Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 19 de Mayo de 2016

1514

0

Al recién posesionado alcalde del pueblo de Sampués (vecino a Sincelejo, en Sucre) lo acaba de tumbar una decisión del Tribunal Administrativo de ese departamento, que considera que incurrió en doble militancia. Sin embargo, en los corrillos locales no hacen sino hablar de la movida política detrás de esa demanda.

El alcalde Víctor Ubaldo Hernández Montes es un ganadero que fue elegido por el Partido de La U, dentro de los grupos del senador cordobés Bernardo ‘el Ñoño’ Elías y del representante sucreño Nicolás Guerrero.

Como venía de militar en el Partido Liberal (de hecho, ya había sido mandatario entre el 95 y el 97 con el aval rojo), y nunca renunció oficialmente a esa militancia, los magistrados declararon nula su elección y ordenaron cancelarle la credencial.

La Silla Caribe supo que para esa decisión fue determinante un certificado del Partido Liberal, firmado por su secretario general, el exalcalde sucreño Héctor Olimpo Espinosa, en el que consta que Hernández aún aparece en las bases de datos de la colectividad como militante.

Ese hecho generó suspicacias entre algunos aliados del mandatario sampuesano, pues justamente el Alcalde se había enfrentado en las regionales de octubre al liberalismo (que llevaba al candidato Roberto Carlos Hernández Acuña y también el viejo PIN: con Yamir Dajud Gómez, de la cuerda del exrepresentante Yahir Acuña).

El liberalismo en Sucre está liderado por el grupo del senador Mario Fernández y del secretario Olimpo Espinosa.

Dos fuentes conocedoras de la movida política sucreña nos dijeron por aparte que la demanda contra Hernández (presentada por dos ciudadanos llamados Gustavo Tafur Márquez y Rodolfo Felipe Atencia Gil) estuvo ideada por un líder liberal de Sampués de nombre Dagoberto Emiliani.

Ese dato no lo pudimos confirmar. Sin embargo, sí llama la atención que uno de los demandantes, Tafur Márquez, ya había presentado una acción en contra de otro de los candidatos del pueblo a los que se enfrentó el liberalismo el año pasado: le había pedido al Consejo Nacional Electoral revocar la inscripción del aspirante de Yahir Acuña por supuesta doble militancia.      

El ciudadano Gustavo Tafur Márquez, no obstante, no milita que se sepa en la colectividad roja y de hecho en 2011 fue candidato a la Alcaldía por el Partido Conservador.

Hoy en el diario El Meridiano de Córdoba, Olimpo Espinosa salió a explicar que, aunque efectivamente él certificó que en su base de datos no reposa una carta de renuncia de Hernández al Partido, le sorprendía la decisión del Tribunal porque en los estatutos del liberalismo está establecido que quien se afilie a otra colectividad pierde automáticamente la condición de afiliado.

Por su parte, el representante de La U Nicolás Guerrero, padrino político del Alcalde de Sampués, defendió a Hernández diciendo que éste tiene “seis años de militancia en el Partido de La U”.

Esta novela está lejos de acabarse, porque ahora la defensa de Víctor Hernández interpondrá una acción de tutela argumentando que su afiliación a La U significó una desafiliación automática al Partido Liberal.  

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia