Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Héctor Riveros · 04 de Junio de 2016

2190

8

Keiko Fujimori, hija de un ex Presidente del Perú que purga una condena por violación de derechos humanos, que encabezó un gobierno corrupto que cometió todo tipo de tropelías con la justificación de combatir el terrorismo, obtendrá más o menos la mitad de los votos que los peruanos depositarán en la elección presidencial. Gane o pierda, el fujimorismo estará reivindicado. La mitad de los electores habrá enviado el mensaje que no solo no le parece reprochable la manera como ese grupo ejerció la Presidencia, sino que está de acuerdo con que se privilegie el fin sobre los medios.

Con algunas pequeñas diferencias, eso acaba de pasar en Austria. El candidato ultraderechista perdió las elecciones presidenciales por un pequeño margen, después de haber ganado ampliamente la primera vuelta. Fue necesario convocar una muy amplia coalición, una especie de todos contra Norbert Hofer, que era un “todos” contra una propuesta radical contra los inmigrantes y un proyecto con orígenes nazis. Al final perdió, pero la mitad de los electores, ante el dilema, puso en segundo plano el respeto por los derechos humanos y se fue por “los resultados”.

La historia se repetirá nada menos que en los Estados Unidos el próximo noviembre, cuando el “establecimiento” gringo se unirá para tratar de evitar que un xenófobo, que propone torturar a los presos y que desafía permanentemente los principios y valores liberales que se suponían universales llegue a la Presidencia del país más poderoso del mundo y que se auto atribuye el papel de garante de la libertad y la democracia. Gane o pierda, la mitad de los estadounidenses expresará su desprecio, así sea transitorio, por esos valores que teóricamente son la base de esa especie de consenso global alcanzado después de la segunda guerra mundial.

En el Perú, en Austria y en los Estados Unidos, “todos” se habrán unido para impedir que un personaje al que consideran un peligro para la democracia gane las elecciones democráticamente. Ahí están los “académicos”, los representantes de los partidos tradicionales, los medios de comunicación con mayor audiencia, los empresarios más reconocidos, los defensores de derechos humanos y un largo etc. El día de las elecciones comprueban que no son “todos”, sino a lo sumo la mitad, que puede ser que logren ganar por muy poco como ocurrió en Austria, apoyando a un candidato que no pertenece a ese “establecimiento”, pero que defiende los valores democráticos, pero que el consenso de principios está roto porque al menos la mitad de los electores no pone ahí el límite.

Keiko Fujimori ha matizado sus afirmaciones, lo mismo que la señora Le Pen en Francia, pero los electores no están con ellas por moderadas sino todo lo contrario porque representan la mano dura. Pueden parecer caras más amables pero su éxito se basa en que, como al menos la mitad de los electores, no solo no reconoce los “límites” que impone un estado democrático a los gobernantes, sino que los consideran estorbos para conseguir los resultados.

En otros países de América Latina hubo disyuntivas parecidas en los últimos años solo que el “establecimiento” no se enfrentaba a propuestas de ultraderecha sino a populismos de izquierda y en casi todos los casos ganó y volvió a ganar varias veces el populismo que no respeta la separación de poderes o la libertad de prensa.

Aunque con matices en Colombia hemos tenido escenarios parecidos y no es descartable que ese sea el que tengamos en el 2018. Mockus creció la “ola verde” bajo el slogan de “no todo vale” que era como una especie de reivindicación de esos límites supuestamente aceptados universalmente. La disyuntiva no era blanco o negro porque, aunque había acusaciones de corrupción e irrespeto de la constitución contra Uribe, Santos no representaba exactamente eso y con él estuvo una parte del “establecimiento”: los ricos, los medios, los partidos tradicionales, así que, aunque el mensaje de los verdes era ese la escena no lo representaba exactamente.

En 2014, ya juntos Mockus y Santos contra el uribismo, la escena era más parecida. Si bien la discusión era alrededor de la terminación negociada del conflicto o la solución militar, ahí el dilema sobre privilegiar los “límites” frente a los “resultados” era de alguna manera semejante a lo que ha habido en otras partes.

El lenguaje de la resistencia civil, que es –según lo han dicho sus promotores- el desconocimiento de las decisiones que se adopten alrededor de la terminación del conflicto, así ellas sean aprobadas por el Congreso y avaladas por la Corte Constitucional, más el ají que le ponga Alejandro Ordoñez, ya no desde la Procuraduría sino desde la campaña política, con sus posturas en contra de los derechos de la minorías, nos puede acercar a esa escena de todo o nada que parece estar de moda en todo Occidente.

Unos, “todos”, defendiendo la democracia, para que otros, que pueden llegar a ser la mayoría, no la pongan en riesgo.

Comentarios (8)

Jose Mario Aristizabal

04 de Junio

0 Seguidores

Otra vez Riveros confunde en su ignorancia los conceptos, Demos Kratos es gobi...+ ver más

Otra vez Riveros confunde en su ignorancia los conceptos, Demos Kratos es gobierno del pueblo, no del establecimiento mas algunos del pueblo, eso es lo que se denomina oligarquia, los ejemplos parecen extremos, supongo que es mas facil recordar la tercera parte con la que le gano Hitler a la tercera parte de los comunistas, pero la democracia debe respetar valores tontos como seguridad y justicia.

Prada

04 de Junio

1 Seguidores

Suena como a la enfermedad autoinmune en medicina (Que según Wikipedia es "un...+ ver más

Suena como a la enfermedad autoinmune en medicina (Que según Wikipedia es "una enfermedad causada por el sistema inmunitario, que ataca las células del propio organismo. En este caso, el sistema inmunitario se convierte en el agresor y ataca partes del cuerpo, en vez de protegerlas. Existe una respuesta inmune exagerada contra sustancias y tejidos que normalmente están presentes en el cuerpo").

DIDUNDI

04 de Junio

3 Seguidores

Pss entonces estamos d malas xq las autoinmunes son crónicas, no se curan y n...+ ver más

Pss entonces estamos d malas xq las autoinmunes son crónicas, no se curan y nos lleva a la muerte larga y lenta característica dl sistema económico-político q jamás ha estado ni estará en discusión en este país.
Así q el panorama es nada esperanzador, pero al final nada se pierde cuando nada se ha tenido.
En este país las costumbres son leyes.

GMolano

04 de Junio

0 Seguidores

Esa democracia que defiende Riveros es un mal chiste. El ejemplo es Trump. Los...+ ver más

Esa democracia que defiende Riveros es un mal chiste. El ejemplo es Trump. Los republicanos no aportaron nada valioso en la ultima legislatura y desdeñan a su nuevo candidato. La politica hace rato se volvio un reality y tubo que llegar una estrella de realities para arrebatarles el protagonismo a los politicos. Y lo triste es que aca los imitamos.

Henry Castro Gerardino

04 de Junio

140 Seguidores

Interesante la forma aleatoria con la que Riveros analiza las tendencias polí...+ ver más

Interesante la forma aleatoria con la que Riveros analiza las tendencias políticas de otros paises para luego aterrizarlas y asemejarlas a las nuestras. Lo cierto es que nada es tan veleidoso como la política. Los pueblos tienen memoria y una carga emocional que es imposible eliminarla. Votamos por una persona por sus tesis y lo que representa y siempre tratando de ser mayoría. Es humano.

LIBELULA

07 de Junio

0 Seguidores

riveros es patético, la democracia es una forma de organización del estado,l...+ ver más

riveros es patético, la democracia es una forma de organización del estado,las decisiones son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación, porque ahora decir que no es democrático la resistencia civil? porque prima la voluntad del pueblo mayoritario contra las de los mal elegidos representantes de este pueblo? si la elección fuer errónea la constitución nos permite rectificar

LIBELULA

07 de Junio

0 Seguidores

democrático el echo de pretender modificar la constitución desde la habana?...+ ver más

democrático el echo de pretender modificar la constitución desde la habana?, eso exactamente ha sucedido, desde la habana el gobierno y las farc enviaron el documento que por mayoría fue aprobado por el senado, sin discusión alguna, un golpe certero a la democracia si la corte constitucional lo declare excequible. esa es la democracia que usted quiere para Colombia doctor riveros? a pupitrasos

julia gutierrez

08 de Junio

0 Seguidores

Resistencia Civil contra la entrega del país a los narcoterroristas con la co...+ ver más

Resistencia Civil contra la entrega del país a los narcoterroristas con la complicidad de los periodistas enmermelados!

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia