Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 30 de Mayo de 2017

4456

0

El proceso para elegir el nuevo director ejecutivo de la Rama Judicial, la persona encargada de manejar todo el presupuesto y el nombramiento de los 34 mil  jueces y empleados judiciales del país, está a punto de concluir. Y el cargo podría quedar en manos de Marcela Yepes, quien fue directora administrativa de la Fiscalía de Eduardo Montealegre y que ahora es la directora de control interno de la Fiscalía con Néstor Humberto Martínez.

Como también es hija Omar Yepes, uno de los más tradicionales caciques conservadores, hoy uribista (y quien tuvo a su sobrino Juan Carlos Yepes a la dirección ejecutiva de la Rama hace una década), es la única de la terna elaborada por los presidentes de las tres altas cortes, la vicefiscal María Paulina Riveros y un delegado de los empleados (la cabeza de Asonal Judicial, Luis Fernando Otálvaro) que tiene un claro respaldo político lo que la hace la más opcionada.

 

Yepes, economista empresarial de la Universidad Autónoma de Manizales, hizo carrera en la Contraloría General, donde llegó a ser gerente administrativa de Sandra Morelli, y luego se convirtió en uno de los testigos clave para que Montealegre avanzara un proceso penal contra ella por el arrendamiento de la sede de la Contraloría.

La defensa de Morelli argumentó que Yepes era la responsable de ese contrato y que por lo tanto, si alguien era responsable del alto costo del arrendamiento era Yepes y su esposo el vicecontralor Carlos Felipe Córdoba, quien hoy es Auditor General de la Nación gracias a que Montealegre ayudó a que la Corte Suprema lo ternara y el Consejo de Estado lo eligiera en 2015.

Justamente Córdoba es otro apoyo político clave para Yepes, pues como Auditor tiene poder y además tiene una carrera política que incluye haber sido secretario de gobierno de esa ciudad del liberal Juan Manuel Arango y de Risaralda, del conservador Víctor Manuel Tamayo.

Es un uribista de vieja data: estuvo en las juventudes de la campaña presidencial de Álvaro Uribe 2002 y apoyó a Óscar Iván Zuluaga en las elecciones presidenciales de 2014.

A Yepes se enfrenta Liliana María Hurtado Londoño, una ingeniera industrial que fue directora de evaluación y control de la EPS Saludcoop y hoy es contratista de la Secretaría de Educación de Bogotá para crear un sistema de control y seguimiento de la Secretaría.

Participó en la enredada selección de director ejecutivo de la Rama entre 2009 y 2013, en la que alcanzó a estar ternada en 2012 pero renunció, y luego se candidatizó al Consejo de Gobierno Judicial que creó la reforma al Equilibrio de Poderes y nunca se creó porque lo tumbó el Consejo de Estado.

Y el tercer ternado es Mauricio Cuestas, un economista que ha hecho una larga carrera en Planeación Nacional, donde es director de inversiones y finanzas públicas, y quien es uno de nuestros funcionarios imprescindibles de la plata.

Mientras la Judicatura decide, desde la semana pasada está encargado es Hernando Sierra Porto, quien estuvo cerca de ser gerente de la Rama (una figura que ya no va a existir). Como Sierra tiene peso (fue contralor de Cartagena, por ejemplo), es probable que la decisión se demore.

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia