Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita Vélez · 12 de Diciembre de 2016

7640

2

El fin de semana el senador Jorge Enrique Robledo le metió un gol a la ministra de Trabajo Clara López en la Junta Nacional del Polo, pero aún falta para que termine el partido de la selección del candidato presidencial para el 2018.

La Junta Nacional, como contamos, se citó el sábado y domingo para decidir si el Congreso Nacional del Partido será en enero, como esperaba el ala del Moir de Robledo, o después, como quería el ala del Polo Social de Clara.

 

Esa decisión solo la podían tomar con 78 de los 130 votos de la junta, el 60 por ciento. De los 124 que llegaron 71 eran de la coalición entre Nueva Tendencia, Poder y Unidad Popular, PUP, el Moir y otros sectores y 56 de López y el grupo de Iván Cepeda, Vamos por los Derechos.

Después de que el sábado hubo debate sin votación, el domingo los 56 de Clara y Cepeda dejaron constancia de que no iban a votar y se fueron. Según le contó a La Silla Alirio Uribe, de Vamos por los Derechos, lo hicieron porque “es muy precipitado tomar decisiones ahora cuando no sabemos bien qué va pasar con el fast-track, qué va pasar con las reformas electorales que plantea el acuerdo y qué va a pasar con las Farc”..

Según dos fuentes del lado de Clara también se fueron porque ocho representantes de poblaciones afro, Lgbti, indígenas e internacionales llegaron a la Junta pero no fueron admitidos porque, en la resolución del Consejo Nacional Electoral que avaló los 130 miembros de ese espacio de decisión, no aparecían sus nombres.

“Esos ocho no están ahí por pura negligencia de la secretaría del partido, que es del Moir”, nos dijo una fuente del lado de Clara que pidió no ser citada.

Gustavo Triana, secretario general del Polo, le dijo a La Silla que eso no es cierto y que no se podían saltar la resolución.

Con los de Clara ausentes, los 71 votos que quedaron y que son del ala de Robledo no podían citar al Congreso pero sí  sacar resoluciones, para las que solo se necesita tener la mitad más uno de los 130, es decir, 66 votos.

Aprovecharon eso para sacar una resolución en la que, según su comunicado, el Polo ratifica -como ya varias veces lo ha hecho- su oposición al Gobierno Santos y niega que Clara los represente como ministra.

Lo nuevo es que el partido dijo que “no hará parte de una coalición para un “gobierno de transición” fundamentado en la implementación de los acuerdos de paz” y que tendrá candidatos propios a la presidencia y al Congreso. Es decir, el Polo oficialmente rechazó la invitación que hizo el jefe de las Farc, alias Timochenko, en el discurso de la firma del Acuerdo en el Teatro Colón de juntar a sectores alternativos y de izquierda en torno a un gobierno que aterrice los acuerdos y le haga contrapeso a una candidatura de derecha. 

“Ayer sesionamos con apego a los estatutos del partido y simplemente le ganamos a Clara y como estaban en minoría, se fueron”, dijo a La Silla el senador Robledo.

Ahora la decisión de quién será el candidato presidencial la tomarán o el Comité Ejecutivo o un Congreso que se haga más adelante.

El primero es el escenario más favorable para Robledo porque 19 de los 30 miembros votan con él, y uno de los 11 de Clara,el vicepresidente de Poblaciones en el Polo y activista Lgbti Julio César Mancera, acaba de renunciar para irse a Cambio Radical (según le dijo a La Silla, para “trabajar con mis bases y posiblemente ser candidato al Senado” a pedido de Enrique Vargas Lleras, hermano del vicepresidente Germán Vargas y directivo de Cambio).

El Congreso, en cambio, tiene 768 delegados elegidos por voto popular entre los miembros del partido. Aunque no es fácil prever quién tendría más poder en él, hace dos años lo ganó la coalición de Clara y los claristas creen que esa foto se puede mantener.

Ya sea en el Comité o en el Congreso, ahí sí será el partido definitivo.

 

Comentarios (2)

Gustavo Adolfo

12 de Diciembre

0 Seguidores

Gobernar en una democracia es un acto de conciliación entre opuestos. Ojala q...+ ver más

Gobernar en una democracia es un acto de conciliación entre opuestos. Ojala que el Polo aprenda convivir con sus propios miembros antes de pretender gobernar a Colombia.

yakurumaz97

13 de Diciembre

0 Seguidores

En pelea de ciegos, el tuerto es rey, dice elrefrán popular

En pelea de ciegos, el tuerto es rey, dice elrefrán popular

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia