Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 13 de Junio de 2016

1203

0

 

El millonario descuento que le hizo la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, a una multa que debía pagar López Morales & CIA, una empresa que hasta junio del año pasado fue del representante a la Cámara Fredy Anaya y de su familia, puso en la mira de la Procuraduría a varios funcionarios de esa entidad ambiental.

La Silla conoció que la Regional de Santander de ese ente de control abrió indagación contra el actual director de la Cdmb, Martín Carvajal,  y contra el subdirector de ordenamiento Territorial, Carlos Suárez, por la manera en la que fue reducida la sanción que pasó de valer $373 millones a $25 millones.

Tal y como lo contó La Silla, la historia de la multa se remite a una disputa política que inició en 2014 entre el actual Congresista y el exdirector de la Cdmd -llegó al cargo como cuota del parapolítico Hugo Aguilar- Ludwing Arley Anaya, por la contratación de la Empresa de Alcantarillado de Santander, Empas.

En ese entonces y en medio de ese rifirrafe, la Cdmb anunció que le había formulado pliego de cargos a la empresa en la que para ese entonces Anaya figuraba como socio gestor.

Según los cargos, López Morales estaba haciendo excavaciones en la vía que conecta a Floridablanca con Girón sin contar con los lineamientos ambientales de la Corporación; estaba contaminando el aire porque no estaba tomando medidas preventivas para extraer la tierra de manera adecuada; y tenía retroexcavadoras trabajando en una zona que había traspasado los límites del área que podía intervenir por lo que había afectado una zona de protección.

Con el fin de soportar esto último, la Subdirección de Ordenamiento Territorial de la Cdbm, sacó un concepto que demostraba que efectivamente la zona en donde se encontró la maquinaria de Anaya estaba protegida y que allí no se podía realizar ningún tipo de actividad.

Aunque la sanción quedó en firme en marzo de 2015, el 16 de enero de 2016 -dos semanas después de que se hubiera posesionado Carvajal, quien llegó a la dirección de la Cdmb como cuota de Fredy Anaya- una abogada de la otrora empresa de Anaya solicitó una revocatoria de la sanción. 

Para resolver esa solicitud, la Cdmb pidió un nuevo concepto a la misma Subdirección que antes había determinado que el sector intervenido por la empresa de Anaya era protegida. Lo particular está en que aunque los mapas y las coordenadas de la zona se mantuvieron, en esta ocasión esa dependencia dijo que el área intervenida estaba fuera de ese rango. 

Debido a que con base en ese concepto fue que se disminuyó el monto de la sanción en un 93%, La Silla supo que la Procuraduría entrará a investigar los criterios que se tuvieron en cuenta para que esta vez arrojara un resultado diferente al anterior; también revisará por qué la Cdmb accedió a revisar la sanción luego de que hubiera quedado en firme y con tanto tiempo de diferencia.

Si bien Camilo Carvajal salió a defenderse en la última semana diciendo que además de los $25 millones, la otrora empresa de su padrino político tendrá que construir un muro de contención, y en un boletín de prensa señaló que esa obra podría costar más de “mil millones de pesos”, como lo contó La Silla aún no se conocen las especificaciones del muro.

Precisamente, la subdirectora de Control Ambiental de la Cdmb, Melissa Serrano, le dijo a La Silla hace más de una semana que era  “imposible determinar el valor” debido a que la empresa sancionada era la que debía hacer el diseño y sin esas especificaciones no se podía establecer un costo.  

Esa misma posición la tuvo un ingeniero civil consultado por este medio, quien además aseguró que un muro de contención puede valer desde $1 millón de pesos en adelante. “Sin longitud, amplitud y características de diseño no se puede hablar de un monto. Existe la posibilidad de que sea un gavión que es lo más barato, o un muro de concreto reforzado, y si nadie tiene claro qué es, es irresponsable dar un valor”.

La Procuraduría ya ordenó la recolección de pruebas en la Cdmb, de lo que encuentre dependerá si continúa con el proceso o desiste de él.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia