Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 13 de Marzo de 2014

12111

0

Según la denuncia de los uribistas, basada supuestamente en información extraída del “computador de Palacio”, el gobierno Santos le habría entregado a 205 congresistas la posibilidad de definir el destino de 2,4 billones de pesos a través de los cupos indicativos como una forma de aceitar el paso de la pasada legislatura y de paso la reelección. Es lo que se ha llamado ‘la mermelada’.

De esos 205 congresistas endulzados, 134 se lanzaron a la reelección, otros 17 representantes saltaron al Senado y 16 más le heredaron sus votos a otras personas de su cuerda. En total, el domingo se presentaron 166 candidatos “enmermelados”.

Son candidatos de casi todos los partidos: tres de la Alianza Verde, uno de Ciento por Ciento por Colombia (el movimiento de Yahir Acuña), 42 conservadores, 20 de Cambio Radical, 50 de La U, 42 liberales y ocho de Opción Ciudadana.

Mejor dicho, de los partidos con senadores solo el Mira y el Polo no tenían congresistas "enmermelados" con cupos indicativos.

Además, entre los ‘mermelados’ hay seis congresistas que hoy están en el Centro Democrático y por lo tanto no pueden lanzarse a la reeelción. Uno de ellos es Obed Zuluaga, cuya hermana María Regina salió elegida en la lista a la Cámara en Antioquia. Como la lista era cerrada, no podemos contrastar los votos de Obed en 2010 con los de María Regina en 2014.

En conjunto, los 166  ‘mermelados’ cuyos votos pudimos individualizar, ganaron 3 mil votos en estos cuatro años: pasaron de sumar 5 millones 265 mil a 5 millones 268 mil votos.

De los 166 enmermelados, 114 fueron elegidos o lograron elegir a sus herederos. A otros 52, la mermelada no les alcanzó.

Esos 52 quemados recibieron 510 mil millones de pesos en mermelada y, en conjunto, obtuvieron 511 mil votos menos que en 2010. El caso más notorio es el del liberal Honorio Galvis que, con 26 mil millones en cupos indicativos, pasó de 64 mil a 34 mil votos.

De los 166 mermelados, 80 tuvieron más votos que en 2010, mientras que 86 sacaron menos votos. Solo 49 “mermelados” aumentaron en más de 10 mil votos respecto a su votación de hace cuatro años.

Mejor dicho, la mermelada no asegura conseguir más votos.

Pero de los 11 que recibieron más de 35 mil millones en mermelada solo uno (Manuel Guillermo Mora) no ganó votos. Perdió poco más de 1.500. Los otros diez ganaron, en promedio, 32 mil votos cada uno.

Los diez super enmermelados lograron obtener un nuevo voto por cada 3 millones 132 mil pesos que recibieron en mermelada.

Los que más ganaron en votos fueron cuatro senadores de La U (Musa Besaile, José Alfredo Gnecco, Roosevelt Rodríguez y Ñoño Elías) y Germán Varón, de Cambio Radical. Tres de ellos (Gnecco, Rodríguez y Varón) aumentaron en parte su votación porque saltaron de Cámara a Senado, pero también porque recibieron una buena dosis de mermelada: 6 mil, 11 mil y 55 mil millones, respectivamente.

Pero los mayores mermelados son Musa Besaile y Noño Elías, que recibieron 60 mil y 90 mil millones en cupos indicativos y crecieron en 83 y 66 mil votos, respectivamente.

En conclusión, la mermelada endulza mucho el triunfo pero solo cuando es mucha.

Estos son los mermelados, los cupos indicativos y sus votos, de acuerdo al supuesto "computador de Palacio" :

(Después de publicada esta historia, el senador Armando Benedetti llamó a La Silla Vacía y dijo que él no había recibido la suma que aparece en este listado ni ningún cupo indicativo por parte del Gobierno).