Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Ardila Arrieta · 29 de Marzo de 2016

6604

1

Por lo general, los mandatarios locales siempre están procurando tener buenas relaciones con el Gobierno Nacional para así poder buscar inversión hacia sus respectivas regiones. En contraste, y argumentando razones ambientales y sociales, el alcalde de Ciénaga (en el Magdalena) por tercera vez se enfrenta a iniciativas de la Nación en ese departamento, lo que ha causado molestia entre altos funcionarios de Bogotá.

Lo más paradójico es que se trata de iniciativas lideradas por los ministros de la cuerda del vicepresidente Germán Vargas Lleras, y este alcalde fue elegido por Cambio Radical y en alianza con el vargasllerista exgobernador Luis Miguel ‘el Mello’ Cotes.

Su nombre es Edgardo ‘el Nene’ Pérez y por su más reciente crítica el ministro de Vivienda Luis Felipe Henao lo acaba de señalar en medios locales de populista, irresponsable y politiquero.

La molestia de Henao tiene que ver con la oposición de Pérez a un proyecto para construir el acueducto de Santa Marta captando agua de dos ríos que están en jurisdicción del vecino pueblo de Ciénaga.

Esa iniciativa es el resultado de unos estudios contratados por Findeter con el Centro de Investigaciones en Acueductos y Alcantarillados de la Universidad de Los Andes, que concluyó que por costos y otras implicaciones esa era la mejor opción, pese a que hay otras fuentes hídricas más cercanas a la ciudad capital.

El proyecto hace parte de las soluciones a mediano plazo contempladas para atender la crisis del agua en Santa Marta, cuyos habitantes enfrentan problemas para abastecerse pues algunos ríos se han ido secando. A su alrededor están el Ministerio de Vivienda, Findeter (que lidera las contrataciones), la Alcaldía samaria y actores de la sociedad civil como la fundación de Carlos Vives.

El Alcalde cienaguero lo rechaza porque en su concepto los dos ríos (llamados Toribio y Córdoba) podrían verse afectados en su caudal y eventualmente no dar abasto, pues uno de ellos ya surte de agua a los 120 mil habitantes de Ciénaga.

“Yo entiendo la importancia de esta obra, pero pareciera que a nadie le importa el acabose de los ríos. Santa Marta tiene ocho ríos. Siete de ellos ofrecen en total 17, 23 metros cúbicos de agua por segundo. En cambio, los dos de Ciénaga juntos ofrecen apenas 1,81 metros cúbicos de agua por segundo. ¿Por qué captarla de acá y no de allá? Eso no se compadece”, le detalló su argumento a La Silla Caribe el Nene Pérez.

Hace unos días, el mandatario convocó a una manifestación en bicicleta a los cienagueros, que lo apoyaron mostrando inconformismo. Pérez ha visitado en dos ocasiones la oficina del Ministro Henao en Bogotá para pedir que socialicen con ellos la propuesta y que considere más inversiones para el municipio.

Henao considera que el proyecto está ampliamente sustentado en la consultoría con Los Andes, que no se afectará a los cienagueros porque la captación se hará después de la bocatoma del pueblo, y que más bien Pérez debería responder por qué Ciénaga es uno de los municipios que más desperdicia agua del país.

Pese a que ya se han invertido unos 4.500 millones de pesos (500 en estudios y 4.000 en los diseños), la oposición del Alcalde local tiene en veremos la apertura de la licitación para el acueducto que costará aproximadamente 150 mil millones de pesos. Eso debido a que la obra implica una gestión de predios en Ciénaga y con el mandatario y la comunidad en contra sería muy difícil hacerla.

Antes de esto, el Nene Pérez había criticado públicamente la construcción de la doble calzada Barranquilla-Santa Marta (que lidera la ministra de Transporte Natalia Abello) en su paso por Ciénaga, porque aún no es claro cómo se garantizará la correcta reubicación de las familias afectadas y que no haya más daños ambientales a la Ciénaga Grande. Y además había señalado su inconformismo con el proceso de recuperación de la erosión costera, en el que también tiene que ver el MinTransporte, porque dice que se requieren obras adicionales en su municipio.

La actitud de este abogado experto en derecho ambiental y administrativo, que había sido concejal del Partido Verde y viene de ser asesor en la Gobernación del Mello Cotes, ha causado sorpresa entre algunos de sus aliados políticos, pero también reconocimiento entre quienes creen que es “políticamente valiente”, como nos dijo un ambientalista de la región.

"Respecto a él te podría decir que no le da miedo el enfrentamiento y que está del lado de la comunidad siempre", agregó por su lado un político importante del Magdalena.

El ‘lujo’ de pelear con el Gobierno central por lo general se lo pueden dar alcaldes de ciudades con presupuesto y palanca como Medellín. Habrá que esperar a ver en qué termina la puja del cienaguero con el corazón del poderoso vargasllerismo.

Comentarios (1)

pedro yudex b

01 de Abril

0 Seguidores

Otra perla de la sapiencia cachaca y su mas preclara representante el sumen l...+ ver más

Otra perla de la sapiencia cachaca y su mas preclara representante el sumen la u. de los andes, todos saben que todos los ríos nacidos en la sierra están condenados a sus sequías extrema en épocas del niño, el único afluente con agua todo y todos los años es el magdalena en su desembocadura. entonces cual es la necedad de la cachaquera que nos quieren demostrar , sus especializaciones en Harvard , otra solución un poco mas onerosa es la desalinizacion del agua de mar en un ciclo de cogeneracion con una planta térmica a carbón, la mayoría de las islas del caribe la usan, lo mismo que las monarquías árabes, entonces no veo el embeleco que solo traerá frustraciones de una nueva cagada de los colonialistas en esta pobre región, que lo único que produce son ratas

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia