Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

1628

0

La maquinaria del condenado exalcalde de Cúcuta Ramiro Suárez Corzo, que fue la que en las elecciones de octubre del año pasado montó a César Rojas en la Alcaldía de esa ciudad, para la campaña del plebiscito se está moviendo a toda marcha a favor del Sí.

 

Con marchas, reuniones en los barrios, coordinadores de campaña comandando grupos de líderes en las comunas y conciertos, en la capital de Norte de Santander los integrantes del ‘Movimiento RS’, un grupo de simpatizantes del exalcalde que son conocidos como la ‘mancha amarilla’, tienen a la ciudad en el mismo frenesí electoral que el año pasado.

Así se mueve la maquinaria.

La maquinaria: la mancha amarilla

Ramiro Suárez está jugado con el Sí por el plebiscito, y aunque está recluido en la cárcel La Picota en Bogotá purgando una pena de 27 años por el asesinato de un abogado en 2003, a través de la Alcaldía de Cúcuta, en donde manda en cuerpo ajeno, está haciendo campaña. 

Como lo ha contado La Silla, Suárez Corzo no ha perdido contacto con la Cúcuta política y sus líderes, y a través de reuniones por Skype sigue manejando los hilos del poder en ciudad. 

Precisamente fue así como estuvo detrás de las dos multitudinarias manifestaciones en esa ciudad a favor del Sí que se realizaron en los últimos 15 días.

La médula de la estrategia ha estado en el proyecto de generación de empleo que César Rojas, a través de un controvertido contrato le entregó a dedo a una fundación que tiene varios vasos comunicantes con Opción Ciudadana, el partido que lo avaló.

Como lo contó La Silla, ese proyecto, que costó $16 mil millones y que consiste en la generación de 3.800 empleos para hacerle mantenimiento al espacio público de la ciudad, se ha caracterizado por algo en particular: sus beneficiarios (reconocidos por usar chalecos y gorras amarillas), al igual que los de los proyectos sociales impulsados por la administración de César Rojas, han sido los simpatizantes del controvertido exalcalde. 

“Las manifestaciones son exitosas por toda la gente que contrató la Alcaldía, los que siempre están de amarillo, que son todos de Ramiro Suárez y que le caminan porque están agradecidos porque les dieron trabajo después de estar desempleados tanto tiempo”, le dijo a La Silla un concejal de Cúcuta.

 

La Silla encontró que varios de los coordinadores de las avanzadas de campaña del ‘Movimiento RS’, están vinculados como jefes de las cuadrillas de ese proyecto. Ellos a su vez en las últimas semanas han hecho más de cien reuniones por todo Cúcuta respaldando el Sí. 

“Hemos recorrido cada vereda, cada barrio, hemos movido toda la maquinaria para apoyar el Sí y esperamos hacernos con 250 mil votos”, le dijo a La Silla un líder del ´Movimiento RS´. 

Es decir, esperan duplicar la votación con la que se eligió con esa misma maquinaria César Rojas.

Precisamente, ellos se han vuelto la principal fuerza de la maquinaria de la Alcaldía de Cúcuta y de su padrino Suárez Corzo, ya que además de garantizar su presencia, cada uno, según le dijeron a La Silla tres fuentes, tiene que llevar entre cinco y diez personas a las reuniones.

El plebiscito

Con los engranajes listos, todo está dado para que el 2 de octubre, la maquinaria del ‘Movimiento RS’ movilice todo lo que  implica un día de la votación. 

Las rutas de transporte van a estar garantizadas para quienes están más lejos de sus puestos de votación y según los líderes, algunas van a correr por cuenta de la Alcaldía y otras por aportes de privados. 

Dos líderes comunales y dos concejales, también aseguraron que en los lugares de votación más grandes se van a instalar carpas para tomar listas, verificar cédulas,  y repartir los refrigerios y almuerzos durante la jornada. 

De plata directa sobre los votos no se ha hablado; sin embargo, tres líderes sí nos dijeron que a los que han coordinado la campaña y van a movilizar la gente el domingo “la Alcaldía les va a reconocer entre los $20 mil y $30 mil”. 

Cuando intentamos conocer de dónde iba a salir la plata para esos pagos, los líderes reiteraron que de la Alcaldía. 

La Silla intentó hablar con el alcalde César Rojas Ayala respecto a esas afirmaciones y sobre el hecho de que los principales beneficiados de los programas de su administración sean los integrantes del movimiento de Ramiro Suárez pero no contestó las llamadas ni los mensajes que le dejamos en su celular. 

“Así como el domingo 25 de octubre antes de las 8 de la mañana ya se sabía que César Rojas iba a ser el alcalde de Cúcuta por la mancha amarilla que se extendía por toda la ciudad en apoyo al movimiento de Ramiro, este domingo la mancha va a ser blanca en apoyo tanto al movimiento de Ramiro como a la paz”, le dijo a la Silla un concejal de la línea de Ramiro Suárez. 

El poder de la mancha amarilla de Suárez Corzo en Cúcuta se medirá una vez más el domingo cuando cierren las urnas.


 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia