Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Héctor Riveros · 29 de Julio de 2017

5096

9

¿A quién se le puede atribuir la responsabilidad de que el Pacífico colombiano esté en las condiciones de marginalidad y pobreza en que ha estado históricamente?:

1. A los políticos que se lo han robado todo.

2. A los politólogos y abogados que no han hecho un diseño institucional adecuado.

3. A los economistas que han impuesto un modelo de desarrollo inadecuado.

4. Todas las anteriores

Sin duda, la respuesta correcta es la número cuatro, pero quisiera concentrarme en la respuesta número tres, la que le atribuye la responsabilidad a los economistas y por tanto propondría la necesidad de un modelo de desarrollo distinto.

Lo hago en homenaje a Miguel Alejandro Rodríguez, un estudiante de economía de la Universidad de Los Andes cuya historia contó conmovido Juan Camilo Cárdenas, su profesor y decano en esa facultad, en la apertura del evento de clausura del segundo cohorte de la escuela de economía que para líderes del Pacífico ha realizado esa Universidad con el impulso de la organización Manos Visibles, una ONG ejemplar que dirige la ex ministra Paula Moreno.

Miguel nació en Tadó, obtuvo el mejor puntaje en el departamento en la prueba Saber 11 que aplica el ICFES a los bachilleres, obtuvo la beca crédito del programa Ser Pilo Paga y se inscribió en la Facultad de Economía de Los Andes, donde se ha formado buena parte de los que cabrían en la respuesta tres. Durante los cinco semestres que cursó se destacó como líder. Era monitor, tutor, promotor de cuanta cosa, hasta que hace tres días, cuando venía de regreso a Bogotá a retomar sus estudios después de vacaciones, el vehículo en el que viajaba cayó en un abismo en el municipio de Carmen de Atrato en la “carretera” Quibdó-Medellín y falleció junto a tres personas más.

“Estudio economía porque sueño con contribuir al cambio de la realidad social de mi país”, escribió hace poco Miguel en unos párrafos que le pidieron para motivar a los nuevos bachilleres en la escogencia de sus carreras.

El decano cerró su intervención con una imagen de Miguel sonriendo y dijeron que siempre estaba así. En el Chocó la gente vive con esperanza, no con rabia. Tienen todo lo que les da la naturaleza y les falta casi todo lo que el Estado tiene que proveer, y para ayudar algún día a suplir eso Miguel regresaba a Bogotá a seguir su carrera.

Ahí estaban reunidos los líderes de los recientes paros del Pacífico con estudiantes y profesores, y se preguntaban: economía ¿para quién?

Los economistas que desde los años 70 han desfilado por Planeación Nacional y el Ministerio de Hacienda no han tenido una sola idea eficaz para cambiar la situación de la gente del Pacífico. Algunos programas han servido de paliativo para la pobreza endémica, pero no han promovido el desarrollo y ahora recorremos el mismo camino.

Se anuncian billonarias inversiones, pero se concretan en carreteras para que las tractomulas lleguen más rápido al puerto, como si no estuviera demostrado que la prosperidad de la actividad portuaria no se traduce en prosperidad para la gente de Buenaventura.

Se sigue pensando el desarrollo en los mismos términos en que se concebía en el siglo XIX, a partir de lo que da la tierra, como si el motor de la economía contemporánea no fueran el conocimiento, la tecnología y la innovación.

Nadie propone nada concreto para el corto plazo. Los economistas no proponen algo para los 1.824 jóvenes que se quedan por fuera de los programas que ofrece el SENA en Quibdó cada semestre. ¡Se inscriben 2.794 para un cupo de algo más de 1.000, y finalmente se forman menos de 900!

La única opción de generar empleo requiere que los economistas entiendan que las condiciones de desigualdad a las que tienen sometidos a los habitantes del Pacífico requieren acciones afirmativas, que ellos llaman subsidios. A esos funcionarios de Hacienda y Planeación que creen que esas medidas distorsionan el mercado habrá que explicarles que allá no funcionan las reglas del mercado como se las enseñaron donde hicieron su posgrado.

Habrá que contarles que con un pequeño subsidio en Quibdó funciona hoy un call center, que es la empresa privada que más empleos formales tiene en esa ciudad, y que si hubieran permitido que se aplicaran otro tanto de subsidios, hubieran podido dar trabajo estable a la cuarta parte de los que golpearon las puertas del SENA y les dijeron que no había cupo.

Esos mismos son los que tienen bloqueados los decretos reglamentarios necesarios para echar a andar los incentivos tributarios que se aprobaron en la reforma tributaria para promover la localización empresarial en las zonas más afectadas por el conflicto.

Miguel les hubiera podido explicar, pero se lo llevó el mismo abismo que se llevó a 11 hace un año y a 40 y tantos hace cinco, y un largo etc., que ha llevado incluso a que se condene al Invías a “ejecutar las obras necesarias en el trayecto La Mansa-Quibdó, para que en lo sucesivo no ocurran más accidentes de tránsito”, y a realizar “un acto público en Quibdó en el que se reconozca la responsabilidad, en el cual presenten ante la comunidad los proyectos de obras que se ordenen realizar”.

En la práctica, los condenados siguen siendo los que tienen que transitar por la “trocha de la muerte” para ir a buscar a Medellín un médico especialista que no se consigue en Quibdó o una universidad acreditada que no hay en todo el Pacífico, y lo tienen que hacer por vía terrestre porque el tiquete de avión cuesta en promedio el doble de lo que cuesta uno de Bogotá a Cartagena. ¡Y a los economistas les parece que pensar una forma de subsidio mientras terminan la carretera -que llevan 114 años haciendo- distorsiona el mercado!

Ayer, ahí en la meca de las políticas económicas de los últimos sesenta años, parecía que su acercamiento al Pacífico y la ilusión de Miguel les ha hecho entender.

Comentarios (9)

Andres Felipe Garcia Rovira

29 de Julio

2 Seguidores

Los subsidios siempre son la mejor soluciòn para el partido liberal, porque a...+ ver más

Los subsidios siempre son la mejor soluciòn para el partido liberal, porque asi es que historicamente aceito su maquinaria, cuando uno mira el pacifico, de buenaventura a choco, fueron bastiones liberales, los economistas no son quienes definen los subsidios es la economia, Santos gracias al partido liberal nos va a quitar el grado de inversiòn que dejo uribe, pero dijo que era por el.

Gustavo Adolfo

29 de Julio

0 Seguidores

Las instituciones no las diseñan ni abogados ni economistas, son sistemas com...+ ver más

Las instituciones no las diseñan ni abogados ni economistas, son sistemas complejos que se crean aleatoriamente. El mejor desarrollo para el pácifico es tal vez es garantizar la seguridad, un sistema tributario simple y justo, una infraestructura adecuada y un sistema de educación pública, la gente hara el resto.

Christian H

29 de Julio

0 Seguidores

Tambien seria una buena idea que los chocoanos se ayudaran a si mismos un poqu...+ ver más

Tambien seria una buena idea que los chocoanos se ayudaran a si mismos un poquito: eso de estarlos viendo eternamente como menores de edad no ayuda en nada.

walter

30 de Julio

0 Seguidores

El estado, no crea puestos de trabajo, los destruye a punta de regulaciones e ...+ ver más

El estado, no crea puestos de trabajo, los destruye a punta de regulaciones e impuestos, solo basta con que se deje a la gente trabajar, la pregunta es más bien cómo hicieron otras zonas, fuera de la capital para generar riqueza cuando lo hicieron y por qué lo hicieron, eso es lo que buscas, no te preguntes por qué son pobres, preguntarte por qué los otros son ricos y por que?

DIDUNDI

30 de Julio

3 Seguidores

Esto es una oda, un deseo, un regaño, una súplica o todas las anteriores?. <...+ ver más

Esto es una oda, un deseo, un regaño, una súplica o todas las anteriores?.

Cómo xq' la historia va a cambiar con el Chocö después d toda una vida d miserias cuyo origen es netamente político. Riveros debería leer la + reciente puesta d los blogEconomos d LSV, con un artículo sobre educación q parece + un mandado q un análisis a fondo con intención d aportar.

 

DIDUNDI

30 de Julio

3 Seguidores

Y repito, los Economistas y en especial los d Uniandes, tienen mucho q aprende...+ ver más

Y repito, los Economistas y en especial los d Uniandes, tienen mucho q aprender + allá dl círculo d gráficas, proyecciones y estadísticas d escritorio x lo gral. lejanas a la realidad.

Y hay otra responsabilidad q Riveros ignora vaya uno a saber xq', y es la responsabilidad social d la prensa tradicional con estos temas q tampoco está yendo + allá el coctel con '...18 años'

edgar montenegro

01 de Agosto

623 Seguidores

El articuista es el mismo que estuvo por el Gobierno Nal. en un Paro ...+ ver más

El articuista es el mismo que estuvo por el Gobierno Nal. en un Paro de antologia (el del Macizo recien decidida la Constitucion 91) exaltado pidiendo el despeje de la via. Si no hubiera ese trancón no estaria alli. La economia  tiene que ver con alimentos, vivienda y ss.básicos y con trochas como la que se trago a Miguel de Tadó. Cinismo.

indignados con la corrupcion- colombia

03 de Agosto

0 Seguidores

CINISMO es predicar de HONESTO mientras CUANDO FUE FUNCIONARIO PUBLICO En la E...+ ver más

CINISMO es predicar de HONESTO mientras CUANDO FUE FUNCIONARIO PUBLICO En la EPOCA DE PETRO; fue otro vil ladron de cuello blanco de la IZQUIERDA corrupta de la MAMERTADA BOGOTANA.. 

indignados con la corrupcion- colombia

03 de Agosto

0 Seguidores

puro POPULISMO este articulo, la CORRUPCION en COLOMBIA la han producido los A...+ ver más

puro POPULISMO este articulo, la CORRUPCION en COLOMBIA la han producido los ABOGADOS de la unviersidad externadom cuyos DUEÑOS; los hinestroza, SALIEORN EN LOS PANAMA PAPERS; y no han dicho nada, la CORRUPCION del CHOCO; es de SUS DIRIGENTES; no de los economistas, la ECONOMIA NARANJA y de TURISMO SOSTENIBLE;- reuiere TRABAJO Y COMPETENCIAS; LABORALES; gran oportunidad 

Contexto

Columna

249

0

16 de Julio de 2017

El sector Turístico en el pacífico y el posconflicto.

Siempre cuando se habla de turismo se hace referencia a la benevolencia de este sector frente al desarrollo del país, por lo general se toca el tema de forma superficial y se concluye que el turismo es una buena alternativa.  Sin embargo, se puede observar que genera muchas tensiones profundas entre desarrollo y protección, mercantilización y vida cultural, territorialización y ocupación, poder hegemónico y resistencia indígena/afro, y entre estado y nación. Temas que no se han resultado y complejiza la adopción del turismo. Igualmente, el turismo puede ser perverso como el que se promociona en Medellín para conocer la historia de Pablo Escobar, o el Turismo Sexual o de drogas en la hermosa Cartagena.

En el pacífico el análisis es más interesante, teniendo en cuenta que en los últimos años se recrudeció la violencia  y los actores armados ilegales siguen luchando territorialmente por intereses económicos y políticos. Además existen dificultades de conectividad y comunicación con muchos sitios turísticos,  debido al olvido estatal,  y también es evidente la ausencia de inversión pública suficiente para garantizar los bienes públicos mínimos. Igualmente, existe una debilidad institucional y técnica para la gestión y ejecución de proyectos. Finalmente, cómo en todo el país, se han presentado hechos de corrupción local y regional que en un contexto de escases de recursos públicos se agrava el daño para las comunidades que habitan esta zona.  

Luego del acuerdo de paz con las FARC, lo cual se promocionaba como la concreción y  confirmación de la posibilidad de acceder a todas las regiones, en algunos municipios como  Tumaco las cosas son distintas. En plena época turística de Semana Santa se vivió una confrontación  con cultivadores de coca que no permitió el libre tránsito hacia el puerto. Además la guerra entre  actores ilegales por el espacio dejado por las FARC, que el Estado no ha podido ocupar, han dejado más de 70 homicidios en lo corrido del año, lo cual ha generado una crisis de seguridad e impacto negativo en la apuesta en este sector. A pesar de esto, existe un grupo de hoteleros y empresarios que han persistido y han exigido medidas para solucionar estos problemas. Además han asumido los costos económicos por estos hechos.

En este sentido, el discurso de la paz y tranquilidad expresado en posibilidades turísticas a nivel país, es diferente en algunas regiones, de hecho es todo lo contrario, la violencia sigue persistiendo entre agentes al servicio del narcotráfico y  asesinatos selectivos a líderes sociales. El reto aquí es cómo generar un turismo que permita brindar la transición de la guerra a la paz y que permita su apropiación desde las comunidades. Cómo comunidades se convierten en actores de desarrollo pasando de lo ilegal a lo legal. El desafío es gigante porque exige al estado unas acciones concretas y efectivas. En estas zonas periféricas, el turismo puede convertirse en una posibilidad que permita la construcción de paz territorial. 

Aquí se debe demostrar que la riqueza cultural, social y natural de esta zona puede generar escenarios de construcción de nación y estado.  Si bien los problemas sobrepasan las capacidades locales y regionales, es desde estas instancias que se debe promover, promocionar y proponer políticas, en este caso turísticas, con el apoyo del gobierno nacional, con el fin de incidir e impactar en estos territorios. Finalmente, un turismo con procesos participativos e incluyentes, con reglas claras y aprobadas por las comunidades de base, vendría a prosperar y convertirse en una alternativa a la ilegalidad.

 

Las historias más vistas en La Silla Vacia