Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Nicolás Urrutia · 18 de Agosto de 2010

2077

31

Hace quince días, a raíz de varios comentarios a , prometí a los lectores que explicaría en mayor detalle los riesgos que representa para Colombia el proceso de fortalecimiento militar venezolano. La entrada en cuestión fue publicada el 5 de Agosto, dos días antes de la posesión del nuevo gobierno y cinco días antes de la cumbre presidencial en Santa Marta. Sin duda, mucho ha cambiado en las relaciones bilaterales desde ese momento, tanto por obra del Palacio de Nariño como por obra de la rama judicial.

En lo que concierne al Ejecutivo, el Presidente Santos ha prometido respeto y diálogo directo, tarea en la cual la Canciller Holguín ya venía trabajando desde su designación. Este cambio de rumbo quedó demostrado desde la invitación que se extendió a Miraflores para que Chávez asistiese al 7 de Agosto, y acabó de concretarse con el recibimiento que se le hizo al mandatario vecino en la Quinta de San Pedro Alejandrino, entre abrazos y sonrisas. Al cambio de tono de Bogotá, el Presidente venezolano respondió absteniendose de insultar a su homólogo, reiterando que en su territorio, y llamando a las FARC a abandonar la lucha armada.

Por el lado del poder judicial, a exactamente diez días de la inauguración del nuevo gobierno, la el acuerdo que le otorgaba a EEUU acceso a instalaciones militares colombianas, argumentando que debe pasar por el Congreso. De momento, la bancada oficialista ya ha manifestado su , lo cual parecería despejar el camino a la luz de las claras mayorías con que cuenta el Gobierno en dicha corporación. Ahora bien, como lo señala , el predominio de la Unidad Nacional en el legislativo pone al Presidente Santos en una posición algo incómoda. Por un lado, es clara la intención del gobierno de mantener la cooperación militar con los EEUU, y en el sector defensa existe un fuerte interés en estrechar la alianza estratégica Bogotá-Washington. Por otro lado, el Gobierno debe calcular los efectos que pueda tener dicho trámite de cara al "nuevo amanecer" en las relaciones Bogotá-Caracas.

En medio de estos cambios, sin embargo, persiste un problema que ni el respeto samario ni las decisiones de la Corte pueden resolver por sí solos: el rearme venezolano. El ambicioso programa de compra de armas de Caracas es una , y a la par de las FARC, el narcotráfico y la zona fronteriza, este es un tema que el nuevo Gobierno tendrá que encarar. De manera respetuosa y directa, como lo indican los nuevos aires de la diplomacia, pero encarar en todo caso. Las opciones disponibles para tal fin son variadas, y pueden incluir desde organismos como UNASUR hasta los buenos oficios de países como Brasil, según prefieran el Presidente Santos y su hábil Canciller. De lo que no queda duda es que debe hacer parte de la discusión bilateral.

En este sentido, así las costumbres diplómaticas y la discreción oficial no lo reconozcan, el hecho es que las inauditas compras militares de Caracas causan continua preocupación en Bogotá. Desde su consolidación como una potencia petrolera, Venezuela siempre ha tenido los recursos para dotar a sus FFMM con equipos que superan los sistemas colombianos. Cuando Bogotá estaba en la era de los Kfir C7, Caracas andaba en F16. Mientras Colombia tenía blindados Cascabel, Venezuela tenía tanques AMX-30. Hasta finales del siglo pasado, dadas las prioridades del conflicto interno y la relativa cordialidad que marcaba las relaciones bilaterales, este desbalance era aceptado como un hecho desagradable, pero no peligroso.

Las compras de los últimos años han cambiado esta percepción. Vistos en detalle, queda claro que los nuevos sistemas adquiridos por Caracas van más allá de un proceso normal de modernización y reemplazo, como lo han caracterizado funcionaros bolivarianos. Los helicopteros de transporte ligero norteamericanos no han sido reemplazados por equipos similares de Rusia, China o India. Han sido reemplazados por helicopteros pesados Mi-26, helicopteros artillados Mi-8 y helicopteros de ataque Mi-35. Ante la obsolescencia de los submarinos diesel 209, de 1.800 toneladas de desplazamiento, Caracas no se ha propuesto reponerlos con modelos 214 o 212, sino con , de 4.000 toneladas de desplazamiento. En ambos casos, no se trata solamente de equipo de mayor tamaño, sino de sistemas que incorporan armamento ofensivo nunca antes vistos en la región. Y la lista es larga.

Parte de la preocupación colombiana, por lo tanto, obedece a la cantidad y el tipo de armas que Venezuela está adquiriendo. Pero ello es sólo parte del asunto. La razón complementaria reside en los cambios políticos y doctrinales que ha introducido Hugo Chávez en las FFMM de su país. Desde su llegada al poder hace más de una década, y de manera más clara tras el intento golpista de 2002, el líder de la Revolución Bolivariana ha realizado cambios profundos en su aparato militar. Los oficiales son promovidos con base en su credo político, no de acuerdo con sus meritos profesionales. Los cadetes son instruidos bajo el lema "", y reciben carros y becas como "favores" del Teniente Coronel.

En este ambiente, no es sorprendente que de alto poder lleguen a manos de las FARC, un grupo armado cuya lucha el mismo Chávez ha reconocido como "legitima" en el pasado. Pero el mayor riesgo a la seguridad colombiana no viene de los canales de tráfico de armas, producto de la negligencia o la corrupción venezolana. Ello constituye un problema, sin duda, pero un problema gestionable. El mayor riesgo se debe a la posibilidad de un accidente a gran escala, producto bien sea del impredecible temperamento Chavista o de la tropeza y la convicción revolucionaria de unos cuantos oficiales de la FAN. El Presidente vecino ha dicho, en varias oportunidades, que en la región se sienten vientos de guerra. En semejante contexto, no deja de ser preocupante la entrada en escena de submarinos con capacidad misilística, cuyas armas no estarán bajo el mando directo de Caracas, sino de oficiales formados en medio de la paranoia revolucionaria.

El creciente arsenal venezolano, por ende, es un tema que amerita una discusión bilateral. Una discusión respetuosa y directa. Pero discusión al fin y al cabo.

Comentarios (31)

nemesis638

18 de Agosto

0 Seguidores

Los submarinos que Chavez negoció también son diesel-electricos; y su nombre...+ ver más

Los submarinos que Chavez negoció también son diesel-electricos; y su nombre es Varshavianka, son tres y hasta ahora van a empezar a construir el primero, la diferencia es que estos pueden recargar sus baterías sin necesidad de extender un snorkel para los motores diesel, en los blogs militares de España y Argentina aparecen artículos sobre esta clase de submarinos. De todas formas, un submarino no lo construyen en seis meses, toma su tiempo, todavía se demoran en llegar......

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

Saludos nemesis,
Tiene razón, la capacidad de sumersión prolongada de es...+ ver más

Saludos nemesis,
Tiene razón, la capacidad de sumersión prolongada de estos submarinos es una de sus importantes ventajas. Pero uno de los temas que me preocupa más es la posibilidad de que se les equipe con torpedos VA-111 Shkval, una versión de alta velocidad diseñada para cazar submarinos nucleares, que constituye no sólo un sistema de defensa formidable, sino que reforzaría la supremacía naval de la ARBV en el Caribe.

mariaedavila

19 de Agosto

0 Seguidores

Ojalá en pro de recuperar las relaciones no dejemos de lado está situación ...+ ver más

Ojalá en pro de recuperar las relaciones no dejemos de lado está situación que puede generarnos dolores de cabeza a futuro, dicen por ahí, si no puedes con el enemigo confundelo, esa puede ser la estrategia de Chavez, hoy nos manda mensajes de amistad pero se sigue armando y encuentra como apoyar a la guerrilla sin que nos demos cuenta para luego dar un golpe que no preveémos

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

Hola maria,
Toca Usted un punto clave: es un tema que no se puede dejar de...+ ver más

Hola maria,
Toca Usted un punto clave: es un tema que no se puede dejar de lado, especialmente si se quiere mejorar las relaciones. Los problemas no se resuelven sólo hablando, pero nunca se resuelven ignorándolos.

Diego A. Cruz

19 de Agosto

0 Seguidores

Este fue la cortina de humo del pasado gobierno... los problemas los tenemos en Colombia y suficientes como para mirar tanto -como lo proponen los medios- al país vecino.

Este fue la cortina de humo del pasado gobierno... los problemas los tenemos en Colombia y suficientes como para mirar tanto -como lo proponen los medios- al país vecino.

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

Saludos 721Diego,
En esta oportunidad no voy a entrar en el debate de las ...+ ver más

Saludos 721Diego,
En esta oportunidad no voy a entrar en el debate de las cortinas de humo, primero porque tengo mis dudas y segundo porque los hechos del último mes de la administración Uribe no me parecieron bien manejados. En términos simples: no puedo negar ni confirmar esa hipótesis.
Pero las motivaciones del anterior gobierno, estemos de acuerdo o en desacuerdo con ellas, no cambian las realidades innegables. Venezuela se está armando a grandes pasos. El rearme causa preocupación en Colombia. Y el creciente desbalance militar en la región puede meternos en un problema serio en unos años. Nada se gana ignorando ese problema. Así como nada se gana ignorando los que tenemos adentro.

Antoine Roquetin

19 de Agosto

0 Seguidores

Hola nicolas. espero te halla llegado la aclaración por el asunto de Tom Clan...+ ver más

Hola nicolas. espero te halla llegado la aclaración por el asunto de Tom Clancy.
Bueno, ahora pienso que en el particular caso de un conflicto entre dos paises latinoamericanos, ¿cual es el papel real de los submarinos? es decir, la importancia tactica de esos salta a la vista en un contexto geopolitico global, donde me parece que la funcion es mas disuatoria; un ejemplo de esto son los Trident, o los Typhoon; pero aca en latinoamerica la guerra me parece que se ha hecho siempre a pie. Claro, en el panorama actual los aviones venezolanos pueden cambiar este punto ¿Cual es tu precepcion?

mciprian

19 de Agosto

0 Seguidores

No soy Nicolas pero quisiera dejar mi impresión al respecto. Los submarinos p...+ ver más

No soy Nicolas pero quisiera dejar mi impresión al respecto. Los submarinos por lo general sirven para disuadir y congelar las acciones de la armada enemiga. Por ejemplo en la guerra de las Malvinas un submarino ingles torpedeo y hundió el buque insignia argentino (Destructor General Belgrano) después de eso la marina argentina por proteger sus unidades restantes no participaron de manera relevante en resto de la guerra dando a los ingleses el control casi absoluto del mar.
Los submarinos también pueden hostigar puertos congelando las actividades del mismo con el impacto económico resultante y pueden desplegar comandos navales para operaciones de sabotaje y minar accesos marítimos. Espero haber contribuido a tu duda.

Antoine Roquetin

19 de Agosto

0 Seguidores

Lo del impacto economico no lo habia tenido en cuenta, ese me parece que es un...+ ver más

Lo del impacto economico no lo habia tenido en cuenta, ese me parece que es un punto mas fundamental que hundir buques de la armada, que mal que mal son pocos en ambos paises, y no representan una fraccion importante de el escenario de guerra como lo fueron por ejemplo en el pacifico en la segunda guerra mundial. ahora bien, caigo en cuenta la relevancia que toman las patrullas fluviales, rapidas y pequeñas, pero alli no llegan los submarinos.

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

Saludos Antoine,
Me parece bueno el comentario de mciprian, en la medida e...+ ver más

Saludos Antoine,
Me parece bueno el comentario de mciprian, en la medida en que ilustra el rol que pueden jugar submarinos convencionales en una crisis moderna. Me limito a proponerles dos escenarios:
1-Lo primero que hacen las armadas ante un estado de alerta es sacar los buques de puerto, para evitar Pearl Harbors. En ese caso, 3 submarinos Kilo serían más que suficiente para poner en riesgo la flotilla colombiana, no porque ésta haga parte del teatro de operaciones, sino porque su neutralización otorgaría a Venezuela supremacía naval en el Caribe por al menos una década.
2-Venezuela y Nicaragua tienen una creciente cooperación militar, que incluye una agregaduria bolivariana con medio centenar de oficiales en Managua. Nicaragua podría aprovechar una crisis Colombo-Venezolana para tomarse algún cayo en la zona de disputa. Por sí sola, la armada nicaraguense no tendría chance de llegar, pero escoltada por un submarino, la cosa es a otro precio.

estudiante123

19 de Agosto

0 Seguidores

Lo preocupante del asunto es que la ventaja cualitativa de los equipos militar...+ ver más

Lo preocupante del asunto es que la ventaja cualitativa de los equipos militares venezolanos, que siempre ha existido, se está ampliando a niveles nunca antes vistos y que ponen en duda la capacidad compensatoria de la ventaja numérica colombiana. Por ahora Colombia puede confiar en el decreciente profesionalismo y rampante corrupción en las Fuerzas venezolanas para neutralizar de cierta manera las compras actuales, pero nadie garantiza que esa situación se mantenga en un horizonte de 5 o 10 años, con lo que podríamos enfrentar una desventaja tal que ideas de dirimir por la fuerza los diferendos territoriales dejen de ser descabelladas y se conviertan en posibilidad real bajo la óptica venezolana. No hay que olvidar que la constitución venezolana reclama como suyos territorios actualmente bajo dominio nuestro. Y la posibilidad de un arreglo aceptable en el golfo se evaporaría, pues la posición de allá sería demasiado fuerte para ceder en lo más mínimo... Ojalá en el CAN tengan planes..

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

Saludos otra vez estudiante,
De acuerdo, creo que el tema de las compras v...+ ver más

Saludos otra vez estudiante,
De acuerdo, creo que el tema de las compras venezolanas hay que mirarlo con un horizonte de mediano y largo plazo. Las tensiones actuales son incómodas, sin duda, pero como lo dije en la entrada anterior, el escenario de un "blitzkrieg" bolivariano no me parece realista en el corto plazo. Una vez despejado ese temor, no obstante, queda el tema del desequilibrio militar estructural que persistirá por los próximos 10 o 15 años, y que vuelve más latentes los riesgos que Usted menciona.

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

Saludos monchito,
No estoy seguro a qué se refiere. ¿Le parece que hay g...+ ver más

Saludos monchito,
No estoy seguro a qué se refiere. ¿Le parece que hay gato encerrado en las compras militares venezolanas, o en mi interés en el tema? Quedo atento a su aclaración para poder responderle.

mciprian

19 de Agosto

0 Seguidores

Es innegable el rearme Venezolano. A lo ya mencionado en este articulo bastant...+ ver más

Es innegable el rearme Venezolano. A lo ya mencionado en este articulo bastante bueno solo quiero agregar que Venezuela actualmente esta adquiriendo tanques T-70 y T-90 los cuales son superiores a los AMX-30 y ni hablar de los Cascabel Colombianos los cuales ni siquiera se consideran tanques, esto adicionalmente a los aviones de combate SU-30 superiores a cualquiera en Suramerica y la reciente adquisición de lanzadores de cohetes Smerch con alcance de 90 Km y la lista sigue. Colombia se ha dedicado sus recursos militares a combate anti-insurgente y se ha atrasado en equipos de guerra convencional no solo ante Venezuela sino ante la mayoría de nuestros vecinos. Lo mas probable es que en una etapa de post-conflicto se mantenga el gasto militar un par de años mas para adquirir equipos de disuasión mínima.
Evidentemente hay cosas mas importantes que atender, pero este asunto tampoco se puede ignorar.

estudiante123

19 de Agosto

0 Seguidores

Sí, pero si bien cada sistema por separado es formidable, el problema mayor e...+ ver más

Sí, pero si bien cada sistema por separado es formidable, el problema mayor es el conjunto de capacidades que todos ellos juntos dan a Venezuela. Si algún día están totalmente integrados y la doctrina militar venezolana le abre espacio de nuevo a la guerra convencional después de su etapa cubana de guerra de resistencia, Colombia tendrá un vecino capaz de imponerle por la fuerza prácticamente cualquier tipo de arreglo fronterizo que se le ocurra.
Por ejemplo, lo peligroso de la compra de tanques y artillería es que sumados a la capacidad que tendría la FAV de suprimir de un plumazo a buena parte de la FAC, les da la capacidad de montar una ofensiva blindada limitada pero poderosa en zonas fronterizas de interés estratégico, como las zonas carboníferas de la Guajira-Cesar.

mciprian

20 de Agosto

0 Seguidores

Concuerdo contigo, por el momento muchos de estos equipos están en adquisici...+ ver más

Concuerdo contigo, por el momento muchos de estos equipos están en adquisición o se han incorporado recientemente en sus fuerzas por lo cual las fuerzas armadas de Venezuela deberán adiestrarse en estos equipos e incorporarlos en sus estrategias de combate es decir les tomara un tiempo para convertirse en una gran amenaza como mencionas en un post anterior.
Colombia cuenta con una buena cantidad de misiles anti tanque pensados para detener las actuales capacidades blindadas Venezolanas (AMX-30 principalmente) lo preocupante es la falta de medios antiaéreos en las fuerzas armadas Colombianas lo cual nos deja prácticamente indefensos ante la FAV. Ojala nuestros pueblos nunca se trancen en una guerra pero lamentablemente no se puede descartar esa posibilidad.

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

Saludos estudiante123 y mciprian,
Comenzando por los comentarios de estudi...+ ver más

Saludos estudiante123 y mciprian,
Comenzando por los comentarios de estudiante, creo que tiene toda la razón: más allá de las cantidades y características de cada uno de los equipos adquiridos, el análisis debe enfocarse en cómo estos equipos se pueden agregar en conjuntos de capacidades operacionales. Es decir, no se trata sólo de contar Sukhois y K8s, sino de ver cómo estos equipos se están combinando para dotar a Caracas de supremacía aérea en la región.
En cuanto a lo señalado por mciprian, es igualmente cierto que existe un "tiempo de adpatación" entre la entrega de los equipos y el desarrollo de su pleno potencial operativo. En el caso Venezolano, este tiempo seguramente será distinto según tipo de plataforma de la que se esté hablando (fusiles o buques), pero es previsible que sea relativamente extenso dada la magnitud del cambio tecnológico (es muy diferente volar aviones norteamericanos que aviones Rusos o Chinos). Pero ello solo pospone el problema, no lo elimina.

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

Saludos mciprian,
Como Usted señala, la lista de compras es larga, y amer...+ ver más

Saludos mciprian,
Como Usted señala, la lista de compras es larga, y amerita un seguimiento juicioso. Respecto a las entregas del mes de Julio, hice un recuento bastante completo en la entrada anterior, por si le interesa.

milbarras

19 de Agosto

0 Seguidores

Difiero ligeramente en la apreciación por medio de la cual se piensa que la e...+ ver más

Difiero ligeramente en la apreciación por medio de la cual se piensa que la excesiva ideologización de las fuerzas militares venezolanas es un factor que fácilmente nos pueda llevar a la guerra o a sucesos que finalmente puedan desencadenar una.
Aclaro que pienso que una de las principales causas de la guerra es la sed de esta misma, sentida principalmente por militares de cualquier país. Los entrenamientos militares constantemente implican una excesiva ideologización -hasta ahora eso ha sido así-. Busquemos un general colombiano de izquierda. No lo hay porque, también como en Venezuela, aquí se premia al cercano a la ideología estatal. No es nada nuevo por lo tanto que los militares de ningún país tengan una convicción ideológica.
La torpeza, por lo tanto, puede venir de cualquier lado. Pero, aún más, este riesgo siempre se corrió, porque el diferendo ideológico no es más que una disculpa para unos fines.

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

Saludos Milbarras,
Toca Usted un excelente punto. Complejo y difícil de a...+ ver más

Saludos Milbarras,
Toca Usted un excelente punto. Complejo y difícil de abordar en un espacio tan limitado, pero excelente.
Toda fuerza militar tiene cierta ideología. Esta ideología puede ser más o menos explícita, y puede ser reforzada por rituales institucionales. Puede haber, incluso, choques ideológicos entre las convicciones del individuo y las de la institución a la que pertenece. Conozco varios casos de ello en las filas venezolanas, así como también he tenido la oportunidad de conocer altos oficiales colombianos simpatizantes de izquierda democrática.
Mi preocupación con la "revolución ideológica" que se ha venido dando en las FFMM venezolanas no es porque ésta sea de izquierda. Si escogen promover un sistema social diferente por medios pacíficos, apoyando al gobierno civil con tareas como la repartición de mercados y la promoción de proyectos agricolas comunitarios, muy bien. Mi preocupación en este caso es que no se trata de una ideología de izquierda democrática.

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

(continúo)
Se trata, como lo hemos visto en la última década, de una iz...+ ver más

(continúo)
Se trata, como lo hemos visto en la última década, de una izquierda caudillista, autoritaria y revolucionaria, todo lo cual ha influído en la doctrina militar. Al caudillismo se le debe que las nuevas generaciones de oficiales venezolanos le reconozcan su lealtad a Hugo Chávez. No al Presidente de la República o a una institución, sino a la persona. Al autoritarismo se le debe la disposición de la FAN a reprimir el disenso político legítimo y la militarización de parte de la administración pública. Y al carácter revolucionario se le deben dos factores peligrosos de la nueva FAN: 1) la idea de la "revolución continental" que explica su apoyo a proyectos políticos afines y su dispocisión a subvertir proyectos diferentes (incluyendo el apoyo a grupos armados irregulares), y 2) la paranoia existencial que vé enemigos en todos lados, y concibe a Colombia como un mero apéndice del "imperio".
Ninguno de estos elementos nos conviene, la combinación de todos es un riesgo latente.

milbarras

26 de Agosto

0 Seguidores

Mi pregunta es ¿cuál es la diferencia con Colombia?
La extrema ideologí...+ ver más

Mi pregunta es ¿cuál es la diferencia con Colombia?
La extrema ideología de derecha dentro del ejército colombiano llevó a la creación de grupos paramilitares.
No está del todo claro que esta práctica haya dejado de existir. Al contrario, hay serias sospechas de lo contrario.
Se ha tenido conocimiento de que algunos de estos grupos han sido muy cercanos a personas cercanas a nuestro anterior mandatario. También se tiene información de vieja data sobre sospechosas reuniones de personas de la actual familia del presidente, y del mismo presidente, con cabecillas de estos grupos.
No voy a terminar de comentar los hechos, pero de este lado hay más movimientos inconvenientes que del otro.
El punto es que se infla la argumentación con una retórica proguerrerista. Para mi, la paranoia existencial del señor Urrutia hace que todo lo vea muy de lejos, siendo que las principales amenazas de guerra provengan de y hacia nosotros mismos.

jorge.e.delgado

19 de Agosto

0 Seguidores

Ole Nico. Me acabo de encontrar su blog.No lo conocía, muy sesudas y "refresc...+ ver más

Ole Nico. Me acabo de encontrar su blog.No lo conocía, muy sesudas y "refrescantes" sus entradas!
Una cuestión, dicen por ahi que el hecho que el acuerdo militar tenga que pasar por el congreso de Colombia para ratificarse como "tratado internacional", implica que también debe pasar por el congreso de EE.UU de acuerdo a las normas.
Se complica y dilata el asunto entonces ¿no?

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

Hola Jorge,
Bienvenido al debate, ojalá tengamos tema para largo rato....+ ver más

Hola Jorge,
Bienvenido al debate, ojalá tengamos tema para largo rato.
Realmente no he seguido qué tratamiento se le esté dandoi al tema en EEUU, pero trataré de averiguar en qué van las cosas y les cuento.
Saludos.

Alfi

20 de Agosto

0 Seguidores

Este nicolas ya se agringo, a nosotros que nos importa que Venezuela se arme,...+ ver más

Este nicolas ya se agringo, a nosotros que nos importa que Venezuela se arme, o acaso porque los gobiernos son amigotes de estados unidos tienen derecho a exigir quien se arma y quien no, definitivamente los titulos no le dan inteligencia a las personas pareciera mas bien que los embrutecieran, se vuelven brutos llenos de informacion

Nicolás Urrutia

20 de Agosto

0 Seguidores

Saludos Alfi,
No me parece que la cercanía política de Colombia con EEUU...+ ver más

Saludos Alfi,
No me parece que la cercanía política de Colombia con EEUU sea el eje rector de la discusión. El proceso de rearme venezolano es mucho más preocupante para Bogotá que para Washington. Para nosotros, significa un vecino impredecible y fuertemente armado. Para los EEUU, un dolor de cabeza, pero no una amenaza de seguridad. En otras palabras: no nos preocupa Chávez porque le preocupe a EEUU, nos preocupa porque sería miope obviar que uno de los vecinos con los cuales tenemos mayores diferencias está embarcado en el más ambicioso proceso de compra de armas de cual se tenga memoria en la región Andina.

Draco Londonn

24 de Agosto

0 Seguidores

Una guerra es una posibilidad lejana para decir lo mínimo, mucho más frente ...+ ver más

Una guerra es una posibilidad lejana para decir lo mínimo, mucho más frente a la coyuntura presente. Las consecuencias actuales de iniciar una guerra gracias a un accidente serían de una dimensión incalculable para Venezuela y no corresponden a las acciones de un Estado racional y unitario (por más discursos amenazantes que del presidente Chávez, lo que cuentan son las acciones). Con esta afirmación no quiero decir que no existan en el mundo situaciones que permitan la explosión de un conflicto que lleve a una guerra, simplemente estoy convencido de que el llamado conflicto Colombo-Venezolano no cumple con las características suficientes para considerar seriamente la posibilidad de un conflicto real.
Por ende las consideraciones de tinte neo realista que se presentan en su entrada y varios medios de ambos países me parecen exageradas. El armamento de Venezuela es un problema para estar pendiente pero las malas interpretaciones sobre la identidad llevan a atizar el fuego.

Las historias más vistas en La Silla Vacia