Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 12 de Febrero de 2015

7384

4

Los más de 200 artículos del Plan de Desarrollo sirven para resolver los líos, de toda índole, que tienen diferentes ministros en sus sectores. Con la excepción de los ministros de Justicia (sector que aparece de pasada porque la Rama Judicial es independiente) y de Interior (que no resolvió chicharrones importantes), todos lograron algo.

Aunque no es el único efecto del Plan, si el proyecto es aprobado como va, les resolvería directamente muchos chicharrones. Estos son los principales, algunos de ellos grandes y otros más pequeños:

Haga clic en los botones de la izquierda para leer cada información en detalle

Germán Vargas Lleras

Vicepresidente

 

Chicharrón grande: meterle el acelerador a los Pines

El gran encargo y el gran poder del vicepresidente son los proyectos de interés estratégico nacional (Pines), que son los grandes proyectos de infraestructura del país.

Para facilitar que salgan adelante, el Plan cambia varias reglas. Ahora pueden tramitar su licencia ambiental de forma integral, no por pedazos; serán siempre declarados de utilidad pública, lo que les da la primera opción de compra sobre los terrenos que necesiten (incluso por encima de si son baldíos adjudicados); los inmuebles que se compren para hacerlos quedan libres de vicios de la propiedad; las servidumbres que necesisten los Pines no las crea un juez, como las demás, sino un trámite administrativo.

 

Chicharroncito: sacar adelante megaproyectos en ciudades

Como sacar adelante estos megaproyectos puede chocar con las políticas de los gobiernos locales, el Plan le da al Ministerio de Vivienda (que, como el de Transporte, está bajo la égida de Vargas) la potestad de ejecutarlos directamente si son declarados Pines.

También le prorroga hasta el 2020 la posibilidad de alcaldes de incorporar áreas al perímetro para hacer proyectos de vivienda de interés social, pero ahora pueden ser colindantes a áreas de conservación ambiental y facilita los cambios urbanísticos para hacer esos megaproyectos (pues permite cambiar usos, tratamientos y aprovechamiento de suelos sin cambiar el POT y deja que modifique del POT vía decreto si el concejo lo niega "sin base en motivos y estudios técnicos debidamente sustentados").

Encima, permite que el Ministerio de Hacienda expida garantías no solo para la financiación de proyectos de Vivienda de Interés Prioritaria sino de Vivienda de Interés Social.

 

Chicharroncito: impulsar las Alianzas Público - Privadas

Hasta ahora las APP no han arrancado excepto en vías, en parte por algunas inflexibilidades.

Por eso el Plan cambia tres puntos clave: permite que se paguen por etapas funcionales, que el Estado entregue inmuebles para ellas (como una base militar o lotes para un proyecto de renovación urbana) y que, cuando son de iniciativa privada, el Estado ponga hasta el 30 y no el 20 por ciento de la financiación (excepto para vías).

 

Chicharroncito: cómo financiar el metro de Bogotá

Ante la dificultad para conseguir los 15 billones de pesos que, aproximadamente, cuesta el proyecto del metro, el Plan propone varios ajustes.

Uno es que permite que se financie con sobretasas a parqueaderos y cobros por congestión, entre otras; otro es que permite que el Gobierno invierta en la compra de los trenes por una vez (lo que abriría la puerta a que la Nación apoye a Bogotá en esa etapa).

María Ángela Holguín

Relaciones Exteriores

 

Chicharrón grande: no hay

El Plan no resuelve un tema grueso del sector.

 

Chicharroncito: aterrizar el trabajo con Ecuador

El Ministerio y Planeación Nacional han adelantado un trabajo grande para un plan de inversión en los municipios fronterizos con Ecuador, pero se han encontrado con una dificultad para crear las instituciones apra ponerlo a andar. el Plan faculta al Gobierno para crear fondos públicos nacionales, binacionales o multilaterales para financiar mecanismos bilaterales o multilaterales, que se aplicaría a este caso.

Juan Carlos Pinzón

Ministro de Defensa

 

Chicharrón grande: no hay

El Plan no resuelve un tema grueso del sector.

 

Chicharroncito: estar listo para hacer operaciones fuera del país

La modernización de las Fuerzas Militares, y también la redefinición de sus funciones si se firma el acuerdo de La Habana, son dos chicharrones del Ministerio. El Plan de Desarrollo permite que el Ministerio firme acuerdos que permitan hacer operaciones de paz o recibir y prestar asesoría en el exterior, lo que sirve para ayudar a resolver esos dos líos.

 

Chicharroncito: no perder poder

Uno de los líos del Ministerio es que, si se crea el Ministerio de Seguridad como anunció Juan Manuel Santos, perdería poder y funciones. En el proceso de armar el plan se debatió su creación y, la decisión final de no crearlo, le resuelve (por lo menos por ahora) ese lío a Pinzón.

Aurelio Iragorri

Ministro de Agricultura

 

Chicharrón: preparar el aterrizaje de los acuerdos de La Habana

Con el acuerdo de los asuntos agrarios ya firmado en La Habana, el Plan aprovecha para preparar su aplicación.

Por ejemplo, crea unas zonas de intervención integral del agro en las que se aplicarán planes operativos construidos de forma participativa y coordinada con autoridades locales; establece que el subsidio de reforma agraria solo para familias campesinas de escasos recursos, y zonas de intervención integral; y define que se hará el catastro rural, que es fundamental para saber quién tiene qué tierras y para que los pequeños campesinos -50 por ciento de los cuales no tienen propiedad formal sobre la tierra- tengan títulos. Todo eso es necesario para impulsar el desarrollo rural integral, como establece el acuerdo.

 

Chicharroncito: cómo dividir el Incoder

La Misión Rural, una iniciativa del Gobierno que lleva más de un año estudiando el agro, ha indicado que el sector necesita ajustes institucionales y, por ejemplo, que el Incoder debería separarse en por lo menos dos entidades que se ocupen del manejo de las tierras, por una parte, y del desarrollo rural, por otra.

El Plan de Desarrollo le da al gobierno facultades extraordinarias por seis meses para suprimir o escindir (no fusionar ni crear) entidades de políticas de tierras y desarrollo rural, además de otros ajustes institucionales. El proyecto de ley de la Autoridad nacional de tierras ya está preparado.

 

Chicharroncito: resolver el lío de los parafiscales y Fedegan

Uno de los lios más complicados, como contó La Silla , es qué hacer con el manejo que parafiscales agrarios, como el que Fedegan le ha dado a la contribución parafiscal de carne y leche.

El Plan dice que los fondos parafiscales deben tener "condiciones de representatividad nacional de una actividad agropecuaria o pesquera determinada" y que las juntas de los entes que los manejan “deberán elegir sus miembros por medios democráticos”, so pena de que el Ministerio les quite el manejo de los fondos. Eso le da a Iragorri las herramientas para mantener la presión sobre Fedegan y otros gremios del campo que manejan esos recursos públicos.

Alejandro Gaviria

Ministro de Salud

 

Chicharrón: reformar el sistema de salud

La gran apuesta de Gaviria es mejorar el sistema de salud, algo que intentó con su fallida reforma.

Con el Plan de Desarrollo retoma algunas de las propuestas de ella, como la de unificar todos los fondos que le pagan a los hospitales en una sola unidad de gestión (lo que se conoce como pagador único) o la de crear zonas exclusivas para una EPS en regiones rurales.

 

Chicharroncito: resolver el lío de Saludcoop

El problema de Saludcoop está bloqueado en la Superintendencia de Salud porque ninguna de las dos alternativas que existen (liquidarla o devolverla a sus directivos) parece conveniente.

Si el plan sale, la SuperSalud podrá tomar las mismas medidas que la SuperFinanciera, como obligar a la fusión de entidades, entregárselas en administración a una fiduciaria u obligarlas a ceder activos y pasivos. Eso le daría un margen de acción mucho más grande para resolver el lío.

Encima, el Plan permite convertir una cooperativa en una sociedad anónima, lo que de aplicarse a SaludCoop, le quitaría el poder que mantienen sus antiguas cabezas lideradas por Carlos Palacino gracias a las normas de las cooperativas.

 

Chicharroncito: no hay cómo enfrentar emergencias como el chikunguña

La epidemia de chikunguña mostró que no hay cómo coordinar las autoridades de salud (que son municipales y departamentales) en caso de una emergencia. Por eso el Plan crea la emergencia sanitaria, en la que el Ministerio puede tomar acciones directas y financiarlas con fondos de la futura Unidad de Gestión.

Luis Eduardo Garzón

Ministro de Trabajo

 

Chicharrón grande: no hay

El Plan no resuelve un tema grueso del sector.

 

Chicharroncito: lograr que todas las ARL afilien a los interesados

Algunas Administradoras de Riesgos Laborales evitan las profesiones u oficios más riesgosos para así reducir las posibilidades de tener que pagar indemnizaciones, lo que deja a otras en mala posición. Por eso el plan permite intervenirlas para evitar esas prácticas.

 

Chicharroncito: organizar el caso de las pensiones públicas

Hoy es difícil que una persona logre pensionarse cuando trabajó en varias entidades públicas y, además, el pago descentralizado de esas pensiones es desordenado.

Por eso el plan toma dos medidas. Primero, elimina las llamadas cuotas partes de las entidades públicas (es decir, el dinero que tienen guardado para pagar pedazos de pensiones) y las centraliza. Segundo, permite que el Gobierno ordene que las pensiones de diferentes entidades públicas las pague solo el Fondo de Pensiones Públicas de Nivel Nacional de Colombia (Fopep), obligando a que le pasen las reservas para pagarlas a ese fondo.

Mauricio Cárdenas

Ministro de Hacienda

 

Chicharrón grande: no hay

El Plan no resuelve un tema grueso del sector.

 

Chicharroncito: los rentistas de capital pagan poco a la seguridad social

Con las normas actuales, las personas que viven de la renta terminan pagando muy poco por seguridad social.

Para solucionarlo, el Plan define que ellos y los independientes que reciban mínimo un salario mínimo, deben pagar seguridad social sobre el 40 por ciento de sus ingresos o sobre un ingreso presunto que puede crear el Gobierno vía decreto.

Aunque la clave estará en la reglamentación, el Plan define que ese ingreso base nunca podrá ser de menos de un salario mínimo ni más de 25 (unos 16 millones de pesos).

 

Chicharroncito: casi nadie usa las opciones de fondos de pensiones

En 2009 se creó la posibilidad de que las administradoras de fondos de pensiones crearan fondos conservadores, moderados o arriesgado y se estableció que el Gobierno podía definir por quienes no tomaran una decisión, pero solo enviándolos al conservador o moderado. Ahora se quita esa restricción.

 

Chicharroncito: hay entidades que se niegan a pagar las pensiones por demoras del Ministerio

Cada año el Ministerio de Hacienda debe recibir y aprobar los cálculos para pagar las pensiones de entidades liquidadas, lo que ha creado un argumento para que esas entidades se demoren en pagar pensiones, argumentando que el Ministerio no ha aprobado esos cálculos.

Para evitar esa demora, el Plan prohíbe que las entidades que las tienen que pagar se nieguen a hacerlo argumentado que no se han aprobado esos cálculos.

 

Chicharron 3: manejar el Registro Único de Operadores de Libranzas

Ese registro, que es una función más propia de una superintendencia o una entidad similar, le produce una carga administrativa el Ministerio.

Para salir de ella, el Plan le pasa la función de tener el Registro a las Cámaras de Comercio. De una vez permite que las cajas de compensación sean operadoras de libranzas, lo que seguramente mejorará ese mercado.

Tomás González

Ministro de Minas y Energía

 

Chicharrón: cómo impulsar los pequeños mineros

La pequeña minería informal no tiene un marco para funcionar y ser tratada de forma distinta a la ilegal. El Plan crea mecanismos para formalizar a pequeños mineros, establece un régimen excepcional de áreas de reserva para el desarrollo minero (Ares) incluyendo uno para pequeña minería y cambia el canon superficiario (lo que pagan los mineros anualmente por la tenencia de sus títulos) para que los pequeños paguen menos y los grandes paguen más.

 

Chicharroncito: no hay multas reales para las petroleras

Las petroleras, se enfrentaban a multas creadas en 1958 y de cinco mil pesos, pues nunca se actualizó su valor. El Plan establece sanciones de 2 mil a 100 mil salarios mínimos mensuales vigentes.

Cecilia Álvarez-Correa

Comercio, Industria y Turismo

 

Chicharrón grande: no hay

El Plan no resuelve un tema grueso del sector.

 

Chicharroncito: cómo manejar el pasivo pensional del Hotel El Prado

r

El pasivo pensional del Hotel El Prado, de Barranquilla, es una bomba de tiempo. Para enfrentarlo el Plan crea un fondo que solo se aplica a ese hotel y que le permite recibir directamente el ingreso de la concesión para pagar el pasivo.

Gabriel Vallejo

Ministro de Ambiente

 

Chicharrón: la adaptación al cambio climático no tiene dientes

El Plan toma tres medidas para que el país esté preparado para enfrentarse al cambio climático, algo que hasta ahora ha pasado relativamente desapercibido

Una es que habrá una política de largo plazo para enfrentarlo, liderada por el Ministerio y Planeación Nacional; otra es que el Ministerio debe crear una política que frente definitivamente la deforestación en 2030 (que es una meta de desarrollo sostenible de la ONU); la tercera es que se crea un registro de quienes reducen emisiones de gases contaminantes, con lo que se organiza ese sector de la economía verde.

 

Chicharroncito: qué hacer con la regulación de páramos y humedales

La protección de páramos y humedales estaba contenida en el Plan de Desarrollo anterior, y por eso había una expectativa grandes sobre qué iba a pasar con ellos.

El Plan le dio una protección importante a los páramos, al prohibir actividades agropecuarias y exploración de recursos no renovables en ellos (a menos de que tengan hoy licencias, pero prohíbe prorrogarlas), permitir que la cartografía a escala 1:100.000 que ya existe sea la base para definir cuáles son los páramos y dejar programas para sustituir actividades agropecuarias que haya actualmente.

En el caso de los humedales, en cambio, la protección es menor porque deja en manos de las autoridades ambientales como las CAR definir en cada caso si quieren restringir actividades agropecuarias, mineras y de hidrocarburos (excepto en los que tienen la categorías internacional Ramsar, que son solo siete, entre cientos de humedales en el país).

 

Chicharroncito: las licencias ambientales exprés están en riesgo

El Plan reemplaza el decreto que sacó el Ministerio para acortar los plazos para definir las licencias ambientales y los estudios de impacto ambiental, que fue objeto de un gran debate y podría caerse por ilegal. Ahora el plan, que es una ley y solo se podría caer por inconstitucional, crea procesos más cortos para que las autoridades ambientales emitan esos documentos.

 

Chicharroncito: qué hacer con las personas que viven en zonas protegidas

El Plan de Desarrollo permite que se pague por servicios ambientales, es decir, que el Estado le reconozca a quienes viven en zonas sensibles o protegidas por cuidarlas. Eso ayudará a responder a la pregunta de qué hacer con quienes viven en ellas, aunque el quid estará en la reglamentación.

Gina Parody

Ministra de Educación

 

Chicharrón: cómo ponerle dientes a la calidad de la educación básica

La gran apuesta de la ministra es mejorar la calidad de la educación básica, pero el lío es cómo darle dientes a esa meta.

El Plan le da varias herramientas para lograrlo: amplía la obligatoriedad de la educación del grado 9 al grado 11 y hace obligatoria la jornada única (las dos con plazo máximo de aplicación en 2030), le da el carácter de derecho impostergable a la educación inicial (la de niños menores de 5 años) y crea un fondo para estimular la calidad y la jornada única, con el que el Ministerio puede darle incentivos a las instituciones que muestren mejoras en esos dos aspectos.

 

Chicharroncito: cómo invertir más en infraestructura educativa

Uno de los líos de la educación es la dificultad para invertir en infraestructura de colegios y similares, sobre todo porque muchos están construidos irregularmente.

El Plan ataca ese problema al crear un fondo para la infraestructura educativa y al facilitar la formalización de los títulos o la entrega de baldíos donde hoy hay colegios.

 

Chicharroncito: cómo incentivar la formación técnica y tecnológica

La educación superior tiene el problema de que la gran mayoría de los estudiantes quieren ser profesionales, y pocos técnicos o tecnólogos.

Para enfrentarlo, el Plan crea el nuevo marco nacional de cualificaciones para facilitar intercambios entre instituciones, unifica cualificaciones de los sistemas universitario técnico y tecnológico y busca crear maestrías en técnicos y tecnológicos, lo que los podría hacer más atractivos.

Mariana García

Ministra de Cultura

 

Chicharrón grande: no hay

El Plan no resuelve un tema grueso del sector.

 

Chicharroncito: definir la plata del impuesto a celulares

El impuesto a los celulares, que está destinado a la cultura y el deporte, tiene el problema de que su reglamentación se había derogado pero luego la derogatoria fue declarada inexequible, y por eso quedó en el aire, y por eso no es claro cuánto le toca a cada sector. El Plan resuelve el problema al reglamentarla de nuevo.

Diego Molano

Ministro de TIC

 

Chicharrón grande: no hay

El Plan no resuelve un tema grueso del sector.

 

Chicharroncito: qué hacer con el lío de las antenas celulares

Uno de los puntos débiles de la telefonía celular es el despliegue de antenas, que tiene grandes dificultades porque los concejos pueden ponerle límites a través de los POT. Para tratar de resolverlo establece que una licencia para construir u operar un equipo para telecomunicaciones se entiende concedida si en los dos meses siguientes no hay respuesta de las autoridades locales.

 

Chicharroncito: cómo sacar adelante un tercer canal

El tercer canal de televisión sigue en el aire, a pesar de que el Gobierno cree que sería beneficioso. Para impulsarlo sin pasar por todo el enredo de una licitación, el Plan da las bases para que el actual Canal Uno se transforme en el Tercer Canal.

Para lograrlo le quita varias restricciones: mientras que hoy los concesionarios pueden tener entre el 8 y el 25 por ciento de la programación, ahora permite que tengan más horas, e incluso que haya un solo concesionario. La segunda es reducir la cuota de pantalla nacional (el porcentaje de programas que deben ser hechos en Colombia) de los domingos del 50 al 30 por ciento.

 

Chicharroncito: asegurar el futuro del Plan Vive Digital

El Plan Vive Digital, que es el niño consentido y la bandera del Ministro Diego Molano, puede acabarse si cambia el Ministro.

Para evitarlo y darle continuidad por lo menos hasta el 2018, el Plan establece que el Ministerio podrá dedicar plata a los puntos y kioscos Vive Digital, establecer planes de masificación incluso con subsidios para servicios, equipos, aplicaciones y capacitación (para lo que podrá dedicar recursos del Fontic) de internet y de TDT y DTH (televisión digital). Los subsidios -los únicos que crea el Plan- serán por cuatro años.

Simón Gaviria

Planeación Nacional

 

Chicharrón grande: no hay

El Plan no resuelve un tema grueso del sector.

 

Chicharroncito: simplificar la carga de manejar el Conpes

Uno de los enredos para Planeación es que el Conpes, del que tiene la secretaría técnica, tiene que tomar varias decisiones que son de trámite.

El Plan cambia varias cosas para hacer más sencillo el manejo y funcionamiento del Conpes: unifica el Conpes y el Conpes social en un único consejo, le transfiere a Planeación Nacional funciones como definir algunos ítems de cómo se distribuye la plata para la educación a las entidades territoriales, y elimina otras como la de presentar un informe sobre competitividad del país al inicio y final de cada administración.

 

Chicharroncito: cómo hacer que haya proyectos regionales con plata de las regalías

En la reforma a las regalías de 2011 se planteó que la plata se iba a usar para proyectos de envergadura regional, pero en la práctica eso no ha pasado y cada departamento sigue haciendo proyectos que solo tienen impacto en él.

Para evitar ese problema, el Plan permite que Planeación Nacional presente proyectos de impacto regional en ellos, para que se financian con los fondos de desarrollo y de compensación regional.

 

Chicharroncito: mantener vigentes los contratos-plan

Los contratos-plan, la principal herramienta de impacto de Planeación Nacional en las regiones (y de poder político dee sa entidad), fueron creadas en 2010 solo por cuatro años.

Ahora se vuelven permanentes y se crea un fondo adscrito a Planeación para centralizar los dineros que los financian y tener un pagador único a quienes los implementan./p>

Comentarios (4)

Santiago Pardo Rodríguez

13 de Febrero

0 Seguidores

Hola Juan, 

Pero en Justicia hay algo llamativo, la introducci...+ ver más

Hola Juan, 

Pero en Justicia hay algo llamativo, la introducción del Plan decenal del sistema de justicia (artículo 104). La redacción es tan ambigua que puede dar para todo. ¿Si no sale la reforma al Equilibrio de Poderes el Plan cambiará el diseño del Gobierno Judicial? ¿Modificará normas para el acceso a la administración de justicia? Bueno seguirle la pista. Un abrazo. 

Zamunda

14 de Febrero

0 Seguidores

Yo no sé si quien escribió esto lo hizo con mala intención o con una profun...+ ver más

Yo no sé si quien escribió esto lo hizo con mala intención o con una profunda ignorancia sobre el país, aunque lo más probable es que haya sido ambas. En más de un ministerio no hay "chicharrón" grande que resolver, lo que es indigno que se diga sobretodo en carteras como la de Hacienda o Defensa. Tal parece que para este egregio líder de opinión que el precio de una materia prima descuadre todas las finanzas públicas, la desbandada de capitales, el usar a Ecopetrol cual PDVSA para intereses del monarca, la retirada de multinacionales y la subida de impuestos no es nada grave, por decir solo algunos temas de plata. Es lo normal, el costo de la paz.

Aunque si lo piensas con cabeza fría, comparado con la fuga de inversión extranjera, la desgarradora violencia y la estocada final a la democracia que se viene con la constitución que planean los próceres en la Habana, lo que viven los colombianos, sí la gente proveniente de ese país que no se ve desde Bogotá, no es nada grave.

Juan Esteban Lewin

16 de Febrero

328 Seguidores

Ronald:

La nota no dice cuáles son los chicharrones que deberían ...+ ver más

Ronald:

La nota no dice cuáles son los chicharrones que deberían encarar los ministros, ni mucho menos; tampoco se dice que no hay un chicarrón grande para resolver. Solo epxlica cómo el PND responde a la búsqueda de los ministros de solucionar los líos que ellos eprciben y que se pueden solucionar con una norma. Más allá de eso, me parece lamentable es que parta de la idea de que hay una mala intención de mi parte sin tener ni un ápice de prueba.

Juan Sebastian Arango Cardenas

17 de Febrero

0 Seguidores

Uno de los grandes problemas que han tenido los PND en los últimos años, es ...+ ver más

Uno de los grandes problemas que han tenido los PND en los últimos años, es que se vuelven un árbol de navidad y mini reformas tributarias.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia