Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 29 de Mayo de 2017

2652

0

 

Desde 2012, cuando entró en vigencia la nueva ley de regalías, en Arauca -según los reportes oficiales- se ha aprobado la inversión de $419 mil millones representandos en la ejecución de 175 proyectos.

Aunque en esencia esa plata debía satisfacer las necesidades de un departamento, que a pesar de ser sede de proyectos petroleros, tiene sus vías en malas condiciones, una débil infraestructura productiva, indicadores educativos -en algunos casos- por debajo del promedio, y un sistema de salud que ni siquiera incluye un hospital con servicios de alta complejidad, la realidad ha sido otra.

Contrario a lo que se esperaba con el nuevo sistema, la eficacia de los 'triángulos de buen gobierno' de los Ocad, una estrategia que permitía que con tres votos (uno de alcaldes, uno de gobernadores, y uno de la Dirección Nacional de Planeación) se definiera la viabilidad de un proyecto y su pertinencia, se ha quedado en el papel, y en la práctica, cómo lo contamos en La Silla, la inversión de las regalías se ha definido -en su mayoría- por acuerdos políticos locales (los poderosos regionales tienen dos de tres votos)en los que la idea es "no pisarse las mangueras" para asegurar que la inversión se haga de acuerdo a sus intereses.

Para hacerle seguimiento a esa plata revisamos en el Mapa de Regalías de la Nación, todos los proyectos presentados por el departamento y aprobados desde 2012 hasta ahora y seleccionamos los de más de $8 mil millones.

A los 11 proyectos que superaron ese criterio los investigamos para saber si se concluyeron, si cumplieron con las expectativas de la inversión y si están funcionando. Además incluimos otros dos, que aunque no están en el Mapa de Regalías, sí fueron financiados con esos recursos.

Al final encontramos que varios son elefantes blancos, que algunos -aunque concluyeron- están siendo investigados por presuntas irregularidades, y que otros no están en funcionamiento o no lograron el impacto esperado porque no se socializaron o porque por las condiciones del departamento estaban llamados a naufragar. Los casos de éxito son la excepción en esta muestra.

Esta es la radiografía de la inversión de las regalías en Arauca.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia