Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita León · 29 de Enero de 2020

2690

17

Ayer, mientras una parte importante del gobierno conversaba con la ciudadanía sobre cómo mejorar la implementación del Acuerdo de Paz en el centro de Bogotá, la ministra del Interior lo deslegitimaba en un foro en el Club El Nogal. Una contradicción pública que pone en evidencia, una vez más, la ambigüedad que existe al interior del gobierno de Iván Duque sobre este tema, y que opaca la Conversación Nacional que abrió en respuesta a las movilizaciones del 21N.

 

Los eventos eran simultáneos. En el Gran Foro Colombia 2020, organizado por la revista Semana, líderes políticos y empresariales debatían alrededor de la pregunta ¿para dónde va el país?; a la misma hora, en la Biblioteca Luis Ángel Arango, líderes sociales y activistas participaban en la tercera jornada de la Conversación Nacional sobre paz. 

En la Conversación Nacional había unas 200 personas, de orígenes diversos, aunque, en promedio, varios años mayores que los jóvenes que llenaron las calles en noviembre de 2019. 

Estaban distribuidos en once mesas, de acuerdo a los principales temas del Acuerdo de Paz, y en cada una de ellas había uno, dos o tres funcionarios de primer nivel del gobierno a cargo de las entidades responsables de la implementación del Acuerdo. 

El director de la Unidad de Restitución de Tierras, el encargado de la ley de Víctimas, el del Programa de sustitución de coca y el Alto consejero de paz, respondieron todas las preguntas de su respectiva mesa, con una actitud abierta y cero defensiva. Era un poco sorprendente verlos explicar a fondo los puntos de un Acuerdo que no pactaron, y en el que cuando fue elegido Duque no creían. 

Del otro lado de la mesa, la dinámica tampoco reflejaba la polarización política del país. Como si se hubiera superado la brecha entre el Sí y el No, los líderes y activistas enriquecieron la matriz de 180 propuestas que habían recogido y organizado los moderadores en la segunda conversación de finales de diciembre. 

El Gobierno de Duque y los convocados (La Silla Vacía entrevistó 15 de los asistentes escogidos por azar y de esos, trece habían votado por el Sí, y marchado en noviembre) estaban -literalmente- mirando en la misma dirección, anotando las ideas sobre cómo mejorar la aplicación del Acuerdo en unos papelógrafos en la pared.  

Hasta ahí, una luz de optimismo.

La Conversación Nacional

Las marchas multitudinarias de finales de 2019 provocaron como respuesta del Gobierno, la Conversación Nacional lanzada por Duque para canalizar el descontento y desactivar las marchas.

La Conversación Nacional buscaba ser un espejo de la iniciativa que tuvo el presidente Emmanuel Macron (que es el modelo de Duque en muchos sentidos) como respuesta a los chalecos amarillos que llevan más de un año protestando en Francia.  

Aprovechando que desde octubre la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez ya había iniciado un ejercicio de diálogo nacional con la excusa del Bicentenario, decidieron anticipar esa conversación y lanzarla alrededor de siete grandes ejes que atravesaban el pliego presentado por el Comité del Paro. 

Para moderar cada uno de los grupos, nombraron personas de alta credibilidad con los que marchaban: el exrector de la Universidad Nacional Moisés Wasserman lidera la mesa de Educación; Ricardo Ávila y Bethoven Herrera la de equidad; la exdirectora del Instituto Humboldt Brigitte Baptiste la de Medio Ambiente; María Victoria Llorente y Jorge Restrepo -directores de dos importantes tanques de pensamiento en temas de conflicto- la de paz. Ninguno de bolsillo.

El Presidente Duque fue a la primera conversación de paz, y según tres personas que asistieron, fue un fracaso. Dijo que iba a escuchar, pero habló y defendió su gestión todo el tiempo. En la segunda, identificaron las propuestas. Ayer, el propósito era priorizarlas. Y en la siguiente conversación, en febrero, buscan convertirlas en propuestas que se puedan traducir en reformas legislativas o decisiones concretas.

Más allá del ejercicio deliberativo y democrático, la pregunta es si servirá su principal propósito de desactivar las marchas. La respuesta no es evidente.

Las movilizaciones convocaron tres tipos de personas: los militantes orgánicos de los partidos y de organizaciones que se oponen al gobierno como los sindicatos; los activistas que defienden causas puntuales como la defensa de tiburones, las víctimas, el medio ambiente o el metoo; y ciudadanos que no militan en nada pero se unieron al cacerolazo porque están inconformes con el gobierno, con la inseguridad, con la corrupción o con la falta de oportunidades.

Con la Conversación Nacional, el gobierno no logrará desactivar al primer grupo; los miembros del Comité del Paro decidieron marginarse porque Duque no les reconoció la vocería y optó por una conversación más amplia.

En el tema de paz, por ejemplo, el grupo Defendamos la Paz, integrado por promotores visibles del Acuerdo de Paz como Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo o los negociadores de las Farc, declinó la invitación.

“La Conversación Nacional es un distractor, no tiene ningún propósito... No vamos a prestarnos para un show”, dijo a La Silla el exministro del Interior de Santos y exnegociador de paz, Juan Fernando Cristo. “Si el gobierno quiere hacer un verdadero cambio, que haga un diálogo con la oposición”.

Cristo ofrece, como ejemplo, la negociación del gobierno Santos con los líderes del No después de que ganaron el plebiscito y que dio como resultado un acuerdo renegociado. 

Aunque algunas organizaciones que forman parte de Defendamos la Paz fueron ayer a la Conversación en la Luis Ángel Arango, los líderes políticos y sus militantes volverán a salir a marchar en marzo.

Es posible que Conversaciones como la de ayer desactiven a algunos de los activistas del segundo grupo. Como contó La Silla Vacía, la modificación de la resolución sobre las aletas de tiburón, que hizo el Gobierno semanas después de la marcha del 21N, desinfló la principal razón por la que marcharon estos animalistas. Aunque, igual, están buscando otras razones para hacerlo. 

Decisiones que ya ha tomado el gobierno para abrir plazas de empleo en el sector público para jóvenes o modificaciones al Icetex le pueden quitar razones a algunos grupos de jóvenes.

El problema para el gobierno es el tercer sector, el del país de la cacerola, que, en su gran mayoría, según algunas encuestas, no sabe qué es el Comité del Paro. Pero, tampoco, se ha enterado que existe una Conversación Nacional. 

Como no hubo ninguna estrategia de comunicaciones por parte del Gobierno, ayer en la Luis Ángel Árango no había un solo medio importante cubriendo el evento, y, por consiguiente, nada de lo que ocurrió allí fue noticia. 

Los medios estaban en el Gran Foro de Semana, justo el espacio que escogió Nancy Patricia Gutiérrez, la ministra del Interior, para despacharse contra el Acuerdo de Paz.

Durante su intervención, la encargada de la cartera política dijo que el Gobierno no “comparte mucho de la estructuración” de lo que pactó el gobierno de Juan Manuel Santos en la Habana; que considera que el Acuerdo de Paz  “es semifallido”; que “las Farc no respondieron a quienes creyeron en ellas”; y, para rematar, se refirió a la implementación como “una carga”.

Su alocución, ampliamente difundida y repetida por todos los medios, borró en un par de minutos la intención de escucha y apertura que en ese mismo instante estaba demostrando el otro polo del Gobierno en el centro de Bogotá. 

 

 

Comentarios (17)

José Saramago ..

29 de Enero

3 Seguidores

¿Bipolaridad es decir SI y NO? o sea ademas de ser capaz de impulsar lo bueno...+ ver más

¿Bipolaridad es decir SI y NO? o sea ademas de ser capaz de impulsar lo bueno, ser critico y decir NO a lo malo.
¿acaso el gobierno Duque debe decir SÍ a todo, como lo hizo el postrado gobierno Santos?
¿por qué opaca la conversación nacional? a menos que se refieran a que el gobierno debe dejarse IMPONER la agenda de izquierda.
¿y cual paz?¿la del ilegitimo y mal narco-Acuerdo de La habana?

harriarq

29 de Enero

0 Seguidores

La implementación del acuerdo no implica la aceptación a ciegas de lo escrit...+ ver más

La implementación del acuerdo no implica la aceptación a ciegas de lo escrito, nuevamente el lenguaje de LSV en busqueda de darle alas a los manifestantes con "interpretaciones" de lo que se dice claramente? semifallido acuerdo es real, el gobierno esta cumpliendo en la medida que las Farc no cumplen y siguen con su brazo armado, rutas y bienes sin reparar a las victimas. Pídanle a Farc cumplir.1

harriarq

29 de Enero

0 Seguidores

Precisamente la parte mas importante del acuerdo es la voluntad de las Farc cu...+ ver más

Precisamente la parte mas importante del acuerdo es la voluntad de las Farc cumpliendo lo escrito, sin eso no puede avanzar, no han reparado a las victimas, esconden sus activos en el exterior y los terrenos regados por todo el país no los entregan, las rutas del narcotráfico siguen funcionando y sus cabecillas del brazo armado en Venezuela, la JEP solo valida lo que le llega y quedan impunes..??

harriarq

29 de Enero

0 Seguidores

Así las cosas, LSV debería hacer un informe que sustente el incumplimiento d...+ ver más

Así las cosas, LSV debería hacer un informe que sustente el incumplimiento del gobierno contra el cumplimiento de la guerrilla, de esa forma quedará claro si es verdad o cuanto han cumplido, cuantos condenados lleva la JEP, por cuantos años de suplicio en las fincas y como repararon a las victimas los victimarios, porque el estado no debe seguir pagando por los crímenes de otros, eso es impunidad

José Saramago ..

29 de Enero

3 Seguidores

Quienes marchan pacíficamente son de muy amplios sectores pero jamas estarán...+ ver más

Quienes marchan pacíficamente son de muy amplios sectores pero jamas estarán representados por ese politiquero e izquierdoso “Comité del Paro” que son solo un grupo de “vejetes machos” que representa es a los politiqueros de izquierda, y que no les interesa conversar, sino derrocar al Presidente y llevar esto hasta el 2022. Buscan es monopolizar y usar a los marchantes pacíficos, y no pacíficos.

José Saramago ..

29 de Enero

3 Seguidores

El NO se impuso: ese resultado del Plebiscito del 2016 se lo robo impunemente ...+ ver más

El NO se impuso: ese resultado del Plebiscito del 2016 se lo robo impunemente el cínico gobierno Santos, y en el Congreso a punta de“mermelada” Santos metió a la fuerza el ILEGITIMO acuerdo de La Habana. El nunca se negocio nada, Odebrecht Santos se sentó con los lideres del NO solo para tomarse una foto, maquillo el mal acuerdo muy por encima y se burlo de mas medio país.¿cual consenso con el NO?

chjarami

29 de Enero

1 Seguidores


“(...) the test of a first-rate intelligence is the ability to hold tw...+ ver más


“(...) the test of a first-rate intelligence is the ability to hold two opposed ideas in the mind at the same time, and still retain the ability to function.
One should, for example, be able to see that things are hopeless and yet be determined to make them otherwise.”

Juan Mar

29 de Enero

0 Seguidores

Como gobernante, uno debe saber que el exito es dificil si uno no cree en el p...+ ver más

Como gobernante, uno debe saber que el exito es dificil si uno no cree en el proyecto, y mas, sembrar pesimismo sobre un proyecto clave para la nacion es muy grave.

coronado

29 de Enero

0 Seguidores

Frente a la paz? Están, de nuevo, pelando el cobre de su sesgo político. Deb...+ ver más

Frente a la paz? Están, de nuevo, pelando el cobre de su sesgo político. Deberían decir ambigüedad frente al acuerdo de paz, que perdió el plebiscito.

Juanita León

29 de Enero

893 Seguidores

Tienes razón que es frente al Acuerdo de Paz, que no es lo mismo. Ya corregí...+ ver más

Tienes razón que es frente al Acuerdo de Paz, que no es lo mismo. Ya corregí el título. Y sí, el Sí perdió el plebiscito y perdió las elecciones, pero el Congreso y la Corte Constitucional avalaron el Acuerdo y los actos legislativos que están en la Constitución que juró respetar el Presidente. Pero más allá de eso, la contradicción está entre lo que hace una parte del gobierno simultáneamente con lo que dice la otra. Eso es un hecho, más allá de la valoración que tú y yo tengamos del Acuerdo.

Elgatodeschrodinger

30 de Enero

0 Seguidores

Esto de la constitución aplicaba cuando Santos negociaba con congresistas sobornos? o cuando traia recursos de Oderbretch para pagar las elecciones locales,porque la constitución le otorga al constituyente el poder,pero el congreso comprado y la corte acomodada por manejos politicos nos representan mas que la elección espontanea del pueblo, creo que es un problema de agencia, el mandante es pueblo

Esto de la constitución aplicaba cuando Santos negociaba con congresistas sobornos? o cuando traia recursos de Oderbretch para pagar las elecciones locales,porque la constitución le otorga al constituyente el poder,pero el congreso comprado y la corte acomodada por manejos politicos nos representan mas que la elección espontanea del pueblo, creo que es un problema de agencia, el mandante es pueblo

Analitica

29 de Enero

0 Seguidores

La bipolaridad le es connatural a este gobierno. Nació de campaña mentirosa:...+ ver más

La bipolaridad le es connatural a este gobierno. Nació de campaña mentirosa: Mientras Duque afirmaba lo que la gente quería oir, el uribismo en pleno alborotaba a sus seguidores más rabiosos, con fake news en contra del proceso de paz, de Venezuela y del gobierno Santos, a través de consignas contrarias a las palabras de Duque, estas también fake, por cuanto estaban destinadas a no cumplirse.

Analitica

29 de Enero

0 Seguidores

La dinámica de decir una cosa y hacer otra ha sido continua desde el el inici...+ ver más

La dinámica de decir una cosa y hacer otra ha sido continua desde el el inicio del gobierno: En el exterior y ante visitas de organismos internacionales u ong, lo único que tiene Duque para mostrar es el proceso de paz y el supuesto compromiso ambiental Mientras tanto el uribismo implementando su más rancia política en contra del proceso, a favor de las causa del mismo.

Orlando Arroyave

29 de Enero

0 Seguidores

El gobierno Duque no es creíble pues obra de mala fe.Dice sí al Acuerdo de P...+ ver más

El gobierno Duque no es creíble pues obra de mala fe.Dice sí al Acuerdo de Paz, pero se ha puesto como una mula muerta a su implementación. Dice que lucha en pro de la naturaleza, pero hace fracking. Dice no a la corrupción, y nombra personas corruptas o que falsean sus título o que tienen parientes corruptos.Dice que busca la equidad, pero todas las medidas económicas solo benefician a los ricos.

Orlando Arroyave

29 de Enero

0 Seguidores

El gobierno además es ineficaz en su lucha contra los grupos ilegales. Todav...+ ver más

El gobierno además es ineficaz en su lucha contra los grupos ilegales. Todavía la idea ingenua que los resultados en seguridad se miden en decomiso de drogas no legales, en captura de cabecillas, o bajas. La seguridad se mide en cambio en número menor de homicidios, en menos robos en la vida cotidiana, en disminución de extorsiones, en menor número de grupos ilegales y su dominio territorial.

Orlando Arroyave

29 de Enero

0 Seguidores

Nos quedamos esperando el famoso gran proyecto del gobierno Duque. Lo de la ec...+ ver más

Nos quedamos esperando el famoso gran proyecto del gobierno Duque. Lo de la economía naranja es difuso; lo de la búsqueda de la equidad, todavía no sabemos cómo lo hará. Se ha desgastado en cambio en acciones poco prácticas, como su lucha contra el gobierno de Maduro, o destruir la JEP, o defenderse mostrando que su gobierno es muy bueno, pero que le ha faltado comunicación. Todavía esperamos.

Maríae Restrepo

31 de Enero

0 Seguidores

La ministra del Interior Nancy Patricia Gutierrez, está en dicho cargp por se...+ ver más

La ministra del Interior Nancy Patricia Gutierrez, está en dicho cargp por ser amiga de Alvaro Uribe, y no porque este capacitada para el cargo. Por eso influye más su subjetividad frente al proceso de paz que la objetividad que le corresponde como miembro del gobierno Duque. Fallido es el gobierno con este tipo de funcionarios.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia