Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 15 de Diciembre de 2016

2714

0

Una de las noticias políticas del gobierno que llegó a Sucre este año ha sido el poder que le atribuyen al sobrino del gobernador Édgar Martínez. Como lo contó La Silla Caribe, fuentes de dentro de la Gobernación describen al abogado Carlos Espinosa Martínez como “el poder a la sombra” que se mueve con el interés de lanzarse al Senado en 2018. Esas movidas quedaron evidenciadas en una reciente fiesta que tuvo el llamado ‘primer sobrino’ sucreño con contratistas y funcionarios de esa entidad.

 

La Silla Caribe habló con dos personas que estuvieron en la reunión y una tercera que supo detalles de ésta por otro asistente. Nos reservamos sus nombres para evitarles líos, pues dos están vinculados con la Gobernación.

Según coinciden las tres fuentes por aparte, se trató de una fiesta el pasado 3 de diciembre en el club de Tiro y Caza, que queda en la vía que de Sincelejo conduce a Sampués.

El evento -según esas personas- fue convocado por un funcionario de planta de la Secretaría de Salud, quien les pidió a los contratistas asistir a un “agasajo al doctor Carlos Espinosa”.

Asistieron en su mayoría contratistas pero también funcionarios, todos del área de Salud (de la Secretaría de Salud y del Hospital Universitario de Sincelejo) de la Gobernación.

La convocatoria incluyó que días antes del encuentro algunos asistentes firmaran una planilla con sus datos (nombre, cédula, teléfono y número de personas que llevaría) y quedara informado verbalmente de que la asistencia significaba “un compromiso de apoyo para el doctor Espinosa cuando él lance su candidatura al Senado”, como nos dijo una de las fuentes.

“También nos dijeron que si íbamos, los contratos de 2017 nos iban a salir más rápido”, como lo aseguró otra de las fuentes, quien tiene un contrato por prestación de servicios.

La fiesta comenzó más o menos a las 2 de la tarde. Repartieron cerveza y trago y a las 6 sirvieron comida. Un grupo de porro la amenizó y la cantante dijo en micrófono que le deseaba "suerte" a Espinosa para 2018, sin especificar nada más.

Carlos Espinosa Martínez dio un saludo general y luego pasó de mesa en mesa saludando a todo el mundo. Y aunque nunca anunció explícitamente nada de su candidatura, para los asistentes con los que habló La Silla Caribe quedó claro que ese fue el motivo de la invitación.

Intentamos comunicarnos con el Gobernador para preguntarle por este evento. Le dejamos mensajes en su Whatsapp y contactamos a dos de sus asesores, pero no fue posible que nos hablara. Su jefe de prensa nos respondió que Martínez “desconoce completamente esa fiesta”.

También contactamos al abogado Espinosa, quien nos pidió enviarle las preguntas por escrito y además nos advirtió que teníamos que “probar jurídicamente” la existencia de la reunión.

Espinosa, quien hace unas semanas le reconoció a La Silla Caribe su intención de aspirar al Congreso, nos respondió que el 3 de diciembre fue a una fiesta de integración privada invitado “por amigos de la infancia, del colegio, por mis hermanos y por miembros de organizaciones sindicales y pensionales de las cuales he sido defensor jurídico por más de 20 años”. Y que aseguró que ignora la existencia del funcionario que hizo la convocatoria a funcionarios y contratistas.

“Usted no precisa quién es, pero de ser así me gustaría saber su identidad para formular la denuncia ante las autoridades pertinentes”, agregó al respecto.

Por último, según Espinosa los gastos de la fiesta fueron pagados por sus hermanos y el Gobernador nunca tuvo conocimiento de ésta.

Después de leer sus respuestas, volvimos a contactar a dos de nuestras fuentes y éstas nos ratificaron que se trató de un evento en el que estuvieron “en su mayoría, contratistas, algunos funcionarios y también los familiares que cada quien quiso llevar”, dijo una.

“Yo no vi familiares, sólo empleados. Desde secretarias hasta aseadores del hospital vi”, respondió la otra.

Recientemente, en La Silla Caribe contamos sobre los coqueteos entre el Gobernador Martínez y el rival que éste derrotó en las urnas: el cuestionado expresentante sucreño Yahir Acuña.

En el Sucre político creen que estos guiños tienen como trasfondo las aspiraciones políticas del ‘primer sobrino’. Incluso, una persona del grupo de Acuña nos aseguró que la idea es que el excongresista pueda apoyar a Espinosa Martínez al Senado en 2018.

En ese momento, el abogado Espinosa nos negó tajantemente esa eventual alianza y también que tenga el poder que le atribuyen en la Gobernación.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia