Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Ardila Arrieta · 01 de Marzo de 2016

5204

2

Al igual que otras seis regiones o departamentos, Barranquilla y el Atlántico se postularon para ser sede de los próximos Juegos Nacionales, las justas deportivas más importantes del país que se realizan cada cuatro años. La movida enfrenta a Álex Char con varios de los líderes políticos que pintaban para ser sus aliados en la expansión que el alcalde barranquillero encabeza en el Caribe con miras a las presidenciales de 2018. Los ahora contradictores de Char consideran que el mandatario cometió “alta traición” y cree que el único liderazgo que vale en la región es el suyo.

Todo comienza con una promesa del presidente Juan Manuel Santos. Durante una cumbre de gobernadores, realizada en Cartagena en mayo de 2014, el Primer Mandatario les dijo públicamente al entonces gobernador de Bolívar Juan Carlos Gossaín y a su director de deportes Dumek Turbay (elegido luego gobernador), que si en los Juegos de 2015 ese departamento quedaba en los cinco primeros lugares la sede de 2019 sería suya.

Gossaín y Turbay, elogiados por Santos por haber creado una política pública de deporte que en cuatro años invirtió unos 100 mil millones de pesos entre infraestructura y representación de deportistas locales en eventos internacionales, aceptaron el reto. Y en noviembre del año pasado, efectivamente, Bolívar quedó de cuarto en los Juegos Nacionales de Chocó y Tolima, un lugar nunca antes alcanzado por el departamento.

Pocos días antes de que se cerrara el plazo para postularse oficialmente ante Coldeportes (se cerró este 19 de febrero), se sabía que a Bolívar le competirían el Eje Cafetero, Antioquia, Boyacá y Santander, que también habían manifestado su intención de postularse.

Aunque Atlántico y Barranquilla de manera discreta venía preparando desde diciembre su aspiración, ésta se conoció sólo mediáticamente hasta hace unas dos semanas. Sucedió cuando Char, acompañado por el gobernador atlanticense Eduardo Verano, anunció que peleará “como gato boca arriba” para que los Juegos Nacionales se queden en su casa.

En declaraciones a medios Char argumentó que, debido a que Barranquilla ganó la sede de los Juegos Centroamericanos de 2018, para los que la Nación ya aseguró 140 mil millones de pesos, habría que invertir muy poquita plata pues los escenarios ya estarían construidos.

“Pienso que su corazoncito (el de Santos) puede estar por este lado porque le van a decir que en el Atlántico, ni en Barranquilla, tiene que invertir 200 mil millones de pesos”, dijo el mandatario.

La noticia hizo caer la gota fría sobre la dirigencia de Bolívar, en donde Dumek Turbay (elegido por el liberalismo), el alcalde de Cartagena Manolo Duque (elegido por firmas), senadores como Sandra Villadiego de La U, ciudadanos -como un exfuncionario que mandó una dura carta pública a Char- y hasta twitteros respondieron indignados y empezaron a mover en esa red el hashtag #vamosporlasede.

El Gobernador Turbay le dijo ayer a La Silla Caribe que, aunque todas las regiones tienen derecho a aspirar, la de Char “nos ha parecido una actitud egoísta y casi de alta traición. Terminamos entendiendo que para él el único liderazgo del Caribe que existe es el suyo. Si algo en el Caribe no lo promueve Álex Char entonces no existe, y él está muy equivocado en eso... el liderazgo Caribe es Jercy Puello, es Julio Teherán, es la Cechi Baena (todos grandes deportistas de Bolívar, reconocidos en el mundo)”.

La referencia a la traición y la molestia, que no se manifiesta con los otros postulados, tiene que ver con que -según Turbay- Verano y Char sabían desde hace rato que Bolívar tenía la intención de ir por los Juegos y que se trataba de un tema clave para el gobierno bolivarense por venir el nuevo mandatario de liderar todos los temas deportivos.

La Silla no pudo confirmar si Verano lo sabía, pero lo más probable es que Char sí lo supiera, debido a que en las pasadas regionales viajó a Bolívar a tomarse la foto de apoyo alzándole el brazo a Dumek Turbay. Así mismo como hizo con muchos candidatos de la región en sus movidas para adquirir poder y aliados en todo el Caribe. Es decir, ellos eran cercanos, aunque Turbay tenía el aval liberal y nunca recibió apoyo de Char más allá de esa jornada.

La imagen se tomó en un evento proselitista en Magangué, en el que Char dijo: “Es ejemplar y de imitar el trabajo de Dumek por la dignidad deportiva en Bolívar”.

En ese encuentro fue protagonista (y aparece en la foto) además el entonces candidato a la Alcaldía de Magangué Pedro Alí, a quien Char le entregó el aval de Cambio Radical, en una movida en la que el vargasllerismo de Cambio terminó unido con el combo de la condenada Enilce López alias ‘La Gata’, que también respaldó a ese aspirante.

Alí es aliado de Dumek Turbay, pero no pudo recibir el aval de los liberales debido a unas peleas de ese partido a nivel local. Por eso Char terminó poniéndole la sombrilla de Cambio Radical.

Hoy Pedro Alí también toma distancia de Char en lo de los Juegos, como lo evidencia este mensaje en sus redes:

De ganar la sede de los Juegos Nacionales para Barranquilla y el Atlántico, Char quedaría bien ante su ciudad (que de todas maneras ya tiene los Centroamericanos, que son más grandes ), pero posiblemente perdería estos aliados clave en Bolívar rumbo a las presidenciales de 2018.

Aunque el Gobernador Turbay es liberal, y seguramente en esas elecciones su movimiento apoyará al candidato presidencial que pongan los rojos, su hasta hace poco estrecha relación con Char no hacía difícil imaginar que en esos comicios parte de su grupo pudiera poner huevos en la canasta vargasllerista, como ya es tradicional que pase en política.

Las buenas relaciones con la dirigencia bolivarense son importantes para el vargasllerismo y para Char, además, porque se trata junto a Córdoba del único departamento en el que el partido del vicepresidente no sacó carta ganadora en las pasadas regionales.

Según Dumek Turbay, igualmente ha caído mal que el Alcalde barranquillero use el argumento de la plata para pedir la sede de los Juegos. “Mintió Char cuando hizo eso porque Cartagena también organizó ya unos Juegos Centroamericanos (en 2006) y cuenta con escenarios. Pero además, nuestra propuesta es que la Alcaldía de Cartagena y la Gobernación ponemos 100 mil millones de los 140 mil millones que, calculamos, nos costarán los Juegos. Al Gobierno Nacional sólo le tocaría poner el resto”.

En ese sentido, en términos de plata las dos propuestas serían iguales porque en la de Barranquilla y el Atlántico se precisan 40 mil millones de pesos a la Nación para los temas logísticos de las justas.

Toda esta pelea ha revivido el fantasma de la rivalidad histórica entre Barranquilla y Cartagena, que a lo largo del tiempo se ha manifestado, por ejemplo, en los puestos que a nivel nacional reciben los oriundos de uno y otro lado a nombre de la Costa. Y en general en el protagonismo que cada departamento tiene a nivel Caribe.

En los últimos cuatro años, las relaciones entre los dos departamentos a nivel político habían sido muy buenas. Por no decir, afectuosas. Amigos personales desde hace años, los gobernadores José Antonio Segebre (del Atlántico) y Juan Carlos Gossaín habían concertado sin problema el nombre del gerente del canal regional Telecaribe, la secretaría técnica del OCAD (órgano para administrar las regalías) de la región y la sede de los Juegos del Caribe que, aunque le tocaban a Barranquilla, fue pedida por ambos mandatarios para San Andrés cuando el lío del diferendo con Nicaragua.

"El nivel de confianza que se genera entre las regiones y el Gobierno central se ampara en el cumplimiento de los compromisos. Es el momento de que el Presidente no se lave la manos. La solicitud del Alcalde Char es extemporánea y arrogante al señalar que porque tienen dinero pueden pasar por encima", opinó ahora respecto al tema de los Juegos el exgobernador Gossaín.  

Los argumentos de Barranquilla

Aunque La Silla Caribe lleva meses tratando sin éxito de entrevistar al Alcalde Char, para este tema logramos hablar con el secretario de deportes de Barranquilla, Joao Herrera.

El funcionario dijo que, aunque existe la percepción de que llegaron a última hora a pedir la sede de los Juegos Nacionales, “eso no es cierto. Veníamos manejando la información confidencialmente porque estamos en una competencia”.

Herrera insiste en que Barranquilla le puede dar todas las garantías al Gobierno Nacional de que hará bien las justas porque un año antes tendrá que haber liderado los Centroamericanos.

La propuesta barranquillera no es menor: además del tema de la plata, el Gobierno Char ofrece poner una villa deportiva con toda su dotación para que coman y se hospeden los deportistas. Esta villa hace parte de las obras de los Centroamericanos y se hará con recursos del Distrito. También se comprometen a movilizar gratuitamente a todos los atletas en el sistema integrado masivo de transporte Transmetro.

“No se puede pensar en que alguien tiene más derecho a ser la sede. Aquí no hay deslealtad y cada gobierno es autónomo. Que gane el mejor”, remató Herrera.

Todos quieren con los Juegos

Esta es la primera vez en la historia de los Juegos Nacionales que se presentan tantas regiones y departamentos para ser sede (normalmente no pasaban de dos). Además de las ya contadas arriba, de manera poco esperada el último día se postularon juntos Casanare y Meta.

La razón, según un político conocedor, podría ser que los mandatarios regionales saben que el Gobierno Nacional se quedó sin plata para mandar a las provincias y que las justas, que son financiadas Nación-ente territorial, son una manera de asegurar recursos del nivel central para infraestructura.

Además de escenarios deportivos que les quedan a los atletas locales, edificios que sirven de dormitorio a los deportistas y hasta vías aledañas, eventos como este son peleados porque dan la impresión de gestión por parte de un mandatario. Sin contar la atención mediática y el turismo que generan.

Aunque hay tantos jugadores en la cancha, sólo se ha evidenciado enfrentamiento político entre los costeños Bolívar y Atlántico.

Pasadas las postulaciones, ahora un comité evaluador integrado por funcionarios de Coldeportes viajará a todas las regiones que compiten para verificar condiciones como el transporte, los servicios médicos, la infraestructura ya existente y la gestión ambiental, y hacer al final unos informes técnicos para que Santos tome la decisión final.

Casa de Nariño pidió que los informes técnicos no pasen de una hoja por cada región. El nombre del elegido se conocerá en unas tres semanas. Así que el balón de los Juegos está en la cancha del Presidente. En Bolívar esperan que cumpla su promesa. Habrá que ver hacia dónde decide patear.

Comentarios (2)

Prada

02 de Marzo

1 Seguidores

Con ese amigo ... para qué enemigos.

Son vainas propias de los pol...+ ver más

Con ese amigo ... para qué enemigos.

Son vainas propias de los políticos-gerentes:
Es mejor que la nación NO invierta en el Atlántico a que lo haga en Bolivar. Con ese socio mezquino ...
Para el P&G de la región sería mejor que la nación invierta en Bolivar a que NO invierta en Atlántico.

Henry Castro Gerardino

03 de Marzo

140 Seguidores

Pues en todo Bolívar, creo yo, el amigo Char puede estar despidiéndose de lo...+ ver más

Pues en todo Bolívar, creo yo, el amigo Char puede estar despidiéndose de los votos que creía tener cautivos, con esas salidas de politiquero de vereda. No soy costeño, pero la jugada de ese personaje es patética. Quedó pintado de cuerpo entero. Bueno, ahora lo que queda es que hagan unos juegos de alta calidad y que de una vez le confirmen a Bolívar, la sede de los próximos. El mismo Char se apersonará que así suceda, porque cree que si lo hace, seguro de que se lo conceden, habrá empatado el partido.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia