Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Claudia López · 09 de Septiembre de 2012

15479

50

 

Que la paz es más que la entrega y silenciamiento de los fusiles es una cosa obvia que la mayoría de colombianos compartimos.  Pero esa idea siempre queda en poesía y lugar común. Cada presidente hace llamar paz a la negociación de desarme y desmovilización del ilegal de turno. Y después de las fotos de cada negociación la paz no llega. No llegó cuando nos anunciaron el fin del narcotráfico con el desmantelamiento del Cartel de Medellín, no llegó cuando se desmovilizaron los seis grupos guerrilleros que negociaron con Barco y Gaviria, y tampoco llegó luego de la negociación con las AUC.

Ya que estamos en la buena tónica de aprender de los errores del pasado para no repetirlos, deberíamos aprender de una vez por todas al menos tres cosas: 1. que la paz no se negocia con los armados sino son los desarmados, 2. que el aporte de los armados es dejar las armas e incorporarse a la construcción desarmada de la paz y 3. que sin Estado y sin mercado para las mayorías nunca habrá paz.

Nuestro vergonzoso record de inequidad y todas las negociaciones previas demuestran que las elites y clase política han logrado negociar el desarme con las minorías armadas y han fracasado en negociar la inclusión socio económica y modernización política con las mayorías desarmadas. Las elites y clase política han hecho cada negociación con el armado de turno como quien se quita de encima un estorbo para poder seguir en el feliz mundo del clientelismo, la exclusión, el Estado a medias y el mercado para ellos. El problema simplemente se reduce a las armas de los ilegales y con que las entreguen basta.

Si el Presidente Santos de verdad quiere pasar a la historia, su tarea no es repetir la fracasada monoreceta de desmovilización=paz sino tener la capacidad de adelantar dos negociaciones distintas y paralelas, una de desmovilización con la minoría violenta de las Farc y otra de construcción de la paz con las mayorías desarmadas. 

Esa doble receta nunca se ha logrado con éxito. Lo que se ha intentado es negociar la desmovilización obviando la paz, ó negociar la paz a cambio de la desmovilización de una minoría violenta, dejando a otras por fuera. Esos dos viejos caminos han fracasado por una simple y obvia razón: La paz de las mayorías NUNCA saldrá de la negociación con una minoría violenta y despreciada, ni con las Farc ni con ninguna.

Para ningún colombiano es aceptable que nos pongan a hacer fila detrás de las Farc para negociar la paz. No puede el Gobierno confundir peras con manzanas, o para ser más concretos no puede confundir matones con ciudadanos.

La agenda del fin del conflicto armado con las Farc es con sus matones, la de la paz es con los ciudadanos. Y esas dos agendas pueden coincidir en el tiempo, pero no deben mezclarse ni en contenido ni en interlocutores, so pena de someter a los ciudadanos a la infame posición de hacer fila detrás de los matones de las Farc. Si las Farc quieren hacer parte de la agenda de la paz, que dejen primero las armas.

Con las Farc sólo puede negociarse aquello en lo cual ellos tengan algo concreto que aportar y la sociedad colombiana algo concreto que ganar. Es obvio que en tres de los cinco temas de la agenda acordada con las Farc (fin del conflicto armado, la reparación a las víctimas y el narcotráfico) ellos tienen mucho que aportar  y nosotros mucho que ganar: menos niños reclutados, menos minas, menos secuestros, menos violaciones, menos ataques y menos coca.

El punto de participación política es el tema obvio en cualquier negociación con una minoría violenta pues se trata justamente de que dejen las armas por las urnas. Ese punto además es el reconocimiento de un doble fracaso: el de la clase política por haber asesinado a los socialistas y comunistas en vez de confrontarlos en las urnas, y el de las Farc por haber promovido sus ideas con violencia.

Pero el punto del desarrollo rural debería ser un tema de la agenda de paz no de la agenda con las Farc. Aceptar de entrada ese punto en la negociación con las Farc es una vergüenza nacional que confirma el desprecio histórico de las elites por la Colombia rural, por los millones de colombianos que han expelido a la periferia abandonados a su suerte en manos de gamonales, guerrilleros, paramilitares y narcos.  Para ellos nunca ha habido Estado ni mercado, sólo bandidos y oportunistas. ¡Es vergonzoso que hayamos permitido que narcos, paramilitares y guerrilleros se legitimen a costillas, literalmente a costillas, de la Colombia rural!

Hoy queda claro por qué Juan Manuel Santos se distanció de su antecesor en temas claves como el reconocimiento del conflicto armado, la reparación a las víctimas y la restitución de tierras; lo hizo para abrirle paso a esta negociación.

Si las decisiones de Santos en esos temas fueron meros signos hacia las Farc o hicieron parte de las negociaciones que ahora se conocen, es algo que revelará la historia. En cualquier caso, es claro que el Presidente no llega a esta mesa por improvisación sino por cálculo. Pero en su cálculo por ahora sólo están las Farc y su reelección. Nuestro lugar, el de las mayorías ciudadanas desarmadas, aún no hace parte de sus cálculos.

Lo que se juega en este proceso señor Presidente no es su lugar en la historia, no sea tan ególatra. Lo que está por jugarse es el papel de su gobierno y de las mayorías desarmadas y no representadas por la clase política, en  la construcción de la paz. Y eso, señor Presidente, todavía no hace parte de sus cálculos.

No se equivoque otra vez como en la reforma a la Justicia, no subestime a las mayorías ciudadanas. No estamos pidiendo pista en la mesa con las Farc, no es a esa mesa a la que pertenecemos. Ni estamos esperando a que sus consejeros nos movilicen a aplaudir esa mesa y apoyar su reelección. 

En realidad no estamos esperando nada distinto a que usted se decida a llegar. A llegar a la movilización ciudadana para construir inclusión socio económica y modernización política, para construir estado y mercado para todos.

En últimas, lo único que estamos esperando es que usted y su pírrica unidad política de congresistas lleguen a la agenda de las mayorías ciudadanas por la paz.

Comentarios (50)

Bat

09 de Septiembre

0 Seguidores

Qué análisis tan lúcido. Adhiero plenamente.

Qué análisis tan lúcido. Adhiero plenamente.

Santiago Garcés

09 de Septiembre

0 Seguidores

Excelente análisis. Claudia López es la prueba de que existen sectores liber...+ ver más

Excelente análisis. Claudia López es la prueba de que existen sectores liberales democráticos que coinciden con los movimientos sociales, populares y revolucionarios que han venido afirmando que la paz no es simplemente fruto de un acuerdo entre mandos y de espaldas a la gente de rendición por parte de las insurgencias, sino que es el espacio en el cual lo que ella llama "las mayorias desarmadas" y yo llamaría las clases subalternas deben erigirse como participes y jueces de un proceso que devenga en cambios políticos, económicos y culturales que nos traigan un país más democrático y justo. Sin embargo, si bien estoy de acuerdo en lo mencionado, me parece que yerra en el contenido de esas revindicaciones; el mercado solo puede ser para ellos, la naturaleza del capital es tender al monopolio, y afirmar que de lo que se trata es de "tener mercado para todos" es demagogia. No niego que un proceso democrático implique la democratización del mercado, pero no es el objetivo, es un medio.

Santiago Garcés

09 de Septiembre

0 Seguidores

Como venía afirmando, la democratización del mercado es un medio que en el m...+ ver más

Como venía afirmando, la democratización del mercado es un medio que en el marco de un proceso que busque la emancipación política y social caduca rápidamente. Afirmar como objetivo estratégico la democratización del mercado es pretender que los cambios sociopolíticos estructurales en Colombia dependerán de una suerte de revolución burguesa que conluya el inacabado proyecto de nación, contra tales pretenciones bien intencionadas es importante enfatizar en la caducidad histórica del capital...Colombia no está aislado del mundo y su movimiento y en ese sentido las reinvidcaciones no se pueden plantear simplemente pensando en que no hay y que no ha habido desde una óptica democrático burguesa, la crisis civilizatoria no da espera, y en ese sentido, las soluciones estructurales no obedeceran a una lógica sucesiva y teleológica, son las clases populares, las que deben desde mi perspectiva, tomar la batuta del proceso, no la cantidad ínfima de burgueses demócratas que hay en Colombia.

Rodrigo Velasco Ortiz

10 de Septiembre

0 Seguidores

Ciertamente los cambios requeridos por nuestra sociedad no pueden ignorar los cambios en el entorno. Sin embargo siempre habrá algo útil que puede hacer cualquiera que desee mejorar la sociedad. No es fácil ni rápido ni sencillo. Por eso es imperioso el conversar con otros, el preguntarse por métodos de comunicación eficaces que ayuden a vislumbrar consensos mayoritarios en asuntos de interés, acuerdos que hagan sentir al ciudadano su fuerza, su poder. No deja de haber un fondo de verdad en la desgastada frase de la vieja izquierda: "El pueblo unido jamás será vencido" No sirve para nada unir la queja con la impotencia, promover el odio con la frustración. Creo que foros como el promovido por la Silla Vacía tienen un poder que desconocemos y podríamos potenciar. ¿Cómo unir deseos y fuerzas para construir algo de la paz que requerimos con urgencia?

Ciertamente los cambios requeridos por nuestra sociedad no pueden ignorar los cambios en el entorno. Sin embargo siempre habrá algo útil que puede hacer cualquiera que desee mejorar la sociedad. No es fácil ni rápido ni sencillo. Por eso es imperioso el conversar con otros, el preguntarse por métodos de comunicación eficaces que ayuden a vislumbrar consensos mayoritarios en asuntos de interés, acuerdos que hagan sentir al ciudadano su fuerza, su poder. No deja de haber un fondo de verdad en la desgastada frase de la vieja izquierda: "El pueblo unido jamás será vencido" No sirve para nada unir la queja con la impotencia, promover el odio con la frustración. Creo que foros como el promovido por la Silla Vacía tienen un poder que desconocemos y podríamos potenciar. ¿Cómo unir deseos y fuerzas para construir algo de la paz que requerimos con urgencia?

herpardo

09 de Septiembre

0 Seguidores

Pero la apreciación sobre las Farc es tendenciosa, pareciera influenciada por...+ ver más

Pero la apreciación sobre las Farc es tendenciosa, pareciera influenciada por la guerra mediática. La resistencia es contra los Señores de la guerra que en Colombia continúan acumulando por la fuerza aliados a la élite tradicional. Mafiosos y oligarcas que están enfrentando su propia lucha y el rechazo mundial.

La resistencia es armada en parte, lo suficientemente fuerte para sentar a la mesa al Gobierno, pero la resistencia civil es la que define. La lucha se concentra en la zona rural porque su principal botín es el suelo y el control del subsuelo. En las ciudades la izquierda, potenciada por una parte comprometida de la Academia, lo está entendiendo por que han logrado comunicación con un Pueblo rural cada vez mas movilizado y organizado. Porque es el Pueblo rural (indígena, afrodescendiente y campesino) el que está sometido a la opresión tiránica que justifica su rebelión. Detalles en: http://hernanpardosilva.blogspot.com/

Santiago Garcés

09 de Septiembre

0 Seguidores

Por último, me parece ingenuo pretender que la concepción de la paz como un ...+ ver más

Por último, me parece ingenuo pretender que la concepción de la paz como un proceso de negociación con las "mayorias desarmadas" que devenga en cambios socioeconómicos pueda provenir de Santos. No es cuestión de que el tipo tenga o no buenas intenciones, propenda subjetivamente o no por ese objetivo, es simplemente reconocer que Santos representa los intereses de una clase (cuyos intereses a su vez están íntimamente relacionados con los del imperialismo)que quiere convertir a Colombia una cantera de recursos mineroenergéticos, que además exporte mucho capital via deuda y por último tenga mano de obra semi-cualificada y barata. Por esta razón, si la paz se vuelve algo más que el medio para profundizar el neoliberalismo (ahora en un hipotético país donde la inversión de capital tendría aún menos que temer y más que ganar) es a pesar de Santos, a pesar de su clase, no gracias a el. Un saludo, y de nuevo, excelente análisis, aunque con las limitaciones descritas.

catalejico

09 de Septiembre

0 Seguidores

Exelente planteamiento el de Orwelliano; tambien adhiero.

Exelente planteamiento el de Orwelliano; tambien adhiero.

juan manuel rodríguez. c.

09 de Septiembre

1 Seguidores

El escrito está desenfocado. El desenfoque reside en el significado mismo de...+ ver más

El escrito está desenfocado. El desenfoque reside en el significado mismo del concepto de paz. La paz es el antípoda de la violencia, de la guerra. Por tanto, deben pactarla y buscarla quienes están en guerra. En este caso, el Estado colombiano con los grupos ilegales que planean y ejecutan actos violentos que afectan a toda la población civil que entre otras cosas no le da visto bueno a esas acciones armadas e irracionales. Otra cosa son las soluciones que necesita la población a la mayoría de sus problemas económicos, sociales, ambientales, de salud y educativos que el Estado debe resolver. Sí hay error del Gobierno colombiano en tener como interlocutor a las FARC para discutir y tomar medidas contra la problemática del ámbito rural. Se está parcialmente reconociendo que la guerrilla tiene carácter social o expresa el descontento de los campesinos, indígenas, etc. Pero, como lo dijo SANTOS, la paz se hace con los enemigos.

Kathy Porto

09 de Septiembre

139 Seguidores

Así es Juan Manuel.Muy desenfocado analisis.
Eso de "error de cálculo" ...+ ver más

Así es Juan Manuel.Muy desenfocado analisis.
Eso de "error de cálculo" es un desatino.

JorgeA

09 de Septiembre

0 Seguidores

Pero, Kathy y Juan Manuel, la paz no solamente es bajarle a la violencia.

¿Qué paz siente un campesino que no tiene el dinero diario para mandar a su hijo al colegio? ¿o el qué debe caminar por trocha horas para ir al médico?


Yo siempre he pensado que la guerra en Colombia es política, es más, mi espíritu se siente herido al ver que las Farc finalmente consiguieron torcer el brazo del Estado a punta de plomo y abiertas violaciones a la dignidad humana. Sin embargo, eso no oculta el hecho de que la negociación es necesaria.

Ahora, ¿qué negociación? la de entregarse las dádivas políticas: la de los guerreristas.


Yo siento que se están repartiendo el país -otra vez-. Creo que, como raro, se le da la espalda a la ciudadanía. A las víctimas. Al desarrollo. Las Farc saldrán, y ese vacío que quede, lo llenarán neoparacos, narcos o el ELN. No el Estado.

Pero, Kathy y Juan Manuel, la paz no solamente es bajarle a la violencia.

¿Qué paz siente un campesino que no tiene el dinero diario para mandar a su hijo al colegio? ¿o el qué debe caminar por trocha horas para ir al médico?


Yo siempre he pensado que la guerra en Colombia es política, es más, mi espíritu se siente herido al ver que las Farc finalmente consiguieron torcer el brazo del Estado a punta de plomo y abiertas violaciones a la dignidad humana. Sin embargo, eso no oculta el hecho de que la negociación es necesaria.

Ahora, ¿qué negociación? la de entregarse las dádivas políticas: la de los guerreristas.


Yo siento que se están repartiendo el país -otra vez-. Creo que, como raro, se le da la espalda a la ciudadanía. A las víctimas. Al desarrollo. Las Farc saldrán, y ese vacío que quede, lo llenarán neoparacos, narcos o el ELN. No el Estado.

Kathy Porto

09 de Septiembre

139 Seguidores

Pero sería un problema menos.
La guerra en contra de las farcs demanda m...+ ver más

Pero sería un problema menos.
La guerra en contra de las farcs demanda mucha inversión estatal que podría ser para los más necesitados, JorgeA.

Daniel

09 de Septiembre

0 Seguidores

De acuerdo en que hay un desenfoque. Proponer que lo que lleva al gobierno a b...+ ver más

De acuerdo en que hay un desenfoque. Proponer que lo que lleva al gobierno a buscar el fin del conflicto es simplemente la egolatría de Santos no es una crítica seria sino una frase efectista y tendenciosa. ¿Error de cálculo?

Kathy Porto

09 de Septiembre

139 Seguidores

Error de cálculo?
Ojalá que NO.
Mientras Ud hablaba de la debilida...+ ver más

Error de cálculo?
Ojalá que NO.
Mientras Ud hablaba de la debilidad de Santos, él en secreto fraguaba diálogos con las farcs.
Ojalá los medios no empiecen con su histérica cantaleta.
Santos es consciente de ello y así lo demanda.
No son los adictos a los medios quienes impondrán la agenda, ni los reflectores.Esta vez los colombianos debemos ser maduros, equilibrados, mesurados. La paz no es una bella palabra , es un esfuerzo perenne aún en el ámbito individual. En lo colectivo requiere desarraigo de pasiones , solidaridad verdadera y genuina.
Las diatribas agotan.
Y su tono narrativo es un tanto diatríbico.
Reconociendole su valor civil, (CL) esta vez seamos justos con Santos en este proceso , despojemonos de atavismos y pensemos que agotados todos de la guerra,
la naturaleza reverdecerá,los campos serán fructíferos, todos seremos mejores.
Creamos de nuevo.Nada cuesta y quienes negocien por nosotros sientan que nos representan a todos,que la guerra nos aliena y destruye, mutila.

Daniel

09 de Septiembre

0 Seguidores

Es rara la vocería de las "mayorías" que se atribuye López en esta columna....+ ver más

Es rara la vocería de las "mayorías" que se atribuye López en esta columna. Su voz ya no es la de una analista política, sino la de una política a secas.

A algunos nos hará falta la Claudia López analista.

Melanchthon

09 de Septiembre

0 Seguidores

Todo el pueblo está de acuerdo con la negociación que es sinónimo de paz; l...+ ver más

Todo el pueblo está de acuerdo con la negociación que es sinónimo de paz; las dudas sobre el proceso y sobre la conveniencia del mismo son sólo de una minoría fascista. Convencidos todos de eso señora López.

Bat

09 de Septiembre

0 Seguidores

La afirmación clave de todo el texto: "sin Estado y sin mercado para las mayo...+ ver más

La afirmación clave de todo el texto: "sin Estado y sin mercado para las mayorías nunca habrá paz". O si no, que lo digan Guatemala o El Salvador: ¿la dejación de armas y desmovilización de insurgentes llevó la paz a esos países?

ofaa

09 de Septiembre

0 Seguidores

Totalmente de acuerdo con Claudia. Obvio que cualquier gestión tendiente a te...+ ver más

Totalmente de acuerdo con Claudia. Obvio que cualquier gestión tendiente a terminar el conflicto armado hay que apoyarla, pero eso de que la paz solo se hace con los enemigos es una frase de cajón para bobos. ¿Cómo puede haber paz mientras un puñado de criminales se reparte el patrimonio nacional con la complicidad y en las narices de gobernantes y fiscalizadores? La corrupción genera más violencia que las Farc y si de eso se trata, pues el primer objetivo debería haber sido acabarla en lugar de hacer damagogia barata promoviendo negociar con una banda de bandoleros que tiene asolado al país y desesperada a la ciudadanía, gracias a la monumental debilidad e ineptitud del Estado. Pero, es que esas debilidades se originan en la corrupción y el clientelismo. Hay que curarlas primero para evitar que se sigan burlando del Estado en los conflictos y en las NEGOCIACIONES. Un Estado enfermo que se pudre internamente, es un contendor que solo produce fracasos, lástima y mucho asco.

Andrés Sayago

09 de Septiembre

0 Seguidores

Claudia, qué columna. Es de las mejores tuyas que he leído. "...para constru...+ ver más

Claudia, qué columna. Es de las mejores tuyas que he leído. "...para construir inclusión socio económica y modernización política, para construir estado y mercado para todos."

Hasta que la eliminación de la desigualdad no sea un proyecto nacional no habrá es nuestro país. En eso tienes toda la razón.

herpardo

09 de Septiembre

0 Seguidores

Es un avance del periodismo "independiente" pero siguen dominados por la guerr...+ ver más

Es un avance del periodismo "independiente" pero siguen dominados por la guerra mediática que demonisó a la Insurgencia. El 3er considerando de los dddhh consagra el derecho a la rebelión contra la tiranía y la opresión. En Colombia la opresión tiránica es contra el Pueblo rural (Indígenas, afrodescendientes y demás Campesinos) para despojarlo del suelo y controlar los recursos del subsuelo. Eso generó una resistencia legítima de la cual una pequeña aparte optó por las armas. Santos ha renunciado a someter la resistencia civil con masacres y masivos asesinatos selectivos, esa es su diferencia con Uribe, sabiendo que no se puede detener su ascenso en organización y reconocimiento, que hoy ya le brindan los Periodistas y Académicos consecuentes, optó por negociar inicialmente con la Insurgencia, pero lo grande viene cuando tenga que aceptar a la resistencia civil en la mesa. Vean este enfoque en: http://hernanpardosilva.blogspot.com/

Angel Pérez Martínez

11 de Septiembre

267 Seguidores

Claudía me parece que la dicotomía, reformas y avance en la política social...+ ver más

Claudía me parece que la dicotomía, reformas y avance en la política social versus un acuerdo de paz no puede existir. Yo siempre pensé que primero debería el país disminuir la pobreza, mejorar la cantidad y calidad del empleo, avanzar en educación y salud, por esta vía el país tendría posibilidades reales y racionales de paz (por ejemplo lograr a través de la educación un sentido más democrático y ciudadano). Hoy estoy convencido que no es así por los efectos nocivos que tiene la guerra en: corrupción, miedo de los ciudadanos a denunciar, narcotráfico, amor y respeto a la vida, defensa de derechos y discusiones políticas. La democracia y el bienestar de las mayorías no son un compromiso pleno del Estado, el mercado y la sociedad. Además, cuánto pesa la guerra en la organización y en las propuestas de los partidos o movimientos políticos, por ejemplo, en la izquierda cómo ponerse de acuerdo entre aquellos que son reformistas y los que sostienen que son validas todas LAS FORMAS DE LUCHA

Alejo Pulido

09 de Septiembre

1 Seguidores

Valiosas y provocadoras las ideas que propone Clauida, 1) la paz se hace con l...+ ver más

Valiosas y provocadoras las ideas que propone Clauida, 1) la paz se hace con los desarmados, 2) la paz consiste en la inclusión socioeconómica y la modernización política. Sin embargo no creo que se pueda esperar que la clase política tradicional asuma un proceso de la paz que habla Claudia, por que simplemente iría contra sus propios intereses. De este gobierno lo que más que se podría esperar es que logre la desmovilización de las Farc, con esto se desarmaría la agenda política de la extrema derecha, y se pudiera abrir un escenario político renovado que aborde una agenda con los problemas reales del país, lo que para Claudia es la construcción desarmada de la paz.
De Santos no espero mucho, me declaro sorprendido con su talante liberal, aunque solo sea el talante, pero no creo que le interese cuestionar los privilegios del sector al que el pertenece y representa.

Gabriela

09 de Septiembre

0 Seguidores

Excelente análisis señora Claudia, me sorprendieron sus comentarios, por fin...+ ver más

Excelente análisis señora Claudia, me sorprendieron sus comentarios, por fin alguien con sindéresis en esta quimera de paz, de espaldas al país y solo como estrategia reeleccionista del presidente, de quien ya olvidamos sus pretenciones de solo hace 3 meses de la malograda reforma a la justicia

alegozo

09 de Septiembre

0 Seguidores

Claudita que mercado para todos... Camionetas Todo Terreno para todos? Dom Per...+ ver más

Claudita que mercado para todos... Camionetas Todo Terreno para todos? Dom Perignon, agua Kona Nigari, Armanis para todos?... O zanahoria y aguamasa para todos?... Agua subproducto de la mineria para el mercado mundial para todos?...

GMolano

10 de Septiembre

0 Seguidores

Error de calculo no creo que haya.
En lo único que concuerdo con Claudia...+ ver más

Error de calculo no creo que haya.
En lo único que concuerdo con Claudia es que en los diálogos, la sociedad civil difícilmente va a estar representada, las FARC creen "sinceramente" que pueden convocar la vocería del país que conocen y el gobierno tiene una agenda y es la de negociar el status quo con la minoría violenta. Para ambos actores esta claro que en este siglo para cualquiera que sea su objetivo final -poder político, poder económico, etc.- la violencia ya no podrá ser un vehículo de ideales políticos. El proceso de paz es el reconocimiento a una realidad no dicha sobre el espacio que se abriría para todos si se dejara de hablar a punta de plomo.
Ahora el espacio de la sociedad civil en el proceso no se va a dar gracias a una invitación de los actores del conflicto. La sociedad puede meterle la mano a la paz, tal cual como paso en la reforma fallida a la justicia. Simple empatia e indignacion encausada pueden surtir efectos insospechados.

GMolano

10 de Septiembre

0 Seguidores

Un consejo para la Claudia política, Ni Santos ni el Secretariado tienen un e...+ ver más

Un consejo para la Claudia política, Ni Santos ni el Secretariado tienen un entendimiento así muy claro de como funciona eso llamado sociedad civil, solo lo entienden cuando han metido la pata y empiezan a sentir pasos de animal gigante.

Concuerdo con Orweliano los cambios que requiere este país no dependen de una minoría afortunada, sino de propiciar toda una corriente de pensamiento en la que quede claro para todos que ciertos beneficios sociales, no son conquistas, sino mas bien requisito básico para el progreso, sin importar la bandera ideológica que se defienda.

......................

10 de Septiembre

0 Seguidores

Claudia, hermosa columna, la silla vacia debe ser el arma de los desarmados ...+ ver más

Claudia, hermosa columna, la silla vacia debe ser el arma de los desarmados

¡¿Cómo educarnos para conocer nuestra hitoria y no repetirla?
¡¿Cómo despertar o conscientizar a las masas?

J. Felipe Parra

10 de Septiembre

0 Seguidores

Lo que se juega en este proceso señor Presidente no es su lugar en la histori...+ ver más

Lo que se juega en este proceso señor Presidente no es su lugar en la historia, no sea tan ególatra. Lo que está por jugarse es el papel de su gobierno y de las mayorías desarmadas y no representadas por la clase política, en la construcción de la paz. Y eso, señor Presidente, todavía no hace parte de sus cálculos.

Acá está la almendra. Veamos.

La visión de que 'los actores en el conflicto' son unos hombres y mujeres rudos por allá en la porra es más propia de los pastores bucólicos de Francia que de la realidad de Colombia. Solamente darse un leve paseo por la cultura del país, por su formación en el siglo XX le hace a uno darse cuenta que eso no es cierto: en un país, el que esté afectado por un fenómeno de violencia, FORMA PARTE DE UN CONFLICTO ARMADO. Es como el tema de la educación: eso no le corresponde a Fecode solamente, sino a todxs. Eso rompe la cultura de aplaudirte si fuiste exitoso -no importa como- y apuñalarte si necesitas ayuda. Muy colombiana y campante.

J. Felipe Parra

10 de Septiembre

0 Seguidores

Y también muy debilitante a la hora de hacer valer las cosas que, como señal...+ ver más

Y también muy debilitante a la hora de hacer valer las cosas que, como señala Claudia acertadamente, se apropian una facción u otra política de las libertades civiles.

Es un diálogo interno como así:
"¡Ay sí, ay sí, que el racismo hay que trabajarlo! No, espere... ya llegó el Gobierno a decir que todos somos iguales, se hizo la Marcha de Solidaridad por Colombia y ya están las manillas de los hijos de Uribe que necesitan vender esos pobres wayúu y aparecieron un par de guambianos en las propagandas del Éxito... hmmm... creo que ya me puedo echar a descansar y rascarme la panza: si ya lo dijeron en la prensa/los medios, es que no era importante como para hacerle seguimiento o ver el cambio en hechos..."

¿Me explico?

En ese pensaractuar se demuestra que no está construido un espacio en el cual nosotros mismos nos comprendamos como dinámicos sino que somos pasivos, descartables. Tal como lo planteará, si nos dejamos, el Gobierno. Y las AUC, las FARC, las FFMM... en eso, todos iguales.

J. Felipe Parra

10 de Septiembre

0 Seguidores

(Viene de abajo)

Y creo que es a eso que se refiere Claudia.
...+ ver más

(Viene de abajo)

Y creo que es a eso que se refiere Claudia.

Una paz de verdad es múltiple, integral y con texturas... es más parecida a una mogolla campesina morena o a un pan sin levadura con hummus que a un pan insípido mutante Bimbo, para más claridad.

Creo que hay que construir un centro y en cierto sentido recuperar esa serenidad mental para mantenerlo. Tomen en cuenta el MUY REAL poder de un Procurador que tiene orgasmos mentales leyendo a Torquemada, tomen en cuenta 8 años de violencia mediática azuzada hoy por Twitter y charlas en colegios, tomen en cuenta las reparaciones que no se han hecho y la no vocería actual consolidada.

Se necesita apoyar y continuar avanzando, pero poniendo esto sobre la mesa.

Se juega con nuestro *aquí y ahora*. Ojo. No lo dejemos manosear por comodidad. :)

Oscar Cadavid

10 de Septiembre

0 Seguidores

Nuestro conflicto tiene mucha historia, en donde los fusiles son simplemente l...+ ver más

Nuestro conflicto tiene mucha historia, en donde los fusiles son simplemente la consecuencia de un problema que jamás ha sido resuelto por una élite y la clase política que los representa, la creciente injusticia social, cualquier negociación de paz deberá abordar las causas de este problema y por tanto estas deben estar contenidas en una agenda, es una falacia pensar que la paz se da cuando simplemente se acallen los fusiles.
No podemos equivocarnos en el análisis de nuestra situación y mucho menos dejarnos llevar por apasionamientos y señalamientos, que lo único que hacen es distorcionar y distraer la atención, todos nosotros merecemos tener una paz con justicia social.
Nada facil pero necesario y en esto estamos todos comprometidos.

Rodrigo Velasco Ortiz

10 de Septiembre

0 Seguidores

Muy sensato el enfoque complejo de la construcción de paz en nuestra sociedad. Al revisar la historia nos damos cuenta de una miopía (falsa o calculada) de nuestra clase dirigente, desde los fabricantes de héroes a partir de saqueadores en la conquista y la colonia, pasando por la pose de revolucionarios liberales asumida por terratenientes y gamonales y ahora la de salvadores de la patria adjudicada por los medios a un jugador de pocker y a unos cuantos guerreros sin alma ni norte. La paz se construye día a día, disolviendo estructuras económicas explotadoras, creando sistemas educativos y de salud eficientes y universales, quizás fortaleciendo un ambiente político de partidos con ideas y principios éticos definidos que superen las empresitas electorales actuales. Mucho hay que cambiar y muchos somos los responsables de hacerlo. Como la gente no es boba es necesario ayudarla a ver, ayudarla a comunicarse para quitarle la máscara a supuestos protagonistas y recuperar el poder social.

Muy sensato el enfoque complejo de la construcción de paz en nuestra sociedad. Al revisar la historia nos damos cuenta de una miopía (falsa o calculada) de nuestra clase dirigente, desde los fabricantes de héroes a partir de saqueadores en la conquista y la colonia, pasando por la pose de revolucionarios liberales asumida por terratenientes y gamonales y ahora la de salvadores de la patria adjudicada por los medios a un jugador de pocker y a unos cuantos guerreros sin alma ni norte. La paz se construye día a día, disolviendo estructuras económicas explotadoras, creando sistemas educativos y de salud eficientes y universales, quizás fortaleciendo un ambiente político de partidos con ideas y principios éticos definidos que superen las empresitas electorales actuales. Mucho hay que cambiar y muchos somos los responsables de hacerlo. Como la gente no es boba es necesario ayudarla a ver, ayudarla a comunicarse para quitarle la máscara a supuestos protagonistas y recuperar el poder social.

Jorge Iván Cuervo

10 de Septiembre

0 Seguidores

"La agenda del fin del conflicto armado con las Farc es con sus matones, la de...+ ver más

"La agenda del fin del conflicto armado con las Farc es con sus matones, la de la paz es con los ciudadanos".

Esta frase es muy complicada porque supone que los ciudadanos estamos en estado de guerra a la espera de ls reformas sociales. De hecho, en la efectista frase hay una contradicción lógica y es esta: Los ciudadanos no tenemos que desarrollar una agenda de paz porque no estamos en guerra contra el Estado, nosotros tenemos la agenda democrática.

Lo que sí debe negociarse con las Farc es cómo desactivar el conflicto armado para que puedan ingresar a la agenda democrática a discutir los temas. Eso de que la paz se negocia con los desarmados es bien discutible porque quienes estamos en la democracia no tenemos razones para que nos ofrezcan la paz.

La terminación de un conflicto facilita que la agenda temática de la democracia se amplíe y que quien estaba alzado en armas pueda participar de la discusión en términos de igualdad política y sin la coerción de los fusiles.

populista

10 de Septiembre

0 Seguidores

creo que Claudia esta mezclando cosas, la paz con las farc no es lo mismo que ...+ ver más

creo que Claudia esta mezclando cosas, la paz con las farc no es lo mismo que la solución de los conflictos sociales, ni siquiera los del campo y las zonas de colonización donde reclutan las Farc, aunque creo que son un inicio, y un inicio muy importante. para que este proceso sea mas que el lavado de unos cuantos matones de X franquicia deben haber otros beneficios.

1: narcotráfico, ninguna de las partes tiene como acabar eso, si mucho, mejorar la situación de los cocaleros, dejar de fumigar indiscriminadamente, afrontar las drogas como un problema de salud pública y empezar el cabildeo internacional por el fin de la guerra.


2: ¿cuanto $ (pib, presupuesto) está dispuesto a invertir el estado colombiano en mejorar la situación de los colonos y campesinos que si requieren desarrollo de las zonas rurales (no de los que, como uribe, creen que desarrollo rural es una carretera que pase por su hacienda)vías, salud, Nbi, educación, etc. a putumayo, chocó, sur de bolívar, etc?

Enrique Machado

10 de Septiembre

0 Seguidores

La diferencia, que es la que causa hambre y la falta de esperanza es la que ll...+ ver más

La diferencia, que es la que causa hambre y la falta de esperanza es la que lleva al un campesino a convertirse en guerrillero en el mejor de los casos o en criminal común. Esa enorme diferencia radica para mi únicamente en la educación, es decir educación de un nivel aceptable y con posibilidades académicas futuras y la repartición de la tierra. Creo sin temor a equivocarme que esa es la pepa del problema. Mientras la educación sea manejada, orientada y practicada por fundamentalistas religiosos vamos perdiendo y mientras la tierra en sus mas grandes extensiones sea de propiedad, mal o bien habida, de la dirigencia del estado también vamos perdiendo. La paz no es dejar de disparar, la paz requiere igualdad o algo parecido, oportunidades de futuro y desarmar los espíritus, todos queremos la paz pero muchos de los que la desean la quieren con guerra, inexplicable si, pero es así. La tolerancia para aceptar diferencias no puede, eso si, ser resuelta a bala que es lo que hace mucho ruido.

herpardo

10 de Septiembre

0 Seguidores

Repito: Santos ha renunciado a someter la resistencia civil con masacres y mas...+ ver más

Repito: Santos ha renunciado a someter la resistencia civil con masacres y masivos asesinatos selectivos, esa es su diferencia con Uribe, sabiendo que no se puede detener su ascenso en organización y reconocimiento, que hoy ya le brindan los Periodistas y Académicos consecuentes, optó por negociar inicialmente con la Insurgencia, pero lo grande viene cuando tenga que aceptar a la resistencia civil en la mesa. Vean este enfoque en: http://hernanpardosilva.blogspot.com/

DIDUNDI

10 de Septiembre

3 Seguidores

Si realmente existe una verdadera voluntad de PAZ,la inversion social verdader...+ ver más

Si realmente existe una verdadera voluntad de PAZ,la inversion social verdaderamente incluyente y democratica debe ser inmediata,de lo contrario mas temprano q tarde reapareceran ''los mismos con las mismas'',igual como hicieron las AUC reencarnadas en BACRIM.El estado en cabeza de Santos se juega un papel en la historia,donde mas haya de lograr la desmovilizacion e inclusion politica hay un trasfondo social y economico que es el verdadero sosten de una aparente paz y de la tan renombrada democracia que tenemos;esa gran mayoria de desarmados a la que pertenecemos la gran mayoria (afortunadamente), estamos habidos de ver hecho realidad el pais soñado,donde las excusas para una vida digna y basica de la gran mayoria que se acuesta con hambre a diario se terminen;siempre me he preguntado:de verdad acabando las guerrilas de la forma que sea,tendremos un pais mejor?,la firma de un acuerdo de paz se hace ver hoy muy facil,pero la columna vertebral final de sosten q tan fuerte es??.

Enri

10 de Septiembre

0 Seguidores

El problema es que las mayorías desarmadas, si no se les atiende sus demandas...+ ver más

El problema es que las mayorías desarmadas, si no se les atiende sus demandas después de mucho pedir por ellas, tienden a armarse. Las Farc son la expresión de esa Colombia desarmada que se cansó de pedir soluciones y estas nunca aparecieron, todo lo que recibieron fue más represión estatal, así que finalmente decidieron armarse, para conseguir por métodos violentos lo que mediante métodos democráticos les fue negado. Por supuesto que no comparto la decisión de esa Colombia inconforme de recurrir a la violencia, pero no todos pensamos igual, ni todos sentimos igual. Me decepciona un poco esta columna pues la columnista denota ignorancia en algunos temas. Debería revisar el tema de la UP y entender porqué la guerrilla es tan reticente al desarme. Además doña Claudia se está complicando la vida, pues está siendo más papista que el papa. Creo que necesitamos sacar adelante este proceso, y poco a poco las soluciones integrales se irán dando. No se pueden tener todas las cosas a la vez.

Hilario

10 de Septiembre

0 Seguidores


Objetivo análisis Claudia!!! De ahora en adelante llamaré al proceso: ...+ ver más


Objetivo análisis Claudia!!! De ahora en adelante llamaré al proceso: " El Desarme de la guerrilla", inicio de la paz, porque después tenemos que iniciar una gran cruzada ciudadana de presión y acciones pacificas contundentes a lograr que : 1. Sea politica de estado la anticurrupción.
2. Acceso a la educación de todos los colombianos.
3. Acceso real a la salud de todos los colombianos
4. Acceso a vivienda digna de todos los colombianos.
5. La catedra civica obligatoria a todo nivel.
6. Redistribucion del ingreso en forma equitativa, justa, mas humana.
Y bueno comienza el debate, quien dice "mas" ??????

J. Felipe Parra

12 de Septiembre

0 Seguidores

Algunas cosas están buenas (la primera línea me parece algo fantástica, tom...+ ver más

Algunas cosas están buenas (la primera línea me parece algo fantástica, tomando en cuenta los resultados del uribismo en 8 años), pero me parece que por acá sí es. :)

hbpsentipensador

11 de Septiembre

0 Seguidores

¿Error de cálculo? NO SE TRATA DE ESO. Usted Claudia creo que incurre en un ...+ ver más

¿Error de cálculo? NO SE TRATA DE ESO. Usted Claudia creo que incurre en un ERROR DE INTERPRETACIÓN de lo que hoy se está proponiendo. Tenemos unos ACTORES REALES DEL CONFLICTO y son los que están dando este primer paso. Lo demás, que claro que si es lo mas importante, es en lo que debemos seguir trabajando "LOS DESARMADOS. El paso que se pretende dar ahora es lo que Usted dice: "que el aporte de los armados es dejar las armas e incorporarse a la construcción desarmada de la paz" y es un principio DE PAZ que nos allanará el camino para que conozcamos, alcancemos, defendamos y convivamos en esa GRAN PAZ que Usted y casi todos añoramos y por la que debemos luchar.

Amarmenta

12 de Septiembre

0 Seguidores

Los sectores más extremos en todo lo ancho del espectro social y político se...+ ver más

Los sectores más extremos en todo lo ancho del espectro social y político se han mostrado escépticos ante los diálogos de paz. Ello obedece a que dichos sectores tienen en mente una ‘paz ideal’. El uribismo quiere que las FARC entreguen las armas y se borren del mapa. Los fundamentalistas de la justicia quieren ver a todos los que hayan cometido crímenes (guerrilla, paramilitares y ejército) tras la rejas. Cierto izquierdismo querría ver primero la extinción del latifundio y una equitativa repartición de la tierra. Todos querríamos esa ‘paz ideal’, pero lamentablemente es algo que no está hoy al alcance de la mano. Hay en cambio una paz realizable. Una paz bastante menos perfecta, menos justa, una paz que mantendría incluso algunos niveles de violencia y de continuidad de un modelo de desarrollo que no beneficia a la mayoría. Esta sería una ‘paz posible’. En pos de esta paz realista es que se debería avanzar en estos momentos.

jquiquelqp

11 de Septiembre

0 Seguidores

El centro político que pretende esta columna, lo siento vacío. Con menos pal...+ ver más

El centro político que pretende esta columna, lo siento vacío. Con menos palabras (y menos alevosía también) Navarro se acerca un poco más a un análisis pertinente: "Si conseguimos la exclusión definitiva del uso de las armas, por fuera del monopolio estatal que de ellas debe haber, el espacio político para la transformación de la sociedad se vuelve mucho mas abierto y esa transformación posible". El solo título de la entrada ya dice mucho: "¿Solucionar problemas nacionales para conseguir paz o viceversa?"
Podemos tener muchas diferencias con la administración Petro, pero su intención política es realizar Estado y mercado en Bogotá. Y Petro viene de una de esas "minorías violentas". Con las falencias que tenga, la Constitución del 91 vino en parte de esas minorías violentas y para mal o para bien, ha influido en, con, para, desde y hacia la "mayoría desarmada".
Aunque comparto algunos aspectos potenciadores del escrito, faltó aplicar lo propio del centro político: Los matices.

Santiago Garcés

11 de Septiembre

0 Seguidores

Que es "Estados y mercado" para la gente? que significa decir esto en pleno si...+ ver más

Que es "Estados y mercado" para la gente? que significa decir esto en pleno siglo XXI, en plena crisis capitalista? Es que me suena a demagogía pura y dura, a esos vocablos que emanan del "centro" que quieren decir mucho sin decir nada, me suena una simple moralización del neoliberalismo, a una élite ilustrada que combinó el cerrar filas para mantener su estilo de vida (cambiando en los detalles para que todo siga igual) con la caridad cristiana.

Robin Hood

13 de Septiembre

0 Seguidores

Exacto. Solamente en Colombia se quedaron con ese discurso del 'mercado&#...+ ver más

Exacto. Solamente en Colombia se quedaron con ese discurso del 'mercado'... Hay que pensar como desmontarle a la gente esa falsa retorica, que le repiten en los medios masivos todos los dias.

Santiago Garcés

11 de Septiembre

0 Seguidores

La paz. efectivamente, se hace también con los desarmados, pero el hecho de q...+ ver más

La paz. efectivamente, se hace también con los desarmados, pero el hecho de que la agenda paz coincida con la agenda del fin del conflicto no son hechos coincidenciales. No es que con los armados se silencia la entrega de fusiles y con los desarmados los cambios sociales (que no "soltará" la oligarquia sin la más amplia movilización y lucha del pueblo colombiano). No se trata de coincidencia que claudia hable de de paz y no simplemente de cambios, puesto que la paz se hace en oposición a la guerra, y esta guerra, por más larga y absurda, no es arbitraria. Por eso es que las insurgencias tienen también algo que decir en el asunto de desarrollo rural, porque no son lo mismo que los paramilitares, porque las causas objetivas que generaron la violencia en Colombia no son solo la ausencia de reforma agraria sino también la profunda exclusión política, porque esos "comunistas y socialistas" que la oligqarquia acabó a bala venian también de las guerrillas...pero esas puertas se cerraron.

Santiago Garcés

11 de Septiembre

0 Seguidores

Las élites en Colombia tienen voluntad de paz, pero tienen voluntad de cambio...+ ver más

Las élites en Colombia tienen voluntad de paz, pero tienen voluntad de cambio? Habra paz sin cambios? "se les convencerá" de repartirse el país de manera menos fina, de dejar más para el pueblo pobre que los mantiene viviendo en la opulencia? No, se les ARRANCARÁ, como?, en las calles, agitando la bandera de la paz, mientras agitamos la profundización de la democracia y la justicia social. Ahora, no pensemos pues que la paz será la revolución social, hay que mantener los pies en la tierra, pero si es una oportunidad para la intensificación de la lucha política, para que el pueblo trabajador colombiano piense en el poder...pues sin este tendrá sueños ilusorios y gavelas, con este (lo que implicaría una profunda autoconciencia) podrá empezar la solución estructural de los males que lo aquejan.

Ciro Alberto

23 de Septiembre

0 Seguidores

No creo que Juan Manuel Santos haya abierto el tema de restitución ni el de r...+ ver más

No creo que Juan Manuel Santos haya abierto el tema de restitución ni el de reconocer el conflicto ni el de desplazamiento para negociar.

Si no existe conflicto ¿de que paz se habla en el artículo?

Si no hay desplazados, ¿entonces porqué lideramos la estadística mundial?

Y si el conflicto no es rural, por la tierra robada metódicamente durante 50 años ¿para qué diablos restitución?

Todos son problemas evidentes y causas notorias de la guerra.

Otra cosa muy distinta es que las FARC tengan más razón que un santo en el diagnóstico.
Cualquiera reconoce que se equivocan en el método: de eso se trata la negociación.

Aunque no hubiera FARC creo que la mayoría de los colombianos son conscientes de que aquí hay terratenientes, desplazados y guerra.

Algunos estamos "mamados" de que se use la "bandera antiterrorista" para evitar mirar y resolver esos problemas.

Ahora lo que nos faltaba es que se achaque a connivencia con el terror el querer sacar el elefante de la sala.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia