Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 08 de Enero de 2016

14135

3

A una semana  de haber asumido como alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, el empresario que contra todos los pronósticos electorales derrotó a las principales maquinarias de Santander y se quedó con el primer cargo de la capital de ese departamento, dialogó con La Silla.

El nuevo mandatario habló sobre el estado financiero en el que encontró el Municipio, que según los cálculos de su equipo, a hoy tiene $600 mil millones de saldo en rojo, se refirió a la contratación de última hora que le dejaron firmada, expuso la que será su relación con el Concejo y  explicó los alcances de sus primeros anuncios como dirigente.

La Silla Vacía: Cuando Luis Francisco Bohórquez salió de la Alcaldía hablaba de que dejaba un déficit de tesorería de $80 mil millones, cifra que era proyectada por la Contraloría en $200 mil millones, y de cuentas por pagar en los bancos de $216 mil millones ¿Cuál es la verdad de lo que usted recibió?

Rodolfo Hernández: A mí me habían dicho a través de lo que encontraron en el empalme que las cuentas por pagar en tesorería se acercaban a $80 mil millones, pues la verdad es que son $300 mil millones, eso quiere decir que el presupuesto de inversión, si lo miramos en términos pragmáticos, ya está gastado, y no solo el de este año sino el del año entrante también. Fuera de eso hay otros $300 mil millones de pesos que se le deben a los bancos y que generarán para 2016 alrededor de $75 mil millones entre amortizaciones de capital e intereses.

LSV: Su antecesor decía que esa plata tenía soporte y que solo hacía falta recaudarla ¿Qué de cierto había en eso?

RH: Lo que pasa es que esa deuda es rotativa. Siempre los ciudadanos deben $120 mil millones, eso es como girar cheques chimbos con fondos que usted piensa que va a recoger pero que no sabe cuándo, entonces usted no puede ir a un almacén a comprar con un cheque chimbo, porque si no está fondeado el banco simplemente usted no puede gastar esa plata y aún así se la gastaron. Pero le preocupante no es solo eso, aquí también se gastaron el dinero que se estaba reteniendo para pagarle a la Dian y otro que le estaban recaudando a la Cdmb, y el 10 hay que pagarlo. A eso hay que sumarle que todavía no han terminado de llegar las cuenta de unos contratos que había, sobretodo, de fundaciones que se encargan de cuidar niños en condición de discapacidad, o sea todavía no sabemos cuál es el consolidado real de las cuentas de 2015.

LSV: Después de su elección usted anunció que contrataría a Guillermo Perry para que le hiciera un estudio a las finanzas de la ciudad ¿Si lo hizo?

RH: Lastimosamente me manifestó en una entrevista que tuvimos en Bogotá que estaba comprometido con el Presidente Santos a terminar la Reforma Tributaria que se va a presentar al Congreso este año, entonces contratamos al doctor Mauricio Cabrera Galvis, otro gran especialista en temas económicos, él nos pidió que le mandáramos los primeros informes de hacienda, creo que hoy se le manda para que nos cotice y nos haga un diagnóstico, y después evaluaremos si con base en ese documento nos da una fórmula para poder aplicar y resolver el problema del flujo de caja que tenemos.

LSV: También había anunciado que contrataría a Abelardo de la Espriella para que él llevara las denuncias que usted y su equipo hicieran por las irregularidades que encontraran ¿Qué pasó con él?

RH: Fui y hable con él y estamos esperando a terminar el barrido de todo para ver qué hacemos con esa información pero él está dispuesto a trabajar.  Yo lo que quiero es contratarlo por resultados, no por demandas ahí simples que duran 30 años en los juzgados. Cuando hablamos él me explicó que el derecho era un medio, yo le dije que no quería gastar el dinero sin ver resultados y ahí quedamos. En caso de que se necesite buscaremos otro peso pesado en derecho penal.

La peor de todas las secretarías es infraestructura, eso es una locura.

Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga

LSV: Aunque aún no hay datos consolidados es claro que hay una visión general sobre lo que recibe. Con lo que ya sabe si tuviera que organizar a las secretarías por el estado en que las encontró ¿Cuál sería la peor?

RH: La peor de todas las secretarías es infraestructura, eso es una locura.  Encontramos contratos que dejaron firmados con anticipos desembolsados y que no tienen interventoría todavía y otros en proceso de adjudicación, pero yo le pregunto ¿A usted le parece lógico que si uno tiene $300 mil millones en cuentas por pagar en tesorería siga contratando? Eso es de locos. Eso no significaque las demás secretarías estén bien, en general tienen cosas preocupantes. Por ejemplo hay un contrato que me reportaron,  es el proceso  SDS 00229 de 2015 que el objeto es la capacitación de madres comunitarias en el manejo de la sexualidad de niños y niñas de 0 a 6 años, el contratista es ‘corporación agropecuaria aratoqueña’ por valor $165 millones  de la Secretaría de Desarrollo Social, yo no entiendo cómo una fundación que está dedicada al campo tiene un objeto que le permite instruir en sexualidad. Entonces lo primero que tengo que hacer es poner en orden el presupuesto público.

LSV: Esta semana, tras el primer consejo de Gobierno,  su equipo denunció que el número de ‘corbatas’ en toda la Alcaldía era alarmante ¿Qué fue lo que específicamente se encontró?

RH: Cómo es posible que la Alcaldía de Bucaramanga, que es la mayor empresa de la ciudad,  no tenga oficina de talento humano. Aquí lo que pasaba es que llegaba cualquier persona y traía 100 hojas de vida, se los nombraban, les daban el sueldo que creían -a unos de a 10 a otros de a 8 a otros de a 3 millones- y les decían váyase a buscar a ver qué oficio le ponen y entonces ¿Sabe qué hacían? Se iban para la casa. Aquí había 2.262 contratistas de prestación de servicios,  nosotros creemos que con un tercio de las que estaban la Alcaldía funciona, pero la diferencia con nosotros es que vamos a buscar a las personas con un perfil que se adecúe al servicio que van a prestar.

LSV: Con el panorama que entrega es claro que su capacidad de inversión va a estar reducida ¿Qué hará para lograr los recursos necesarios e iniciar la ejecución de sus propuestas?

RH: Este año, al menos el primer semestre lo tenemos que aprovechar  en organizar administrativamente esto,  para que de veras tenga unos índices de competitividad y donde los funcionarios sepan que el verdadero jefe son los ciudadanos, es que ellos deben entender que no están en la Alcaldía para sobarme la chaqueta, sino para servir a los ciudadanos. Oficio tenemos, lo que no vamos a tener es ejecución en los primeros meses, pero hay cosas que sí podemos hacer, por ejemplo, circulación y tránsito, eso es misional; segundo: alumbrado público, eso también es misional y lo podemos ir ejecutando;  enderezar el Acueducto es otra de esas labores, porque el Acueducto es una locura, tiene el 40%  de sus ingresos en gastos de funcionamiento, cuando en cualquier empresa como el Banco de Bogotá es el 8% ese rubro, el otro 60% de los ingresos del Acueducto están entre servicio de la deuda y amortización de capital, eso deja 0 para invertir y mejorar.

 

LSV: Si la ejecución se va a tener que aplazar ¿Cómo va a hacer para emprender el proyecto de las 20 mil casas? 

RH: Es que yo no me comprometí a comprar el lote, el lote se va a comprar es con la plata de los adjudicatarios, a lo que yo me comprometí fue a coordinar, a ser eficaz, eficiente y honrado en la compra del lote y luego en urbanizarlo,  pero yo fui muy claro en que no son casas regaladas como siempre prometen los politiqueros y nunca cumplen. Este es un programa asociativo donde lo lidera la Alcaldía pero el lote, cuando se compre, es de los adjudicatarios. Ahora, si usted me pregunta si hemos avanzado, sí lo hemos hecho, yo me reuní con los propietarios del lote en Bogotá para que recogieran la documentación para proceder a hacer el avalúo colegiado de la lonja en Bucaramanga, estamos esperando a que nos den facultades para poder contratar el perito que se necesita. La semana entrante nombraremos a un gerente que esté las 24 horas al frente de ese proceso, una vez negociemos el lote hacemos la convocatoria para los dueños de las casas con lo que exija la ley.

LSV: Hace un momento hablaba del Acueducto de Bucaramanga. Desde que usted resultó elegido ha hablado sobre la solicitud de renuncia del actual gerente, Ludwig Stünkel; sin embargo, por ahora a él no se le ven intenciones de retirarse ¿Qué va a hacer si él decide mantenerse en el cargo?

RH: Vamos a hacer una asamblea el martes, donde vamos a cambiar unos estatutos y vamos a estudiar cómo trancamos allá el gasto público porque es que le pusieron creo que 5000 salarios mínimos de facultades para dar contratos a dedo y eso son casi $4000 mil millones, eso es una locura. Entonces vamos a bajarlo a lo anterior y vamos a poner a un interventor de proyectos estratégicos donde el doctor Ludwig tiene que consultar todo lo que sea gasto público con él. Nosotros lo vamos a invitar a que renuncie y si él tiene derechos adquiridos en el acueducto pues nos toca ponerle el interventor. Yo no me siento cómodo trabajando con él porque hay mucho comentario y cuando espulguemos las finanzas del Acueducto vamos a ver qué es lo que él va a responder.

LSV: Uno de los cuestionamientos que le hacen es que el interés suyo está solo en sacar del Acueducto a Stünkel, pero a usted también le dejaron nombrada en Neomundo a Valentina Mantilla, quien es su sobrina, y sobre la manera de buscar su salida no se le ha escuchado hablar.

RH: Eso es porque no hemos hecho la junta, pero vamos también a empezar a mirar qué hacer. Ya la Secretaria Jurídica está buscando la manera de interrumpir la vinculación de ella, sin que le valga a la ciudadanía $2 mil millones, porque eso no lo voy a hacer, generaría un daño patrimonial.

LSV: En campaña y durante las primeras semanas de su elección, usted hizo señalamientos muy fuertes contra los concejales de Bucaramanga; sin embargo, el discurso se aplacó ¿Qué fue lo que pasó?

RH: Usted me tiene que entender que la campaña pasó el 25 de octubre, y yo hice una campaña sin políticos, sin ediles, sin juntas de acción comunal, sin verdes, sin rojos, sin amarillos, sin azules, sin tejas, sin cemento, sin ladrillo, sin tamal, sin lechona, sin cerveza, sin nada; la única manera que nosotros teníamos de darnos a conocer era atacando los códigos de comportamiento que tenían no solamente los concejales sino toda la administración. Dentro de esa realidad me eligieron como Alcalde de Bucaramanga y los concejales  están dentro de los habitantes de Bucaramanga, son la junta directiva y representan un  interés ciudadano, entonces, ya consolidada la figura pues yo tengo que hablar con la junta directiva porque ya pasó la campaña, ahora, eso no significa y de ninguna manera que yo haya renunciado a los principios de la campaña: lógica, ética y estética.

LSV: Y si algún concejal llega a pedirle algo ¿Usted qué va a hacer?

RH: Hay un plan de gobierno que yo inscribí el 9 de diciembre del 2014, ese programa vamos a plasmarlo en mayor detalle en el Plan de Desarrollo que hay que llevarlo al Concejo, nosotros lo defenderemos y ellos me imagino que tendrán sus observaciones, sobre eso ellos pueden apadrinar lo que quieran. Entonces, que vamos a hacer 50 canchas, pues que se repartan entre ellos allá el apadrinamiento, la agilización, el contacto con la comunidad, eso es de ellos, pero las licitaciones quedan en la Alcaldía y van a tener si quiera 20 proponentes. Los concejales van a ser los más beneficiados con este modelo porque las necesidades de sus votantes en los barrios yo se las ejecuto. Nosotros no estamos interesados en quitarle el liderazgo a ellos de los proyectos, a lo que si no le jalo es a llenar esto de puestos.

Vamos a lanzar una campaña que se llama ‘el culpable no es él, soy yo’, porque todo el mundo quiere que exista movilidad pero deja el carro donde le provoca.

Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga

LSV: Durante su primera semana de gobierno los principales anuncios se han dado en materia de movilidad y uno de ellos estuvo relacionado con la tarifa de Metrolínea ¿Cómo piensa recalcularla?

RH: Cuando llegamos, los que salían determinaron que la tarifa técnica era de $2.100, que es la más cara del país. Nosotros ya sostuvimos varias reuniones y establecimos que lo primero que vamos a revisar es la canasta de costos para saber cuánto vale transportar a un pasajero y eso lo compararemos con lo que están cobrando a ver si es cierto que Metrolínea está perdiendo plata, y si es así por ahora toca dejar que pierda, pero también toca buscar la solución porque nadie puede trabajar a pérdida indefinidamente, entonces hemos visto que a la tarifa le cargaron el 11,15%  del recaudo del portal PQP (Papi Quiero Piña), pues tocará empezar a desmontar eso y que lo asuma el Ministerio como en otras partes del país, si actuamos así ya empieza a cambiar el tema. También hay que empezar a revisar la nómina de Metrolínea.

LSV: Usted también revivió la idea de los controvertidos Cepos ¿Cómo la implementaría?

RH: Una de las causas  de la inmovilidad es que todos, entre esos me incluyo, tenemos un carro y lo que hacemos es botarlo a la calle, eso genera obstrucción en los carriles. En el POT se aprobaron unas zonas azules de parqueo que nosotros vamos a habilitar para que parqueen y paguen los que las usen, también vamos a lanzar una campaña que se llama ‘el culpable no es él, soy yo’, porque todo el mundo quiere que exista movilidad pero deja el carro donde le provoca y es esa sumatoria de desacatos la que ha generado más inmovilidad. Con esos proyectos es que vamos a empezar a mejorar la movilidad, pero si siguen, pues bueno les traemos la grúa y les ponemos multa; y si siguen, entonces ahí sí voy a traer los cepos, que de implementarse, el recaudo iría para subsidiar el pasaje de Metrolínea de los más necesitados.

LSV: Esta semana se conoció que la pasada administración le dejó firmado un contrato que abre la puerta para que con drones se puedan implementar las fotomultas ¿Qué va a hacer con él?

RH: Pues eso me lo firmaron el 31 de diciembre faltando 5 para las 12 como dice la canción. Ese es un contrato totalmente leonino que tiene todos los errores jurídicos, también lo estamos estudiando aquí, ya llamamos al Ministerio de Transporte para que no vayan a dar las autorizaciones y decantar eso. Pero eso sí les digo a todos los ciudadanos e inclúyame a mí, si con las campañas ciudadanas, con la grúa y con la multa la gente no cambia las costumbres de movilidad, pues llegan los cepos , y si con eso tampoco pues entonces ahí sí miro a ver de dónde y me traigo el dron y pongo las fotomultas, hasta que despejemos las calles del abuso de los que tenemos carro y utilicemos los sistemas de transporte público.

LSV: ¿Qué es lo que espera anunciar cuando se cumplan sus primeros 100 días de gobierno?

RH: Que estamos ordenando la casa, porque esto que me dejaron estaba en la ruina.  Para ese entonces quiero decir que ya se están implementando planes de contingencia con Metrolínea y con Tránsito; para esa fecha también espero tener listo todo el diagnóstico de la Alcaldía  y anunciar las medicinas que tendremos que tomar para hacer que todo funcione. Nosotros contratramos al Doctor César Hernández para que nos haga un análisis y nos diga lo que tenemos que hacer para aumentar el recaudo sin subir los impuestos. Para esa fecha ya deben estar listas las dos terceras partes de la formulación del Plan de Desarrollo.

Comentarios (3)

carlosreyvega

09 de Enero

0 Seguidores

Todo lo que se puede leer respecto a esta entrevista, es un ciudadano elegido ...+ ver más

Todo lo que se puede leer respecto a esta entrevista, es un ciudadano elegido alcalde que sin haber empezado su mandato, solo piensa en una administración persecutora y de castigo al ciudadano. Escasamente se lee de su idea de crear campañas de sensibilizacion y adaptación de las personas a los cambios que mas parecieran imposiciones que concertaciones sociales. No se lee sobre planes que permitan a los ciudadanos el poder gozar y disfrutar de todo aquello que con su propio esfuerzo han logrado. La idea de una buena administración no es ni sera primero pensar en la sanción y el castigo, que en la solución a los grandes problemas. Veamos solo el tema de movilidad, este señor alcalde electo solo habla de esa necesidad de que los ciudadanos dejen su vehículo y pasen a hacer uso de un muy incomodo, incompleto y pésimo servicio de transporte publico; cuando el ciudadano, como sucede en grandes ciudades del mundo, sientan que el servicio publico es eficaz y eficiente, todo cambia

Andrés Yesid Calderón

10 de Enero

0 Seguidores

Lastimosamente con esas deudas, y el desorden en las entidades y en la Alcald...+ ver más

Lastimosamente con esas deudas, y el desorden en las entidades y en la Alcaldía que ha denunciado el ingeniero y su equipo son una barrera, pues en lugar de ejecutar muchos planes y algunas obras, lo primordial será organizar las instituciones y pagar deudas que se venzan en este corto plazo.
Me gusta su campaña sobre el buen parqueo. Ahora, me parece que podría ser una buena solución sería comenzar a incentivar el uso de la bicicleta y de la caminata. Ya se piensa actuar sobre el SITM para mejorarlo y si funciona podrá influenciar en el uso del carro pero con el fin de las obras y un transporte público en camino hacia la mejor eficiencia se hace necesario implementar nuevos métodos más sostenibles que incluye el uso de la cicla y la ciudad pensada en el peatón. Que la gente no solo haga un deporte en la ciclovía y que la única calle libre de gases contaminantes no sea la 27 los domingos, sino que por el cambio climático y la salud de los ciudadanos se debe comenzar ese plan.

Henry Castro Gerardino

13 de Enero

140 Seguidores

El panorama es oscuro, pero hace muy bien en asesorarse. Debe obrar con mano d...+ ver más

El panorama es oscuro, pero hace muy bien en asesorarse. Debe obrar con mano dura. A nadie le gusta, pero si lo hace, luego se verán los resultados y la gente de bien se lo agradecerá. Todo es importante y todo merece atención y una solución. Pero sin duda, la falta de recursos es la más crítica. Sin que sea la solución de fondo, le sugeriría poner al día lo relacionado con la tributación de los establecimientos comerciales e industriales. Podría iniciar con un censo de los negocios existentes: supermercados, tiendas de barrio, talleres, droguerías, restaurantes, etc, etc. Más del 50% de estos negocios no pagan industria y comercio, ni avisos, ni predial, pero eso no inhibe a sus propietarios para exigir vías, movilidad, seguridad, agua, iluminación, aseo, etc. El censo serviría para socializar el proyecto de recaudo y promover la salida de la crísis con el aporte de todos. Repito. No es la solución, pero allí hay una fuente segura de dineros.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia