Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 22 de Septiembre de 2016

William Villamizar (gobernador) y Edgar Díaz Contreras (exgobernador) inaugurando una cancha sintética en Cúcuta en mayo.

2305

0

A diferencia de muchos dirigentes que se despidieron de sus cargos el año pasado y desaparecieron del mapa político, a nueve meses de haber dejado la Gobernación de Norte de Santander, Edgar Díaz Contreras sigue vigente y el actual gobernador William Villamizar lo está ayudando a abonar terreno para llegar al Congreso.

 

Como lo contó La Silla, Díaz Contreras está desde muy temprano en el sonajero del partido de La U para el 2018. Si bien aún no se ha casado con ningún partido, su amistad con Villamizar se ha convertido en un trampolín político.

Díaz y Villamizar se conocieron en la política cuando ambos fueron concejales de Cúcuta, durante la administración de Ramiro Suárez Corzo. Desde entonces, su amistad es un secreto a voces y Díaz Contreras fue secretario de Educación de Villamizar durante su primer mandato en la Gobernación.

"Si Edgar Díaz llegó a la Gobernación es por William y si William está de vuelta también en parte es por Edgar. Eso no se puede desconocer tan fácilmente. Es que ellos solo con mirarse se entienden”, le dijo un político nortesantandereano a La Silla.

Ahora que Villamizar regresó al Palacio de la Cúpula Chata con el aval de La U, y Díaz Contreras ya se definió por ir al Senado, según le dijeron cinco políticos a La Silla que dan por contado que cuenta con el respaldo de Villamizar.

Eso concuerda con las múltiples apariciones que Edgar Díaz ha tenido durante estos meses en ejecuciones e inauguraciones de obras del departamento, que está difundiendo constantemente a través de sus redes sociales y en televisión regional.

El Gobernador le dio la potestad de que vaya y visite las obras, acompañarlas, inaugurarlas para que la gente lo vea y no lo olvide. Él sigue activo en la política gracias a William”, dijo un concejal de Cúcuta al respecto.

Si bien si hay un respaldo de parte de Villamizar, las fuentes que no lo dijeron también reconocieron que por ahora no es exclusivo.

 

La puja por La U

 

Aunque inicialmente se dijo que en la puja por el cupo de La U en el Senado estarían Díaz Contreras, el actual senador Manuel Guillermo Mora y el representante del mismo partido Wilmer Carrillo – ficha de Villamizar-, para tres fuentes conocedoras de las movidas políticas, en esa carrera el representante quedó rezagado, aunque le dijo a La SIlla que sigue aspirando, y las constantes apariciones de Díaz Contreras son prueba de ello.

Eso ayudaría a despejar el camino para Díaz Contreras, pero todavía falta porque Villamizar tiene un compromiso con el senador Mora, quien lo acompañó en su regreso a la Gobernación, que sigue vivo

Por eso, Villamizar podría terminar impulsando a Mora. De modo que la decisión dependerá del impulso con el que llegue Díaz Contreras al 2017, cuando las cartas ya tendrán que definirse.

"Él (Díaz) está moviéndose para ganarse su propio espacio. Está haciendo la tarea de verraquito. Empezó a trabajar duro, duro para ganarse todo”, dijo una de las fuentes consultadas por La Silla.

En todo caso, tiene su propia estructura política que lo apoya–Díaz Contreras es aliado de un diputado y dos concejales de Cúcuta de La U-, opuesta a la de Mora, que ha acumulado desde su paso por la Alcaldía de Cúcuta, con los tres periodos que lleva en el congreso y con su hermano en la Asamblea.

Pero tiene un obstáculo que seguramente le saltará en el camino: como concejal, Díaz Contreras votó a favor de un acuerdo que habilitó beneficios salariales para empleados de la Alcaldía, el mismo que hoy tiene a su aliado político William Villamizar con un pie adentro de la Gobernación y otro afuera, tal y como lo contó La Silla.

De modo que ya hay quienes vaticinan que más se demorará él en inscribirse en la lista al Senado que alguien en demandarlo por ese lío.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia