Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ricardo Galán · 26 de Septiembre de 2011

3460

16

 

Nos cuenta la sección Vehículos del diario El Tiempo del sábado que el Ministerio de Transporte incluyó en el proyecto de Ley que reforma el Código de Transporte una cláusula para restringir la venta de vehículos en Colombia.

La norma faculta a las alcaldías para limitar el número de carros que permitirán matricular cada año.  “La persona compra su carro, pero para matricularlo y registrarlo tiene que entrar a una subasta pues hay un número de cupos asignados” explica el viceministro de Transporte, Felipe Targa. Y agrega “Esto no aguanta creciendo al porcentaje de hoy”.

La propuesta no puede ser más estúpida porque no sólo no solucionará el problema, sino que creará otros varios entre ellos un nuevo foco de corrupción.

Ya me imagino a los funcionarios de las Oficinas de Tránsito de todo el país frotándose las manos ante la posibilidad de hacerse multimillonarios traficando con los cupos para los carros particulares y a los dueños de carros viejos “vendiendo” dos o tres veces sus cupos por sumas millonarias y llevándose sus chatarras para pueblos medianos y pequeños.  

¿De manera que en lugar de construir más calles, avenidas, carreteras, autopistas, puentes y viaductos que generan empleo, inversión y crecimiento económico al tiempo que nos hacen más fácil la vida vamos a encarecer los carros, inventarnos un nuevo impuesto y crear un nuevo foco de corrupción? ¡Brillante!

Noto que los técnicos del Ministerio de Transporte no escuchan a su jefe el Presidente de la República, pues mientras Juan Manuel Santos anda por todo el país llamando la atención de empresarios y trabajadores en particular, y a la sociedad en general para que nos preparemos para enfrentar la crisis económica que presagia el FMI ellos no hallan la manera de acelerarla pegándole a un sector que genera riqueza y trabajo.

En MinTransporte tampoco parecen estar enterados de que este país, Colombia, su país ha firmado en los últimos años y está empeñado en los meses por venir en firmar unos Tratados de Libre Comercio que comprometen al país en exactamente todo lo contrario: facilitar la compra y venta de bienes y servicios, los vehículos entre ellos.

¿Qué pensarán de la propuesta el Ministro de Comercio, Sergio Díaz Granados y el Embajador de Colombia ante la Casa Blanca, Gabriel Silva, encargados de convencer al Gobierno y el Congreso de Estados Unidos de firmar el TLC con Colombia? Importante saber cómo les van a explicar a los gringos que en el mismo gobierno que ellos representan hay unos técnicos tratando de inventar maneras para incumplir el TLC desde antes de suscribirlo.

¿Qué pensará el Presidente Santos de que desde el Ministerio del Transporte e Infraestructura se le estén lanzando palos en la rueda a una de sus locomotoras?

Muero por saber...

Comentarios (16)

Dielmer

26 de Septiembre

0 Seguidores

Si no lo leyera en esta columna no lo creeria. Por eso el dicho "la diferencia...+ ver más

Si no lo leyera en esta columna no lo creeria. Por eso el dicho "la diferencia entre la sabiduria y la estupidez es que la primera tiene limite". Con esta super idea quedamos como condorito !PLOP!

directoalpunto

26 de Septiembre

0 Seguidores

Ricardo, gracias por la nota. Uno de los grandes errores que han cometido siem...+ ver más

Ricardo, gracias por la nota. Uno de los grandes errores que han cometido siempre los tecnicos asesores de los diferentes ministerios, es tratar de copiar algunas medidas, programas y politicas aplicados en otros paises, sin evaluar si el contexto del pais es adecuado para su aplicacion. Seguiremos copiando ideas, y lo que es peor, copiando medidas que ya fueron usadas en otras latitudes, y archivadas por su resultados inapropiados, como es el caso de la reforma en educacion, y ahora esto que usted comenta.

alex.mtnez

27 de Septiembre

0 Seguidores

Creo que se le olvida al columnista que para trazar calles y carreteras se nec...+ ver más

Creo que se le olvida al columnista que para trazar calles y carreteras se necesita espacio, cosa de la cual nuestras ciudades carecen. Así de simple: usted para construir una calle necesita mover casas y negocios. Es necesario dejar de pensar a la ciudades para los carros o el modelo gringo de 'tengo carro, luego existo'. Más bien, se debe promover que la gente que tiene carro lo deje en su casa y viaje en el transporte público todos los días, al estudio o al trabajo, pero también se necesitan de sistemas (que no transmilenios, metros, buses o troles por separado) atractivos que faciliten el desplazamiento de los ciudadanos. Piénsenlo de esta manera, ¿cuántos metros cuadrados de calle son ocupados por vehículos que en horas pico movilizan a sólo una persona? Por otra parte, las medidas keynesianas, aquellas de poner al Estado a construir para reactivar la economía están en franco declive debido a su probada ineficiencia a la hora de recuperar economías en crisis.

J. Felipe Parra

27 de Septiembre

0 Seguidores

Oh, sofisma de distracción e infinita estupidez.
La estupidez no radica, ...+ ver más

Oh, sofisma de distracción e infinita estupidez.
La estupidez no radica, al contrario en limitar a los carros. La estupidez radica en que las familias dueñas de grandes extensiones de tierras en este país no se ponen de acuerdo si mejor todo por tierra o por avión, en lugar de que les creciera un cerebro y replantearan a) el ferrocarril eléctrico, b) los ríos como formas de transporte más baratas y sanas para nuestra geografía [amén de más baratos, razón de más que no las van a hacer, porque no pueden robar].
Está bueno. Santos se va a romper el espinazo. Cada día parece más Pastrana II sin ningún tipo de maquillaje.
Y ya que hablamos de transporte, ¿cómo vamos con la responsabilidad política, social y económica de las vías del país por parte de el exministro Uriel Gallego? Dios, quisiera saber por qué ese tipo es intocable...

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

04 de Octubre

0 Seguidores

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas parte...+ ver más

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas partes contratantes desde hace muchos meses, así que es imposible "inventar maneras para incumplir el TLC desde antes de suscribirl." Lo que se espera es la ratificación por el Congreso y el posterior canje de ratificaciones si es que aun se tramita.
La restricción a la venta de vehículos carece de sentido, por las razones que anota, pero hay una franja de lógica que argumenta la inconveniencia de perpetuar la cultura automotora, que si bien crea empleo y facilita intercambios, introduce una creciente demanda de vías, puentes y mantenimiento de obras que en sí misma no genera desarrollo. En fin, que deberá buscarse el equilibrio, porque las abarrotadas ciudades carecen de recursos para adecuar su infraestructura a la ilimitada polución vehicular. Véase no más la inmensa profusión de motos para no perder de vista que el crecimiento per se no es motivo de regocijo. Ricardo Rodríguez Asensio - twitter: @RIGUEZ

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

04 de Octubre

0 Seguidores

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas parte...+ ver más

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas partes contratantes desde hace muchos meses, así que es imposible "inventar maneras para incumplir el TLC desde antes de suscribirl." Lo que se espera es la ratificación por el Congreso y el posterior canje de ratificaciones si es que aun se tramita.
La restricción a la venta de vehículos carece de sentido, por las razones que anota, pero hay una franja de lógica que argumenta la inconveniencia de perpetuar la cultura automotora, que si bien crea empleo y facilita intercambios, introduce una creciente demanda de vías, puentes y mantenimiento de obras que en sí misma no genera desarrollo. En fin, que deberá buscarse el equilibrio, porque las abarrotadas ciudades carecen de recursos para adecuar su infraestructura a la ilimitada polución vehicular. Véase no más la inmensa profusión de motos para no perder de vista que el crecimiento per se no es motivo de regocijo. Ricardo Rodríguez Asensio - twitter: @RIGUEZ

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

04 de Octubre

0 Seguidores

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas parte...+ ver más

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas partes contratantes desde hace muchos meses, así que es imposible "inventar maneras para incumplir el TLC desde antes de suscribirl." Lo que se espera es la ratificación por el Congreso y el posterior canje de ratificaciones si es que aun se tramita.
La restricción a la venta de vehículos carece de sentido, por las razones que anota, pero hay una franja de lógica que argumenta la inconveniencia de perpetuar la cultura automotora, que si bien crea empleo y facilita intercambios, introduce una creciente demanda de vías, puentes y mantenimiento de obras que en sí misma no genera desarrollo. En fin, que deberá buscarse el equilibrio, porque las abarrotadas ciudades carecen de recursos para adecuar su infraestructura a la ilimitada polución vehicular. Véase no más la inmensa profusión de motos para no perder de vista que el crecimiento per se no es motivo de regocijo. Ricardo Rodríguez Asensio - twitter: @RIGUEZ

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

04 de Octubre

0 Seguidores

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas parte...+ ver más

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas partes contratantes desde hace muchos meses, así que es imposible "inventar maneras para incumplir el TLC desde antes de suscribirl." Lo que se espera es la ratificación por el Congreso y el posterior canje de ratificaciones si es que aun se tramita.
La restricción a la venta de vehículos carece de sentido, por las razones que anota, pero hay una franja de lógica que argumenta la inconveniencia de perpetuar la cultura automotora, que si bien crea empleo y facilita intercambios, introduce una creciente demanda de vías, puentes y mantenimiento de obras que en sí misma no genera desarrollo. En fin, que deberá buscarse el equilibrio, porque las abarrotadas ciudades carecen de recursos para adecuar su infraestructura a la ilimitada polución vehicular. Véase no más la inmensa profusión de motos para no perder de vista que el crecimiento per se no es motivo de regocijo. Ricardo Rodríguez Asensio - twitter: @RIGUEZ

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

04 de Octubre

0 Seguidores

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas parte...+ ver más

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas partes contratantes desde hace muchos meses, así que es imposible "inventar maneras para incumplir el TLC desde antes de suscribirl." Lo que se espera es la ratificación por el Congreso y el posterior canje de ratificaciones si es que aun se tramita.
La restricción a la venta de vehículos carece de sentido, por las razones que anota, pero hay una franja de lógica que argumenta la inconveniencia de perpetuar la cultura automotora, que si bien crea empleo y facilita intercambios, introduce una creciente demanda de vías, puentes y mantenimiento de obras que en sí misma no genera desarrollo. En fin, que deberá buscarse el equilibrio, porque las abarrotadas ciudades carecen de recursos para adecuar su infraestructura a la ilimitada polución vehicular. Véase no más la inmensa profusión de motos para no perder de vista que el crecimiento per se no es motivo de regocijo. Ricardo Rodríguez Asensio - twitter: @RIGUEZ

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

04 de Octubre

0 Seguidores

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas parte...+ ver más

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas partes contratantes desde hace muchos meses, así que es imposible "inventar maneras para incumplir el TLC desde antes de suscribirl." Lo que se espera es la ratificación por el Congreso y el posterior canje de ratificaciones si es que aun se tramita.
La restricción a la venta de vehículos carece de sentido, por las razones que anota, pero hay una franja de lógica que argumenta la inconveniencia de perpetuar la cultura automotora, que si bien crea empleo y facilita intercambios, introduce una creciente demanda de vías, puentes y mantenimiento de obras que en sí misma no genera desarrollo. En fin, que deberá buscarse el equilibrio, porque las abarrotadas ciudades carecen de recursos para adecuar su infraestructura a la ilimitada polución vehicular. Véase no más la inmensa profusión de motos para no perder de vista que el crecimiento per se no es motivo de regocijo. Ricardo Rodríguez Asensio - twitter: @RIGUEZ

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

04 de Octubre

0 Seguidores

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas parte...+ ver más

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas partes contratantes desde hace muchos meses, así que es imposible "inventar maneras para incumplir el TLC desde antes de suscribirl." Lo que se espera es la ratificación por el Congreso y el posterior canje de ratificaciones si es que aun se tramita.
La restricción a la venta de vehículos carece de sentido, por las razones que anota, pero hay una franja de lógica que argumenta la inconveniencia de perpetuar la cultura automotora, que si bien crea empleo y facilita intercambios, introduce una creciente demanda de vías, puentes y mantenimiento de obras que en sí misma no genera desarrollo. En fin, que deberá buscarse el equilibrio, porque las abarrotadas ciudades carecen de recursos para adecuar su infraestructura a la ilimitada polución vehicular. Véase no más la inmensa profusión de motos para no perder de vista que el crecimiento per se no es motivo de regocijo. Ricardo Rodríguez Asensio - twitter: @RIGUEZ

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

04 de Octubre

0 Seguidores

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas parte...+ ver más

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas partes contratantes desde hace muchos meses, así que es imposible "inventar maneras para incumplir el TLC desde antes de suscribirl." Lo que se espera es la ratificación por el Congreso y el posterior canje de ratificaciones si es que aun se tramita.
La restricción a la venta de vehículos carece de sentido, por las razones que anota, pero hay una franja de lógica que argumenta la inconveniencia de perpetuar la cultura automotora, que si bien crea empleo y facilita intercambios, introduce una creciente demanda de vías, puentes y mantenimiento de obras que en sí misma no genera desarrollo. En fin, que deberá buscarse el equilibrio, porque las abarrotadas ciudades carecen de recursos para adecuar su infraestructura a la ilimitada polución vehicular. Véase no más la inmensa profusión de motos para no perder de vista que el crecimiento per se no es motivo de regocijo. Ricardo Rodríguez Asensio - twitter: @RIGUEZ

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

04 de Octubre

0 Seguidores

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas parte...+ ver más

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas partes contratantes desde hace muchos meses, así que es imposible "inventar maneras para incumplir el TLC desde antes de suscribirl." Lo que se espera es la ratificación por el Congreso y el posterior canje de ratificaciones si es que aun se tramita.
La restricción a la venta de vehículos carece de sentido, por las razones que anota, pero hay una franja de lógica que argumenta la inconveniencia de perpetuar la cultura automotora, que si bien crea empleo y facilita intercambios, introduce una creciente demanda de vías, puentes y mantenimiento de obras que en sí misma no genera desarrollo. En fin, que deberá buscarse el equilibrio, porque las abarrotadas ciudades carecen de recursos para adecuar su infraestructura a la ilimitada polución vehicular. Véase no más la inmensa profusión de motos para no perder de vista que el crecimiento per se no es motivo de regocijo. Ricardo Rodríguez Asensio - twitter: @RIGUEZ

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

04 de Octubre

0 Seguidores

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas parte...+ ver más

Todos podemos incurrir en lapsus. El tratado está firmado por las altas partes contratantes desde hace muchos meses, así que es imposible "inventar maneras para incumplir el TLC desde antes de suscribirl." Lo que se espera es la ratificación por el Congreso y el posterior canje de ratificaciones si es que aun se tramita.
La restricción a la venta de vehículos carece de sentido, por las razones que anota, pero hay una franja de lógica que argumenta la inconveniencia de perpetuar la cultura automotora, que si bien crea empleo y facilita intercambios, introduce una creciente demanda de vías, puentes y mantenimiento de obras que en sí misma no genera desarrollo. En fin, que deberá buscarse el equilibrio, porque las abarrotadas ciudades carecen de recursos para adecuar su infraestructura a la ilimitada polución vehicular. Véase no más la inmensa profusión de motos para no perder de vista que el crecimiento per se no es motivo de regocijo. Ricardo Rodríguez Asensio - twitter: @RIGUEZ

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

04 de Octubre

0 Seguidores

Juro por el derecho a leer tranquilamente que la seguidilla de comentarios, t...+ ver más

Juro por el derecho a leer tranquilamente que la seguidilla de comentarios, torturante como las cuentas de un rosario doble, no es responsabilidad mía sino de mi dedo índice derecho y de la desueta máquina que poseo. Además, ¿a quién más echarle la culpa? Así procedo a contar lo que sé y me consta, y a asumir la responsabilidad política, como es histórico que ocurra con los Presidentes y no con las directivas de los partidos. Pero me queda el reato de haberle espantado la clientela a Galán, el periodista, no así al concejal colega de Acosta, candidato a la Alcaldía y Director no aclamado de Cambio Radical, a quien sí he aludido directamente con el ánimo de manifestar mi desacuerdo con sus criterios. @RIGUEZ_A

MATARIFE

18 de Octubre

0 Seguidores

Esta modalidad de cupos para carros fue la que utilizó Ramón Jessurum, el ho...+ ver más

Esta modalidad de cupos para carros fue la que utilizó Ramón Jessurum, el hoy flamante Presidente de la Dimayor, a finales de los ochenta durante el gobierno de Gaviria, cuando era Presidente de la Corporación Financiera del Transporte, entidad que la quebró mientras él se enriquecía negociando el cupo de los taxis a los que tenía derecho los carros importados por esa entidad y muchas otras actividades corruptas. Menos mal que fue sancionado por la Procuraduría y no pudo volver a ocupar puestos públicos.

Las historias más vistas en La Silla Vacia