Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 26 de Abril de 2017

2655

0

Esta tarde, cuando la plenaria del Senado iba a votar el proyecto que permite a las Farc tener un partido político, la bancada de Cambio abandonó el recinto, con lo que no había quórum para aprobarlo.

Ocho de sus nueve congresistas (Carlos Motoa, Carlos Galán, Rosmery Bohórquez, Juan Carlos Restrepo, Daira Galvis, Antonio Guerra y Germán Varón) se refugiaron en la oficina de secretaría general del Senado. El noveno, Arturo Char, no está en la ciudad.

Según uno de los senadores la idea era presionar para evitar que la Superintendencia de Notariado pase al conservatismo, un chisme cuya fuerza reveló La Silla Vacía.

Así las cosas, un enlace del Ministerio de Vivienda (cartera al que en las plenarias le corresponde velar por el vargasllerismo), y el viceministro de interior Guillermo Rivera, fueron hasta la oficina para que salieran. Ante la negativa, tuvo que ir el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, a disolver la reunión.

Al final, con su encerrón de media hora, lograron mostrar que son una bancada necesaria para el Gobierno: al regresar a la plenaria el quórum llegó a 52 senadores (estaban los uribistas pero siempre se salen a la hora de votar), el minimo que se necesitan para votar. Y aunque la plenaria pasó a hacerlo, Cambio dejó la advertencia.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia