Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 02 de Julio de 2020

5494

2

Luis Guillermo Plata, el gerente para la estrategia del coronavirus, uno de los superpoderosos de Palacio en este tema y cercano al presidente Iván Duque, define con el Ministerio de Salud el camino de las millonarias inversiones que está haciendo el Gobierno en ventiladores, pruebas y reactivos, pero ni es funcionario ni tiene contrato directo con el Estado.

Por eso, el Congreso no lo pudo citar para debates de control político en los meses que se sesionó de forma virtual, pues no aparece en el organigrama de la Casa de Nariño, y la ley sólo permite que estas citaciones se hagan a los funcionarios.

Plata asistió a las comisiones y plenarias como un invitado.

 

Aunque Duque anunció su nombramiento en marzo 21, él nunca se posesionó, sino que su vinculación es por medio de un acuerdo entre la Presidencia y el Pnud (Programa de la ONU para el Desarrollo), que es el que le paga, como él mismo nos lo explicó cuando lo consultamos para esta publicación.

“Tengo un contrato de Naciones Unidas, una figura bastante común, y fue el contrato que se hizo, me pareció que estaba bien. Me comporto de igual manera con o sin contrato, de hecho estuve varias semanas sin contrato al inicio por papeles, igual estaba trabajando y respondiendo”, nos dijo Plata.

El detalle no es menor, teniendo en cuenta la envergadura de sus responsabilidades.

Luis Guillermo Plata es el gerente del principal reto que enfrenta hoy el país y entre sus labores está decidir junto a su equipo la estrategia de compra de ventiladores, Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), pruebas y reactivos, que necesitan los hospitales y laboratorios para tener la capacidad de atender a los más de 50 mil casos activos -de más de 100 mil confirmados- de covid en Colombia.

Además, su gerencia creó y ejecuta la estrategia Prass  (Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible), que busca regionalizar la atención de la pandemia con las capacidades que tenga cada ciudad, dependiendo su afectación de contagios de coronavirus.

Precisamente por todas esas responsabilidades es que el Congreso desde diferentes comisiones y en las plenarias de Cámara y Senado, pidió su asistencia en al menos siete ocasiones, según el conteo que lleva Congreso Visible, que le hace seguimiento a la actividad legislativa.

“Era importante (citarlo) por su cargo como coordinador de toda la estrategia covid para la articulación y en especial el plan de compras públicas de las pruebas, reactivos y el protocolo de distribución porque él (Plata) coordina todo y con todos se sienta”, nos dijo el representante Verde, Mauricio Toro, de la Comisión Séptima de Cámara, cuyos miembros de todas las bancadas citaron a Plata y varios ministros a la Plenaria el 3 de junio.

“En cierta forma es complicado que tenga tanta responsabilidad pública siendo un contratista. Obviamente, ante esas responsabilidades le hicimos control político”, nos dijo a su turno el liberal Juan Fernando Reyes, quien lo citó con otros seis congresistas a la Comisión Primera de Cámara para explicar los alcances de la app Coronapp en abril.

Plata respondió puntualmente sobre eso que su tipo de contratación no lo eximió de la responsabilidad política de asistir al Congreso.

“He estado en todas las situaciones formales, informales, de Plenaria, de Comisión, en todas he estado, porque uno tiene que dar la cara, uno tiene que contar lo que está haciendo y no me he excusado. No hay nada secreto”, afirmó.

Desde el Dapre, el departamento administrativo de Presidencia que, entre otros, maneja la nómina de la Casa de Nariño, nos explicaron que para la contratación de Plata pidieron en una carta en marzo la colaboración del Pnud, para financiar una asesoría en consultoría para gerenciar la estrategia del covid, que es en el papel el cargo del gerente.

Eso porque, dice el Dapre, el Pnud maneja todos los programas de cooperación internacional de la ONU en Colombia, incluido el de la Organización Mundial de la Salud, que tiene una representación en el país, por lo que, en Palacio, vieron lógico hacer el contrato por esa entidad.

Es una figura que “se hace en ocasiones, pero no siempre”, nos dijeron en ese departamento.

La figura de contratista del Pnud también exime a Plata de firmar los contratos que su gerencia ordena, para comprar los elementos del alistamiento del sistema de salud que requieran las alcaldías, el Ministerio de Salud y el INS.

Es decir, él incide en la decisión -de la que también hace parte el Ministerio-, pero no firma.

Las compras las hace la Unidad de Gestión del Riesgo y las paga la fiduciaria Fiduprevisora, de la plata de la subcuenta covid creada por el Fondo destinado para la pandemia, Fome, que es de donde salen los recursos, entre esos el pago de la nómina del equipo que trabaja con Plata en la gerencia.

Sobre las responsabilidades disciplinarias y fiscales que cabrían por la administración y el destino de recursos en la pandemia hay toda una discusión legal.

Mientras el representante Toro, quien anteriormente fue gerente de Innpulsa y ordenó gasto, nos dijo que la figura de Plata abre la puerta para que no responda a la Procuraduría y Contraloría si fuese el caso. Pero, la reglamentación de la ley que le dio superpoderes a la Contraloría para investigar, amplía el espectro de los que están sujetos a este control fiscal a “servidores públicos o particulares que participen, concurran, incidan o contribuyan directa o indirectamente” en el gasto de los recursos.

Lo mismo ocurre con la ley del código disciplinario de la Procuraduría, que indica quiénes son los que están sujetos a una posible investigación y que señala que aplica a “quienes ejerzan funciones públicas, de manera permanente o transitoria (...) y a quienes administren recursos públicos u oficiales”.

Las interpretaciones, de todos modos, dependen de los abogados.

Comentarios (2)

harriarq

02 de Julio

0 Seguidores

y???... es un gerente que va al congreso cuando es citado sin ser funcionario,...+ ver más

y???... es un gerente que va al congreso cuando es citado sin ser funcionario, sin excusas y explicando lo que hace y como lo hace.
Llaman "control político" a citar funcionarios para que les expliquen lo que no saben y muchas veces ni leen, curioso.
Claudia López no quizo presentarse ni como invitada a su citación, hace lo que le viene en gana y si no se excusa porque es "mujer" no machista.

Javier M

02 de Julio

0 Seguidores

El incide en la decisión, pero no firma. Y por supuesto, no va a responder si...+ ver más

El incide en la decisión, pero no firma. Y por supuesto, no va a responder si hay algún entuerto. Es cuando menos exótica esa figura, para una actividad con tanta responsabilidad. Y más teniendo en cuenta que este gobierno es experto en crear burocracia. Hubieran podido crear otra consejería -Alta Consejería de los Ventiladores- y además nombrarle un consejero al consejero para que lo asesore

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia