Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ana León · 20 de Septiembre de 2016

1802

0

Como lo contó La Silla la situación de orden público en el Magdalena Medio en momentos en los que está a punto de firmarse la paz con las Farc, tiene las alarmas encendidas entre líderes y dirigentes políticos de esa región.

 

Luego de que en julio hubiera circulado un panfleto anunciando que en septiembre iniciaría una limpieza social en Barrancabermeja, considerada la capital de esa convulsionada zona del país que en los últimos 50 años ha vivido todas las guerras, esta semana volvió a aparecer una nueva nota amenazante con nombres propios.  

El panfleto, que fue firmado por las Autodefensas Gaitanistas (o Clan Úsuga, Urabeños o Clan del Golfo) se refirió directamente -aunque no por sus nombres de pila- a los alcaldes, concejales, líderes y sindicalistas de Barrancabermeja, Sabana de Torres y Puerto Wilches y los declaró objetivos militares por la campaña que están haciendo a favor del Sí al plebiscito.

"Para su conocimiento no es una amenaza ya estamos en zonas importantes, cabe resaltar que esta organización no está en contra del proceso de paz si no que sea una paz justa con equidad”, se lee en un apartado del panfleto.

Si bien hasta ayer la Policía y la Fiscalía seguían verificando la autenticidad de ese comunicado que se difundió por redes sociales y que también llegó a municipios como Cantagallo, Simití y San Pablo en el Sur de Bolívar, un defensor de derechos humanos del puerto petrolero le dijo a La Silla que las conexiones entre este panfleto y el que circuló en julio no son coincidencia.

"Recordemos que el panfleto del 25 de julio los Gaitanistas fueron contundentes. Invitaban a la población a no participar en marchas en favor de las negociaciones y anunciaban que los líderes y defensores serían objetivo militar desde septiembre. En Barrancabermeja ya se presentaron atentados”, le dijo a La Silla el director de una ONG que defiende los derechos humanos en Barrancabermeja que está amenazado.

En efecto, hace una semana un miembro de la Unión Sindical Obrera USO de Barrancabermeja que también aparece en el panfleto, sufrió un atentado y  hace 20 días cerca a la casa de un defensor de derechos humanos en Barranca arrestaron a un hombre que al parecer estaba buscándolo con un arma de fuego.

Sobre esos hechos no hay mayor información más allá de que siguen siendo materia de investigación por parte de las autoridades.

Aún así, y aunque el común denominador en los municipios donde circularon las amenazas el temor es que se hagan realidad, en todos, excepto en Puerto Wilches, aseguran que continuarán en la campaña por el Sí hasta el final.

"Nosotros sabíamos que eso podría venir. Igual prácticamente ya movimos la gente por el Sí, ya no hay paso atrás. Lo que fue, fue”, le dijo un concejal de Cantagallo a La Silla.

Parte de esa reacción obedece a que en el ambiente está la sensación de que el trasfondo de la amenaza está en el aumento de la abstención el 2 de octubre, debido a que las bandas criminales más allá de pretender que gane el No, desde hace meses están moviéndose para legitimar y ampliar el control que tienen sobre esa región.

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia