Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Andrés Bermúdez Liévano · 05 de Noviembre de 2014

7298

12

Una carta de Clara López la semana pasada volvió a alborotar el avispero dentro del Polo Democrático, que ahora está fuertemente enfrentado a raíz de la propuesta de su reciente candidata presidencial de buscar alianzas con partidos de la Unidad Nacional para las elecciones regionales del próximo año.

En la carta, la presidenta del Polo plantea que hay “dos visiones distintas sobre el tema de las alianzas” y que el partido debe tener presente, a la hora de escoger su estrategia para el 2015, que hay una “amenaza de la ultraderecha” y que “Zuluaga ganó en 622 municipios del país”.

“La pregunta es: ¿Vamos a hacer alianzas para detener el avance de esa ultraderecha opuesta al proceso de paz que se deberá ejecutar en los territorios? Esa decisión no da espera y participaré en ella defendiendo la más amplia convergencia a partir de la unidad de la izquierda pero yendo más allá de ella, en función de la paz, de la democracia y de la ruta hacia los cambios que hagan que una y otra sean sostenibles”, escribió Clara.

Ese 'yendo más allá de la izquierda' fue el detonante: varios sectores del Polo -incluyendo el Moir de su senador más votado Jorge Robledo, el del vallecaucano Alexander López y buena parte del Polo Social de la propia Clara- se oponen, con el argumento de que aliarse con Santos sería un error político.

El Polo 2015, entre el antiuribismo y el ‘ni ni’

Los que se oponen a la posibilidad de que el Polo termine de aliado de la Unidad Nacional -así sea en ciertas regiones específicas- temen que sus electores los castiguen por la falta de coherencia de ser críticos de Santos y luego terminar de socios electorales.

 

“Esa candidatura [de Clara] debe ser una candidatura de clarísimo deslinde con Santos o con Uribe, esa candidatura deber ser ni ni”, dijo en entrevista con El Nuevo Siglo el senador Jorge Robledo. “Si entregamos nuestras banderas hasta ahí llegamos; yo a eso no le juego”, le dijo un par de días después a El Nuevo Día.

“Clara ha dicho con claridad que el electorado del Polo debe trancar a Uribe. Nosotros tenemos la posición de que, para continuar el éxito de las elecciones, el Polo debe mantenerse en una condición real de oposición”, dice el secretario general Gustavo Triana, que viene del Moir que lidera Robledo.

Para ese sector una cosa es plantear alianzas con otros grupos de izquierda y de centro izquierda, como la Unión Patriótica (con la que ya estuvieron aliados en elecciones), los verdes o los petristas. Y otra muy distinta hacerlo con los partidos de la Unidad Nacional y el guiño del gobierno Santos.

“Siempre va a haber un coco al que huirle y, si hacemos esas alianzas, estaremos condenados a ser un eterno apéndice del 'mal menor'. Es el síndrome de la noria, de volver a repetir lo mismo una y otra vez”, dice Wilson Arias, el ex representante que está considerando lanzarse a la Alcaldía de Cali. “Para nosotros el modelo económico de Santos es el mismo de Uribe. No aceptamos la invitación de rodear a uno para combatir al otro”.

Varios de ellos creen que la postura de Clara puede costarle políticamente incluso a ella, apenas unos meses después de haber logrado dos millones de votos y en momentos en que ella parte -según varias encuestas- con la más alta favorabilidad para llegar a la Alcaldía de Bogotá.

“Bogotá, de Mockus en adelante, no ha tenido un alcalde de partidos tradicionales. Hay unos 600 o 700 mil votantes que no votan por esos partidos y que definen la alcaldía. Al aliarnos con ellos, es posible perder esos votos porque esos 500 mil votos [de las pasadas elecciones] no son de Clara, ni del Polo, ni de Petro, sino de las circunstancias del momento”, dice el ex congresista Wilson Borja, que viene de la misma tendencia de Clara -el Polo Social- y que ya había firmado una dura carta cuando ella le hizo campaña a Santos.

En el sector de Clara le buscan bajar el tono a la pelea y subrayan que, si el Polo quiere gobernar, debe pensar en concertar con otros partidos para crear una especie de Frente Amplio como el uruguayo. Y que, al igual que en la reelección de Santos, el contexto de los diálogos en La Habana será central en las elecciones de alcaldes y gobernadores.

“Estas elecciones son cruciales para el proceso de paz, porque son las que definen quiénes serán los alcaldes del posconflicto”, le dijo a La Silla Clara López, añadiendo que busca una discusión calmada sobre el tema y no una confrontación.

“No puede tratarse siempre como una regla de tres, porque depende de la realidad política de cada región y de la correlación de fuerzas. Ese debate debe darse desde ya para ver cuál es la mejor política de alianzas, porque eso requiere una planificación cuidadosa y no se puede hacer de sopetón en cinco días”, dijo.

“Tenemos en América Latina a la vuelta de la esquina -en Brasil, Ecuador, Bolivia, Chile y Uruguay- ejemplos de que hay que concertar. Si los liberales no apoyan a Dilma, no hubiera ganado. Han demostrado que concertando se gobierna”, dice Jaime Dussán, quien de todos modos aclaró que “las alianzas son en torno a nosotros, no en torno a ellos”.

Bajo el criterio de Dussán se darían solo en torno a candidatos que le permitan al Polo repetir sus éxitos electorales en bastiones históricos de la izquierda. Como Nariño, que ha tenido dos gobernadores consecutivos de izquierda con el ex polista Antonio Navarro y el independiente Raúl Delgado. O en el Valle, donde ya gobernaron como independientes Angelino Garzón y Jorge Iván Ospina. Y por supuesto Bogotá, que -con Clara- podría enfilar cuatro alcaldías seguidas de izquierda.

El problema de esa teoría es que puede ser ingenua: si la Unidad Nacional -y más específicamente los liberales, que son los más cercanos políticamente- aceptan apoyar al Polo en donde le interesa, es poco probable que no exijan reciprocidad en donde la izquierda no tenga opciones reales pero pueda ayudar a derrotar a un candidato uribista.

La pelea del Polo, tercer acto

El telón de fondo de toda la pelea es el Congreso del Polo que se hará en los primeros meses del próximo año, en donde se definirán temas gruesos como la presidencia y el nuevo comité ejecutivo del partido, si hay cambios en sus estatutos y también la estrategia del 2015. De ahí que un polista describiera esta disputa como “las escaramuzas de posicionamiento” entre los dos grupos.

En realidad, se trata del tercer capítulo de una novela que lleva corriendo desde junio y que el partido aún no ha logrado zanjar.

Arrancó cuando, como contó La Silla, a un sector grande del Polo le molestó que Clara hiciera campaña mano a mano con Santos, apareciendo abrazada con el presidente-candidato y grabando cuñas en las que destacaba sus compromisos con las banderas políticas del partido de izquierda.

La discusión sobre si Clara había roto el acuerdo al hacerle campaña a Santos debería haberse dado dentro del comité ejecutivo del Polo, pero éste solo se reunió por primera vez desde las elecciones hace dos semanas.

El problema es que en esa junta, el tema pasó a segundo plano porque otra pelea distinta estalló: el sector de Clara propuso hacer este 30 de noviembre la elección abierta de delegados para el Congreso del partido, un plazo que a la otra mitad del comité le pareció demasiado apresurado.

Tras una apretada votación de 15 a 14 a favor de la propuesta de Clara, los sectores que perdieron se salieron de la reunión. Tan álgida fue la discusión que el ex ministro Carlos Bula -que viene de la misma tendencia de Clara- escribió una carta calificando al comité como “una sucursal del Comando de la Unidad Multinacional del Presidente Santos”. Ni siquiera alcanzaron a abordar los otros temas que tenían en la agenda del día.

Al final, la tensión bajó porque el Consejo Nacional Electoral decidió -a pedido del Polo- aplazar la fecha en que el partido tendría que elegir a sus delegados hasta un día por determinar aún, pero a comienzos del próximo año.

Eso desactivó el pulso más inmediato, hasta que se hizo pública la carta que Clara había llevado al partido ese mismo 16 de octubre. Rápidamente el tema pasó de ser el apoyo a Santos en 2014 para convertirse en las alianzas con él para 2015.

“Hay mucha incertidumbre. Como con todos los debates duros al interior del Polo, puede que al final todo fluya como que el partido vuele en pedazos”, dice un polista que prefiere no revelar su nombre porque aún no ha fijado su posición sobre el tema.

Comentarios (12)

DIDUNDI

05 de Noviembre

3 Seguidores

Otra vez lo dicho, esto es ToconFu, TocONFU, TOCONFU, una vez más.
...+ ver más

Otra vez lo dicho, esto es ToconFu, TocONFU, TOCONFU, una vez más.

La izquierda continúa en su autodisociaDUra actitud. Las alíanzas dl Polo y Con los Progre-Verdes pueden resultar una vez más en Bogotá y sin necesidad de alianzas con los " ni ni". En el resto dl país mmm....???,, tirando a mal. El radicalismo de Robledo n esta oportunidad lo veo justificado. Bogota les puede cobrar bien fuerte tanto Dinamismo político a Clara.

Esto es lo q se piensa Hoy, otra cosa es cuando las Encuestadoras y medios empiecen a hacer lo suyo en plena campaña.

benito camelas uribe

05 de Noviembre

0 Seguidores

Samuel moreno goberno con la U, los liberales entre otros.Ya sabemos todos en ...+ ver más

Samuel moreno goberno con la U, los liberales entre otros.Ya sabemos todos en que termino, el polo debe tener un candidato que nos represente dignamente y no otra marioneta del samperismo infiltrada y yo propongo a @Aureliosuarez como ese candidato su programa de gobierno http://es.slideshare.net/aureliosuarez/programa-de-gobierno-del-candidato-a-la-alcalda-de-bogot-por-el-pda-aurelio-surez-montoya

Julián Darío Bonilla Montenegro

06 de Noviembre

0 Seguidores

Lo escrito en esta nota es una parte adicional de una "crónica de una muerte ...+ ver más

Lo escrito en esta nota es una parte adicional de una "crónica de una muerte anunciada" de la izquierda colombiana.

Y por allá quienes insisten en que Samuel gobernó con otros grupos políticos, deben recordar que fue el mismo MOIR el que permitió esto. Pues es bien sabido que Moreno le dejó el puesto de control y organización del PDA a Robledo y su combo con tal de que le dejaran gobernar Bogotá a su antojo.

Y si fue así, ¿por qué el mismo MOIR fue el que más insistentemente defendió hasta último minuto a Samuel Moreno y vendió la idea fanática y conspirativa (propia de ellos) de que todo era una estrategia de la extrema derecha neoliberal para acabar con ese proyecto de Izquierda?

En estos años, si la izquierda se vuelve a disolver, como lo ha venido haciendo por medio de tantos "ismos", uno de los primeros responsables, por su arrogancia e intransigencia política será Jorge Enrique Robledo y el MOIR que le sigue peor que a miembros de una secta en una iglesia cristiana.

benito camelas uribe

06 de Noviembre

0 Seguidores

Acabar con el proyecto de izquierda es lo que hará precisamente Clara Lopez a...+ ver más

Acabar con el proyecto de izquierda es lo que hará precisamente Clara Lopez al aliarse con el santismo y covertirlo en su pequeño partido liberal. Por supuesto usted como estratega que es buscará acomodar la verdad para estar a favor de Lopez y compañía hará todo lo posible hasta usar ataques personales contra @JERobledo y no me soprenderia que siguiera con personas como @GNavasTalero @WilsonAriasc @Castillasenador que tienen la misma posición. Si el polo ha de perder las elecciones que así sea, pero permitirse hacer alianzas con quienes han hecho política publica errada durante 200 años sería un grave error.

Julián Darío Bonilla Montenegro

06 de Noviembre

0 Seguidores

La estrategia paranoica y conspirativa del MOIR en su mejor expresión. Son el...+ ver más

La estrategia paranoica y conspirativa del MOIR en su mejor expresión. Son ellos, y especialmente ellos, los que ayudaran a acabar con este proyecto político.

Lo demás es propio de los fanáticos. Mejor dicho, toda la construcción discursiva es propia de los fanáticos. Con los demás que usted menciona no tengo nada; es solo con la intransigencia y autoritarismo del MOIR y el fanatismo y sumisión de sus bases aúlicas.

Y la verdad es que el MOIR es el único que cree tener la verdad (igual que el estilo de otros proyectos autoritarios como el petrismo o el uribismo) atacando explicita o implicitamente a aquellos que disienten de este esquema vertical y sumiso de organización política.

Y debido al sesgo de información, ya supone que per se creo que se hace necesario una alianza. Pues no. Pero cambiar el chip a un fanático no es posible.

JuanD

31 de Diciembre

0 Seguidores

Seguramente será muy interesante para el sector mas tradicional del Polo escu...+ ver más

Seguramente será muy interesante para el sector mas tradicional del Polo escuchar las opiniones y deseos de uribistas, especialmente considerando de donde vienen y cuales son sus objetivos. Es más que obvio lo que prefieren respecto a las alianzas que se pueden dar en torno al proceso de paz. Estamos en un momento de vital importancia para el futuro de Colombia y esto requiere de una unidad de pensamiento y voluntad, más alla de las antiguas y profundas discrepancias políticas, económicas y demás, que continuarán siendo absolutamente legítimas y disputables en el futuro. Tiempos históricos requieren de alianzas históricas, mas allá de costos electorales e intereses partidistas, el progreso y desarrollo de un país SIN GUERRA INTERNA es de un valor inconmesurable para todas las actuales y futuras generaciones de colombianos. Saludos!

GMolano

06 de Noviembre

0 Seguidores

Infinitas gracias al MOIR y todas las facciones del Polo que extrañan los tie...+ ver más

Infinitas gracias al MOIR y todas las facciones del Polo que extrañan los tiempos de la cortina de hierro. Le hacen un favor inmenso a la capital al mantener al vaivén del azar del momento, las posibles alianzas de Clara, diluyendo sus aspiraciones. Leer las declaraciones de Dussan y cia, tratando de emular el Polo, con proyectos de izquierda latinoamericanos de manera poco autocritica. es por lo demás onírico.

Si bien Petro sigue en sus enredos mentales y administrativos, planto una semilla, genero todo una conciencia de lo que debe plantearse como nueva alternativa de gobierno (y también de como NO hacerla). El camino esta servido para que las tercerías con un liderazgo fuerte secundado por el pragmatismo de la Unidad Nacional plantee una alternativa seria a las elecciones.

Lissett

07 de Noviembre

0 Seguidores

La derecha continua haciendo daños tanto de tipo ambientales como sociales, p...+ ver más

La derecha continua haciendo daños tanto de tipo ambientales como sociales, pero aún hay gente que le apuesta a ese modelo de política. Tildar de malos y de manera generalizada a los representantes de la izquierda, es como tildar a todos los representantes de la derecha como los autores intelectuales de lo malo que le ocurre al país; y la verdad me quedo con la segunda apreciación, porque Colombia a estado direccionada en su totalidad, por gobiernos liberales o conservadores o por otros mimetizados bajo nombres y colores, pero que siguen siendo lo mismo, es decir, con los mismos actores sociales y políticos. La verdad, así el mono se vista de seda mono se queda, ¿cuál unidad se requiere para empobrecer más a los colombianos?

LIBELULA

08 de Noviembre

0 Seguidores

MMMM... a quien bajo un árbol se cobija... solo sombra le dará.. o un rayo l...+ ver más

MMMM... a quien bajo un árbol se cobija... solo sombra le dará.. o un rayo le caerá... la popularidad de Santos va de capa caída.. de manera vertiginosa.. y a Clarita le salpicará la roya que de las hojas del árbol santista se desprendan. Si quieren ser reconocidos como partido de izquierda y opositor ideologico de partido de la Unidad de Santos ..deben de marcar su propio camino.. con todo el sacrificio que se requiera para obtenerlo... solo así crecerán.... el pez grande se come al chico.... cuando el chico salta a la pecera del grande.. si el chico continua en su pecera y fortalece su propia lucha...conseguirá ser grande...para una sana democracia se requiere de partidos fuertes con ideologias propias

JuanD

30 de Diciembre

0 Seguidores

Seguramente será muy interesante para el sector mas tradicional del Polo escu...+ ver más

Seguramente será muy interesante para el sector mas tradicional del Polo escuchar las opiniones y deseos de uribistas, especialmente considerando de donde vienen y cuales son sus objetivos. Es más que obvio lo que prefieren respecto a las alianzas que se pueden dar en torno al proceso de paz. Estamos en un momento de vital importancia para el futuro de Colombia y esto requiere de una unidad de pensamiento y voluntad, más alla de las antiguas y profundas discrepancias políticas, económicas y demás, que continuarán siendo absolutamente legítimas y disputables en el futuro. Tiempos históricos requieren de alianzas históricas, mas allá de costos electorales e intereses partidistas, el progreso y desarrollo de un país sin guerra interna es de un valor inconmesurable para todas las actuales y futuras generaciones de colombianos. Saludos!

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia