Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 17 de Marzo de 2021

Carlos Caicedo, Carlos Marín, Felipe Harman, Jorge Iván Ospina y Juan Carlos Cárdenas.

8833

0

El viernes pasado venció el plazo para que los funcionarios públicos con aspiraciones electorales para el 2022 renunciaran a sus cargos. Aunque había expectativa de una desbandada en el gabinete nacional, las principales movidas se dieron en gobernaciones y alcaldías en manos de partidos y barones electorales tradicionales.  

Sin embargo, también encontramos renuncias de funcionarios en los gobiernos alternativos de Magdalena, Cali, Bucaramanga, Villavicencio, Manizales y Bogotá, que llegarán a reforzar las listas del Congreso del Pacto Histórico de Gustavo Petro y de la Coalición de la Esperanza de Sergio Fajardo y compañía. 

Movidas que refuerzan la intención de los alternativos que sorprendieron en las regionales de 2019 de volver a ser protagonistas en 2022. Lo harán con candidatos en las elecciones de Congreso, que serán el primer termómetro de las presidenciales. 

Situación que no se vio en el gobierno Duque, donde ningún ministro renunció para conformar listas, lo que muestra la falta de incentivos que ven los partidos de la coalición en el gabinete duquista para ganar votos.

De gobiernos alternativos a candidatos al Congreso

De la alcaldía de Manizales de Carlos Mario Marín (Alianza Verde), salió a hacer proselitismo el abogado Daniel Quiceno. 

Quiceno fue asesor jurídico y secretario de la oficina de contratación de la Alcaldía hasta el viernes. Acompañó a Marín en el pulso por replantear la millonaria licitación para contratar una planta de tratamiento de aguas residuales, que había dejado en medio de dudas su antecesor, Octavio Cardona.  

El abogado Quiceno le confirmó a La Silla que le va apuntar a una de las cinco curules a la Cámara de Representantes que tiene Caldas. 

Que siempre ha militado en la Alianza Verde (fue directivo local en 2014) y que quiere ampliar en lo regional el proyecto político que arrancó en Manizales con su amigo, el alcalde Marín.

“No creo que mi paso por la Alcaldía haya sido un trampolín electoral porque me desempeñé en un cargo más técnico. Me lanzo por primera vez a unas elecciones porque creo que en Caldas existe un pensamiento alternativo que está cansado de la política tradicional”, nos comentó. 

 

El salto de lo jurídico a lo político también lo va a dar un aliado del alcalde de Villavicencio, Felipe Harman (Polo, UP, Colombia Humana y Mais). 

Se trata del abogado Jhon Jairo Rey, quien fue su secretario privado y acompañó a Harman en el pleito jurídico que le quitó a unos privados el negocio del alumbrado público de la ciudad. 

Rey renunció la semana pasada y le confirmó a La Silla que buscará ser candidato a la Cámara por el movimiento alternativo que respaldó a Harman en 2018, y en el que estuvieron figuras nacionales como Sergio Fajardo, Gustavo Petro y Jorge Robledo. 

“La apuesta es mantener junta esa coalición alternativa y expandirla a lo regional sobre el cambio que arrancamos en Villavicencio. Es la primera vez que me lanzo y lo hago porque en el Meta la gente ya ve que lo alternativo sí muestra resultados y es un buen modelo a seguir”, nos comentó. 

De la alcaldía de Bucaramanga de Juan Carlos Cárdenas (firmas y Compromiso Ciudadano), el que renunció fue un viejo conocido de los alternativos. 

Es el abogado Julián Silva, quien se desempeñó como secretario de Planeación hasta la semana pasada. Vuelve a dejar ese cargo como lo hizo en 2017, cuando era funcionario de la alcaldía de Rodolfo Hernández. 

En 2017, Silva renunció para lanzarse a la Cámara de Santander avalado por la lista de la coalición Polo, Verde y Compromiso Ciudadano. Aunque sacó más de 16 mil votos, se quemó. 

En su reciente carta de renuncia, el abogado Silva le dijo al alcalde Cárdenas que se apartaba porque quiere consolidar un proyecto político regional.  

La Silla buscó a Silva para conocer si su nueva apuesta es Cámara o Senado, pero no contestó nuestras llamadas. Lo que sí dijo es que se va a meter de lleno a la precampaña presidencial de Sergio Fajardo. 

En los gobiernos alternativos de Cali y Bogotá los que renunciaron no tenían un perfil tan alto, pero sí funcional a lo político. 

De la alcaldía de Cali de Jorge Iván Ospina (Alianza Verde) renunció el subsecretario de seguridad, Jimmy Dranguert. 

Pasó su carta de renuncia el 11 de marzo, y al día siguiente, apareció en medios locales anunciando que se iba a lanzar a la Cámara por la Alianza Verde  

De la alcaldía de Bogotá de Claudia López (Verde y Polo), se especuló la salida del secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, para aspirar al Senado. Pero no fue así, y al final, el que salió fue el politólogo Jaime Flórez. 

Flórez era el enlace político entre la secretaría de Gobierno y el Concejo.  

Renunció para lanzarse a la Cámara de Bogotá por la Alianza Verde. Flórez ya se había hecho contar en las elecciones de Concejo de 2011 impulsado por la ‘Ola verde’ de la campaña de Antanas Mockus. 

Además, es cercano al precandidato presidencial de los verdes, Carlos Amaya. 

La movida alternativa para el 2022 tiene un capítulo aparte en Magdalena, la sede alterna de la izquierda nacional. 

El combo de Caicedo repite la fórmula

De la gobernación de Magdalena de Carlos Caicedo (firmas), salieron varios funcionarios claves que ahora están metidos de lleno en las apuestas políticas de su movimiento Fuerza Ciudadana. 

Como contamos, Fuerza quiere ir con lista propia al Senado, entrar en coalición en cámaras el Polo o la Alianza Verde, y ser un aliado estratégico en la candidatura presidencial de la coalición de Gustavo Petro.  

Esas renuncias en la gobernación de Caicedo no llegaron sobre el límite, sino semanas atrás. 

El 15 de diciembre del año pasado, la renunciatón empezó por el secretario de Infraestructura y exalcalde de Santa Marta, Rafael Martínez. Y siguió con las salidas de la jefe de la Oficina de Participación Comunitaria, María Correa; el asesor Hugo Paternina y el encargado de vigilancia y salud pública Abraham Katime.  

Desde entonces, Martínez se ha movido para armar la lista del Senado de Fuerza y ampliar el poder de ese movimiento. 

Por ejemplo, el exalcalde está liderando la campaña de Fuerza para ganar las elecciones atípicas de la alcaldía de Tenerife, Magdalena.  

También ha hecho visitas regionales para buscar potenciales candidatos a Cámara y Senado. 

Los ojos vuelven a estar sobre Caicedo y sus aliados porque esta no es la primera vez que se apoya en un ente público bajo su mando para promover sus intereses electorales, pues, como hemos contado aquí, aquí y aquí, en varias ocasiones iniciativas de él y de Fuerza Ciudadana abusaron de la Alcaldía de Santa Marta para salir adelante. 

Evitar la tentación de saltarse esos límites y caer en las prácticas politiqueras tradicionales, que esos sectores alternativos han rechazado y usado en contra de las maquinarias políticas, será el reto que arrancan desde ahora los otros mandatarios alternativos que ya tienen a sus aliados encampañados.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia