Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Manolo Azuero · 04 de Octubre de 2015

6071

1

El grupo del vicepresidente Germán Vargas Lleras no es el más poderoso de Santander pero en la segunda ciudad del departamento, Barrancabermeja, un clan de su cuerda manda y quiere seguir mandando, a pesar de las sombras que lo rodean.

El clan es el del alcalde de Barranca, Elkin Bueno, que gobierna el puerto petrolero a orillas del Río Magdalena con el aval de Cambio Radical, y el de su familia política. El único representante a la Cámara por Santander de dicho partido es su cuñado, Ciro Fernández . Y ahora, para estas elecciones locales, con gente de su línea están apostando duro por la silla de la Alcaldía, por un puesto en la Asamblea departamental y por varias curules en el concejo.

Si la cosa funciona, hacia las presidenciales del 2018, Vargas Lleras podría seguir consolidando un fortín en tierra santandereana; en Barranca ganó hace cuatro años y pisó fuerte el año pasado, cuando en la carrera por la Cámara de Representantes Cambio Radical fue el partido más votado.

Las apuestas

Para la Alcaldía el clan respalda al concejal de varios periodos Pedro Luis Gómez, con el aval de Cambio Radical.

Al comienzo sonó el nombre de Leonardo Fernández, hermano del representante y cuñado del alcalde, pero al final Gómez terminó ungido con el apoyo además del senador Bernabé Celis, el hombre clave de Vargas Lleras en Santander.

El candidato Gómez es un poderoso concejal, gobiernista por cuatro periodos, que respaldó a la administración Bueno en el último cuatrienio.

A la Asamblea, con Barranca como fortín, entró en la contienda Pedro Flórez.

Flórez venía desempeñándose como asesor de la Unidad de Trabajo Legislativo UTL del Representante Fernández y su familia es poderosa.

Su hermano Hernán Flórez y su cuñada Sixta Tulia Narváez son los dueños de Suelos, Pavimentos y Concretos S.A.S, una de las firmas contratistas recurrentes de la administración Bueno.

La Silla le preguntó al representante Fernández si estos contratistas eran financistas de las campañas del clan pero dijo que no sabría decirnos.

El resto de apuestas clave en la política barrameja son al concejo.

La cuñada del Alcalde, Luz Dary Fernández, hermana del representante, es la cabeza de lista de Cambio Radical al cabildo municipal. Es una de las más fuertes y su ventaja es ser precisamente de la primera línea del clan, de la familia del poder literalmente. También juega por ahí, del mismo equipo, el actual concejal René Tordesillas.

Fuera de Cambio, el grupo vargallerista inscribió otra lista por el movimiento por firmas Vamos, donde juegan varias estructuras con poder electoral en el municipio que son cercanas al equipo del representante y al alcalde.

De acuerdo a Fernández, con cada lista esperan sacar entre dos y tres curules.

Si alcanzan las tres por lista se llevarían más del 30 por ciento de las curules a repartir.

Los cuestionamientos

Elkin Bueno, tres veces alcalde de Barranca, es el líder natural del grupo. Populista y hábil en la política tradicional, logró reelegirse hace cuatro años con más del 50 por ciento de los votos, a pesar de las sombras que desde entonces lo rodeaban y que lo siguen acorralando por sus presuntas relaciones con el paramilitarismo.

Según el comandante del Bloque Central Bolívar, alias ‘Ernesto Báez’, en declaración a la Fiscalía de mayo del año pasado, Bueno se había reunido con él para expresarle que se identificaba con las Autodefensas, cuando estas ejercían control territorial en el Magdalena Medio.

En 2012, en entrevista con Vanguardia, el mismo Báez sugirió - sin nombrarlo - que la estructura paramilitar de la región habría respaldado la fallida candidatura de Bueno a la Alcaldía en 2003, cuando las AUC ganaban con “cara y sello”.

El Alcalde ha negado las denuncias, pero los cuestionamiento por relaciones con el paramilitarismo no se agotan en lo dicho por Báez.

En una fotografía vieja, revelada por Caracol Televisión hace algunas semanas, Bueno aparece junto al paramilitar Rodolfo Useda y en un vídeo - conocido hace dos años - el Alcalde registra en una piñata familiar del 2005 con el ex paramilitar y entonces integrante de los Rastrojos alias ‘Yeison’.

Este delincuente, de acuerdo a medios locales, es pariente de la familia política del Alcalde, de su esposa y del congresista Ciro Fernández.

Según ha denunciado Barrancabermeja Virtual, en entrevista con ellos, desde la cárcel La Dorada en Doña Juana, Caldas, ‘Yeison’ sostuvo que Elkin Bueno no sólo se había hecho amigo de los paramilitares sino que les habría recibido apoyo logístico y económico.

El Alcalde está siendo investigado por estas supuestas relaciones y ya rindió indagatoria pero no ha sido ni capturado ni condenado. Según contó Noticias Uno en agosto, la investigación ha sido trasladada cada vez que un Fiscal está ad portas de decidir.

La Silla intentó comunicarse con Bueno para conocer su versión sobre estas denuncias pero no fue posible contactarlo.

En todo caso, la polémica que suscita él como su grupo, no se detienen ahí.

El representante Ciro Fernández ha sido cuestionado por haber salido elegido sin ninguna trayectoria política, apalancado por el poder burocrático de la alcaldía, en manos de su hermana, la primera dama Yinedlay Fernández, y de su cuñado, el alcalde. En 2014, sin experiencia previa en el campo, recogió 30 mil votos y más de la mitad en Barranca.

Aunque Fernández le negó ese apoyo a La Silla, dos periodistas, un líder que se mueve en la política local, una fuente que fue muy cercana al propio congresista, y tres trabajadores de contratistas de la Alcaldía, nos sostuvieron que el gobierno de Bueno sí estuvo al servicio de esa campaña. Y según los periodistas lo estaría en las de ahora, incluyendo la de Pedro Gómez a la Alcaldía.

La primera dama, Yinedlay, según fuentes locales, es reconocida en el puerto como una mujer ambiciosa que ha querido aprovechar el poder de su esposo para empoderar a los de su casa. Puso a un hermano de representante, a su otra hermana de candidata al concejo del puerto, y su otro hermano, Leonardo, que no logró consolidarse como candidato a la Alcaldía este año, terminó de aspirante al concejo de Bogotá (por supuesto, por Cambio Radical).

Fuera de estas sombras, el Alcalde y su grupo también han estado en el ojo del huracán por cuestiones de gestión pública.

El concejal René Tordecilla, quien hoy en día preside el concejo y es el otro candidato fuerte de la lista de Cambio Radical, junto a Luz Dary Fernández, fue condenado en septiembre y en segunda instancia a 10 años de prisión y 10 meses de prisión, por el desvío de dineros públicos hace más de una década cuando también ejercía como cabildante.

Tordecilla, además, ha sido acusado por Ernesto Báez de asistir a reuniones con las autodefensas cuando el Concejo de Barrancabermeja - le dijo él a Vanguardia Liberal - sirvió como aliado del paramilitarismo en 2001.

Por el lado de la lista de Vamos, sus candidatos más fuertes son los parientes de ex concejales que fueron suspendidos e inhabilitados por la Procuraduría, en abril de este años, por la elección de irregular de las mesas directivas.

A todo esto se suman varias críticas a la administración de Elkin Bueno, que La Silla revisó.

Una de las más graves es por el abandono de la Planta de Lixiviados para el ahora clausurado relleno sanitario de La Esmeralda; planta que este gobierno contrató en 2013 por más de 500 millones para mitigar la contaminación de la Ciénega de San Silvestre.

La Silla recorrió el lugar y a pesar de las advertencias de la Contraloría de Santander, y de las supuestas acciones que tomaría la empresa de servicios públicos Aguas de Barrancabermeja, la obra nunca fue culminada a pesar de que ya se habían girado los recursos del anticipo. Y de que su carencia pone en riesgo el medio ambiente. 

El Alcalde también fue objeto de protestas por los retrasos en obras de infraestructura para los colegios públicos de la ciudad, como el Camilo Torres, el Real de Mares y el Colegio CASD. La Silla recorrió algunos de los edificios en construcción y a pesar de que llevan años en ejecución, desde el primer contrato celebrado, hasta ahora están culminando.

Otro de los grandes lunares del gobierno Bueno fue la prórroga a dedo, por 10 años, de la concesión del Alumbrado Público a la empresa Iluminacion Yariguies S.A, cuando faltaban todavía cinco para la terminación del contrato original. Por eso se ha puesto en entredicho su legalidad.

La firma, que se benefició con la anticipada decisión, la dirige el empresario Héctor Valencia, que en el plano local es visto como parte del círculo de contratistas cercano al Alcalde. La Silla corroboró que Valencia ha recibido otros contratos millonarios en esta administración.

El gobierno también ha sido criticado por la contratación directa con Fundaciones, que en ocasiones son organizaciones sin ánimo de lucro con un objeto social tan amplio que podrían contratar casi que cualquier cosa con el Estado. La Silla comprobó al menos un caso en esta administración.

Estas figuras, que muchos llaman Fundaciones de papel y sirven para saltarse los procesos de contratación abierta, a través de convenios de asociación, son ampliamente cuestionadas en la región porque han sido utilizadas como un vehículo para la corrupción.

El Alcalde también ha tenido que responder por los líos de un predio en donde la gobernación pretendía construir la Mega Ludoteca del puerto petrolero. Y su gobierno no ha podido entregar las viviendas gratis que le correspondieron al municipio, de las 100 mil casas gratis, pues el proyecto primero tuvo un inconveniente cuando se puso en duda la propiedad del terreno y después porque la firma contratista, en medio de problemas financieros, abandonó la construcción. La Silla visitó hace unos días el sector y no hay nadie trabajando en los edificios, denominados Terrazas del Puerto.

Finalmente, entre otras cosas, el Alcalde Bueno ha generado polémica por gestionar un multimillonario empréstito de 159 mil 900 millones de pesos que compromete vigencias futuras del municipio, para una serie de obras sin justificación aparente que además fueron modificadas en parte después de que se aprobara el préstamo. En una ciudad pobre como Barranca, y con muchos problemas ambientales, miles de millones se invertirán principalmente en canchas, otros escenario deportivos y parques urbanos. 

En unos días se sabrá si estos cuestionamientos afectaran el poder electoral del grupo del alcalde y de su familia política, o si de lo contrario seguirán siendo los mandamaces de una ciudad estratégica para el desarrollo ecónomico de Santander y de Colombia. 


 

 

Comentarios (1)

CESAR HERNANDO BUSTAMANTE HUERTAS

04 de Octubre

0 Seguidores

Está claro que el para-militarismo sigue siendo uno de los problemas más gr...+ ver más

Está claro que el para-militarismo sigue siendo uno de los problemas más graves del país, lo deplorable es que, quienes deben liderar los cambios al respecto, pues están a la cabeza del gobierno, mantengan este contubernio perverso. Sobra decir que el camino a la depuración de nuestras costumbres políticas es largo y culebrero, la responsabilidad definitivamente es de todos, las próximas elecciones constituyen una oportunidad para que la gente realmente vote a conciencia y pensando en el cambio.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia