Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Eduardo Briceño Florez · 10 de Abril de 2015

7115

4

Hace unos años, los que montaban bicicleta no pasaban de ser un grupo de amigos que salía a las ciclovías el domingo. Hoy se han convertido en un movimiento organizado con poder político.

Los moda de la bicicleta ha venido creciendo en diferentes ciudades del país. En Bogotá, según el estudio de “Bicycle Account Bogotá 2014”, la bicicleta ha pasado de ser 0.5 por ciento del número de viajes en 1996, antes de las primeras construcciones de ciclorutas, al 6 por ciento en 2014.  

Los grupos de ciclistas que se transportan por la ciudad para ir a sus trabajos o que salen a tomarse las calles por la noches, a explorar la ciudad y a sentir la calle, son cada vez más organizados y quieren hacer sentir su voz en las elecciones de octubre. Ahora que la política se hace más alrededor de causas que de ideologías, y que la bicicleta sí es un movilizador para muchas personas, sobre todo jóvenes, el ciclopoder está creciendo.

“Hay un movimiento ciudadano que ha venido creciendo con mucha constancia a lo largo de los años para la ciudad, como un ejercicio de ciudadanía activa”, dice Germán Sarmiento, autor de miblogota.com, líder del proyecto Cebras por la Vida y miembro de La Silla Cachaca.

“Este es el momento de la bicicleta y por eso todos los partidos políticos quieren utilizar a la bicicleta para conseguir votos. Eso de entrada no es malo. En últimas esto hace que haya más posibilidades”, dice Carlos Cadena, cabeza de La Ciudad Verde y quien, con un doctorado en movilidad sostenible de la Universidad de Maastricht, es uno de los líderes más visibles del activismo ciclista.

Los colectivos, la célula del sistema

El movimiento de las bicicletas no tiene una fecha clara de fundación. Sin embargo, un momento muy importante fue la creación del “Ciclopaseo de los miércoles”, que ha sido la inspiración de otros grupos de ciclistas.

Ese Ciclopaseo comenzó cuando, en 2006, un grupo de amigos decidió salir a montar bicicleta en Bogotá. “Esto no tenía un plan escrito, era un plan de amigos”, dice Andrés Felipe Vergara, uno de los fundadores del Ciclopaseo que por esa época era un estudiante de la Universidad de los Andes y hoy es un activista de esos temas. Hoy en día, el ciclopaseo tiene a cerca de 14 mil seguidores en Facebook y a sus “rodadas” van cientos de personas.

Otro hito en la historia de los colectivos fue la semana de la bicicleta que organizó por primera vez hace ocho años la Cámara de Comercio de Bogotá. Como la Cámara tenía el tema de la movilidad como una de sus banderas, apareció el tema de la bicicleta como uno de los temas relevantes.

Esa primera semana no fue demasiado exitosa. Según cuenta Germán Prieto, quien era el coordinador de veedurías en movilidad de la Cámara y fue uno de los organizadores de esa semana, no fueron más de ochenta personas. “Para los ojos de la Cámara era muy poco, pero era gente muy comprometida”, explica.

 “Hacíamos esta semana a pesar de las instituciones”, cuenta Germán Prieto. De hecho, la segunda semana de la bicicleta fue en 2009, tres años después de la primera.

Pero de esa semana nació un grupo llamado “Mesa de la Bicicleta”, donde estaban Prieto, Vergara, delegados de varias entidades del Distrito como el IDU, Transmilenio, el Idrd y la Secretaría de Movilidad y otros interesados en el tema.

Desde entonces, ese grupo ha venido organizando una Semana de la bicicleta cada año, con apoyo, en sus diferentes versiones, de la Universidad Central y de La Tadeo, y finalmente del Idrd y del Distrito.

El respaldo ha venido creciendo: la semana es anual, el Distrito la apoya y lograron que en 2009 el alcalde Samuel Moreno sacara un decreto institucionalizando el día de la bicicleta, que se celebra desde 1995, para el segundo domingo de noviembre.

A partir de la Semana de la Bicicleta y del Ciclopaseo, comenzaron a surgir muchos colectivos de bicicleta en diferentes barrios de Bogotá, de Medellín y de muchas ciudades del país.

En Bogotá, por ejemplo, hay colectivos en Teusaquillo (“Teusacatubici”) que sale a dar paseos por el barrio todos los jueves por la noche y tiene cerca de 4 mil seguidores en Facebook; Fontibón (“Fontirueda”) con más de 2 mil seguidores; Suba (“SUBAse a la bici”) con más de 4 mil seguidores; Kennedy (“Bikennedy”) y el norte (“Velo norte”).

En Medellín está el colectivo “Siclas” que hace ciclopaseos los miércoles por la noche, “Bellocicleta” que hace lo mismo los jueves, “Señoritas al pedal” que busca que más mujeres monten en bicicleta, “Túnel Verde”, “CicloCity”, “Ciclonautas”, o la “Corporación te llevamos” que busca, por medio de bicicletas adaptadas para llevar sillas de ruedas o para que personas con alguna discapacidad puedan salir a la calle a dar paseos o a transportarse en bicicletas.

De la misma manera hay colectivos en Pasto como “Enbiciclate” o en Villavicencio como “Bicinavegantes”.

Estos colectivos son la base de la pirámide del movimiento de bicicletas. “Un colectivo es como una célula, la unión de colectivos es el tejido, cada ciudad es como un órgano” dice  Juan Camilo Agudelo, uno de los líderes más visibles del movimiento de bicicletas de Bogotá y miembro “Teusacatubici”.

Si como lo dice Agudelo, cada ciudad es un órgano, el evento que más importancia tiene para la unión de estos colectivos fue el Foro Mundial de la Bicicleta que se hizo en Medellín a comienzos de este año: fueron más de 6.800 personas de 39 países, y tuvo 150 conferencistas y más de 40 expositores.

El Foro no solamente buscaba discutir y hacer eventos alrededor de la bicicleta. Tenía también una voluntad política.

Por ejemplo, en la apertura del Foro estaba el Alcalde de Medellín Aníbal Gaviria, los candidatos  la Alcaldía Alonso Salazar, Federico Gutiérrez, Eugenio Prieto, el candidato a la gobernación de Antioquia Carlos María Montoya. Además  políticos como Enrique Peñalosa y Antanas Mockus fueron ponentes en el evento.

Y el foro ya arrojó resultados: en su ceremonia de apertura el alcalde de Medellín Aníbal Gaviria propuso crear la gerencia de la bicicleta en esa ciudad, el Metro de la ciudad eliminó la restricción para que la bicicletas pudieran viajar en sistema, y se inauguraron nuevas ciclovías y parqueaderos para bicicletas.

Además de esos logros, los diferentes colectivos de bicicletas se unieron en un red que se llama “Bici Red Colombia”.

Aunque esa organización todavía no está muy bien definida, su objetivo es promover más el uso de la bicicleta, los días sin carro y lograr incidir directamente en la política, como la que se planea hacer en Bogotá.

Aterrizaje a la política

La Semana de la Bicicleta normalmente se hace en noviembre. Pero este año los miembros de la Mesa de la Bicicleta decidieron hacerla en septiembre, antes de las elecciones locales, para tener un impacto político. “2015 es el año para incidir en las elecciones políticas”, dice Prieto.

Esta noche, la Mesa de la Bicicleta se va a reunir para definir cómo van a incidir en la propuestas de los candidatos de Bogotá. Lo que buscan es que éstos respondan un cuestionario donde definan su posiciones frente a la construcción de ciclovías, parqueaderos de bicicletas, rutas seguras, etc. “Es una manera tácita de decir, esta persona no se compromete con el tema, por lo tanto no vote por él”, cuenta Prieto.   

Lograr eso no parece muy distante, pues ya hay políticos locales montados en la bicicleta.

En Bogotá, por ejemplo, hay un grupo de concejales que, como los describe Camilo Rey, un asesor del concejal Carlos Roberto Sáenz, son “la bancada ciclera”.

La mayoría de activistas que consultamos coincidió en que están el mismo Carlos Roberto Sáenz, Juan Carlos Florez, la verde María Fernanda Rojas y Olga Victoria Rubio del Mira - y, antes de que renunciara al Concejo para lanzarse a la Cámara de Representantes, también estaba Angélica Lozano. Más tangencialmente algunos de los consultados identificaron a Hosman Martínez y a Diego García.

En Medellín no hay un grupo tan fuerte pero, según Carlos Cadena, están metidos en el tema el concejal de La U Óscar Hoyos (quien llega al Concejo en bicicleta), el concejal y precandidato liberal a la Alcaldía Bernardo Alejandro Guerra, y el candidato a la alcaldía fajardista Federico Gutiérrez. Y otros aspirantes a la Alcaldía se han venido reuniendo con grupos de ciclistas para entender la problemática.

El objetivo de los activistas de la bicicleta es que el uso de la bicicleta sea cada vez más común, que haya más vías para las bicicletas y que montar en bicicletas sea un actividad segura. Y eso, con miles de ciclistas en las ciudades más grandes y los activistas cada vez más organizados, parece cada vez más cerca.

Comentarios (4)

Natalia Orduz

10 de Abril

19 Seguidores

Qué viva el Compa!!! desde que lo apodamos así en segundo semestre, Vergara ...+ ver más

Qué viva el Compa!!! desde que lo apodamos así en segundo semestre, Vergara no ha dejado de persistir en su causa!

Jorge Ulises Casas Jerez

11 de Abril

1 Seguidores

Esta corriente irá creciendo en la medida en que se vaya tomando consciencia ...+ ver más

Esta corriente irá creciendo en la medida en que se vaya tomando consciencia de ser todos nosotros parte de la naturaleza y que la debemos cuidar como a nosotros mismos

DIDUNDI

11 de Abril

3 Seguidores

The problem number 1 d Bogotà actualmenfe es la falta d culture ciudadana q c...+ ver más

The problem number 1 d Bogotà actualmenfe es la falta d culture ciudadana q caiga en cuenta q los medios d transport no convencional como la bicicleta son buena parte d la solution a tanta quejadera d trancones. Mientras se siga viendo el carro particular como una prenda a exhibir y no como una simple necesidad d transporte, Los problemas seguiràn ahi.

El ciclopoder puede lograr las vias exclusivas, la seguridad etc, pero esto nace d adentro d cada cual; es como la educación en las mejores U el país, amplísimas en la infraestructura y en conocimientos teórico-prácticos pero escasa en ética.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia