Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 31 de Agosto de 2016

2378

1

 

La campaña por el Sí al plebiscito terminó siendo el punto de encuentro para el desvanecido Clan Aguilar en Santander. Una foto que ayer publicó el exgobernador de ese departamento condenado por parapolítica, Hugo Aguilar, en la que oficialmente alza la bandera de la paz de Santos, mostró tres cosas: que le dijo adiós al expresidente Álvaro Uribe, que dio el brazo a torcer y se acercó a La U, y que está apostándole a realinear a todos sus alfiles para reunificar la fuerza política de su familia.

La voltereta

Desde que fue Gobernador de Santander (de 2004 a 2007),  Hugo Aguilar ha sido cercano al expresidente y hoy senador, Álvaro Uribe Vélez.

Fue él el que le ayudó a construir el Parque Nacional del Chicamocha, Panachi; tal y como lo han reconocido públicamente los dos, son amigos; y además, en las últimas tres elecciones han andado de la mano.

Por ejemplo, cuando Richard Aguilar, su hijo, se lanzó a la Gobernación de Santander después de haber renunciado a ser cónsul en Chile como cuota de Aguilar papá en el periodo de Uribe, el expresidente llegó a Bucaramanga a alzarle la mano en tarima.

En las presidenciales de 2014, y cuando estaba preso purgando la pena por parapolítica a la que lo condenó la Corte Suprema, Aguilar apoyó a través de su hijo, el senador de Opción Ciudadana Mauricio Aguilar, a Óscar Iván Zuluaga, el candidato presidencial del uribismo.

Y en las regionales del año pasado Aguilar y Uribe no solo llegaron a acuerdos para apoyar en conjunto a un candidato a la Gobernación de Santander, sino que además, como lo contó La Silla, el primero utilizó al Centro Democrático -en esa fecha ya consolidado como partido uribista-, para poner varias fichas en el poder local.

Su cercanía con Uribe ha sido tal, que incluso antes de las elecciones regionales de 2011, cuando todo estaba dado para que volviera a buscar en nombre propio la Gobernación de Santander -algo que al final no hizo porque se lo llevaron preso- recibió un carnet como militante de La U, cuando ese partido era manejado por el expresidente. Luego, por sus líos con la justicia le suspendieron la inscripción.

Sin embargo, el discurso del controvertido exgobernador de Santander empezó a variar desde julio cuando rompió su silencio sobre el proceso de paz entre el Gobierno y las Farc y empezó a trinar -algo que no hace muy seguido- a favor de los acuerdos.

Con sus trinos, Aguilar incluso empezó a terciar a favor de Santos.

Aunque de ahí en adelante, no se había pronunciado, ayer volvió a aparecer en redes sociales, con una foto que muestra que se está acercando cada vez más a La U, partido al que ingresó su hijo Richard Aguilar siendo Gobernador de Santander y por el que terminó traicionándolo en las regionales del año pasado. Según Aguilar, si Richard y él hubieran estado unidos, no hubieran perdido la Gobernación de Santander, que ahora está en manos de los liberales.

En esa foto además de aparecer junto a Miguel Peñaloza, quien será el encargado de coordinar toda la logística electoral del día ‘D’ de la campaña por el Sí al plebiscito, algo que de tajo lo pone en una esquina opuesta a la de Uribe,  también están Jhan Carlos Alvernia, director de La U en Bucaramanga, y Diego Tamayo, miembro de la dirección nacional de ese partido e hijo de Gerardo Tamayo (excongresista La U en Santander).

Los espacios

Tres políticos regionales que son cercanos a Hugo Aguilar le dijeron a La Silla que su movida, más allá  de la campaña por el Sí, está relacionada con el espacio que está buscando para reunificar a todas las fuerzas que son afines a su familia con miras a las legislativas de 2018 y las locales de 2019.

“Así se mueve la política. En este país estar en la oposición desgasta, y a todos les gusta cabalgar sobre el poder. Reagruparlos a todos es la oportunidad que él ve para volver a tener poder”, le dijo a La Silla una de esas fuentes.

Aguilar papá no le dijo nada a La Silla al respecto; sin embargo, en la misma foto en la que posaron los de La U también apareció Mauricio Aguilar, su otro hijo, quien actualmente es senador de Opción Ciudadana.

Esta es la primera vez en cuatro años que Aguilar aparece en una foto con sus dos hijos para hacer política y eso es un avance; no obstante, para engranar las fuerzas que representan no tiene el camino fácil.

Por una parte, aunque Aguilar quiere aterrizar en La U, aún no es muy claro cómo lo va a hacer.

El senador Armando Benedetti, presidente de ese partido, le dijo a La Silla que no se había hablado nada de la entrada oficial de Hugo Aguilar a La U, y por otro en Santander aseguran que no ha habido acercamientos.

“Nadie entiende bien lo que está haciendo Hugo Aguilar. Celebramos su compromiso con el plebiscito, pero políticamente no hay nada hablado con él. La relación de La U es con Richard Aguilar”, le dijo a La Silla un político regional de ese partido.

Aunque Richard Aguilar no ha hecho política de frente desde que dejó el ‘Palacio Amarillo’, en La U dicen que podría ser candidato al Senado en 2018 y que no estaría descartando volver a presentarse en las elecciones de 2019 a la Gobernación de Santander.

Por otro lado, Aguilar papá tiene a su otro hijo, el senador Mauricio Aguilar en Opción Ciudadana, y a menos de que él renuncie al Congreso para llegar a otro partido y salir al ruedo electoral sin inhabilitarse, no tiene muchos caminos.

Tres fuentes, una de La U y dos allegadas al senador, le dijeron a La Silla que él está pensando en buscar la Gobernación de Santander en 2019.  

Mauricio Aguilar ha negado esa versión, pero su papá sí le ha dicho a La Silla que eso aún no estaba decidido: “Hay que esperar a que ellos (Richard y Mauricio) decidan quién quiere la Gobernación y quién el Senado”.

Si no se ponen de acuerdo en el camino, la unión podría írsele al traste a Hugo Aguilar.

El factor Richard

Aunque Hugo Aguilar agachó la cabeza al buscar un punto de encuentro con La U, según dos fuentes de adentro de ese partido, Richard Aguilar sigue moviéndose como la rueda suelta de esa casa política.

“Es como dicen por ahí, juntos pero no revueltos”, le dijo una fuente de La U a La Silla.

Y es que esta es la primera vez que Richard Aguilar va a salir de frente a promover una causa política con el Partido de La U, que como lo ha contado La Silla, desde que arrancó el año le ha quedado mal.

Casi nueve meses después de haber salido de la Gobernación no le han dado el cargo que le prometieron por haber apoyado a Santos para la reelección, el mismo Presidente negó en Santander que lo estuviera considerando para sumarlo a su gabinete, y además su figura no ha despegado dentro del mismo Partido de La U.

“A Richard lo conocen en Santander, pero en el resto del país no. El respaldo que tiene para llegar a un cargo importante es muy poco”, le dijo a La Silla un directivo nacional de La U.

La pelea de los Aguilar fue por orgullos y porque los dos querían mandar

El nombre de Richard Aguilar nuevamente empezó a moverse en un sonajero, esta vez para llegar a la Dirección de Cormagdalena, entidad que se encarga de la navegabilidad del río Magdalena, pero dos fuentes de adentro La U le dijeron a La Silla que ese cargo no se lo iban a dar porque estaba inhabilitado debido a que como Gobernador de Santander integró la junta directiva de esa entidad.

Sin embargo, esas dos mismas fuentes aseguraron que lo que a Richard le den va a depender de lo que logre en la campaña por el plebiscito. Si finalmente le corresponden al apoyo, existe la posibilidad de que él no se le pliegue a Hugo Aguilar, y que por el contrario quiera ser el mandamás de la casa política creada por su papá.

“La pelea de los Aguilar fue por orgullos y porque los dos querían mandar. Cada uno demostró que tenía votos y si Hugo Aguilar está cediendo ahorita es para reorganizar no para quedarse rezagado”, le dijo un político allegado a Hugo Aguilar a La Silla.

Con este telón de fondo ese clan político hará campaña unido por el plebiscito, habrá que ver si el intento de reunificación le funciona a Hugo Aguilar.

Comentarios (1)

Armando Lugo Martínez

01 de Septiembre

0 Seguidores

EL PODER HACE Y DESASE SIN TENER EN CUENTA CONSECUENCIAS.

Estado Co...+ ver más

EL PODER HACE Y DESASE SIN TENER EN CUENTA CONSECUENCIAS.

Estado Colombiano no hizo valer derechos, justicia y se arrodillo ante un grupo y con el SÍ en el plebiscito quiere que el pueblo haga lo mismo.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia