Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita León | Julián Huertas · 05 de Febrero de 2020

4011

18

Aunque en 2018 Sergio Fajardo dijo que ese sería su último intento de llegar a la Casa de Nariño, acaba de arrancar su campaña presidencial nuevamente.  Lo hace en un momento que en teoría es ideal para su candidatura, pero que en la práctica le plantea superar varias realidades que no le favorecen.

Comenzó ayer su gira nacional en la Heroica, según Johanna Peters,coordinadora de desarrollo en su equipo, para fortalecer su presencia en regiones donde no fue fuerte en las elecciones pasadas como el Caribe;  posiblemente, su siguiente destino sea el Chocó. 

La idea es poder recorrer todo el país y poder reconstruir la propuesta de campaña”, agregó Peters.

La gira durará todo este año, para reunirse en privado, y a veces en público, pero sin tarima, con educadores, empresarios, ambientalistas, jóvenes y mujeres para ambientar su campaña a la Presidencia en 2022. 

Fajardo se vino de Medellín a vivir a Bogotá para armar su equipo, buscar potenciales aportantes a su campaña presidencial y comenzar a tender puentes con políticos de centro como los hermanos Juan Manuel y Carlos Fernando Galán, con quienes eventualmente ir a una consulta.

Asimismo, ya tiene un equipo de campaña integrado por algunos de los que lo acompañaron en el pasado como Peters y su ex coordinadora financiera María Eugenia Escobar, y otros nuevos como Isabella Barrios (que viene de la Andi y será la coordinadora de movilizaciones) o Sandra Cardona (que viene de trabajar con la excanciller María Ángela Holguín, actual pareja de Farjardo). 

También está comenzando a convocar gente con experiencia técnica y política para que integren equipos que nutran su discurso y sus propuestas frente al país, lo que significaría un cambio ya que siempre ha hecho política con gente muy joven y sin contar con una campaña profesional.

Otra diferencia es que pareciera esta vez tener un mayor pragmatismo político, como lo indicaría la reunión que sostuvo la semana pasada con el actual gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, antiguo aliado suyo pero con quien se había distanciado durante la campaña por sus alianzas con los políticos tradicionales y porque le había arrebatado el aval verde a su candidato Mauricio Pérez. 

Al salir, Fajardo dijo públicamente que habían superado sus discrepancias y “Aníbal Gaviria es una persona que necesitamos para que avance la recuperación de la dignidad de nuestra tierra”, un comentario que cayó como un baldado de agua fría a algunos de los que habían acompañado al rival fajardista de Aníbal en las pasadas elecciones.

Por ahora, como ha sido siempre su estrategia electoral, su primer paso es recorrer de nuevo Colombia, hablando con gente común y corriente y con líderes sociales, sobre todo con los jóvenes que han protagonizado las marchas de protesta en todo el país. En Cartagena convocó también a ex candidatos verdes y otros independientes que se quemaron en las pasadas elecciones.

Lo que le favorece

En la última encuesta bimestral Gallup, que le mide el pulso al país cada dos o tres meses desde hace más de una década, Sergio Fajardo es el candidato con la mayor mejor imagen favorable (50 por ciento) y la menor desfavorable desde agosto del año pasado (20 por ciento). 

Le saca 17 puntos en favorabilidad a Gustavo Petro, que será uno de sus rivales en el 2022 y en desfavorabilidad Petro le saca 36 puntos. 

Además de esa popularidad y reconocimiento, arranca también con el capital político que le representó haber sacado 4,5 millones de votos en las pasadas elecciones, en las que pese que arrancó también con los niveles más altos de favorabilidad quedó de tercero.

Tiene por primera vez algunos fajardistas en el Estado: el senador verde Iván Marulanda; la representante del Valle, Catalina Ortíz; el concejal de Bogotá, Martín Rivera; el de Medellín, Daniel Duque; y los alcaldes de Palmira, Oscar Escobar, y Jamundí, Andrés Ramírez.

Tiene de su lado ser un aliado clave de la popular alcaldesa de Bogotá, Claudia López, que inscribió su candidatura con él al lado y dijo en ese momento que es “el futuro presidente” (hecho que terminó de romper la relación de López con Petro), todo en un momento en que el centro ganó en muchas ciudades.

Y, quizás lo más importante: como lo demostraron los resultados electorales de las campañas locales de 2018 y las masivas movilizaciones en la calle, su candidatura se da en un momento de ruptura política de la ciudadanía con la clase política tradicional, frente a la que Fajardo siempre se ha posicionado como una alternativa.  

Precisamente para conectarse con ese descontento social en la calle, Fajardo sale al ruedo desde ya.

“La cacerola radical, la del caos, es más del lado petrista y lo que está planteando Claudia, que es irse del lado de los verdaderos inconformes, ahí se va a terminar acomodando Fajardo”, dijo a La Silla el analista político Carlos Suárez.

Los desafíos 

Sin embargo, y pese a tener esas condiciones a su favor, Fajardo enfrenta varios retos difíciles.

El primero es con qué aval lanzarse.

Las dos últimas veces que se lanzó a la Presidencia lo hizo por firmas de su movimiento Compromiso Ciudadano, que fue como ganó la Alcaldía de Medellín en 2003 y la Gobernación de Antioquia en 2011. 

Pero, como le dijo un miembro de Compromiso a La Silla off the record, hoy el movimiento “es sobre todo una ficción, un imaginario”. 

Si bien hay miembros del movimiento en muchas regiones, las caras más visibles del mismo, que son sus representantes electos, ya son hoy parte del Partido Verde. “Es un movimiento sin la capacidad de liderar una candidatura”, agregó la misma fuente, con la cual coincidieron otros dos fajardistas.

Por ejemplo, según lo verificó La Silla Vacía cuando los llamó, ni la representante Ortíz ni el senador Marulanda ni el concejal Rivera están metidos activamente en la campaña de Fajardo, porque pertenecen al Partido Verde.

Reorganizar el movimiento y volverlos a poner a buscar firmas sería un esfuerzo titánico. Pero entrar a competir por el aval verde tampoco será fácil. 

El Partido Verde se reunirá el 25 y 26 de febrero a reflexionar sobre su futuro y a comenzar a discutir sus planes para el 2022. Como mínimo, a Fajardo le tocaría someterse a una consulta interna de los Verdes para conseguir su aval, y dentro del Partido hay muchas resistencias a que el exgobernador aparezca para el aval y luego desaparezca nuevamente.

Suponiendo que consiguiera ese aval, gente del círculo de Fajardo es consciente de que inevitablemente tendría que participar también en una consulta intrapartidista de donde salga el candidato del centro que se enfrente a Petro y al candidato de Uribe.  

Por ejemplo, el senador Jorge Enrique Robledo lanzó su candidatura hace unas semanas y dijo que iría hasta el final, anticipando una situación similar a la del 2018 en la que tuvo que bajarse y cederle el espacio a Fajardo.

En todo caso, uno de los pocos aprendizajes de la derrota del 2018 para los fajardistas fue que haberse perdido del impulso que les habría dado una consulta, porque el candidato se negó a hacerla, le dejó todo el momentum de la campaña a Petro. No quieren repetir el error.

El segundo gran desafío tiene que ver con su discurso. Fajardo lleva 20 años, desde que se lanzó por primera vez a la Alcaldía de Medellín en 2000, esgrimiendo las banderas de la anticorrupción y la educación. 

Si bien son banderas que siguen siendo importantes en la agenda de la cacerola, como le dijo uno de los consultados fajardistas a La Silla, “como todo el mundo está de acuerdo con que son importantes, ya no movilizan”.

Según ha dicho Fajardo (lo llamamos para esta historia pero no pudimos hablar con él), su lectura del paro es que por primera vez los padres y los hijos tienen preocupaciones similares ligadas a la educación y el empleo.

Los papás, porque la tecnología ha desplazado muchas labores que emplean a los adultos; y los jóvenes, porque sus familias han hecho inversiones muy costosas en su educación y cuando salen a buscar empleo no encuentran uno que recupere su inversión de tiempo y dinero. Parte de su programa apuntará a ofrecer una solución para papás e hijos que pase por la educación y el empleo.

Aunque esta idea es diferente a la que defendió en el 2018, los temas que más movilizan hoy a los que marchan están ligados a causas sobre las que Fajardo no ha tenido posiciones tan visibles: como las ambientales, las de género, las del modelo económico, las de la política de seguridad, etc.  

Sumado a que cuando la gran movilización del 21N, Fajardo no participó porque se enfermó y no ha sido ni tan activo en las marchas como Petro ni tiene estructuras en el Comité del Paro como Robledo, para mencionar dos rivales que ya se sabe que tendrá que enfrentar.

Uno de los elementos más movilizadores de las protestas es el rechazo a todo lo que parezca Establecimiento, elitista, poder tradicional. Y aunque Fajardo siempre se ha posicionado como el antipolítico, dados los nuevos liderazgos mantener esa imagen de alternativo es más difícil.

Una prueba de ello es el nuevo alcalde de Medellín, que derrotó no solo al uribismo sino que dejó regada a la candidata de Fajardo con un discurso contra el EPM, el GEA y sin que a nadie le importara que hubiera pasado por varios partidos ni que tuviera vínculos con muchos políticos. Su fortaleza fue su discurso anti-élite y que planteaba ideas que eran nuevas en la ciudad.

En otras palabras, la coherencia que ha sido una marca de Fajardo parece ser menos rentable políticamente hoy en día que la vehemencia en la defensa de ciertas causas. 

Comentarios (18)

José Saramago ..

05 de Febrero

3 Seguidores

Significativos usuarios en el pasado han señalado que LSV es 'Fajardista...+ ver más

Significativos usuarios en el pasado han señalado que LSV es 'Fajardista' ¿sera eso cierto?:
bueno, juzguen ustedes mismos, y comparen el trato hacia personajes como Sergio Fajardo y Claudia López versus otros personajes de otros partidos políticos.
Lo que cierto es que como Petro, entre otros, Fajardo ya es candidato presidencial, y es el candidato de Claudia López y de María Angela Holguin.

Saint Sinner

05 de Febrero

1 Seguidores

Mmm pues ese señor a perdido muchos votantes desde el voto en blanco, ya mir...+ ver más

Mmm pues ese señor a perdido muchos votantes desde el voto en blanco, ya miran con lupa cada acción de Fajardo, que es poca, no hace criticas fuertes a gobierno, solo resalta cosas muy evidentes no mas, y con Claudia una alcaldesa Impedida para sus promesas no es un panorama prometedor, si sigue ella queriendo ganar al gobierno de Duque con sombra de la continuación de Peñalosa, Bogotá Condenada

José Saramago ..

05 de Febrero

3 Seguidores

“.. la coherencia que ha sido una marca de Fajardo..”
curioso que en ...+ ver más

“.. la coherencia que ha sido una marca de Fajardo..”
curioso que en otro articulo de LSV (de autor anónimo sin rostro) se titule “El Centro Democrático se declara TIBIO”, y que en este articulo no relacionen la palabra TIBIO con Sergio Fajardo, palabra que es un sello indiscutible inconfundible de su figura, y que lo ha llevado a ser incoherente (ni esto ni lo otro, ni aquí ni allá; el 'ni-ni').

Saint Sinner

05 de Febrero

1 Seguidores

⛧ El antifajardismo hace insospechadas relaciones... el único articulo crit...+ ver más

⛧ El antifajardismo hace insospechadas relaciones... el único articulo critico e imparcial, a mi parecer, fue el "Porque No Es Profeta En Su Tierra" cual señala el elefante blanco de Biblioteca Parque España. En campaña presidencial hicieron un perfil a él con unas fotos a color, de resto de candidatos solo una pinche foto blanco y negro, y no tan extenso como el de Fajardo

Juanita León

06 de Febrero

864 Seguidores

Dos aclaraciones: que un artículo lo firme La Silla Vacía no quiere decir qu...+ ver más

Dos aclaraciones: que un artículo lo firme La Silla Vacía no quiere decir que sea anónimo, sino que lo escribieron a varias manos con los reporteros en las regiones. Y uno puede ser tibio y coherente o tibio e incoherente, no son sinónimos. Y decir que Fajardo es tibio no sería noticia, lo es que lo sea un partido cuya marca ha sido la oposición. Por lo demás, la tibieza no me parece que tenga una connotación positiva o peyorativa per se. Depende de sobre qué tema y por qué razones.

José Saramago ..

06 de Febrero

3 Seguidores

Salvo por la aclaración valida sobre los artículos firmados como 'La Si...+ ver más

Salvo por la aclaración valida sobre los artículos firmados como 'La Silla Vacía' : el resto de su respuesta a mi comentario lo único que hace es re-validar mi argumento. Y tienes razón en la parte de decir que Fajardo “es TIBIO” no es noticia (como novedad). Sin embargo decir que el Centro Democrático es independiente no es sinónimo de ser “TIBIO”, sí mas el ser flexible y abierto a la discusión.

Kathy Porto

12 de Febrero

169 Seguidores

De acuerdo. Se puede ser ' tibio' y coherente. Pero además es un ca...+ ver más

De acuerdo. Se puede ser ' tibio' y coherente. Pero además es un calificativo propio del eufemismo de estas latitudes. Fajardo ya no conecta con la Colombia Joven que casa día crece más en memes y en todos los aspectos. En ese sentido esta juventud es tan creativa que los políticos deben ser más cuidadosos con su discurso. No me extraña que lo reemplace el actual alcalde de Medellín.

Zazie

05 de Febrero

0 Seguidores

En las pasadas elecciones se presentó la coyuntura perfecta para que Fajardo ...+ ver más

En las pasadas elecciones se presentó la coyuntura perfecta para que Fajardo fuera presidente, no supo aprovecharla y ahora tendrá que adaptarse a una nueva discusión nacional, sin que al parecer tenga nada nuevo que decir...

David Roldán

05 de Febrero

0 Seguidores

El problema de Fajardo es la ventaja que ustedes citan: la popularidad. Se sie...+ ver más

El problema de Fajardo es la ventaja que ustedes citan: la popularidad. Se siente cómodo ahí, no se reinventa discursivamente y sucumbe fácil ante la polarización. No aprende por su infinita soberbia. Interesante el análisis sobre su relación con Aníbal Gaviria. Faltaría ver su posición frente a Fico G. y A. Char. Su ganancial más importante es el voto antipetro.

coronado

06 de Febrero

0 Seguidores

y dale con el "momentum"! se dice "impulso" en español!

y dale con el "momentum"! se dice "impulso" en español!

Juanita León

06 de Febrero

864 Seguidores

https://conceptodefinicion.de/momentum/

https://conceptodefinicion.de/momentum/

coronado

07 de Febrero

0 Seguidores

no sra, el significado de "momentum" en física (y que se usa a veces en espa...+ ver más

no sra, el significado de "momentum" en física (y que se usa a veces en español aunque se usa también directamente "momento" o "cantidad de movimiento" ) no coincide con su significado en inglés común (y su acepción en la jerga política) que es exactamente "impulso".

Kathy Porto

12 de Febrero

169 Seguidores

Momentum : muy bien expresado. Hasta diarios como el New Yorker y The Guardian...+ ver más

Momentum : muy bien expresado. Hasta diarios como el New Yorker y The Guardian utilizan este concepto. Más que una palabra es un concepto.

Elgatodeschrodinger

06 de Febrero

0 Seguidores

Hace 2 semanas yo vi en villa de leyva a Fajardo con Cristo,que es la muestra que Maria Angela quiere ser primera dama así que ya le esta presentando manzanillos para ver si le financian la campaña, pueda usar el billetico para votos. Si uno lee este articulo se dara cuenta que el CD esta condenado porque le toca enfrentarse a la cacerola de Petro y a la de Fajardo,asi que somos 4 gatos unicamente

Hace 2 semanas yo vi en villa de leyva a Fajardo con Cristo,que es la muestra que Maria Angela quiere ser primera dama así que ya le esta presentando manzanillos para ver si le financian la campaña, pueda usar el billetico para votos. Si uno lee este articulo se dara cuenta que el CD esta condenado porque le toca enfrentarse a la cacerola de Petro y a la de Fajardo,asi que somos 4 gatos unicamente

Kano

06 de Febrero

0 Seguidores

y curiosamente LSV en su imparcialidad omite en los "desafíos" de Fajardo, qu...+ ver más

y curiosamente LSV en su imparcialidad omite en los "desafíos" de Fajardo, que su "honestidad y coherencia” está muy cuestionada hoy por su involucramiento a todo nivel con hidroituango y sus contratistas, la quiebra de savia salud, quiebra del Idea, y los procesos por corrupción de varios de sus ex-funcionarios.

MATARIFE

07 de Febrero

0 Seguidores

A Fajardo le paso su cuarto de hora. Tuvo alfombra roja para el Palacio Nari...+ ver más

A Fajardo le paso su cuarto de hora. Tuvo alfombra roja para el Palacio Nariño pero no estuvo a la altura de las circunstancias y demostró un impresionante desconocimiento del país y de alternativas de solución a sus problemas. Fajardo un doctor en ciencias exactas que no paso las pruebas Saber de ciencias inexactas como la política. Profesor Fajardo, la Universidad es su destino.

EduardoSaenzRovner

15 de Febrero

1 Seguidores

Conocí a Fajardo en la Hacienda la Caverna. En 1994 había mucho descontento ...+ ver más

Conocí a Fajardo en la Hacienda la Caverna. En 1994 había mucho descontento de los profesores con los capataces que manejaban la hacienda que funge como universidad. En una asamblea Fajardo, el supuesto moderador, me arrebató el micrófono por las malas cuando invité a los profesores a perderle el miedo a los directivos. Después se lagarteó un cargo directivo. Ahora lo devolvió la ballena.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia