Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Antonio Canchila García · 01 de Noviembre de 2016

536

0

La doble calzada Sincelejo-Toluviejo se ha convertido en un dolor de cabeza. Esa vía es clave para comunicar la capital de Sucre con los municipios del norte y los sucreños llevan muchos años esperándola.

Sin embargo, cuando por fin estaba a punto de ser inaugurada este fin de año, los trabajos fueron suspendidos en febrero pasado por varios inconvenientes que ha tenido el concesionario que tiene a cargo las obras que valen 120 mil millones de pesos de Invías. Luego en junio se reanudaron las obras y recientemente la Corte Constitucional ordenó suspenderlas hasta que se haga una consulta previa a comunidades indígenas de una zona de influencia de la doble calzada.

Pero mientras se hace la consulta, en la zona se han venido presentando deslizamientos de materiales de la misma obra que estaban sobre la montaña, lo cual ha trancado varias veces la vía por la cual pasan carros actualmente.

El constructor se justifica y por eso esta semana le aplicamos nuestro Detector de Mentiras.

La frase fue dicha por Rafael De Voz Rodríguez, gerente de Autopistas de la Sabana, un megaproyecto cuyo retraso ha sido duramente criticado por el vicepresidente Germán Vargas Lleras, quien públicamente criticó la exigencia de consulta previa por parte de los indígenas.

“Si pudiéramos continuar con las labores esto no sucedería (deslizamiento de material de la obra doble calzada Sincelejo-Toluviejo). Volverá a pasar en la medida en que nosotros no podamos acceder a la zona que está en plena construcción y que deberíamos estar controlando con nuestras máquinas como lo hacíamos con anterioridad”

Rafael De Voz Rodríguez
Falso
 

Explicación: 

No es cierto que el concesionario tenga que continuar con la obra (y no hacer antes la consulta previa) para que no haya deslizamientos del material que dejaron sobre la montaña. Bastaría con que fueran con sus maquinarias a retirar esos residuos. Mucho más teniendo en cuenta que la comunidad indígena les permitiría llegar para hacer eso puntualmente.

Así nos lo aseguró Luis Rafael Martínez, capitán del cabildo indígena de la zona, quien nos aseguró que ellos están prestos a que llegue la maquinaria “pero sólo la necesaria para evitar que se siga presentando la caída de materiales a la vía, porque no pueden seguir las obras hasta que no se haga la consulta previa”.

Según esa fuente, los indígenas ya le comunicaron esta decisión al constructor. Pero incluso si esa comunidad se opusiera, Autopistas de la Sabana puede solicitar el acompañamiento de las autoridades para adelantar el retiro del material que está cayendo a la vía. Consultamos a De Voz para este Detector y nos dijo que ya esa solicitud la hicieron ante la Defensoría del Pueblo, pero hablamos con el defensor Ramón Monterrosa y respondió que eso no es cierto. “Ellos pidieron acompañamiento para la consulta previa que se va adelantar con esa comunidad desde el 5 de noviembre, pero no para el tema de los materiales que deben retirar”.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia