Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Velásquez Archibold · 06 de Septiembre de 2015

3485

0

Desde que la campaña comenzó oficialmente, los ríos de plata han sido notorios en tres de las 10 candidaturas a la Alcaldía de Valledupar. Uno de esos tres candidatos tiene además la 'ayudita' extra de la administración municipal: se trata de Jaime González, avalado por Cambio Radical.

González en estas elecciones está apadrinado por el empresario Alfonso Mattos y cuenta con los apoyos del exministro y excongresista Álvaro Araújo Noguera, del exsenador condenado por parapolítica Mauricio Pimiento y de la cuestionada familia GneccoPese a toda esa estructura poderosa, todavía no logra ser el puntero en las encuestas.

Mientras tanto, las movidas de la Alcaldía para impulsar su candidatura se evidencian en los votos que le buscan los empleados provisionales, en las reuniones políticas a las que asisten los funcionarios y en el uso de programas sociales como el de la tercera edad para sumarle más simpatizantes.

Esa información la confirmamos tras hablar con cuatro personas de adentro de la administración, y obtuvimos detalles adicionales al indagar con cuatro fuentes más: dos conocedoras de la política local y dos políticos activos. 

 

Reuniones, votos y plata

Jaime González, avalado por Cambio Radical, es el candidato impulsado por el empresario Alfonso Mattos y cuenta con el respaldo del alcalde Fredys Socarrás.
Otro apoyo que González sumó recientemente fue el de  Cielo Gnecco, líder del clan que hoy manda en el Cesar.

Dos de los cuatro funcionarios que accedieron a hablarle a La Silla, bajo la condición de no mencionar sus nombres ni características que pudieran identificarlos, nos aseguraron que a cada uno de los empleados temporales y con órdenes de prestación de servicios les están exigiendo 10 votos a favor de Jaime González.

Las presiones también incluyen asistir con esas 10 personas a las reuniones que se celebran, con la presencia del candidato, en sitios de eventos de Valledupar como Piedras Azules y La Cañaguatera.

Las dos fuentes nos dijeron conocer esa información porque han visto a sus compañeros de trabajo buscando los votos. Además, a uno de los dos lo invitaron a participar en una reunión. Pero, ambos han manifestado abiertamente su simpatía por otro candidato porque al estar en carrera administrativa no son objeto de presión.

Detrás de esas presiones los dos empleados, un político activo y dos conocedores de la Valledupar política señalaron a Dangela Maestre, actual pareja de Fredys Socarrás y quien fue hasta el año pasado gerente del fondo de vivienda de Valledupar, y al hermano del alcalde, el exdiputado Casto Socarrás Reales. 

A ellos nos los describieron como las personas que controlan, vía los secretarios de cada dependencia, que los empleados consigan los votos y también como organizadores de varias de las reuniones.

Nuestras fuentes nos aseguraron que la pareja del alcalde además suele organizar encuentros con los líderes en los barrios. Por esta época, ellos trabajan activamente asegurándoles a los diferentes candidatos la mayor cantidad posible de simpatizantes. Ese trabajo lo realizan muchas veces comprando votos.  

Ni Casto ni Dangela tienen hoy puesto oficial en la administración municipal, pero fueron descritos por todas las fuentes que consultamos como personas que influyen en las decisiones que toma el alcalde (considerado uno de los mejores mandatarios del Caribe y aliado del vargasllerismo, meses después de haber llegado a la Alcaldía avalado por firmas).

Tampoco esconden su afinidad con la campaña de González: la pareja del alcalde, por ejemplo, desde Twitter promociona las actividades del candidato, mientras que Casto participa en las movilizaciones -y se pone la camiseta- como se observa en una de las fotografías que ilustran esta historia.

A todas estas movidas se suman las suspicacias que generó un oficio de traslado enviado al jefe del Sisben Juán Hernán Henker, porque con ese cambio se buscaría manejar la base de datos para obtener más votos este 25 de octubre.  “En Colombia siempre usan el Sisben para manipular al elector”, dijo uno de los cuatro funcionarios consultados.

Casto Socarrás, uno de los hermanos del alcalde Fredys Socarrás, apoya la candidatura de Jaime González. Nuestras fuentes lo señalan de estar presionando a los funcionarios de la Alcaldía por votos.
Esta fotografía fue tomada en el sitio de eventos La Cañaguatera. Al fondo se ve al candidato González dirigiéndose a los asistentes, entre ellos funcionarios y contratistas de la Secretaría de Hacienda.

Tres de las ocho fuentes también nos contaron que los beneficiarios del programa del adulto mayor participan en la campaña de González, como lo muestran las fotografías que publicamos con esta historia: a algunos se les vio en la manifestación del 22 de julio pasado, día en que el candidato se inscribió en la Registraduría, y a otro entregando sus datos a la entrada de Piedras Azules antes de participar en una reunión política que se celebraba allí.

Alrededor de la Alcaldía también hay ruidos por la supuesta desviación de dineros públicos hacia la campaña de González. Mucho más tras las declaraciones en junio pasado del representante Eloy ‘Chichí’ Quintero.

El congresista aseguró en rueda de prensa que la insistencia del empresario Alfonso Mattos en poner a Jaime González como candidato de Cambio Radical obedecía a que, junto con su hermano Jorge, los Mattos eran los dueños de la contratación en Valledupar a través de terceras personas. De allí que en Valledupar conjeturen que con recursos públicos se está financiando la campaña de González.

Sin embargo, oficialmente los Mattos no aparecen en ninguna de las licitaciones adjudicadas por la administración de Socarrás ni tampoco hay pruebas contundentes que demuestren la financiación de González con plata de la Alcaldía.

Las críticas a Socarrás por el apoyo a González, vía la administración municipal, aumentaron por un proyecto de acuerdo que le presentó al Concejo para solicitar un empréstito (préstamo) por 22 mil millones de pesos. La iniciativa, que según lo escrito se destinaría a inversión en saneamiento básico, se hundió el 24 de agosto pasado. 

La mayoría de concejales consideró ese empréstito inoportuno porque significarían más deudas para un municipio en Ley de Quiebras, mientras que los candidatos a la Alcaldía (excepto Jaime González) aseguraron en carta enviada al Procurador General que la aprobación de esos dineros hubiese generado un desequilibrio electoral porque “el señor Alcalde tiene candidato propio” y sugirieron que parte de esos recursos podrían haberse usado para financiar esa campaña.

Aunque la Alcaldía le dé la mano, la de Jaime González no es la única campaña en Valledupar que muestra su generosa chequera:  a los candidatos Andrés Arturo Fernández (Opción Ciudadana) y Augusto ‘Tuto’ Uhía (va por firmas) se les nota su músculo financiero en las vallas, camisetas y carros que usan para publicitar sus candidaturas. También por los grupos de jóvenes uniformados que los venden, cada uno por aparte y puerta a puerta en los barrios vallenatos, como la mejor opción para este 25 de octubre. 

De hecho, la semana pasada los candidatos Evelio Daza, Sergio Araújo Castro, John Valle, Robert Romero, Pedro Castro, Lina de Armas y Pedro Acuña denunciaron ante el Consejo Nacional Electoral a ‘Tuto’ Uhía por supuestamente haberse pasado los topes electorales por el “desbordado caudal de dinero en su campaña que tiene escandalizados a los ciudadanos, máxime cuando él no es un hombre adinerado”.

"Que se escruten todas las campañas para que haya claridad en el proceso", respondió Uhía tras la denuncia.

 

El alcalde se defiende

En la inscripción de la candidatura de Jaime González participaron varios de los beneficiarios del programa de la Alcaldía para el adulto mayor.
Este beneficiario del programa para los adultos mayores fue fotografiado a la entrada de una reunión política en el sitio de eventos Piedras Azules.

Consultamos al alcalde Freddys Socarrás y nos negó que en su administración estuvieran ejerciéndose presiones a favor de González. “Hemos sido respetuosos y garantistas y si existe constreñimiento lo mejor es que se denuncie”,  le dijo Socarrás a La Silla.

También nos aseguró que no tienen fundamento los señalamientos en contra de su familia porque sus hermanos “se han mantenido distantes del poder” y a su pareja “la han querido vincular cuando ni siquiera hace parte de ninguna campana”. Aunque las fuentes nos aseguraron lo contrario.

Socarrás defendió la participación de sus familiares en reuniones políticas porque "es un derecho que tienen. Lo malo es que lo hagan usando recursos del Estado" y "nadie puede decir que mi familia ha afectado ese principio ético", dijo el alcalde.

Sobre el cambio en la jefatura del Sisben, aseguró que se trata de una decisión “eminentemente técnica” porque quien expidió el oficio de traslado, el Secretario de Planeación Raúl Villegas, llegó a su administración por su “eficiencia y sin recomendación política”.

En cuanto a las declaraciones del representante Quintero que vinculan a los hermanos Mattos con la contratación municipal, el alcalde dijo que el congresista tendrá que demostrarlo porque “no se puede calumniar y calumniar sin responsabilidad”.

También le dejamos mensajes al candidato González y a su jefe de prensa, pero no fue posible obtener declaración alguna.

Con lo mejor de la campaña aún por llegar, en Valledupar hay expectativa sobre cuánta plata más moverán las candidaturas a la Alcaldía, pero especialmente si a Jaime González la Administración municipal le dará el combustible necesario para mejorar en las encuestas y llegar a las urnas como el candidato que le puede dar la pelea a 'Tuto' Uhía, quien hasta ahora es el más fuerte de los 10.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia