Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 26 de Marzo de 2019

5586

1

La nota de La Otra Cara llamada "El negocio de la Paz le dejó a la Fundación de Sergio Jaramillo contratos por más de $10 mil millones" tiene un título falso y mezcla algunas verdades con mentiras gruesas.

La nota esencialmente dice que la Fundación Ideas para la Paz , FIP, es de Jaramillo y se benefició de contratos durante el Gobierno de Juan Manuel Santos, incluyendo algunos del Fondo para la Paz que dependía de Jaramillo.

Los contratos son ciertos, pero el resto es falso.

Sobre la propiedad, la nota usa expresiones como "Sergio Jaramillo (a título personal) y su fundación", "El mismo Jaramillo direccionó los contratos para su fundación", "él y su fundación no gubernamental ", "la fundación de Sergio Jaramillo " y "su Fundación Ideas para la Paz. O sea, ganó dinero él, su empresa y todo su entorno".

Es falso que la FIP sea de Jaramillo.

La FIP es un tanque de pensamiento que financian varias grandes empresas del país, y que crearon empresarios en diciembre 1999, al inicio de las negociaciones entre el Gobierno de Andrés Pastrana y las Farc en San Vicente del Caguán, cinco años antes de que Jaramillo llegara su dirección y cuando él no vivía en Colombia.

Entre sus fundadores estaban Rodrigo Gutiérrez Duque, entonces presidente de Corona y el motor de la creación de la FIP; el difunto Nicanor Restepo, del Grupo Empresarial Antioqueño; Ramón de La Torre, ex presidente de Oxy; Juan Sebastián Betancur de Proantioquia; Hernán Echavarría Olózaga de Corona; Carlos Ardila Lülle, Andrés Obregón Santodomingo. Esa decisión fue parte del apoyo de decenas de grandes empresarios a ese proceso de paz, como contó Semana en ese entonces.

En los años recientes su consejo directivo ha tenido pesos pesados como Luis Fernado Alarcón, Antonio Celia, José Alejandro Cortés, del grupo Bolívar; Miguel Escobar, de Postobón; Fernando Jaramillo de Bavaria; o León Teicher.

Además, en sus actuales comités directivos hay tres ex altos funcionarios del gobierno Uribe que siguen siendo cercanos al ex presidente: el ex ministro de Minas, Luis Ernesto Mejía; el ex Canciller, Jaime Bermúdez; y la ex alta consejera, Claudia Jiménez. En total, son 24 directivos, 14 de ellos representantes de empresas que siguen financiando, y otros 10 

Es decir, no tiene dueños, y entre sus aportantes y directivos hay empresarios de diferentes posiciones políticas -o distantes de los debates electorales- incluyendo financiadores de la derecha (como el Organización Ardila Lülle), interesados en temas de paz y seguridad.

Como dice la nota, Jaramillo fue su director ejecutivo durante dos años, entre 2004 y 2006.

Desde entonces la dirige María Victoria Llorente, que según la nota es "una fachada" de Jaramillo, sin dar ninguna prueba de ello.

Además, Llorente tiene una hoja de vida con trayectoria en temas de paz y seguridad (en los gobiernos Barco y Gaviria fue asesora de las consejerías de paz y de defensa y seguridad, y luego del Ministerio de Defensa) y en investigación (entre 1998 y 2006  fue investigadora del centro de Estudios económicos de la Universidad de Los Andes) e incluso el Gobierno de Álvaro Uribe la reconoció como experta, al incluirla como asesora de su Misión para la Policía en 2003.

Por otra parte, la FIP ya había tenido contratos con entidades del ejecutivo en el Gobierno Uribe; por ejemplo, en 2009 tuvo un contrato con la Armada Nacional y en 2010 otro con la Policía Nacional para asesorar la estructuración e implementación del plan de vigilancia comunitaria por cuadrantes.

Comentarios (1)

Ronald-T

26 de Marzo

0 Seguidores

Confiado en la investigación de LSV, por lo menos deberían retractarse no so...+ ver más

Confiado en la investigación de LSV, por lo menos deberían retractarse no solo los autores de la fake news, sino los difusores. Eso demostraría voluntad de reconciliación.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia