Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 19 de Julio de 2016

4018

1

El pulso que desde hace varias semanas sostenían Alejandro Carlos Chacón y Miguel Ángel Pinto por la presidencia de la Cámara, finalmente se decantó anoche y dejó a dos ganadores y a un damnificado. 

En un acuerdo que desde los 90 no tenía precedentes, Pinto y Chacón acordaron compartir la Presidencia de la Cámara para el tercer año legislativo y además se sortearon la copresidencia de Fabio Amín en el Partido Liberal, quien por derecha, tendrá que cederla, para que cuaje el trato de anoche.

La Silla supo todo el detrás de cámaras del acuerdo en el que desde el Presidente, pasando por el Secretario General de la Cámara y hasta el Ministro del Interior participaron.

 

La presión

Como lo había contado La Silla, la bancada liberal estaba reventada por la Presidencia de la Cámara de Representantes. 

Si bien hace un mes, en una reunión del partido Miguel Ángel Pinto se quedó con la nominación oficial, no la tuvo fácil desde el inicio. La principal razón es que con su elección se armó una disidencia de 17 representantes que se unieron a Alejandro Carlos Chacón, y quienes una vez se conoció la votación de la bancada anunciaron que irían con candidato propio a la plenaria. 

Con ese escenario sobre la mesa era muy difícil prever lo que iba a pasar y los dos, según las cuentas de cada grupo, tenían las mismas posibilidades de ganar: Por un lado Pinto, siendo el candidato oficial, obligaba a los partidos de la Unidad Nacional a apoyarlo; por otro lado, Chacón se había gastado el año haciendo lobby en toda la plenaria y, según sus cuentas, podía lograr la mayoría de votos. Esto, teniendo en cuenta que la Unidad Nacional, además del tema de la paz, no tiene muchos temas en común. 

Ese escenario, según cuatro liberales que hablaron con La Silla, terminó asustando al Gobierno. 

"Este año es el más coyuntural para Santos. Permitir que la Cámara no respetara los acuerdos era abrir una caja de Pandora, y eso no lo podían permitir. Por eso empezaron a moverse para lograr que Pinto y Chacón negociaran", explicó uno de los congresistas. 

Tal y como se lo contaron esos mismos representantes liberales a La Silla y uno de Cambio Radical, la orden bajó de Presidencia y llegó a la Secretaría General de la Cámara para que a partir de allí se empezaran a enviar mensajes a todos los partidos y no se alentara la división liberal. 

En la presión también tomó parte el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, quien terció con miras a que llegaran a un acuerdo en su propio partido. 

"Dejar que creciera una disidencia en momentos en los que el fast track del Gobierno se va a implementar no era una opción", le dijo a La Silla uno de los representantes. 

La reunión

Con la presión que empezaron a recibir de todos lados fue que Pinto y Chacón finalmente se sentaron ayer a negociar la presidencia de la Cámara para el tercer año.

La reunión, como se ha dicho en varios medios, fue en el Ministerio del Interior y arrancó desde pasadas las nueve de la mañana. Primero solo se sentaron en la mesa Pinto y Chacón; sin embargo, cuando pasaron las dos de la tarde sin acuerdo, cada uno llamó a su gente para ver si lograban un punto de encuentro.

Por el lado de Chacón llegaron Mario Castaño, de Caldas, Jack Housni, de San Andrés y Jaime Serrano, del Magdalena; por el lado de Pinto, Marco Rodríguez, de Vichada, y Édgar 'el Pote' Gómez, quien al igual que Pinto es santandereano.

Lo particular de la participación de Gómez fue que pasó de estar enfrentado con Pinto, debido a que fue precisamente él quien arrancó con la campaña más dura para desbancarlo, a ser uno de sus fieles escuderos.

"En la política todo puede pasar. Aliarse a Pinto era su única opción", le dijo a La Silla uno de sus compañeros de bancada.

En esa reunión, que terminó a las 7 de la noche, hubo dos acuerdos: "el que se haría público y el que sería privado", le dijo a La Silla uno de los congresistas que estuvieron en esa reunión.

El público quedó consignado en una carta en la que además de alzar la banderita de la paz (tanto de Santos como la de los acuerdos internos) se anunciaba que Pinto sería el candidato oficial el 20 de julio ante la plenaria y que Chacón sería postulado a la copresidencia del Partido Liberal. 

En el privado quedó la letra menuda: la presidencia solo quedaría en manos de Pinto hasta el 16 de diciembre, día en el que le daría paso a Alejandro Chacón, quien a su vez renunciaría a la copresidencia liberal para que luego ese cargo lo cogiera si no el mismo Pinto al menos alguien de su cuerda.

Sin embargo, la última parte del acuerdo hizo carambola y dejó sin puesto al representante Fabio Amín, quien por lo menos hasta ahora no tenía velas directas en ese entierro. 

El Ministro Cristo nos dijo que Amín sabía que eso iba a pasar. Pero cuando hablé con él, me contó que no le habían dicho nada y que no quería hacerlo

Representante liberal

Y es que aunque la Presidencia la comparten el senador Horacio Serpa y Amín, tanto de los congresistas de la línea de Pinto como los de la Chacón le dijeron a La Silla que, aunque no quedó consignado en la carta, quien se acordó que debería salir de la copresidencia roja era el segundo.

"El Ministro Cristo nos dijo que Amín sí sabía que eso iba a pasar. Pero cuando yo hablé con él, él me contó que no le habían dicho nada y que él no quería hacerlo", contó uno de los liberales que estuvo presente que cuando se cuajaron los acuerdos.

No obstante, si a alguien le podría alegrar la salida de Amín de la copresidencia es al 'Pote' Gómez, quien el día que desistió de su aspiración a la Presidencia de la Cámara le lanzó dardos y le reclamó por no haber pedido que se cumplieran los acuerdos cuando él había sido el compromisario de los rojos.

La Silla intentó conocer la versión de Amín pero no contestó ni las llamadas ni los mensajes dejados en su celular.

La calma

Aunque con esos acuerdos la relativa calma volvió a la bancada liberal en la Cámara, la salida de Amín de la codirección nacional del partido no le cayó bien a todos los representantes.

"Si hay alguien que debe renunciar a la codirección es Serpa, él ahora va a tener la presidencia de la Cámara y encima la dirección del Partido. El poder que está concentrando no le hace bien a nadie", aseguró uno de los representantes. Esa misma posición la tuvieron tres representantes más que hablaron con La Silla.

Y es que la figura de Serpa causa divisiones entre los rojos. La disidencia en la Cámara tuvo su origen en el creciente poder del Senador y fue precisamente por el apoyo que le estaba dando a Pinto que el sector de Chacón no respetó los acuerdos.

Eso, sumado a que aún no es claro si Amín va a ceder, pone en aprietos, por lo menos, una parte de los compromisos, y más teniendo en cuenta que la renuncia a la codirección liberal tendría que presentarla hoy para que Chacón tenga la garantía de que se cumplirán todos los acuerdos. 

"Ya tenemos la renuncia de Pinto en las manos para el 16 de diciembre. Solo falta concretar esa parte del acuerdo", explicó uno de los representantes de la línea de Chacón.

Si no le cumplen a Chacón con la copresidencia (y eso depende de Amín), el acuerdo de anoche podría terminar en letra muerta.  

No obstante, La Silla supo que para asegurar los acuerdos,la bancada se está moviendo con miras a presionar la salida de Amín. Tal y como están planteando la estrategia, si Amín no renuncia en las próximas horas, en la reunión que mañana tendrán los liberales al medio día, los representantes entregarán una carta para sacarlo del cargo. "La cosa está así, o renuncia o lo renunciamos. Si la carta va firmada por todos dejamos sin piso su representación y postulamos para la copresidencia", le dijo un representante a La Silla.

Si así cuaja la estrategia, una vez Chacón ceda la copresidencia del Partido Liberal y asuma la presidencia de la Cámara, el cargo quedará vacante para alguien de la línea de Pinto, con lo que Serpa terminará mandando completamente entre los rojos (por lo menos hasta la convención que deberá realizarse antes del 8 de marzo).

Por lo pronto, falta ver cómo Amín se mueve hoy, en medio de la presión liberal y de la aplanadora que esta vez en conjunto Pinto y Chacón pusieron a andar.

Nota de la editora: Esta historia fue actualizada a las 2:00 p.m. con información relacionada con la estrategia de la bancada para presionar la salida de Fabio Amín de la copresidencia liberal.

Comentarios (1)

jose Antonio Jiménez

20 de Julio

0 Seguidores

cayeron en la trampa de serpa, a Chacón eso no le importa, él va es por la a...+ ver más

cayeron en la trampa de serpa, a Chacón eso no le importa, él va es por la alcaldía de Cúcuta, por eso apoyo al hampón de Ramiro suarez y su títere C´sar Rojas alcalde.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia