Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Silva · 07 de Junio de 2017

1131

0

Richard Moreno, el garante que terminó siendo clave para destrabar los diálogos en Chocó, también estuvo este este fin de semana en Buenaventura.

El Procurador delegado de Chocó fue enviado a Buenaventura por el Procurador General de la Nación Fernando Carrillo luego de la reunión que tuvieron el viernes pasado en Bogotá representantes del Gobierno Nacional y del comité del paro para discutir entre otras cosas, la situación de seguridad en el puerto.

“El Procurador Fernando Carrillo era el encargado de hacer la mediación pero en la reunión de Bogotá el delegó a tres personas entre las que estaba Moreno. Además de ser mediador estuvo también como facilitador del diálogo. Su misión era no dejar caer los diálogos y vigilar el proceso como representante de la Procuraduría” le dijo Humberto Hurtado, líder del comité a La Silla.

Esta es la segunda vez que Moreno es llamado como garante en el Pacífico. Hace dos semanas había estado en el paro de Chocó donde, como contó La Silla, fue uno de los factores clave para destrabarlo.

 

Su figura fue determinante por tres razones.

La primera es que les dio confianza a ambas partes a pesar de lo complicado que pintaba el panorama. Logró acercar al Comité por la Salvación y Dignidad del Chocó y a los delegados del Gobierno, y le devolvió la confianza a Juan Carlos Barreto, Obispo de Quibdó, quien quedó por fuera del proceso de negociación luego de que el Gobierno se opusiera a que participara en la mesa.

La segunda es que en la región, Moreno cuenta con el reconocimiento de la gente como un líder social. Antes de llegar a la Procuraduría donde Moreno fue nombrado justamente por esta razón, ya había sido Asesor del Foro Interétnico Solidaridad Chocó y Presidente de la Asociación Campesina Integral del Atrato (Acia). Además hace parte del Consejo Nacional de Paz Afrocolombiano y de la junta directiva del Consejo Comunitario Mayor de la Acia. 

La tercera fue su cercanía con la Iglesia, institución que en ambos paros cumplió también un rol central. Moreno creció con los padres claretianos del Chocó y años después trabajó como asesor jurídico de la Diócesis de Quibdó.

Características que no sólo definieron su rol como garante en el paro de Chocó, sino que además lo llevaron a que repitiera en Buenaventura.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia