Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Ardila Arrieta | Antonio Canchila García · 28 de Septiembre de 2016

3454

4

A cinco días de que se abran las urnas para que el país decida si refrenda o no los acuerdos de paz con las Farc, el vicepresidente Germán Vargas pasó de un “sí, pero no” a un Sí con toda en ese plebiscito.

Así quedó claro ayer con el evento multitudinario (medios registran más de 20 mil personas) que para promover esa opción lideró su partido Cambio Radical, nada menos que en el corazón del vargasllerismo: Barranquilla, en donde el poder lo tiene la casa Char, uno de los principales activos de esa colectividad y de los planes presidenciales del Vicepresidente.

Precisamente, fue el charismo el que se fajó en el parqueadero del estadio Metropolitano la mega reunión política en la que, además, el protagonista no fue Vargas, quien ni siquiera habló en micrófono, sino el presidente Juan Manuel Santos que fue vitoreado por su “querida novia”, como se refiere siempre a la Arenosa.

“Al Vicepresidente, el Presidente le pidió que por la paz hiciera lo mismo que hace cuando entrega casas y obras de agua y de infraestructura. ¡Y esta es la más grande manifestación por el Sí!”, dijo la presentadora minutos después de que en tarima se sentaran Santos y Vargas, con lo cual se hizo evidente que la movida buscaba cumplirle al Primer Mandatario.

Allí estaban los hijos de Santos y el gobernador (liberal) Eduardo Verano, pero sobre todo había miembros de la guardia pretoriana vargasllerista: el alcalde barranquillero Álex Char y su hermano, el senador Arturo Char; el exministro Luis Felipe Henao y la ministra Elsa Noguera; el exgobernador del Magdalena, Luis Miguel ‘el Mello’ Cotes; concejales barranquilleros de la coalición charista y el alcalde de Soledad, Joao Herrera.

“Señor Presidente, queremos presentarle a nuestros amigos de Cambio Radical, estamos aquí, estamos contentos con lo que pasó ayer en Cartagena (la firma del Acuerdo Final)... usted tendrá siempre en nosotros, en Cambio Radical, sus amigos y socios de Gobierno”, fue la bienvenida que enseguida le dio el Alcalde, en un discurso corto en el que aseguró que ese era el evento más grande que se ha hecho en Barranquilla desde la visita del Papa hace 30 años.

Aunque ahí estaba su jefe político Vargas, la intervención de Char se centró en Santos y en promover el Sí: no ahorró elogios para el Primer Mandatario (“ayer lo acompañé en Cartagena. Me colé, me colé, hasta que logré llegar a la segunda fila y darle la mano”) e invitó a sus seguidores a multiplicarse este domingo para ir a las urnas (“este 2 de octubre la vamos a botar del estadio, como cuando apoyamos a la Selección Colombia”). También le regaló al Presidente la pequeña escultura de una paloma, que entregó un bailarín del carnaval disfrazado de garabato.

Por supuesto, Char sí saludó a Vargas Lleras, pero más bien discretamente y siempre dirigiéndose a Santos: “Quiero aprovechar la ocasión para darle un saludo a su Vicepresidente, que es nuestro amigo también. Con él se han movido las casas, los acueductos. ¡Con él se mueven las dobles calzadas!”.

A su turno, en su primera intervención pública después de haber firmado la paz con las Farc, Santos reconoció el gesto del vargasllerismo: “Mi coequipero Germán Vargas, aquí está al pie del cañón diciendo Sí a la paz”.

E inmediatamente hizo un llamado populista por el Sí, explicando que los acuerdos significarán más inversión, empleo y bienestar en Barranquilla.

Luego, invitó a cerrar el encuentro con “la nueva estrella”, como se refirió a Arturo Char, quien, como lo contó La Silla Caribe, compuso y grabó él mismo una canción para la paz y el Sí en el plebiscito.

Cuando Char empezó a cantar, todos, tarima y público, se levantaron a bailar y a aplaudir.

Más tarde, Cambio Radical volvió a manifestarse con contundencia por el Sí frente al Presidente en Ciénaga, Magdalena, en donde el movimiento del Mello Cotes le llenó el estadio de fútbol para promover los acuerdos. Allí Santos volvió a pedirle al ELN que libere a los secuestrados para poder anunciar el comienzo de la fase pública de los diálogos con esa guerrilla.

Detrás de toda esta escena vargasllerista que, en Barranquilla, no duró más de una hora desde que llegaron los protagonistas a la tarima, hubo en la Arenosa toda una convocatoria armada a punta de maquinaria charista, que no tiene mucho que envidiarle a los actos de campaña de Congreso en la política tradicional.

Con planillas “para hacer bulto”

(Para ver la galería, haga clic en los puntos)

 

Camisetas, buses y refrigerios para llenar el lugar, fue lo que vimos en el evento de ayer, como si se trata de una campaña regional o legislativa.

El lugar estaba lleno especialmente de barranquilleros y soledeños, estos últimos en su mayoría llevados por la Alcaldía de Joao Herrera, quien hace poco en un evento se había mostrado indeciso frente a hacer campaña por el Sí, como lo contó La Silla Caribe

Un empleado de la Alcaldía de Herrera al que nos encontramos en el evento nos contó fuera de micrófonos que allá les pidieron a los funcionarios “planillas de 60 o 100 personas, sólo con el nombre, no importaba que fueran menores de edad, porque era para hacer bulto. Y algunos secretarios pusieron buses para transportar a la gente”.

Para hacerse más evidentes y cada uno mostrar que había llevado a su gente los soledeños, además de la camiseta, tenían distintivos por secretarías. Por ejemplo, había algunos que tenían una I en alusión a la oficina de Impuestos. “Yo traje 50, pero de la misma oficina hay otros compañeros que trajeron más y que también tienen la I”, nos explicó otro funcionario que estaba junto a un grupo de más de 10 mujeres con la camiseta de Soledad y la I.

En cuanto a Char, una fuente nos contó que desde hace días en la Alcaldía de Barranquilla venían comentando que con este evento buscaban apoyar a Vargas frente a Santos y mostrar su poder de convocatoria.

En la reunión de ayer, nosotros vimos miembros del gabinete charista y varios funcionarios (un asunto que no está prohibido, pues los funcionarios pueden hacer campaña en el plebiscito, siempre que no dejen de cumplir sus funciones ni lo hagan bajo presión) de menor rango que incluso fueron con uniformes de la Alcaldía. Y supimos que en la Secretaría de Cultura, por ejemplo, algunos se habían comprometido a llevar de a dos o tres personas.

Para distinguirse, los asistente del municipio de Galapa usaron camisetas verdes que fueron repartidas por la Alcaldía (al mando del avalado por Cambio Radical José Vargas Muñoz) y por varios concejales, según nos confirmaron algunas personas de esa población a las que consultamos informalmente.

Además de las camisetas había distintivos como iniciales o números, como fue el caso de varias personas que llegaron con una cartulina en el pecho en la que decía “Raquel Sampayo”. Ella es una líder de un barrio del sur de Barranquilla que, según nos contó una de las portadoras del distintivo, “tiene proyectos de familias en acción, viviendas y préstamos del Gobierno”.

Otro que llevó su comitiva fue el representante a la Cámara de Cambio Radical, Luis Eduardo Diazgranados. Él llevó un bus del barrio el Santuario con más de 30 personas que portaban carteles con la CR de Cambio Radical, su nombre, el #JuntosLaPAZAvanza y al final la invitación de “vota sí al plebiscito - 2 de octubre”.

Antes y después de la presencia de los políticos en tarima, la fiesta corrió por cuenta del grupo de champeta Bazurto All Stars y del cantante vallenato Peter Manjarrés, que puso a todo el mundo a bailar. Después, el mar de gente salió hacia la avenida circunvalar, la mayoría rumbo a los transportes que le habían asignado y ya con sus pancartas y demás propagandas dobladas o guardadas.

Así, pues, fue que el vargasllerismo prendió sus motores por el plebiscito y la ambiguedad de algunos de los políticos cercanos al Vicepresidente, que contamos en La Silla Caribe a principios de mes, parece cosa finiquitada. Ya en la recta final de la campaña, habrá que ver qué tanto alcanza.

Comentarios (4)

DIDUNDI

28 de Septiembre

3 Seguidores

LSV dijo q en Cartagena Santos no había hecho mención  especial con D l...+ ver más

LSV dijo q en Cartagena Santos no había hecho mención  especial con D la Calle y q fue muy generalizado el saludo y hace tiempo se viene viendo un relativo discreto y cuasi directo apoyo dl Pre al Vice. 

En un país d traicioneros y mentirosos sería imperdonable q traicionara a D la Calle; en Cartagena vimos la aceptación x encima d Juanpa. Políticamente le saldría caro

Elizabeth Prado

28 de Septiembre

8 Seguidores

Santos le dió a DeLaCalle la oportunidad de su vida, obviamente porque era el hombre adecuado como lo demostró con creces. Hay que reconocer que el presidente asumió todo el palo de la decisión de negociar con las FARC, liberando a De La Calle de esa carga. Ninguna traición, "divide y reinarás" no será la estrategia que lleve al partido de las FARC al poder. 

Santos le dió a DeLaCalle la oportunidad de su vida, obviamente porque era el hombre adecuado como lo demostró con creces. Hay que reconocer que el presidente asumió todo el palo de la decisión de negociar con las FARC, liberando a De La Calle de esa carga. Ninguna traición, "divide y reinarás" no será la estrategia que lleve al partido de las FARC al poder. 

عبد القادر

29 de Septiembre

0 Seguidores

Pardo, se evidencia una vez más, no es su caso, que las personas que opinan c...+ ver más

Pardo, se evidencia una vez más, no es su caso, que las personas que opinan con las visceras, solo escriben....... lo de que las visceras les inspira. 

Minorías al poder

29 de Septiembre

0 Seguidores

En nombre de la paz cuantos desafueros se cometen. Miren los arrodillados Camb...+ ver más

En nombre de la paz cuantos desafueros se cometen. Miren los arrodillados Cambistas. y los que creen que eligen lo mejor para un Nobel: Dizque Santos un zorro político que solo quiere engrandecer su nombre y "abrirle" el paso a su Martín. Quien peleó y estuvo tratando de NO entregar al país como santos quería. Ese es Delacalle, de pronto, se merece el premio muy por encima de Santos 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia