Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 07 de Junio de 2017

2706

0

Aunque la semana pasada el presidente del Partido Conservador, Hernán Andrade, llegó a Santander para buscar un punto de encuentro entre las tres vertientes de esa colectividad, tardó más en tratar de sacar a flote sus acercamientos que en que empezaran a naufragar.

Lina Barrera revivió la idea de volver a la Cámara para 2018 y con ello puso a tambalear la posibilidad de que la casa del exsenador condenado por el ‘carrusel de las Notarías’, Alirio Villamizar, y de que el grupo del alcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, reingresen a ese partido. 

El cambio de planes

Desde que arrancó el año, la representante Lina Barrera empezó a moverse entre tres posibilidades: volver a la Cámara, saltar al Senado o buscar un cargo en la Presidencia.

 

Aunque por varias semanas todo estuvo dado para que saliera de la arena electoral y tratara de acomodarse en el Ejecutivo debido al distanciamiento con su esposo y padrino político, el exsenador condenado por la ‘yidispolitica’, Iván Díaz Mateus, una reacomodada interna la revivió y puso todo a su favor para competir por su tercer periodo en la Cámara.

La rebarajada tomó forma durante la visita del presidente del partido, Hernán Andrade, a Santander y su principal detonante fue la reventada de las bases conservadoras.

“Los cálculos políticos son determinantes y con el ambiente como está para el grupo de Iván es mejor ir a la fija”, le dijo a La Silla una fuente conservadora.

Según esa fuente y otras dos de ese partido, las razones para que el nombre de Lina reapareciera dentro de los cálculos de Díaz Mateus fueron tres. 

La primera está relacionada con que su nombre es el que tiene el camino más fácil para competir por la Cámara, dado que es el de la credencial y ha tejido una red de relaciones que hoy la tienen como una de las representantes más cercanas a Santos.

“Ese capital era difícil de desaprovechar”, le dijo a La Silla una fuente que conoce por dentro las movidas conservadoras.

La segunda tiene que ver con que aunque dentro de sus probabilidades estaba buscar el Senado y apalancar una Cámara de Iván Díaz con el fin de asegurar que esa casa se mantuviera de su lado a pesar del distanciamiento personal, no eran tan claras sus posibilidades.

La principal desventaja de Lina está en que la competencia por los votos al Senado en Santander estará muy apretada debido a que los liberales tendrán a Horacio Serpa y Miguel Ángel Pinto (apoyado por la Gobernación de Didier Tavera) en la pelea, y a que los Aguilar tendrán candidatos.

"Con ellos las oportunidades son mínimas y la campaña se vuelve demasiado cara", le dijo a La Silla una fuente que adentro del gripo de Lina Barrera.

La tercera está relacionada con la anterior, y se remite a que aún con la casa Díaz Mateus de su lado, Lina tendría sus posibilidades reducidas porque el partido está reventado y aunque lograra unirlo no tendría asegurado el apoyo de todas las bases a su candidatura.

Eso debido a que las vertientes que entrarían -la de Alirio Villamizar y el grupo de Renace Floridablanca, movimiento que eligió a Héctor Mantilla alcalde de ese municipio-, tienen sus propias afinidades, y compromisos con otros congresistas. 

Por ejemplo, en el caso del grupo de Mantilla el respaldo sería, además de los congresistas que lo apoyaron en campaña, para el senador boyacense Hernando Pedraza, quien es cercano a la línea de Martha Lucía Ramírez, la madrina del alcalde, y con quien ha estrechado relaciones por el tema de las fotomultas.

La doble vía

Si bien esa decisión le arregla el camino a Lina Barrera y reunifica políticamente al grupo de Díaz Mateus, funciona en doble vía y devuelve a la línea de partida lo poco que los conservadores venían discutiendo fuera de esa vertiente con Andrade para 2018 .

Como lo contó La Silla, la principal causa de la reventada de los conservadores en Santander fue que Iván Díaz Mateus no les dio oportunidades de competir políticamente a quienes tenían opción de ganarle a su grupo, y con Lina nuevamente en la carrera es muy probable que el escenario se repita. 

Así las cosas, los dos primeros descabezados con el retorno a la Cámara de Lina, serían los grupos de Alirio Villamizar y de Héctor Mantilla, que quedarían en las mismas condiciones que los terminaron alejando del partido.

Eso de paso desdibuja uno de los logros de Andrade, que fue conversar con esos sectores con el fin de reintegrarlos, debido a que con las fracturas,que incluso los llevaron a perder algunas alcaldías claves en 2015,  los azules están debilitados en Santander, y corren el riesgo de perder hasta la curul que hoy tienen en la Cámara.

“Aquí el tema es de falta de garantías y por lo que se ve todo va a seguir igual”, le dijo a La Silla una fuente de adentro del grupo de los Villamizar.

El tercer descabezado sería el exalcalde de Piedecuesta Ángel de Jesús Becerra, quien aunque inicialmente iba a ser el candidato de Díaz Mateus a la Cámara, con Lina en la lista no solo se queda sin ese respaldo, sino que corre el riesgo de quedarse como el que empuje esa candidatura

La Silla supo que en ese caso, Becerra, quien en 2010 se quemó por dos mil votos en su intento por estar en la Cámara, preferiría dejar el Partido Conservador y llegar a la lista de Cambio Radical a hacerle la Cámara a Bernabé Celis.

Además quedaría en veremos la aspiración del excandidato a la alcaldía de Floridablanca, Édgar Higinio Villabona, quien no es tan claro que se le mida a una lista encabezada por Lina Barrera a menos de que le ofrecan unas condiciones favorables, teniendo como antecedente que ese grupo le dio la espalda cuando perdió en 2015, y que sus lealtadas están ahora con el senador pastuso Eduardo Enriquez Maya. conocido por el pacto de lalito en Floridablanca.

El naufragio de los acuerdos de Andrade

La posibilidad de que Lina vuelva a la Cámara, también pone a tambalear la propuesta que le hizo Andrade a los grupos de Mantilla y Villamizar para entrar al partido. 

Como la principal molestia estuvo en que el directorio que se conformó hace dos semanas quedó integrado en su mayoría por personas de la cuerda del grupo de Iván Díaz y hasta su hija -Natalia Díaz- ocupó uno de los renglones de los jóvenes, el senador, como lo anticipó La Silla, no lo posesionó y en su lugar propuso que en Santander se crearan cuatro nuevos cupos en el directorio departamental.

De esos, dos serían para el grupo de los Villamizar y dos para el de Mantilla; pero al parecer la idea solo tuvo acogida en el lado del senador y en el del grupo de Díaz Mateus (se negaron a cambiar a los que ya habían sido elegidos).

La propuesta tiene dos problemas de fondo y uno de forma. 

El de forma tiene que ver con la reglamentación de esos directorios, debido a que en todo el país se escogieron a los delegados con las mismas condiciones y cambiarlas implicaría emitir una nueva reglamentación que tendría que pasar por el directorio nacional.

Los de fondo están en que cambiando las reglas se abriría una caja de pandora para que en otros departamentos los sectores que quedaron desconocidos pidan participación y las alianzas que ya sellaron desbaraten; y en que en el caso de Santander, sienten que aún con esos cupos seguirían sin garantías porque las mayorías permanecerían en manos del grupo de Iván Díaz.

Dos fuentes de adentro de cada uno de los grupos, le dijeron a La Silla que lo más probable es que se marginen de esa posibilidad y que prefieran quedarse por fuera del directorio conservador de Santander hasta que la elección sea por votación popular.

Andrade dio hasta el 27 de junio para que se defina el directorio, de lo contrario posesionará el elegido por la cuerda de Iván Díaz Mateus, que mientras tanto y con las mayorías de su lado, ya está definiendo el nombre de las directivas.

Consuelo Durán de Mustafá, mamá del director del Fondo de Adaptación Iván Mustafá y muy cercana a Lina Barrera, es la que están moviendo para presidente.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia