Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 11 de Julio de 2016

5274

0

Antes de las elecciones regionales del año pasado, el nombre de Ancizar Casanova, un estratega político que estuvo detrás de la campaña que montó a Didier Tavera en la Gobernación de Santander, era completamente desconocido en el departamento.

 

Sin embargo, desde que Tavera se eligió, su nombre empezó a moverse en los corrillos políticos y no como el de una figura cualquiera dentro de la Gobernación, sino como la de uno de los funcionarios influyentes del Palacio Amarillo.

Además de tener en sus manos las relaciones con los medios de comunicación, como director de la recién creada oficina de ‘estrategia y comunicaciones’, Casanova maneja una a 47 personas, y también, según contratistas y funcionarios del departamento, es uno de los hombres más cercanos a Tavera.

Este es el poder del hombre que maneja la imagen del Gobernador de Santander, que en la última encuesta Gallup llegó a los 60 puntos de favorabilidad.

La aparición de Ancizar

De Ancizar Casanova se sabe poco en Santander. Tan poco, que cuando llegó a la campaña de Didier Tavera, los políticos locales no lo conocían, y nadie, ni siquiera los que trabajaron en la campaña del hoy Gobernador, tienen claro cómo fue que llegó a codirigir la estrategia que lo montó en el Palacio Amarillo.

La versión que le dieron a La Silla cinco fuentes es que lo trajeron porque había sido cercano al senador Horacio Serpa, quien como codirector del Partido Liberal le dio el aval a Tavera para lanzarse al ruedo por la Gobernación.

Si bien La Silla no encontró ninguna relación directa entre Casanova y Serpa, sí halló un video de abril de 2014 –justo después de las elecciones legislativas- en el que el Senador aparece felicitando por su trabajo a Lapistudio SAS, una empresa de publicidad que contrató Tavera para su campaña y en la que figura la esposa de Casanova como representante legal.

Más allá de la palanca que le sirvió para llegar a codirigir la estrategia de Tavera, lo interesante de Ancizar Casanova es que pasó de ser un desconocido en la campaña del ahora Gobernador, a desbancar a los estrategas originales de su aspiración, a ganarse su confianza. 

“La campaña de Tavera fue muy difícil porque además de enfrentarse a los Aguilar tenía el lastre de su papá narcotraficante, la oposición de Alejandro Galvis (presidente de Vanguardia Liberal), y los cuestionamientos sobre su familia. Didier es una persona a la que le tienen que hacer caso y eso hacía Ancizar, por eso fue que caló tan bien. Él a todo le decía que sí”, le dijo a La Silla una de las personas que estuvo de cerca en la campaña de Tavera.

De ahí en adelante, según cuatro personas que trabajaron en la campaña de Tavera, Casanova empezó a ganar espacio, a moverse con más confianza y meterse en el llavero del Gobernador. Y no solo en los asuntos de comunicaciones.

“Él es uno de los que comisiona el Gobernador para hablar con contratistas. Es fuerte en lo suyo, que son las comunicaciones, pero también da consejos cuando se los piden de otros temas relacionados con contratación. El puede influir tanto a favor como en contra de alguien y esa opinión la valora Tavera”, contó uno de los altos funcionarios de Tavera.

Una fuente que se mueve dentro del círculo de los contratistas de Santander coincidió en que Casanova “envía mensajes del Gobernador”; sin embargo, a La Silla no le dieron detalles de las conversaciones.

La confianza que se ganó desde la campaña con Tavera, le sirvió para que una vez se posesionó, le entregaran la oficina de prensa.

Aunque en los seis meses que han transcurrido de la administración de Tavera, las salidas en público de Ancizar Casanova habían sido pocas, su nombre empezó a tomar vuelo propio en Santander en la última semana.

Precisamente, mientras La Silla estaba haciendo reportería para conocer el poder que tenía en el Palacio Amarillo y un día después de que lo entrevistaramos, apareció en el canal regional TRO en dos entrevistas y en dos noticieros hablando de sus logros y de la campaña contra el trabajo infantil que hizo su equipo de prensa y que se volvió viral en redes sociales; así como de los aciertos de la administración de Tavera. 

Luego el columnista de El Espectador Jorge Gómez Pinilla también salió a aplaudir su gestión.

Esa última salida dio mucho de qué hablar en Santander, debido a que Gómez Pinilla, además de ser cercano a Horacio Serpa (el padrino político de Tavera), durante los últimos cuatro meses estuvo trabajando en la oficina de comunicaciones de la Gobernación y su jefe era precisamente Casanova.  

El columnista se ha defendido diciendo que para el momento en que escribió la columna ya no estaba vinculado a la administración de Tavera y que por esa razón no tenía ningún impedimento para escribirla. También ha dicho que esas fueron sus impresiones mientras trabajó en la Gobernación y que su publicación no tuvo nada que ver con la repente aparición de Casanova en medios.

Casanova le dijo a La Silla sobre sus recientes apariciones en medios que no le llamaban mucho la atención porque prefería estar tras bambalinas; sin embargo, un dirigente de TRO aseguró que las entrevistas fueron solicitadas por la oficina de prensa de la Gobernación.

La influencia

Ancizar Casanova tiene poder en la Gobernación de Santander por dos razones.

La primera, que es la obvia, está relacionada con toda la pauta que le entrega a medios de comunicación, tanto locales como nacionales, que en algunos casos logra influir en su contenido.

“Con esa pauta es como callan a la mayoría de los periodistas. El que maneje el plan de medios puede asegurar que hablen bien o que hablen mal del gobernante. Lastimosamente es muy cierto que los periodistas se venden por cualquier pedazo de pauta, pero también lo hacen porque no tienen condiciones laborales que les permitan trabajar independientemente”, le dijo a La Silla un periodista de la región.

Esta vez, y a diferencia del cuatrienio anterior, en el que la plata de la pauta de la Gobernación se la entregaron a un privado que terminó en medio de denuncias relacionadas con pagos a páginas web piratas, la oficina de Casanova decidió darle el manejo de los medios al canal TRO, a través de un convenio, para que en lo que resta del año sea el que administre el dinero para difundir la imagen de Tavera y de la Gobernación.

Así, según le explicó Ancizar a La Silla, “el manejo se vuelve más transparente. Además hay criterios para entregar la pauta. El alcance del medio define el monto que se le va a pagar”.

Con esa pauta es como callan a la mayoría de los periodistas. El que maneje el plan de medios puede asegurar que hablen bien o que hablen mal del gobernante

Sin embargo, y aunque en el papel la administración del dinero le queda a un tercero, en la práctica el canal TRO es público y el Gobernador hace parte de su junta directiva; por lo que según le dijeron ocho fuentes a La Silla –entre periodistas y políticos- el manejo va a ser directamente desde la Gobernación. 

“Lo que va a pasar es que desde la Gobernación se van a seguir dando directrices y uno ya sabe cómo es eso. Ellos dirán a quién sí y a quién no”, le dijo una fuente de adentro de TRO a este medio.

La segunda razón del poder de Casanova, es que es muy cercano a Didier Tavera, algo que no es común en todos los secretarios del Palacio Amarillo. “Como hay muchos que están en representación de un congresista la cercanía no es mucha. Ancizar es uno de los hombres directos del Gobernador y de confianza”, aseguró un alto funcionario de la Gobernación.

“Es una persona que va en ascenso en la escala de poder. Hablar con contratistas y aconsejar en temas que no son de comunicaciones al Gobernador es algo que no le dejan hacer a cualquiera”, dijo otro funcionario.

Sobre esas versiones, el jefe de comunicaciones de la Gobernación no se pronunció.

Casanova, además, ha sumado puntos haciéndose cercano a Mario Hernández, quien como contamos, es la mano derecha de Tavera. Solo para darse una idea, mientras La Silla entrevistó a Ancizar Casanova, él recibió  dos llamadas de Hernández.

Los líos en Neiva

De Ancizar Casanova hay pocos registros en medios de comunicación y de hecho no le quiso contar a La Silla detalles de su procedencia.

Prefirió callar sobre su profesión, o sobre su historial en la asesoría de campañas políticas en el país. Aunque intentamos conocer su hoja de vida, el secretario general de la Gobernación, Camilo Arenas, aseguró que estaba ocupado cuando se la solicitamos y después no volvió a responder.

En internet La Silla solo encontró registro de que en 2010 estudió en la seccional de Girardot de la Universidad de Cundinamarca Ingeniería Ambiental. Sobre su recorrido en campañas políticas como consultor, hay registros de su participación en la de Hernán Andrade, el senador conservador del Huila, y en la de Pedro Suárez, el exalcalde de Neiva.

Y es que aunque Ancizar Casanova es una cara nueva en Santander, en Neiva sí es conocido.

En 2013, el diario La Nación publicó un artículo en el que cuestionó la inversión de más de $260 millones de la Alcaldía en la producción de seis videos relacionados con el himno y la promoción de los atractivos turísticos de la región.

Las suspicacias en torno a esos contratos, además de su valor, estuvieron en que se firmaron con la empresa de Casanova -Lapistudio SAS- que había sido la misma que le dirigió la campaña al alcalde Pedro Suárez.

Sobre esos cuestionamientos, el ahora jefe de comunicaciones de la Gobernación le dijo  a La Silla que a él lo “contrataron para desarrollar una campaña y en el artículo lo que cuestionan son videos aislados. Cuando usted habla de una campaña el precio puede ser mucho mayor”. Adicionalmente, aseguró que “la producción de esas piezas audiovisuales pueden costar mucho más y eso lo puede decir cualquier productora”.

Lapistudio SAS existe todavía pero La Silla no encontró que tuviera contratos con la Gobernación. Por lo menos no todavía, quizás porque tiene encima los ojos de mucha gente que está pendiente de si la historia de Neiva se repite

Por lo pronto, Casanova salió del  anonimato y empezó a sonar como otro de los influyentes hombres de confianza de Tavera.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia