Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Manolo Azuero · 09 de Octubre de 2015

8472

1

Ayer el Centro Nacional de Consultoría reveló que Jorge Acevedo, el candidato de Cambio Radical a la Alcaldía de Cúcuta, lleva la delantera en la contienda electoral. Acevedo seduce por su origen popular y su discurso populista, que allá pesa y ha puesto alcaldes. Pero su trayectoria en el sector público, su trasegar por varios partidos políticos y los poderes que estarían detrás de su campaña también asustan.

En la encuesta, Acevedo le saca nueve puntos de ventaja a César Rojas (el candidato del condenado ex alcalde Ramiro Suárez), y revierte la foto de hace unas semanas donde mantenía un empate técnico para la misma encuestadora.

Así, el candidato de Cambio Radical pinta como otra apuesta cada vez más fuerte del vicepresidente Germán Vargas Lleras en las regiones, con miras a las presidenciales de 2018.

El candidato que seduce

Jorge Acevedo es un candidato que seduce porque nació y vive en el barrio la Cabrera de Cúcuta, un barrio de clase media, de mucha tradición, que era antes la antigua periferia, y porque en su corta carrera política ha logrado ocupar cargos clave en la Alcaldía, medirse en las urnas con éxito y hacer televisión popular.

“(la cabrera) Fue de estrato bajo hace años….decir que se es de allá es decir que sus orígenes son humildes, que no es de los ricos, y que tiene raigambre cucuteña”, nos dijo un dirigente político de la región.

Con eso, Acevedo logra que la gente de los sectores populares se identifique con su historia. Y a su origen se suma su trayectoria, que refuerza el perfil de un hombre cercano al pueblo.

Fue Secretario de Desarrollo Social y después director de Bienestar Social, en las alcaldías de la ex alcaldesa María Eugenia Riascos – que fue elegida como una mujer humilde, que dormía en los barrios pobres durante la campaña – y del alcalde actual Donamaris Ramírez – que ganó hace cuatro prometiendo casas para las familias más vulnerables de Cúcuta –.  

Además, su esposa Yirley Vargas Torrado, quien según varias fuentes es un pilar clave del poder político de Acevedo, ocupó también la dirección de Bienestar y dirigió el Sisben en la ciudad.

Estos cargos, de acuerdo a fuentes locales que conocen la movida política, le permitieron a la pareja Acevedo – Vargas hacerles muchos favores a gente necesitada y a los líderes comunales, en nombre del gobierno; desde regalar sillas de ruedas y pagar fiestas en los barrios pobres hasta dar acceso a los servicios de salud. Y eso se traduce en votos.

De hecho, el año pasado, Acevedo ya probó su caudal.

Aunque se quemó en la carrera hacia la Cámara de Representantes por el Centro Democrático, porque a su partido le faltó fuerza, él fue uno de los candidatos más votados en Norte de Santander. Y Cúcuta fue su fortín: sacó más de 19 mil votos y el más votado, el representante liberal José Neftalí Santos, no alcanzó los 22 mil.

El candidato le reconoció a La Silla que su paso por los puestos de la Alcaldía le permitió ayudar a mucha gente que ahora lo apoya.

Acevedo también acrecentó su popularidad entre los sectores menos pudientes a través de un programa de televisión en el canal privado Tu Kanal, del empresario Víctor Carrillo, quien hoy está jugado por su candidatura.

Ahí Acevedo mantuvo y dirigió hasta julio la serie Cúcuta de Todos, donde visitaba las comunas, los barrios y a sus líderes para conocer y contar sus historias y además visibilizar sus necesidades y problemas. Hoy todavía la foto del programa en su canal de You Tube es la de Acevedo.

En sus correrías, el ex funcionario y ex presentador, ahora candidato, también ha seguido esa línea. Por ejemplo, en un barrio pobre de la ciudad, su campaña gestionó recursos y construyó con la comunidad una vía en adoquín. Y la publicitó, según él, para demostrar que “desde ya” está cumpliéndole a Cúcuta.

Acevedo, quien habló con La Silla, tiene claro que esta línea es su fuerte: “Aquí ganan los candidatos de extracción popular, que le han hecho favores a la gente”, dijo.

Sin embargo, sobre el candidato vargasllerista también pesan sombras.

Una apuesta que también asusta

Jorge Acevedo ha sido muy cuestionado por el presunto apoyo que a su campaña estaría brindando el empresario y contratista de la Alcaldía, Yensy Miranda, extraditado a España hace unos años por narcotráfico pero hoy nuevamente libre en la capital nortesantandereana.

Miranda es muy polémico en Cúcuta, no sólo por su proceso de extradición, sino por las declaraciones de desmovilizados que lo relacionan con el paramilitar alias ‘El Iguano’; también por las irregularidades en los contratos que su firma Norlacteos ha ejecutado para la Alcaldía de Cúcuta (para el programa de alimentación escolar PAE); y por sus relaciones con la clase política, incluyendo el ex alcalde Ramiro Suárez Corzo, condenado por homicidio.

Una fuente que conoce la movida de la región le dijo a La Silla que en esta campaña Miranda está contactando y pagando directamente a periodistas y líderes de barrio para que respalden la campaña de Acevedo.

Esto ha sido denunciado por un periodista local, Justo Pastor Castellanos, quien asegura que Miranda está tras la campaña de Cambio Radical por la Alcaldía, como lo contó Caracol Televisión.

La Silla investigó y encontró a un líder comunal que nos aseguró que Yensy Miranda lo había contactado a él personalmente para que respaldara a Acevedo.

“Me dijo que apoyara y que él me respondía”: dijo el líder.

Y un ex compañero de gabinete de Acevedo, que está metido en la política local, nos dijo lo mismo y sostuvo que “(Miranda) financia a Jorge Acevedo”.

La Silla habló con el candidato para contrastar su versión y aunque nos reconoció que conocía al cuestionado empresario, negó que este le estuviera pagando su campaña por la Alcaldía.

“Nos conocemos hace mucho, he trabajado con él (como interventor del contrato de alimentación escolar)...él es conocido, amigo de todos los candidatos, habla con todos, es un man público...(pero) él no ha puesto plata en la campaña, porque además no la tiene”, afirmó el candidato.

Según Acevedo, su campaña la financian sus amigos, que le están dando cada vez más plata a raíz de las encuestas, y principalmente Víctor Carrillo, el dueño del canal de televisión Tu Kanal donde Acevedo tenía su programa.

No obstante, esa denuncia de su relación con Miranda, que genera hoy muchos cuestionamientos en los círculos políticos de Cúcuta, no es la única sombra.

Acevedo ha sido investigado por las obras del Parque Bavaria, un fallido proyecto de renovación urbana en el que él incidió como funcionario de la administración de Maria Eugenia Riascos. Y por el proyecto del Club Social del Adulto Mayor, que Acevedo recibió - cuando inició su gestión en el gobierno del alcalde Donamaris Ramírez - pero que no sacó adelante y hoy es apenas un elefante blanco, un entierro de dineros públicos.

El candidato le aseguró a La Silla que estas investigaciones no le preocupan.

Como tampoco le incomoda que parte de su estructura de poder trabajara hace apenas unos meses para el grupo del parapolítico y ex senador santandereano Luis Alberto Gil.

En 2014, Acevedo fue cuestionado por sectores del Centro Democrático por supuestamente hacer campaña junto a la senadora de Opción Ciudadana Doris Vega, esposa de Gil, cuando su fórmula oficial era la lista uribista en cabeza del ex Presidente.

Según el hoy candidato a la Alcaldía, más que hacerle campaña a Vega, compartían unos amigos. Y precisamente ahora, un grupo del viejo PIN, incluyendo el ex director regional del partido Emiro Muñoz, que había ayudado a Acevedo para llegar a la Cámara en 2014, forma parte de su campaña después de que Gil, como lo contó La Silla Santandereana, pactara con Ramiro Suárez para apoyar al principal rival, César Rojas.

Según Acevedo, esos amigos de Gil eran también suyos desde hace años.

Para el candidato de Cambio Radical, detrás de todas sus supuestas “sombras” está la clase política que, dice él, va a derrotar.

“Los tengo locos. Porque trabajo en el barrio. Y ellos son la clase política, un Ministro (Juan Fernando Cristo), un ex alcalde preso, y yo no tengo ninguna deuda con ellos, no les tengo que llegar a responder”, le dijo Acevedo a La Silla.

En Cúcuta el clan de los Cristo (del Ministro y su hermano el senador Andrés Cristo) apoyan a Carlos Luna a la Alcaldía. Y el preso es Ramiro Suárez, que como ya dijimos apoya a Rojas.

En unos pocos días se sabrá si en las urnas pesa más la cara que ‘seduce' que los cuestionamientos. El vargasllerismo, representado en la región por el ex viceministro Hernando Angarita, se la jugó porque así sea.Y no está sólo, también lo apoya un sector del uribismo (que incluye a los senadores José Obdulio Gaviria y Alfredo Rangel) lo apoya y el poderoso líder cristiano de Cúcuta, Satirio Dos Santos, que ayudó en las elección de los últimos dos alcaldes de la ciudad.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia