Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 12 de Enero de 2017

2363

2

Con la llegada del santista Hernán Andrade como jefe del Partido Conservador, los azules buscan destetarse del santismo y buscar un candidato propio para llegar a la primera vuelta del 2018. Así nos lo dijo él mismo y fue corroborado por otros cuatro congresistas y directivos del Partido.

La idea que quiere impulsar Andrade, y en la que lo apoyan sectores santistas, como los senadores Juan Diego Gómez y Efraín Cepeda, y no santistas, como los senadores Eduardo Enríquez Maya y Juan Manuel Corzo, es traer nuevamente a los conservadores que no están en el Partido y que promovieron la campaña del NO, como la excandidata azul Marta Lucía Ramírez, el expresidente Andrés Pastrana y el procurador anulado Alejandro Ordóñez.

 

Y es así como arrancando el año, Andrade comenzó a tejer puentes: con Ordóñez cruzaron mensajes de texto y quedaron de reunirse a finales de enero; lo mismo con el expresidente Andrés Pastrana, cuando vuelva al país; con Ramírez lo hará la próxima semana y con el exministro de Álvaro Uribe, Carlos Holguín, ya cuadraron cita para febrero.

“Al final del día, el Partido sin Marta Lucía, Ordóñez o Pastrana es un montón de manzanillos”, nos dijo una de las fuentes consultadas.

Puertas abiertas a las alianzas

Tanto Ordóñez como Ramírez les han dicho a algunos miembros del Directorio que no descartan aterrizar en el Partido como candidatos presidenciales, pero también están buscando la posibilidad de inscribirse por firmas, según nos dijeron dos fuentes azules.

En particular, Marta Lucía “siente que la trataron mal en la anterior Dirección”, dijo un conservador cercano a ella, en referencia a las diferencias que tuvo con el anterior director, David Barguil.  

Ayudaría a que se decidan por el partido que cada vez gana más fuerza entre los miembros del directorio la idea de hacer una consulta popular para escoger el candidato del Partido para el 2018 para hacerse contar en las urnas y cotizarse con miras a una posible coalición con otros partidos.

La discusión será más bien sobre la fecha de la consulta.

“Para hacer una consulta en 2017 necesitamos un candidato fuerte que recoja alianzas camino a mayo de 2018”, dijo un miembro del Directorio; en cambio en marzo de 2018 (el día de la elección del Congreso), a menos de dos meses de la primera vuelta electoral “no hay tiempo de hacer alianzas”, dijo la misma fuente.

En cualquiera de los escenarios (consulta o convención), los consultados ven a Ordóñez, Ramírez, y a los ya inscritos Ubéimar Delgado, el ex gobernador del Valle, y al ex magistrado Francisco Ricaurte, en la contienda. Algunos no descartan el aterrizaje del expresidente del BID, Luis Alberto Moreno y el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

De Moreno, un consultado nos dijo que esperan tener conversaciones durante las siguientes semanas; sobre el Ministro, otra fuente del Partido dice que “lo sigue pensando” y deberá definir en febrero si parte del Gobierno o no.

Sin vetos

De todos modos, en la nueva política de ‘puertas abiertas’ del Partido, están considerando alianzas que incluyen Cambio Radical e incluso el Centro Democrático. De hecho, como ya contó La Silla, el vicepresidente Germán Vargas ya ha entablado coqueteos con este partido.

“Vamos a hablar con todo el mundo, acá no hay vetos”, dijo uno de los consultados, de corte santista.

Otro conservador, en el mismo sentido, dijo que el Partido puede pensar en alianzas para una segunda vuelta si encuentran afinidades.

“Como conservador tengo más afinidad con Vargas, Duque, Zuluaga. ¿Qué afinidad tenemos nosotros con un Roy o con Serpa?, ninguna”, dijo.

En esa tónica consideran además que teniendo de su lado a figuras más cercanas a la derecha pueden tener más conexión con las bases, que como lo demostró el plebiscito, están más cerca al uribismo.

De todos modos, el Gobierno no quiere que el conservatismo quede en manos de Uribe, según le dijo a La Silla una alta fuente del Ejecutivo. Así que buscará que el recorrido de los azules en 2017 no llegue al Centro Democrático, como ocurrió ya en 2014, cuando apoyaron en segunda vuelta a Zuluaga. 

Por último, la cúpula del Partido tiene el propósito de ahora sí tener una agenda programática propia

Para esto, como contamos, ‘reclutaron’ a Eduardo Pizano, quien estará encargado de hacer un ‘think tank’ del Partido para trabajar de forma académica temas como salud, educación, justicia y seguridad.

Su objetivo es que todos los congresistas, aspirantes y el candidato presidencial tengan “la misma línea ideológica” para captar más votos. Y que, además, se traduzca en proyectos de ley para la última legislatura que estará presidida (si se respetan los acuerdos) por el senador conservador Efraín Cepeda.

La lista de tareas para Andrade también incluye apretar el cinturón en gastos, contratos, publicidad y nómina para que quede plata para las campañas de los senadores. Según dos de sus miembros, arrancarán también a hablar con sectores empresariales “amigos” (no especificaron cuáles) para inyectar dinero a las campañas a Congreso y la Presidencia.

Con esta hoja de ruta, los azules sueñan con llegar por fin a la segunda vuelta presidencial con un candidato propio.

Comentarios (2)

Carlos Tafurt L

12 de Enero

0 Seguidores

Todavía parece temprano, pero quisiera ya empezar a ver propuestas concretas ...+ ver más

Todavía parece temprano, pero quisiera ya empezar a ver propuestas concretas para solucionar los múltiples problemas de Colombia, especialmente en corrupción, salud para la tercera edad, educación de calidad más que de volúmen. El qué, cómo, quién, cuándo, cuánto, dónde, y por qué son importantes para empezar a alinear el voto de consciencia. 

Luis Fernando Orozco Acosta

12 de Enero

0 Seguidores

Es evidente la gran division en el partido conservador y como se estan llevand...+ ver más

Es evidente la gran division en el partido conservador y como se estan llevando a cabo las convenciones, Martha Lucia Ramirez por ejemplo practicamente es odiada por la mayor parte del directorio conservador pero ampliamente apoyada por los convencionistas, podria decir que ella y algunos otros todavian mantienen la linea pura del conservatismo, se los comio el santismo.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia