Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

3075

3

Muchas cosas pasaron y cambiaron con las elecciones locales en los Santanderes. La Silla Santandereana sacó los 15 hechos clave, un abrebocas a nuevas historias que vendrán esta semana para contar cómo se transformó el poder en la región:

1. La derrota de los Aguilar

La familia Aguilar fue la gran derrotada de esta campaña. Dividida perdió la Gobernación de Santander con dos candidatos coleros, Holger Díaz (tercero) de La U y Carlos Fernando Sánchez (cuarto). A Díaz, quien sacó 212 mil votos (21.45 por ciento), no le alcanzó el respaldo del grupo del gobernador Richard Aguilar y a Sánchez, quien recogió 176 mil (17.85 por ciento) el abrazo del parapolítico Hugo Aguilar. Las ostentosas campañas que lideraron no se reflejaron en las urnas. Además, fuera de perder el Palacio Amarillo, su apuesta por la Alcaldía de Bucaramanga en cabeza de Jhan Carlos Alvernia fue un fiasco. Dentro del clan, el perdedor fue el otrora líder del mismo, Hugo Aguilar, quien insistió con su candidato Sánchez hasta el final y terminó en el último lugar. Su mayor consuelo terminó siendo San Gil, donde su ficha Ariel Rojas ganó sobrado.

2 Los liberales pierden la Alcaldía de Bucaramanga, pero se asientan en el Concejo

La campaña de Carlos Ibáñez por la Alcaldía de Bucaramanga se quedó corta, con 72 mil 786 votos (27.16 por ciento). A pesar de que las encuestas lo daban por ganador (tanto así que se negó a los debates masivos), el constructor Rodolfo Hernández, quien se lanzó por firmas, sin ‘caciques’ ni partidos, se impuso. A Ibáñez no le alcanzó el respaldo tras bambalinas de la Alcaldía, de la maquinaria. Tampoco el apoyo de los congresistas liberales ni el empujón de los poderosos concejales de la capital santandereana, quienes, sin embargo, ampliaron las mayorías en el cabildo: se quedaron con 10 de 19 curules, cuando hoy apenas tienen siete. Con Ibáñez perdió su grupo, el del senador Jaime Durán y el representante a la Cámara Edgar Gómez Román.

3 Retorno liberal a la Gobernación, pero reversazo en la Asamblea

El Partido Liberal derrotó al independiente Leonidas Gómez y a las fichas de la familia Aguilar, y recuperó la gobernación de Santander con Didier Tavera, quien sacó más de 300 mil votos (más del 30 por ciento del total). Así, el ‘cacique’ y senador Horacio Serpa, quien metió “las manos al fuego” por Tavera, puede sacar pecho y el celebrar porque el ‘trapo rojo’ volverá a ondear en el Palacio Amarillo. Y también porque su archirrival, Hugo Aguilar, fue el gran perdedor de la contienda. A pesar de dicho triunfo, el día fue agridulce para los liberales a nivel departamental. La apuesta por una lista cerrada a la Asamblea, encabezada por el exalcalde Honorio Galvis, fracasó rotundamente si se compara con el caudal de 2011. El ‘trapo rojo’ recogió ayer poco menos de 100 mil votos para la Corporación, mientras que hace cuatro años superó los 200 mil. Con esto, el Liberal perdió su condición de partido mayoritario en la duma, superado por Cambio Radical, el Centro Democrático y La U (que fue primera). Así, perderá más de la mitad de las seis curules que hoy mantiene y diputados como Camilo Arenas Valdivieso, Henry Hernández y Fernán Gabriel Rueda se quedarán sin las sillas que hoy ocupan.

4 Leonidas Gómez y Rodolfo Hernández asombraron a Santander

Dos campañas quijotescas, las de Rodolfo Hernández y Leonidas Gómez, con moderado presupuesto, sin caciques y sin el respaldo de los grandes partidos políticos, sorprendieron a los electores en Santander. Rodolfo Hernández, un super poderoso empresario de la construcción, terminó ganándole a la maquinaria liberal y fue elegido Alcalde de Bucaramanga con 77 mil 238 votos (el 28.83 por ciento del total). Gómez, por su lado, perdió la Gobernación pero con 230 mil votos quedó segundo (por encima de los candidatos del clan Aguilar) y abrió un espacio que se había perdido en la política santandereana, supeditada por más de una década al dilema entre los liberales y el grupo de los Aguilar.

5 A Claudia López le fue bien

A la senadora Claudia López sus apuestas en Santander le salieron muy bien. Hace unos pocos días López viajó hasta Bucaramanga para hacerle campaña a Leonidas Gómez y Rodolfo Hernández y firmar un pacto anticorrupción con ambos. Aunque quedó segundo, Gómez fue la revelación en la carrera hacia el Palacio Amarillo de la Gobernación. Y Hernández ganó la Alcaldía de la capital santandereana. La senadora se había dado la pela de ir en contravía de su partido verde, que respaldó al candidato perdedor, el liberal Carlos Ibáñez.

6 El fracaso de la Asamblea en medio del triunfo de la U

El voto en blanco fue el gran ganador en la elección de los diputados de Santander. Los 158.764 votos en blanco fueron, como grupo, la votación más alta de la Asamblea y si a eso se le suman los no marcados (99.145) y los nulos (45.035), la cifra supera casi tres veces la de La U, el partido que más votación tuvo. En 2011 el partido de la U, con 101.274 votos, obtuvo dos curules en la Asamblea: la de Iván Aguilar, ex candidato a la Gobernación de Santander que fue revocado por el CNE un mes antes de las elecciones y la de Luis Tulio Tamayo, diputado desde 2008 y dirigente del partido en Bucaramanga. En estas elecciones, con 26.000 votos más que hace cuatro años, no solo son el partido triunfador, sino que se hicieron con tres curules. El triunfo de la U desplaza a la mayoría liberal en la duma.

7 El liberalismo gana Barranca pero no en el Magdalena Medio

El Partido Liberal perdió la primera Alcaldía de Santander, la de Bucaramanga, pero ganó la segunda, la de Barrancabermeja. Con el 28 por ciento del total y 10 mil votos de diferencia, el exsecretario de gobierno de Horacio Serpa, Darío Echeverri, le ganó a la viuda del exalcalde Edgar Cote Gravino, Liliana Botero de Cote. Con este triunfo rojo, el caudal electoral que Cambio Radical había acumulado en el puerto petrolero en las pasadas regionales, con Elkin Bueno, y en las legislativas de 2014, con Ciro Fernández, empieza a desdibujarse. Se veía venir, si se tiene en cuenta que en los últimos días abandonaron a su candidato oficial, el exconcejal Pedro Luis Gómez (quien terminó declinando) y la campaña a la que supuestamente habían ido a parar –la de Liliana- los negó, como lo contó La Silla, y en todo caso perdió. Sin embargo, en los otros dos municipios más importantes del Magdalena Medio santandereano, el triunfo no fue de los liberales. En Sabana de Torres, la exalcaldesa Sonia Sánchez avalada por los liberales y cuestionada por los presuntos vínculos de su administración con el paramilitarismo, perdió la contienda contra Sneyder Pinilla, por la ASI y el Partido Conservador. Y en San Vicente de Chucurí, el candidato avalado por el partido, Óscar Leonardo Rodríguez, quedó de cuarto. El ganador allá fue el campeón de volteretas, Omar Acevedo, quien un año pasó de ser un militante del Polo Democrático, aliado de Jorge Robledo, a un militante del Centro Democrático, aliado de Hugo Aguilar.

8 El cuestionado Suárez Corzo regresa a la Alcaldía de Cúcuta en cuerpo ajeno

César Rojas, la ficha del condenado y preso (por homicidio) exalcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez Corzo, ganó la Alcaldía de la capital nortesantandereana con el 35 por ciento de los votos. Rojas es de confianza del otrora mandatario y lideró una campaña soportada principalmente por la estructura que dejó Suárez en su paso por el poder. Tanto así que, mientras pudo, el exalcalde le hizo campaña desde la cárcel vía Skype. El triunfo de Rojas también es una victoria para el parapolítico Luis Alberto Gil, que puso su partido de bolsillo, Opción Ciudadana, a disposición de Suárez Corzo. Con Rojas también triunfó el senador conservador Juan Manuel Corzo, quien, a pesar de sus diferencias de antaño con Suárez Corzo, adhirió a su candidato y hoy celebra.

9 Retorna un ‘cacique’ a la ‘Cúpula Chata’

William Villamizar Laguado demostró que en Norte de Santander es un verdadero cacique electoral. Esta será la segunda vez que ocupa la silla en el palacio de la “Cúpula Chata” y con sus más de 233 mil votos le sacó una amplia ventaja a Juan Carlos García Herreros (Partido Conservador), quien obtuvo 141 mil votos. Con Villamizar gana la Unidad Nacional (entre otros, el clan de los hermano Cristo, Juan Fernando y Andrés) y la mayoría de congresistas de la región que, sin embargo, perdieron en Cúcuta con Carlos Luna. La fuerza de Villamizar no se le endosó a su fórmula, que terminó tercero, detrás de Rojas y Acevedo.

10 Las encuestas se pifiaron

Ni el triunfo de Rodolfo Hernández, ni el último lugar de Sergio Isnardo Muñoz, y mucho menos a la derrota liberal, le atinaron las encuestas en la capital santandereana. El jueves, la de Gallup ponía a Rodolfo Hernández en último lugar y presentaba a Carlos Ibáñez como el próximo burgomaestre de la ciudad bonita. El viernes, la de Cifras y Conceptos daba por sentado lo mismo. Y tanto la primera como la segunda dejaban a Jhan Carlos Alvernia de segundo y a Sergio Isnardo Muñoz de tercero. En la de Ipsos, la semana pasada, aunque punteaba la indecisión, el trapo rojo también se veía como vencedor y Hernández iba de segundo. Alvernia seguía de tercero y en último lugar estaba Muñoz. Al final del día el independiente se quedó con la Alcaldía, con casi 5.000 votos por encima de Ibañez, que quedó de segundo. Y tal como lo predijo la encuesta de Ipsos, Alvernia quedó de tercero y Muñoz, con solo 30.000 votos fue el último en la carrera.

11 Estos fueron los que ganaron en la zona clave para el posconflicto

La región del Catatumbo es clave para el posconflicto, en especial dos municipios Tibú y El Tarra, los cuales tendrán que aterrizar los acuerdos de la Habana. En estas elecciones los ganadores fueron José de Dios Toro Villegas con el aval del Polo Democrático y el respaldo del senador Alberto Castilla, en El Tarra, y Jesús Alberto Escalante en Tibú, con aval de ASI, quien fue concejal en los dos últimos periodos antes de la elección, y también fue subgerente del hospital del municipio.

12 Los Alvernia fracasaron pero mostraron los dientes

El exconcejal de La U, Jhan Carlos Alvernia, fracasó en su intento por llegar a la Alcaldía de Bucaramanga a pesar del poderío que imprimió su campaña y de las alianzas con las dos vertientes del clan Aguilar y con el grupo del exsenador y parapolítico Luis Alberto Gil. Sin embargo, su campaña sirvió para que se ‘destapara’ un poder oculto en Santander; el de su familia, principalmente el de sus hermanos Jhonny y Aldemar Alvernia. Los tentáculos de este poder, como lo revelaron La Silla Vacía y la Unidad Investigativa de Vanguardia Liberal, alcanzan una poderosa estructura de sindicatos ficticios para contratar con el Estado, una fundación todera y el matadero municipal de Barrancabermeja.

13 Al uribismo le fue mal

Álvaro Uribe y su grupo fracasó en los santanderes, como lo había anticipado La Silla Santandereana. En la carrera por la Gobernación de Santander, donde perdió su primer candidato (Iván Aguilar) por decisión del Consejo Nacional Electoral, su segundo candidato, Carlos Fernando Sánchez, terminó de último. En Norte de Santander, en la contienda por la ‘Cúpula Chata’, su candidata Milla Patricia Romero fue tercera; a más de 150 mil votos del primero, William Villamizar. En la Alcaldía de Cúcuta, su partido adhirió al candidato ganador, César Rojas, pero este es sobre todo de Ramiro Suárez Corzo y no del uribismo. En Bucaramanga, el candidato que Uribe apoyó (sin hacerle campaña), Rodolfo Hernández, ganó. Sin embargo, las mayorías del Centro Democrático terminaron pública y oficialmente en la perdedora campaña de Carlos Ibáñez. De hecho, como partido único, en Norte apenas ganaron la Alcaldía en un municipio y en Santander sólo en tres (entre esos California, donde tenían al Alcalde haciéndoles campaña, y San Vicente de Chucurí, con la ayuda de Hugo Aguilar). En los concejos de cada capital, el Centro Democrático obtuvo menos del 10 por ciento de la votación. El consuelo tal vez sea la Asamblea de Santander, donde lograron la segunda votación; empujados por fichas del parapolítico Hugo Aguilar y de la Misión Carismática Internacional.

14 Los santanderes serán un bache para Vargas Lleras

Definitivamente, Santander y Norte de Santander serán un gran bache para el súper poderoso vicepresidente, Germán Vargas Lleras, con miras a la campaña presidencial del 2018. La explosión del clan de Elkin Bueno en Barranca, que terminó jugando en la campaña de la perdedora Liliana Botero de Cote y abandonó al candidato oficial de Cambio Radical (Pedro Luis Gómez, quien se terminó retirando), dejó al vargasllerismo sin el único fortín relevante y propio que mantenía en Santander. Además, en Cúcuta, su ficha Jorge Acevedo, que pintaba como posible ganador, terminó segundo después de César Rojas. En otras alcaldías, como partido único, en Norte apenas ganaron dos alcaldías pequeñas (Toledo y Durania) En la Gobernación de Santander Cambio Radical ganó con Didier Tavera, pero como partido de segunda fila. Así también le fue en Norte de Santander, con William Villamizar. Ni Tavera ni Villamizar le ‘pertenecen’ al vicepresidente.

15 Gil puede sonreír

Aunque lejos de ser el poderoso que fue, el exsenador Luis Alberto Gil, condenado por parapolítica, ganó por su alianza con el condenado Ramiro Suárez Corzo para avalar al alcalde electo de Cúcuta, César Rojas. También por su decisión de jugarle a Didier Tavera y a los liberales y no sus viejos aliados de la familia Aguilar.

Comentarios (3)

Angel Macias

27 de Octubre

0 Seguidores

Yo creo que hace falta mencionar la revolucion que supusieron las redes social...+ ver más

Yo creo que hace falta mencionar la revolucion que supusieron las redes sociales en esta ultima eleccion, como muetra el mapa electoral la victoai de Leonidas en el area metropolitana y la diferencia obtenida, demuestran que cuando la informacion se comparte se consulta y se crean precedentes, a los electores les interesa consultar y hacer valer más su voto !

KAROLL RIOS

28 de Octubre

0 Seguidores

Con los resultados finales en la candidatura de Leónidas Gomez, por el movi...+ ver más

Con los resultados finales en la candidatura de Leónidas Gomez, por el movimiento ciudadano ‘Dignidad santanderana’, (candidato que no tiene relaciones con la clase política regional tradicional). podemos ver que el pueblo esta despertando y exigiendo personas limpias y honorables, que su única labor sea el bienestar mutuo de la personas.... Estamos cansados de la politiquería y corrupción :(

jhonalexanderal...

01 de Noviembre

0 Seguidores

Estoy de acuerdo con este resultado ya que el pueblo esta cansado de tanta cor...+ ver más

Estoy de acuerdo con este resultado ya que el pueblo esta cansado de tanta corrución y engaños,mentiras y mediocridad.Es un buen augurio para unas próximas eleciones,porque el pueblo se está dando de cuenta que se debe romper aquellos circulos viciosos de la oligarquia, que no es imposible romper esquemas. Sepuede alcanzar triunfos sin gastar mucho dinero reduciendo la contaminacion visual y auditiva y de esta manera se esta contribuyendo al cuidado del medio ambiete y el desarrollo social,cultural y economico en el departamento de santander

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia