Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 08 de Abril de 2016

4218

8

Con el fallo del Tribunal Superior de Cúcuta  en el que dice que Argos no probó su buena fe exenta de culpa al comprar unas hectáreas en Montes de María y compulsa copias a la Fiscalía para que investigue el contexto en el que se dio esa compra, se abre un nuevo capítulo en la larga historia de ésta compañía del Grupo Empresarial Antioqueño en Montes de María.

El Tribunal de Cúcuta que decidió el caso, porque el de Bolívar estaba muy congestionado, determinó que la empresa no actuó con buena fe exenta de culpa al comprar unos predios en Montes de María.

Argos compró la tierra a una persona que a su vez se la había comprado a Uriel Uribe, un campesino de la zona. El Tribunal estableció que Uribe vendió inicialmente el predio porque le dijeron que si no vendía, igual iba a perder la tierra porque el comprador tomaría posesión de los predios y el se quedaría sin el suyo.

 

Argos defendió durante el proceso que hizo la debida diligencia para la compraventa y que “no tenía cómo saber, ni tener como suponer” que en el año 2010 aún había personas enajenando sus propiedades motivadas por el temor o la violencia, dado que, a su juicio, esa época ya era calificada como posconflicto, y el Estado volvía hacerse presente en la zona devolviendo confianza a sus habitantes.

El Tribunal rechazó ese argumento. A favor de Argos dice que “no aparece acreditado que Cementos Argos S.A., tienen relación alguna, directa o indirecta con los grupos ilegales causantes del conflicto interno que vivió el Municipio de El Carmen de Bolívar, y que ocasionó el desplazamiento y despojo del señor Uriel Uribe Lambraño Cardona y su núcleo familiar”. Pero en su contra, concluye, que “la buena fe simple con la que intervino en el negocio” no fue exenta de culpa.

No lo fue porque “se omitió la situación de conocimiento público y notorio de conflicto armado y violencia generalizada que por más de veinte años se vivió en el Municipio de Carmen de Bolívar —que afectó la población víctima de violaciones a los derechos humanos. Circunstancia que ha de presumirse era conocida por Cementos Argos, en tanto allí desarrolla actividades relacionadas con su objeto social.”

Para demostrar la buena fe exenta de culpa, según el Tribunal, había que hacer algo adicional a la debida diligencia que se haría en una región cualquiera.

Entre otras cosas, Argos no verificó que una de las compradoras en la cadena de tradición de la tierra de Uriel Uribe no había sido autorizada para vender por el Comité Municipal de Atención a la Población Desplazada; y tampoco intentó hablar con el señor Uriel Uribe sobre su situación personal al vender.

“De así haberlo hecho hubiera descubierto que éste era víctima de desplazamiento y abandono forzado; que la venta se hizo por necesidad, pues ya no podía retornar porque se arraigó en otra ciudad debido a que su esposa no quiso volver; que no tiene vivienda propia y que devenga su sustento trabajando en una plaza de mercado”.

Tampoco averiguó con las autoridades si las tierras que estaba comprando tenían algún tipo de protección por haber estado relacionadas con el conflicto.

“De haber efectuado tal labor habría obtenido conocimiento que ante la Gobernación de Bolívar se han presentado denuncias acerca de un proceso de compra masiva de tierras en la zona baja del Carmen de Bolívar, que según manifestaciones de las comunidades e instituciones se está realizando de manera irregular.”

Como resultado de lo anterior, el Tribunal le ordena a la Fundación Crear en Paz, a quien Argos le donó esas y otras 6 mil hectáreas en 2014, a devolverle la tierra al campesino.  

Esta sentencia es, entonces, un revés para la Fundación creada por Argos porque hasta donde se sabe y como ellos mismos reconocieron a La Silla Vacía, estaban 28 de los 98 predios  -que suman 840 hectáreas- ya están en manos de los jueces agrarios a la espera de un fallo.

“Nos comprometemos a devolverle las tierras a todos los reclamantes y a invitarlos a que se acojan a un acuerdo para que además de restituirlos, podamos acompañarlos para hacerlas productivas”, dijo a La Silla el presidente de la Fundación Crear en Paz, el padre Rafael Castillo. “Nosotros cumplimos la ley con o sin sentencia.”

¿Qué va pasar con la fundación?

Entre 2009 y 2011, Argos compró seis mil hectáreas en Montes de María -en Carmen de Bolívar y en San Onofre- y comenzó a sembrar mil hectáreas de teca, una madera preciosa que exporta a India y que según su página web, exporta más de 40 mil toneladas al año.

Pero cuando comenzó el proceso de restitución de víctimas en la zona unos años después, fue quedando en evidencia que algunas de esas tierras habían sido despojadas años atrás, antes de que Argos comprara, por gente aliada con los paramilitares. Frente a las reclamaciones, asumió estrategias muy distintas porque considera que se trata de dos situaciones muy diferentes.

En San Onofre, por el contrario, Argos se ha opuesto a los reclamantes con todo su poder, porque como contamos en esta historia dice que los que están reclamando las tierras fueron quienes las vendieron y quienes las tuvieron en su poder durante varias décadas y a quienes Argos considera falsos reclamantes. Estos procesos siguen sin resolverse.

En Carmen de Bolívar, en cambio, decidió no oponerse a estos procesos.

Allí, en octubre de 2014, la cementera anunció que las tierras del proyecto forestal en ese municipio se donarían a la Fundación Crecer en Paz, que opera independientemente de Argos, que solo tiene un puesto en la junta, para crear un ‘laboratorio de paz’ como su “aporte al posconflicto”.

Además de donar esas hectáreas, Argos también puso 18 mil millones de pesos para una donación total de casi 50 mil millones para proyectos agrícolas inclusivos: proyectos en los que los campesinos participan como trabajadores, las empresas como comercializadoras y la Fundación como puente entre los dos.

En ese entonces, la empresa dijo que la donación en Carmen de Bolívar beneficiaría a unas 700 familias campesinas, que entrarían en “esquemas de propiedad colectiva de tierra” para negocios frutales, agrícolas y apícolas.  

Castillo, el presidente de la Fundación, le dijo a La Silla que las 17 hectáreas que perdieron con este fallo no estaban siendo utilizadas y que ya volvieron a su dueño original. 

Con esta derrota en el Tribunal Argos pierde una batalla, pero no la guerra. Esta se decidirá cuando salgan los fallos sobre la tierra de San Onofre.

Comentarios (8)

Jose Mario Aristizabal

08 de Abril

0 Seguidores

Ahí se acabo la inversión en el campo, es una lastima por los que le apostab...+ ver más

Ahí se acabo la inversión en el campo, es una lastima por los que le apostaban a proyectos de desarrollo en Colombia, ahora si como no vale la tierra nada, que miren los jueces la pobreza de la que serán responsables, otro legado de Santos, que sus fanáticos recalcitrantes ni siquiera entienden que se hizo mal, ahora si quiero ver al rey de la soya con esta incertidumbre jurídica.

Prada

09 de Abril

1 Seguidores

Si uno comprara un celular donde se sabe que venden celulares robados, y despu...+ ver más

Si uno comprara un celular donde se sabe que venden celulares robados, y después la policía se lo decomisara, ¿estaría la policía atentando contra la inversión en telefonía celular?
-
Llama la atención que "En Carmen de Bolívar, en cambio, [Argos] decidió no oponerse a estos procesos." (Como sí lo está haciendo en San Onofre). Una posible interpretación sería que reconocieron su error en Carmen de Bolívar.
-
¿El rey de la soya tendrá planes de inversión en tierras despojadas?
-
¿Se puede hablar de incertidumbre jurídica cuando existen mecanismos oficiales para verificar la tradición de una tierra? Porque otra cosa es equivocarse, o hacerse el pendejo, o deliberadamente pescar en río revuelto.
-
Sin duda, debe haber mucho avispado ("emprendedor") jugando a falso reclamante, pero, ¿qué hacer con los auténticos despojados? O ¿aceptamos la tesis de JOG según la cual en Colombia no hay desplazados sino migrantes? De vaina no dijo JOG que esos eran turistas, gente que vendió barata su tierra para probar suerte en otro lado o para recorrer el país y asentarse en un semáforo vendiendo aguacates.
-
Por cierto, quien hace de empleada doméstica en mi casa llegó hace varios años de San Jacinto (Bolívar) junto con sus padres y muchos hermanos, y me ha contado unas historias espeluznantes sobre la finca de aguacates que dejaron atrás ... Ahora son albañiles, plomeros, empleadas domésticas, vendedores de empanadas, ... "marañeros" como se les dice en Barranquilla. Ya no están interesados en regresar. Creo que su finca, producto del trabajo de varias generaciones, ha estado y sigue estando disponible para los inversionistas del campo, con seguridad jurídica, después de que ellos "migraron".

Jose Mario Aristizabal

09 de Abril

0 Seguidores

A mi me sorprende la conclusión, que es que son compradores de buena fe, pero...+ ver más

A mi me sorprende la conclusión, que es que son compradores de buena fe, pero no tuvieron toda la buena fe que podrían haber tenido, suena como no eres tan gay como para pertenecer a la comunidad LGTBI te faltan plumas, a mi los supuestos que encuentre un juez en la santidad de un baño para definir si uno hizo una debida diligencia o no, me parecen absurdos, porque eso no esta reglado, si lo estuviera(como la mayoría de cosas en este país, gracias a los burócratas perros de presa de los políticos), entonces Argos habría adjuntado la certificación de que esa tierra no había sido adquirida en el conflicto como quisieran que le hubieran presentado el problema.

El principio básico de las compañías que cotizan en bolsa es no tratamos de meternos en negocios que nos puedan generar mala prensa o reputación, porque las malas noticias hacen que se pierda valor en bolsa, así que si un juez dice que nuestro logo es azul y no verde, ya vamos perdiendo, por eso lo mas saludable que hicieron fue castigar todo impositivamente con cargo al presupuesto de la nación en su pago de impuestos. El problema es que ni las victimas recibirán lo suyo, ni el desarrollo en el campo llegara, porque como no se han construido los protocolos para que cuando uno compre este blindado, entonces nadie le meterá un peso a algo que se le puede devolver con un problema como este, lo que implica que los ilegales volverán a hacer de las suyas, porque son los únicos que pueden invertir esperando les respeten lo que metieron y mientras habrá mucho intermediario pescando para generar costos a los que hubieran querido invertir.

Argos vale tantos billones en bolsa, que por cada punto porcentual que caiga la acción pierde 10 veces el "regalo", así que para ellos meterse en un negocio de bosque(que no es lo mas liquido del mundo, porque toca esperar mas de 10 años), no es que hubiera sido la maravilla, pero si ademas el due dilligence hubiera dado que no se debía comprar, no lo hacen, porque uno en las corporaciones aprende a cubrirse y a tener el certificado de todo para que llegado el momento uno pueda justificar hasta porque el logo es verde y no azul.

Prada

09 de Abril

1 Seguidores

Lo que entiendo que concluyó el Tribunal es que Argos no tuvo relación algun...+ ver más

Lo que entiendo que concluyó el Tribunal es que Argos no tuvo relación alguna con los despojadores de Uriel, pero que tampoco se preocupó por estudiar suficientemente la tradición del inmueble antes de comprarlo, porque si lo hubiera hecho habría descubierto fácilmente el eslabón perdido en la cadena de tradición. A lo mejor, la única consecuencia al interior de Argos es que despidan al abogado que elaboró ese estudio de títulos, o al ejecutivo que lo autorizó a continuar con el negocio. Es decir, se equivocaron o se hicieron los pendejos, cerraron los ojos y compraron "de buena fe".
-
Lo que alguien puede ver aquí como incertidumbre jurídica que puede dar al traste con el desarrollo del campo en Colombia, puede no ser más que incompetencia de un abogado, o exceso de "emprendimiento" de un ejecutivo: ¡Hágale mijo! (al abogado).
-
Como Argos cedió gentilmente en el proceso de Montes de María, pero no en el de San Onofre, el cual sigue defendiendo "con todo su poder", no sería posible especular que en el primer caso lo hayan hecho para no poner nerviosa a la bolsa, pues continúan con el segundo, en el cual sí parece que tienen "el sincero convencimiento de hallarse asistido de razón" (buena fe).
-
Cada vez que leo este tipo de predicciones fatalistas recuerdo el concepto enviado por la Academia Colombiana de Jurisprudencia a la Corte Constitucional en el estudio de la adopción gay: "Permitir el matrimonio gay es condenar a la humanidad a su extinción". Insuperable. Pero similar a "se acabó la inversión en el campo":
-
:: Si los gais se pudieran casar, los heterosexuales no volverían a procrear. (Los gais no están interesados en procrear, ni casados ni solteros).
:: Si la buena fe exige investigar la tradición de un predio antes de comprarlo, los compradores de buena fe no volverían a comprar tierras.

Jose Mario Aristizabal

10 de Abril

0 Seguidores

Nuevo los dos sabemos lo que sabemos, lamentablemente he visto lo suficiente p...+ ver más

Nuevo los dos sabemos lo que sabemos, lamentablemente he visto lo suficiente para saber que le pega a un negocio y que no. Usted esta viendo un titular de que un tribunal en Cucuta encontró que Argos pierde el derecho a su tierra(19 hectáreas) al considerar que no es comprador de buena fe. En el mundo financiero Cucuta es de la misma naturaleza que Mapiripan y San Vicente del Caguan, osea un moridero(aunque en el fondo si lo es), Argos es una multilatina que cotiza en Bolsa con operaciones de 10 billones de dolares, así que lo que se requiere para crear un proyecto productivo en la escala que a la gente del mundo le importa, ya entra en reversa porque la gente del mundo financiero no asume que Argos se equivoco, porque nuestro indice de eficiencia de la justicia de las calificadoras de riesgo es pésimo, sino que no hay justicia, así que no vale la pena gastar dinero en un proyecto de esta naturaleza(tierras rurales) en Colombia.

El capital es miedoso, en 4G todos los asesores del gobierno, abogados, funcionarios, contratistas creían que iban a desarollar un producto atractivo que se los iban a rapar porque eramos la nueva chica de la clase, pero el problema es que los que ya hemos vivido sabemos que las reglas son las mismas hace 50 años o ahora, se le cree a lo bueno, lo demás va como beneficio de inventario. Hoy muchos cierres no se han hecho aun de los mas ricos del país, sencillamente porque esto quedo mal configurado, ese negocio era casi una emisión de deuda donde uno hacia un contrato de obra normal y le pagaban con una deuda del estado en un muy corto tiempo.

En esto usted ademas de hacer todo el proyecto, lidiar con las comunidades(que es otra forma de denominar a los actores armados), conseguirse financiación para proyectos de muy largo plazo, pagar una cantidad de revisiones, ahora tiene la idea(que no necesariamente es equivocada) que cualquier juez de tres pesos, de pronto aceitado por alguna mafia de la que tenemos te quite la tierra, ni a bala haces la inversión. Aquí aunque a Argos hubiera sido un comando de las AUC, aun así la justicia hubiera quedado en entredicho y el daño se habría hecho.

juan manuel rodríguez. c.

09 de Abril

1 Seguidores

El titular del artículo es demasiado general, superficial, "imparcial" e "ing...+ ver más

El titular del artículo es demasiado general, superficial, "imparcial" e "ingenuo". Se sale del contexto en el que obligatoriamente deben o tienen que referenciarse hechos que dan cuenta de las profundas contradicciones, cuyas más claras expresiones son  elevadas a actos criminales de la peor sevicia no circunscritos exclusivamente a la zona donde el pulpo económico, ARGOS  tiene la inversión.

La decisión del Tribunal de Cúcuta es una pírrica victoria jurídica para los afectados por el desplazamiento que a punta de fusil hicieron grupos de matones ligados por mil vínculos con las instituciones del Estado y con los ganaderos, sector económico que lideró, compartió y exaltó a más no poder la necesidad y la conveniencia de que existiesen las mal llamadas Autodefensas Unidas de Colombia con las que el gobierno de URIBE negoció y extrañamente tal vez protegió enviándolos en 2008 a las cárceles de los EE.UU., país en el que la justicia ya le garantizó a personajes como RODRIGO TOVAR PUPO, alias JORGE 40, una condena baja.

Con pleno conocimiento del modus operandi de la justicia colombiana y de los altos niveles de impunidad que de ante mano, ya se sabe, gozan los dueños del capital financiero, aún quedan los recursos que muy bien saben utilizar quienes han sumido a Colombia en el más espantoso desastre de corrupción, inseguridad e incertidumbre en las que se debate la amplia mayoría de la población.

Pablo Felipe Moreno Contreras

09 de Abril

0 Seguidores

Muy inquietante la saituación. Yo me pregunto, y no es por dudar de la integr...+ ver más

Muy inquietante la saituación. Yo me pregunto, y no es por dudar de la integridad de la empresa, que ¿cómo es posible que compre un terreno tan grande sin hacerle el debido seguimiento y averiguar la historia del mismo? Además, me parece que la argumentación sobre el pos conflicto es algo problemática ya que habla sobre el 2010 cuando estamos en un 2016 donde aún no se ha llegado a dicha etapa. Por otro lado, el desplazamiento forzado mencionado, al parecer fue hecho por amigos de grupos paramilitares, con quienes el gobierno está lejos de estar en un posconflicto. Siendo así, me parece coherente que se dude de las buena fe que tuvo Argos al comprar aquellas tierras. Finalmente me queda una pregunta: en el articulo se menciona que, después de vender sus tierras, el campesino desplazado tiene una baja calidad de vida, eso indica que tuvo que vender las tierras por un bajo precio, ¿se mantuvo ese bajo costo cuando se lo vendieron a Argos? Y de ser así ¿eso no puede dar más indicativos para sospechar sobre la "buena fe" de la empresa?

Carlos Ignacio Velez G

11 de Abril

16 Seguidores

ARGOS SIEMPRE HA SIDO UNA EMPRESA SERIA.MUCHOS COLOMBIANOS CREEMOS EN SU BUENA...+ ver más

ARGOS SIEMPRE HA SIDO UNA EMPRESA SERIA.MUCHOS COLOMBIANOS CREEMOS EN SU BUENA FE,PRUEBA DE ELLO ES SU DONACIÓN ,QUE PUEDE PARECER RESTITUCIÓN,ESO ES SABER PERDER ,POR EL BIEN DEL PAÍS.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia