Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 06 de Mayo de 2009

6557

3

La cuadra comprendida entre las calles 25 y 26 entre carreras 5ª y 6ª de Montería alberga desde hace un mes a la familia política con más peso en Córdoba, aún cuando a algunos les choque el calificativo. Los López y su descendencia de sangre y política se tomaron ese sector de Montería demostrando que ya no es una sola familia, que está dividida y que desde dos orillas -la liberal opositora y la liberal uribista- quiere mantener el poder.

Los dos comandos rojos se erigieron en ese punto, apenas dividido por un diario también de filosofía liberal, El Universal. Desde sus ventanas en el segundo piso los periodistas tiene el privilegio o el desagrado, depende cómo se le vea, de ser testigos de las maniobras que se cuecen para ganarse los votos monterianos, determinantes en cualquier elección a Congreso.

La mandamás de uno de los comandos ubicado en la esquina de la calle 26 con carrera 6ª es la cabeza visible del Directorio Liberal Departamental, Arleth Casado de López. Es la esposa del senador con mayor votación en Córdoba en los últimos cinco períodos de Congreso, Juan Manuel López Cabrales, condenado por la Corte Suprema de Justicia por su participación en el Pacto de Ralito firmado con ex comandantes paramilitares.

En un lado de la cuadra está el fortín de Arleth Casado de López, quien se considera la heredera del liderazgo liberal y los votos que amasó su esposo "Juancho" López.

El otro jefe del poder rojo, que desde la disidencia montó el comando con el nombre 'Liberales con Uribe', es el ex ministro y ex senador de la República durante 27 años, Edmundo López Gómez, tío de Juan Manuel y de Libardo, ex gobernador y hermano del también ex mandatario de Córdoba Jesús María 'Mono' López Gómez.

Las dos sedes están incluso muy cerca del bastión de Mayorías Liberales: la Gobernación de Córdoba, que pese a decisiones jurídicas no ha dejado de estar en las manos del poder escarlata que ha ganado las elecciones ampliamente durante los últimos 14 años.

Un grupo alienta la candidatura al Senado de la 'dama de rojo' o la 'Niña Arleth', como cariñosamente la llaman los cientos de líderes que la acompañaron en las campañas de su esposo al Congreso y de sus familiares políticos y amigos a la Gobernación.

El otro fortín liberal respalda el nombre de Miguel López Méndez al Senado, ex vice cónsul de Colombia en Venezuela, hijo de Edmundo López y quien quiere ser senador con el respaldo del Presidente Uribe.

Al otro lado de la calle está Edmundo López, tío de "Juancho", y su hijo Miguel López Méndez, quien quiere llegar al Senado siendo un "liberal uribista".

En el pasado Miguel López hacía parte del Mayorías Liberales unificado. De hecho fue uno de los gobernadores encargados cuando a su primo Libardo López lo tumbó el Consejo de Estado porque presuntamente estaba inhabilitado. Tiempo después la Corte Constitucional revisó y reversó la decisión. Como para que el poder siguiera en familia, Miguel asumió con el beneplácito de su primo, el senador 'Juancho' López, y con la complacencia de su papá, Edmundo. Más tarde vendrían los bemoles que distanciaron a los miembros de la familia, aun cuando durante tres años intentaron mostrarse amablemente unidos.

El orígen

La historia de una familia políticamente sólida comienza en San Andrés de Sotavento con el abuelo Teófilo López, seguidor y amigo del general Rafael Uribe Uribe, quien abrió un camino que desde entonces supieron defender sus herederos: Libardo y Edmundo, cofundadores de Mayorías Liberales. Enarbolando la bandera partidista de uno de los dos sectores políticos más fuertes en Colombia comenzaron a escalar posiciones que pasados los años heredaron los hijos, primordialmente de la generación de Libardo. Edmundo dejó de ser senador para darle paso a Juan Manuel López (hijo de Libardo).

El poder entonces se concentró en ‘Juancho’ López y en su esposa, Arleth, que desplegaron una plataforma política en Montería que se hizo impenetrable para cualquier grupo, hecho que cambió en las pasadas elecciones del 2007, cuando un conservador les arrebató la alcaldía de la capital cordobesa.

¿En qué momento surgió la división de los López? Edmundo López aseguró recientemente que desde que César Gaviria definió la línea opositora contra el Presidente Álvaro Uribe. "Eso es un error garrafal, es enterrar a la colectividad sin la posibilidad de opción de poder a futuro".

Sin embargo, líderes reconocidos que desde el uso del buen retiro no quieren meterse en una pelea familiar, aseguran que resultó determinante que 'Juancho' López haya ido a parar a la cárcel y que desde entonces su esposa haya ostentado el poder rojo en cambio de heredarlo a otro miembro de la estirpe que llevase el apellido López.

Arleth Casado sostiene que ella es la presidenta del Directorio por encima de cualquier movimiento y Edmundo sustenta que su misión es reorientar un movimiento que ayudó a fundar, el cual se alejó del norte de los principios liberales y que definitivamente está con Uribe Vélez. Su pensamiento lo comparte abiertarmente su hermano, el 'Mono' López, a quien las diversas investigaciones lo alejaron de las declaraciones públicas.

Desde las 5:00 de la mañana comienzan a llegar a los comandos rojos las comitivas con sus zarapas humeantes. Más de uno se ha equivocado de sitio, abrumado por las letras rojas pintadas en sus paredes. Los que van en busca de Arleth han llegado primero donde Edmundo, o viceversa. Unos realmente confundidos, otros con intenciones de pescar en río revuelto o de convertirse en espias, ad honórem, de ambas campañas. "El privilegio es tener la información", precisa un líder del barrio Cantaclaro, quien durante dos días consecutivos estuvo merodeando por los dos comandos políticos.

"Es bueno estar cerca, porque si alguien tiene alguna duda, al decidirse no tiene que caminar muy lejos", dice sonriente Edmundo López, quien se divierte con el tema de los comandos a tan pocos metros de distancia. Más serio y acartonado se le observa al secretario del Directorio Liberal, Eduardo González Rada, ex rector de la Universidad de Córdoba, quien no acepta bromas con el tema.

Igual no importa lo que ellos piensen, sino lo que digan sus eventuales electores. Y mientras llega el momento de decidir, los vecinos de la esquina caliente de la política trabajan para sacarle provecho al asunto. Ahora hay más vendedores informales con sus carretillas dándole la vuelta a la manzana, más surtido en las tiendas del sector, más clientes en las ventas de minutos y en los servicios de internet y más corrillos políticos que vuelven noticia los periodistas a quienes carcome el interés por estar en la jugada a once meses de las elecciones que determinarán quien de los López será el nuevo barón electoral de Córdoba.
 

Comentarios (3)

juandavidhb

06 de Mayo

0 Seguidores

Buena historia, pero porque sera que el amado partido de las mayorias en Colom...+ ver más

Buena historia, pero porque sera que el amado partido de las mayorias en Colombia, el Liberal no encuentra una manera de unificar criterios y de ser uno solo, porque el caso no solo es el de Monteria. En toda Colombia se conocen de las divisiones internas, de las pujas entre copartidarios y de desiciones que lentamente han venido disminuyendo la popularidad del Liberalismo en Colombia.

¿Cual será el lider que retome las banderas del partido, logre unificarlo y regresarlo a su posición mayoritaria?

CopyCat

06 de Mayo

0 Seguidores

eso no es problema del pueblo, que se lo quede cualquiera de los dos bandos!

eso no es problema del pueblo, que se lo quede cualquiera de los dos bandos!

Juan Carlos

07 de Mayo

0 Seguidores

Por el bien de Córdoba, ojalá salgo un tercero y aproveche la división. La ...+ ver más

Por el bien de Córdoba, ojalá salgo un tercero y aproveche la división. La pregunta es tanto político famoso de Córdoba y qué le ha quedado al país, al departamento o a esos municipios? Con tanta agua, pueden beberla?

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia