Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita León · 21 de Diciembre de 2011

13853

51

Que Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe no se están hablando ya no es nuevo. El deterioro en su relación fue una de las noticias del año. Pero el caso de la Fiscal Viviane Morales y las posibles inhabilidades que pueda tener por su esposo se ha convertido en el Florero de Llorente que podría romper definitivamente la calma chicha entre los dos.

Ayer el Presidente y el ex Presidente quedaron en orillas opuestas a raíz del enfrentamiento entre Morales y el ex Comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo. La Fiscal avisó que le imputará cuatro delitos al ex funcionario de Uribe por la falsa desmovilización del frente Cacique Gaitana de las Farc y el segundo le ‘informó’ a Morales sobre la participación de su esposo Carlos Alonso Lucio como asesor de los paras durante el proceso de desmovilización. 

El respaldo del presidente Santos a la Fiscal fue total. Y lo hizo en un momento en el que ella claramente lo necesita, pues desde que reconoció haberse vuelto a casar con Lucio, su idoneidad para ejercer el cargo de Fiscal General ha sido seriamente cuestionada.

Como lo contó Cecilia Orozco en su columna de El Espectador, lo que arrancó con un cuestionamiento normal de cuatro periodistas sobre el conflicto que plantea que una persona que ha sido intermediaria de grupos ilegales ahora sea la pareja de la Fiscal que tiene que investigarlos, se ha convertido en el caballito de batalla de figuras cercanas al ex presidente Uribe, varios de cuyos ex funcionarios más cercanos están bajo investigación.

El 15 de diciembre, el ex ministro de Justicia Fernando Londoño pidió la renuncia de Morales
 

 

 

Tres días más tarde, lo hizo Francisco Santos. 

 

(Haga click en las imágenes para leer las columnas)

Y el 19 de diciembre, Luis Carlos Restrepo le envió a la Fiscal su carta sobre Lucio donde cuenta en detalle las labores de Lucio como asesor de los paramilitares en Ralito.

 

Carta a Fiscal

 

La Ruptura
 
 

Más allá de los serios cuestionamientos que plantean los antecedentes del esposo de la Fiscal, y más aún los rumores de que Lucio aprovecha su relación para hacer lobby dentro de la Fiscalía, no es coincidencia que quienes más hayan aprovechado el ‘papayazo’ de la Fiscal sean los uribistas.

Desde que asumió el cargo como Fiscal General, Morales ha movido los procesos contra el ex Ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, el ex Secretario General Bernardo Moreno, el ex general Mario Montoya, el ex Secretario Privado Edmundo del Castillo, entre otros, todos del círculo más cercano al ex presidente Uribe.

Además, parece estar interesada en investigar a fondo si en realidad hubo falsas víctimas en casos como el de Las Pavas, que ha sido deslegitimado desde el mismo sector.

Es claro el interés de personas allegadas a Uribe de aprovechar lo de Lucio para inhabilitar a la Fiscal e impedir su actuación en el mayor número de casos.

El Presidente Santos, por su parte, está jugado a favor de la Fiscal. Así lo hizo saber en su discurso de ayer. Es diciente que por fin la Cancillería se esté moviendo para lograr la extradición de la ex directora del Das María del Pilar Hurtado, asilada en Panamá con la ayuda de Uribe. Y también, que ayer una fiscal de Montería haya llamado a indagatoria a Ernesto Yamhure, columnista insigne del uribismo, por sus presuntos vínculos con los paras.

El Presidente Santos ha dicho varias veces que su mantra es “no pelear con Uribe, no pelear con Uribe y no pelear con Uribe”. Sin embargo, las condiciones políticas comienzan a cambiar y, según personas que los conocen a ambos, a Santos ahora sí le conviene romper abiertamente con su antecesor.

El plan Uribe 2014
 
 

El ex presidente Álvaro Uribe no sólo se aleja a pasos agigantados del presidente Santos, también, busca de nuevo salir al ruedo político en 2014, consolidandose como una posible fuerte oposición al actual gobierno.

La Silla Vacía tiene confirmado que el ex presidente Uribe ha dicho que su plan es conformar una lista cerrada encabezada por él al Senado que saque en marzo del 2014 unos 3 millones de votos y unos 30 senadores.

Es un cálculo electoral que hoy suena posible. Porque una cosa es que los candidatos que el ex presidente avale no hayan sido triunfantes y otra muy diferente, que su popularidad no siga siendo inmensa y que en el caso de que aparezca su foto en el tarjetón no logre capitalizar el agradecimiento que le tienen millones de colombianos por haberles devuelto la tranquilidad.

¿Qué haría Uribe con esa bancada? Se convertiría en una verdadera fuerza de oposición a Santos.

Es claro que se tendría que lanzar con un movimiento diferente a La U, pues en este partido, suyos-suyos no le quedan sino los senadores Juan Carlos Vélez y Manuel Enrique Rosero. Pero si logra sacar un poco menos de la tercera parte del Senado, es muy probable que logre armar una coalición con el cada vez más marginado Partido Conservador. Esta coalición uribista tendría capacidad de veto al gobierno.

Sobre todo porque del otro lado quedarían los Progresistas que aspirarían a unas diez curules con el impulso de Petro, Navarro y seguramente Angelino Garzón. En el medio quedaría una Unidad Nacional debilitada.

Es un escenario hipotético pero posible y es claro que si Santos quiere cuatro años más en el poder, tendrá que evitar que se concrete a toda costa. Para ello la Fiscal Morales es clave. Pues nada podría debilitar más a Uribe que el que varios de sus alfiles estén en un año tras las rejas. Y que además, se lo merezcan por haber cometido delitos debidamente probados por la justicia.

Este pulso será uno de los eventos políticos más interesantes de 2013.

 

Comentarios (51)

israel caro

26 de Diciembre

0 Seguidores

Luis Carlos Restrepo no tiene autoridad moral para cuestionar la Fiscal, ya lo...+ ver más

Luis Carlos Restrepo no tiene autoridad moral para cuestionar la Fiscal, ya lo que Lucio haya hecho en el pasado no demerita a Vivian como fiscal.Lo cuestiona por ser acesor para.y el como amigo de uribe y tantos otros cabecillas de los paras que puede cuestionar, ya que las extradiciones de sus amigos no fue mas que una estrategia para tratar de callar en su momento tanta denuncia por paramilitarismo en la que se untanron amigotes y familiares de uribe.asi las cosas Luis Carlos Restrepo y Lucio estaban remando hacia el mismo lado, Rastrero deberia dejar la mascara y en un acto de gallardia no escuchar mas a uribe y pensar autonomamente.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia