Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Andrés Bermúdez Liévano · 05 de Agosto de 2015

5150

4

Hace nueve meses, cuando arrancó la telenovela del aval de Angelino Garzón, el ex vicepresidente parecía imbatible en Cali. Tres meses después de que La U le diera el 'sí', sigue siendo uno de los favoritos pero se ha venido estancando en las encuestas y ahora está viendo cómo se le acercaron otros dos candidatos.

El resultado es que -a diferencia de la carrera por la Gobernación del Valle, que está casi escriturada a nombre de la ex senadora Dilian Francisca Toro- las elecciones en Cali están hoy abiertas. Al frente están Garzón y el ex congresista liberal Roberto 'Chontico' Ortiz y, más atrás, el empresario Maurice Armitage (que va por firmas y apoyado por Cambio Radical).

 

“Acá decíamos que [a Angelino] no le ganaba nadie, pero ahora comienza a mostrarse derrotable. Todo depende de si sus dos perseguidores logran consolidarse”, le dijo a La Silla un periodista que conoce la movida política en el Valle.

El bajonazo de Angelino

A finales del año pasado, cuando arrancaba el melodrama y aún no se decidía si prefería ir por Cali o Bogotá, Garzón iba sobrado en todos los tempranos sondeos.

En octubre cuatriplicaba en intención de voto a todos los otros precandidatos en la capital vallecaucana (mientras en Bogotá aparecía -al mismo tiempo- de segundo con 14 por ciento), según la encuesta Polimétrica que hizo en ese momento Cifras & Conceptos.

Ese liderazgo se mantuvo hasta ayer, cuando la última Polimétrica lo puso en un empate técnico -y una leve desventaja de dos puntos porcentuales- con Ortiz. Esa fue la primera vez en nueve meses que no lideraba la carrera por Cali.

Esa nueva foto de la carrera electoral -que hasta ahora nunca había estado pareja- evidencia que los dos principales rivales de Angelino han venido creciendo, mientras que él parece estar estancado en la misma intención de voto mes tras mes.

Por un lado está Roberto 'Chontico' Ortiz, un ex representante a la Cámara liberal que es muy conocido en los sectores populares porque pasó de ser 'plantero' –el nombre que reciben los vendedores callejeros de chance- a empresario del chance con Apuestas Azar y su producto estrella, el “Chontico millonario”. Su principal fortín electoral son las 'chonticas', más de dos mil mujeres cabeza de familia cuyo sustento depende de la venta del chance. (Chontico, viejo amigo y aliado de Angelino, dijo el año pasado que se retiraría si terminaba aspirando Angelino, aunque después echó para atrás su promesa).

Por el otro está Maurice Armitage, un empresario hecho a pulso e impulsado por los cacaos de Cali que se lanzó por firmas. Hijo de un inmigrante inglés, es conocido como el 'cacao de la reconciliación' porque reparte las utilidades de la siderúrgica Sidoc con sus empleados cada tres meses y porque -tras ser secuestrado en 2008 con la complicidad de uno de sus empleados- lo perdonó y le costeó su defensa legal. Además fue una de las 60 víctimas que viajaron a La Habana a hablar con el Gobierno y las Farc, que también lo habían secuestrado en 2002. (Y curiosamente también ha sido cercano a Garzón, quien ha ido muchas veces a su fábrica a hablar con los empleados).

La guerra de las encuestas

La cuestión es que es casi imposible saber qué tan cerca están el ex congresista y el empresario del ex vicepresidente.

En las últimas dos semanas han salido cinco encuestas con panoramas electorales tan distintos, que el tema en la Cali política ahora es -en palabras de un político vallecaucano- la “guerra de las encuestas”.

“Una encuesta dice una cosa y al otro día otra dice todo lo contrario. No sabemos en quién confiar y eso es un problema”, dice el ex senador Germán Villegas, que alcanzó a ser precandidato conservador y hoy está en la campaña de Armitage.

"Debería hacerse una investigación a las encuestadoras en el Consejo Nacional Electoral", dice el integrante de una de las campañas en medio de ese vaivén.

En la Polimétrica que salió ayer, Garzón y Ortiz van empatados en la punta y, más de 20 puntos rezagados, están Armitage y la medallista olímpica María Isabel Urrutia (que fue candidata del Polo hace cuatro años y ahora va con el partido indígena Mais). En la encuesta de Ipsos Napoleón Franco que salió el lunes, Angelino aparece de primero con 24 por ciento de la intención de voto, seguido por Armitage con 20 y Ortiz con 14.

”Una encuesta dice una cosa y al otro día otra dice todo lo contrario. No sabemos en quién confiar y eso es un problema”

Germán Villegas

A éstas se suman otras dos encuestas que circularon la semana pasada, ambas ligadas a las campañas de los rivales de Angelino. En la de Analizar & Asociados -que pagó Armitage- sale Angelino en la punta con 25 por ciento, en empate técnico con el empresario y nueve puntos por delante del Chontico. La de JPG -que en Cali dicen pagó Ortiz- aparecen Garzón y Chontico en empate técnico, pero triplicando a Armitage.

Finalmente, hace dos semanas salió una de Servinformación -que pagó el Diario Occidente (el segundo más importante del Valle)- en la que Angelino lidera cómodamente con un 32 por ciento, seguido por Ortiz con 17 y Armitage con 12.

La dificultad para Angelino es que, al menos en las que se han hecho de manera periódica, hay indicios de que se ha estancado.

Sigue siendo de lejos la figura con mejor imagen pública en Cali, aunque -según la Polimétrica- su favorabilidad cayó de 58 a 53 por ciento mientras la negativa creció del 22 al 29.

Al mismo tiempo, solo uno de cada cinco caleños no conoce a Angelino, mientras que casi la mitad aún desconoce a sus rivales más fuertes. Eso significa que, mientras Ortiz y Armitage tienen espacio para crecer, la mayoría de los votantes ya tiene una imagen formada de Garzón. (La única otra que habitualmente pasa del 80 por ciento de reconocimiento es Urrutia).

Además, en varias encuestas Angelino lidera la casilla de los candidatos por los que los ciudadanos jamás votarían (después de Urrutia). En la de Ipsos, uno de cada tres votantes dice que no votaría por él, el doble que por Ortiz o Armitage.

En los últimos dos días varias personas allegadas a Angelino han venido rechazando esta seguidilla de encuestas. El presidente del Concejo caleño y aliado suyo, Fabio Fernando Arroyave, trinó que:

“Las encuestas no ganan las elecciones. Quieren mostrar que Angelino no va a ganar, que no la tiene fácil, aunque uno lo sigue viendo sólido”, dice Orlando Riascos, un amigo cercano y su ex secretario de Gobierno en la Gobernación, que no está vinculado a su campaña.

El propio Angelino desestimó la importancia de las encuestas, recordando que en 2003 predecían una carrera apretada entre él y el ex ministro Carlos Holmes Trujillo para la Gobernación. Al final, Garzón sacó cuatro veces el número de votos que su rival. Algo similar ocurrió en 2007, cuando el favorito en las encuestas -el ex ministro conservador Francisco José Lloreda- terminó perdiendo con el médico Jorge Iván Ospina.

Los tres meses de campaña

Una posible explicación a que la carrera se haya apretado es que Ortiz y Armitage llevan meses en campaña, mientras que el ex vicepresidente apenas está arrancando, pese a que recibió el aval de La U a finales de mayo.

Chontico arrancó su campaña en noviembre pasado, con sus ‘diálogos de ciudad’ por todas las comunas de Cali. Solamente paró durante un mes, cuando el concejal Carlos Clavijo le montó una puja interna por el aval liberal y a Ortiz le tocó dedicarse tiempo completo a defender sus aspiraciones.

A su vez, el empresario Armitage recorre una comuna distinta de Cali todos los días, caminando durante unas cinco horas y completándolo con una serie de recorridos y caravanas en moto. Ayer estuvo en la comuna 9, hoy estará en la 13, una agenda que en su campaña ven como la continuidad de un trabajo que le permitió darse a conocer (empezó la carrera como un virtual desconocido) y recoger 200 mil firmas.

Mientras tanto, casi toda la actividad de Angelino han sido los 'diálogos sociales' que ha venido haciendo en la sede de su campaña, en el Parque Alameda en el sur de Cali. Hasta ayer hizo su primera reunión por fuera de la sede, en la comuna 18.

Una de las razones es que, aunque ya se repuso del accidente cerebrovascular que sufrió en 2012, todavía se le dificulta caminar mucho.

“Mientras Chontico y Armitage caminan y caminan, a Angelino le tienen que llevar a la gente”, dice una persona que conoce la movida política en la ciudad. “Yo lo veo bien de salud, pero no lo imagino caminando a ese ritmo toda una campaña. Él necesita una campaña corta, algo cada vez menos factible”.

A eso se suma que, por decisión propia, Angelino no tendrá ninguna valla ni afiche en toda la ciudad, una decisión que tomó para reducir la contaminación visual y el uso de papel en la ciudad.

“Corre riesgo al hacer una campaña sin vallas ni afiches, ni pendones ni pasacalles. Eso de una campaña limpia es novedoso pero arriesgado”, admite un político que lo respalda y que comparte esa estrategia.

Eso significa que la campaña de Garzón pende de dos hilos: la opinión y la maquinaria.

Al igual que sus rivales, él tiene un nicho asegurado en el voto de opinión, en parte por su trayectoria política como líder sindical, constituyente, ministro de Trabajo de Andrés Pastrana y vicepresidente de Santos. Pero es un rubro que comparte con sus rivales: mientras a él le va bien en la clase media caleña, al Chontico le va muy bien en los dos estratos más bajos y Armitage es el preferido entre los empresarios y la élite caleña (la que menos pesa demográficamente).

Y también se dividen el apoyo de las maquinarias. Del lado suyo están la baronesa Dilian Francisca Toro (dueña del grupo político más grande del departamento), el senador Roy Barreras (cuyo hijo, el ex concejal Roy Alejandro, está en su equipo de campaña), el senador verde Jorge Iván Ospina y el concejal Fabio Fernando Arroyave de Cambio.

Con Ortiz está casi todo el establecimiento liberal del Valle, incluyendo a los senadores Edinson Delgado y Luis Fernando Velasco (que tiene votos allí), la representante Nancy Denise Castillo, más el senador de Cambio Carlos Fernando Motoa. Mientras que Armitage tiene al círculo del alcalde Rodrigo Guerrero, al ex senador azul Germán Villegas y a los congresistas de Cambio José Luis Pérez y Carlos Abraham Jiménez.

Todo pinta que en Cali, al igual que en Bogotá, Medellín o Bucaramanga, será una campaña muy apretada. Y Angelino sigue siendo uno de los favoritos, pero ya no es invencible.

Comentarios (4)

Óscar Tenorio

05 de Agosto

0 Seguidores

Demostremos civismo y claridad política. Si aborrecemos la compra de votos y ...+ ver más

Demostremos civismo y claridad política. Si aborrecemos la compra de votos y nos irrita la corrupción política, NO PERMITAMOS QUE LA MINORÍA LIGADA A LOS POLITIQUEROS DE SIEMPRE, NOS ARREBATE NUESTROS DERECHOS Y BIENESTAR CIUDADANO. IMPIDA CON SU VOTO QUE DILIAN Y SU GRUPO POLITIQUERO SE APODERE DE NUESTRO MALTRATADO DEPARTAMENTO. VOTE POR CUALQUIER OTRO CANDIDATO EN CONTRA DE DILIAN

Óscar Tenorio

05 de Agosto

0 Seguidores

Demostremos civismo y claridad política. Si aborrecemos la compra de votos y ...+ ver más

Demostremos civismo y claridad política. Si aborrecemos la compra de votos y nos irrita la corrupción política, NO PERMITAMOS QUE LA MINORÍA LIGADA A LOS POLITIQUEROS DE SIEMPRE, NOS ARREBATE NUESTROS DERECHOS Y BIENESTAR CIUDADANO. IMPIDA CON SU VOTO QUE DILIAN Y SU GRUPO POLITIQUERO SE APODERE DE NUESTRO MALTRATADO DEPARTAMENTO. VOTE POR CUALQUIER OTRO CANDIDATO EN CONTRA DE DILIAN

coronado

05 de Agosto

0 Seguidores

Le recuerdo a LSV que los resultados de las elecciones anteriores no son signo...+ ver más

Le recuerdo a LSV que los resultados de las elecciones anteriores no son signo de nada, pues hasta que fue descubierto antes de la última elección de alcalde las elecciones estaban completamente "hackeadas" por Juan Carlos Martinez. Acuérdense de que tenía un sistema paralelo que se inventaba votos que no existían y con eso cambiaron los resultados de muchas elecciones desde quién sabe cuándo. Esa es, por cierto, la historia política más importante y perturbadora del país que NADIE reportó y la evidencia circunstancial es inmensa.

DIDUNDI

05 de Agosto

3 Seguidores

Entre las encuestadoras se volvió moda sobrevalorar los candidatos de tenden...+ ver más

Entre las encuestadoras se volvió moda sobrevalorar los candidatos de tendencia RADICAL-Fu que apoyan el cemento y en general la inversión privada; ocurre en Barranquilla, Medellín, Cali, y obviamente en la muy apetecida y siempre peleada Bogotá. Los demás huelen feo.

Al final en Cali ganará AngUelino.

Llama particular atención el trino que FU lanzo apoyando a Peñalosarota donde palabras más-menos, dice que: Votar por Peña es como el marido perfecto para la niña de los ojos de cualquier matrona que desea ver bien casada a su hija.

Si esto no es OTRA pachotada a pachito,… entonces qué lo es?

Ahora este apoyo a Peñalosarota a tan temprana ‘’edad’’, creo más bien jugará más en contra que a favor. Definitivamente terminará de posicionar a Peña como un continuador Furibista, lo que siempre se le ha criticado. Mejor dicho este empujoncito de Fu terminará siendo un golpe fulminante para Peña.

A esperar cómo manipularan las encuestas este apoyo.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia