departamento 18.298 votos, ocho mil más que la baronesa conservadora. Mientras que en Córdoba la hermana de 'El Indio' quedó de segunda y pisándole los talones a García con menos de tres mil votos de diferencia.

El músculo electoral del cacique Pestana también le dio en 2011 para poner a su hermano Eligio Pestana de alcalde del municipio cordobés de Tuchín con 7.697 votos (aval de La U) y a otra hermana suya, Sandra Patricia Pestana, de diputada en Sucre con la mayor votación de la lista de La U en ese departamento: 16.353 votos. Tan pronto recuperó su libertad (pagó la pena en una prisión indígena), Pestana selló una alianza con el gobernador de Córdoba Alejandro Lyons y obtuvo representación en las secretarías de Desarrollo Económico y Cultura.

En estas regionales, como lo contó La Silla, Pedro Pestana apoya a Yahir Acuña con la candidatura a la Gobernación de Sucre de su esposa Milene Jarava de Acuña, avalada por Opción Ciudadana. Además, busca mantener la curul en la Asamblea de Sucre vía otra hermana suya, Ana Luisa Pestana Rojas, quien se inscribió como candidata en la lista del Partido Conservador porque Sandra no irá por la reelección. Lleva candidato al Concejo de Sincelejo (Opción Ciudadana) y le apuesta a la Alcaldía de San Antonio de Palmito, municipio en el que Yamina fue la senadora más votada en las legislativas pasadas, con candidatura propia.

En Córdoba lleva candidatos a las alcaldías de San Andrés de Sotavento, Tuchín, Chimá y Chinú. Es el único cacique que está detrás de la candidatura de Carlos Gómez a la Gobernación de Córdoba porque, al parecer, no logró un acuerdo con los senadores Bernardo 'Ñoño' Elías y Musa Besaile para apoyar al candidato de éstos Edwin Besaile. Aunque la carta de los 'Ñoños' no será fácil de vencer, de llegar Gómez a salir victorioso este 25 de octubre, Pedro Pestana sería el gran dueño de la Gobernación cordobesa.

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia