Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Lucas Ospina · 06 de Agosto de 2012

4083

19

La carrera artística de Antanas Mockus comenzó de manera oficial en 1993, en un encuentro nacional de artes, en la Universidad Nacional donde actuaba como rector. Mockus intentó hablar pero fue abucheado por una inmensa minoría, entonces le dio la espalda al público, se bajó los pantalones y con sus manos abrió sus nalgas. El culo del santo hizo el milagro: la grabación se filtró a un noticiero y todo el país mediático lo vio. A las pocas horas Mockus era linchado por el statu quo: el principal opinador de El Tiempo y el Rector de la Universidad de los Andes pidieron al presidente de la República que lo destituyera, la eterna directora del Museo de Arte Moderno dijo que era "vulgar" e "innecesario" y el Director del Departamento Administrativo de Seguridad clamó por un análisis siquiátrico. Mockus respondió con su renuncia, con lágrimas, pero antes le dejó a un noticiero una sonrisa y comparó su acción plástica con un análisis rayano en el formalismo: su representación "tenía el color de la paz", "blanco", como la piel caucásica heredada de su madre, una artista lituana.

Su obra más reciente estuvo en la Séptima Bienal de Arte de Berlín. La bienal, planteada como un cruce entre arte y política, hizo una curaduría menuda pero radical y Mockus, como político artista, resultó más real que muchos artistas políticos. A Mockus se le pidió comentar una pieza y eligió la de la mexicana Teresa Margolles, el compendio anual de 313 portadas de PM, un vespertino sensacionalista de Ciudad Juárez que abre siempre con la foto de un crimen narco, junto a la imagen de una chica salida de los anales infinitos del porno suave. Como sucede con tanto arte sobre la arte, el comentario de Mockus devino en más arte: Lazos de sangre. Instalación. La bandera de México pende sobre una piscina de ácido y baja a medida que alguien muere asesinado en ese país. Los asistentes a la bienal pueden detener su caída si donan sangre o se comprometen a menguar su consumo de cocaína. La obra, como tanto arte gramatical de la actualidad, trae su bibliografía y se expone con dos libros, uno de filosofía y otro de sociología.

Podría uno pensar que Mockus está, como tantos otros, en el tránsito entre el incierto mundo de la política y el plácido retiro en el condominio de las bellas artes —así Álvaro Gómez pintando caballos, el vate Belisario Betancur en clases de pintura con el Maestro Manzur, o César Gaviria como coleccionista de "artistas contemporáneos"—. Injusto sería encerrar a Mockus en este bestiario. Mockus no ha tenido que usar el arte como cirugía estética para ocultar los estragos que deja la politiquería, al contrario, Mockus llega a la política desde el arte (y la filosofía), y crea un mejor mundo político.

De las alcaldías de Mockus queda un arsenal de imágenes: vasos de agua, espadas de plástico, matrimonios en circos, disfraces y chalecos antibalas con huecos en forma de corazón. Pero hay otras imágenes discretas, no muy difundidas, que retratan al mejor Mockus artista. Dos de ellas se pueden ver en el documental La Ola Verde.

La primera imagen sucede en un agitado set de grabación en la víspera de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2010. Los asesores del candidato del Partido Verde están ansiosos. En esta fase inicial ponderan la posibilidad de perder por un pequeño margen pero en la segunda vuelta planean llegar con todo y alcanzar el triunfo, este atemperado optimismo se traduce en cierto conservadurismo al momento de actuar. Un director de cine y un actor le dicen a Mockus qué debe decir y cómo debe comportarse ante la cámara. Hay un sillón ornamentado donde el candidato se debe sentar a dar su discurso. Mockus se burla del mobiliario, dice que es "old fashion" y cuestiona amablemente la solemnidad de sus asesores de imagen; les recuerda el histrionismo del presidente actual, su uso de la cámara, "la máquina esa", y su afán de escenificar bravuconadas televisivas que lo hagan decir "soy el presidente fuerte". Mockus propone una variante, recuerda que la base de su fortaleza consiste en "invitar a la sociedad a mirar en cierta dirección" y sugiere la imagen de una "utopía anarquista": la silla vacía. Mockus afirma que los verdaderos gobernantes están "más de lado de las cámaras, del lado de la edición, de la transformación de la imagen y no ahí", en el cetro visible del poder. Mockus duda del sillón presidencial donde lo quieren sentar: "ahí lo que hay es un poco postizo, ahí está Belisario mientras le queman el Palacio de Justicia incapaz de hacer cualquier cosa". Un productor argentino, que parece pensar que el problema de fondo es el verde del set o la silla, afana el rodaje, Mockus propone entonces otras dos formas de fabricar la imagen: una toma en contraluz que mostraría a un candidato difuso; un balancín para ir al vaivén del discurso, la normal oscilación de la inteligencia.

La segunda imagen de La Ola Verde sucede luego de la paliza de la primera vuelta, en ese periodo de calma chicha electoral cuando fue claro que el entusiasmo virtual poco pudo ante la real-politik del país. Mockus, casi en solitario, discute con dos asesores y les propone "hacer campaña por Santos". En vista de que la derrota abrumadora es inminente, él sugiere sacarle una ganancia a la debacle: "derrotar la abstención, lograr una vaina absolutamente monumental a favor de Santos". Sus asesores, nuevamente, parecen poco convencidos, uno califica la propuesta de "truco maquiavélico", el otro afirma que le "produce escalofríos". Mockus dice que "lo lindo es hacer una cosa que es auténtica, acción comunicativa disfrazada de acción estratégica".

En ambas escenas nadie parece estar oyendo a Mockus, o al menos dándose un tiempo para pensar lo que él propone con la imagen, y tal vez por esto es que los discursos y las apariciones que fueron televisadas mostraron a un señor sentado en una silla que recitaba un texto con fluidez pero sin convicción, un actor atado a un libreto rígido y agónico que no dejaba espacio para la improvisación. Performance frustrado. Las variaciones propuestas por Mockus lo muestran en su mejor forma,  pura potencialidad, es alguien que arriesga e intuye, alguien que crea; su imagen de un trono vacío nos enrostra como todavía vivimos tras la ilusión mesiánica del rey; su invitación a derrotar la abstención es una jugada racional que lleva hasta las últimas consecuencias la progresión lógica del juego democrático.

Nadie mejor que Mockus para definirse a sí mismo: “Mi idea del artista es la de alguien que, en una celda de prisión, toma una tiza y dibuja un borde para definir su espacio; es una persona que tiene más restricciones de las que normalmente aparenta. Pero al definir esas restricciones por cuenta propia se libera a sí mismo”.

 

(versión corregida y extendida de un texto publicado en Revista Arcadia # 81)

Comentarios (19)

Juanita León

07 de Agosto

815 Seguidores

Lucas, esa escena de la película de la Ola Verde, en la que Mockus camina hac...+ ver más

Lucas, esa escena de la película de la Ola Verde, en la que Mockus camina hacia adelante y hacia atrás con el fondo verde para mí representa todo lo que es Mockus. Qué bien que la rescataste ya que casi nadie pudo ver la película después de que Caracol decidió pasarla un sábado a las once de la noche.

Kathy Porto

07 de Agosto

158 Seguidores

Me encantó esta semblanza "no convencional" de Mockus.
Eso que dice sobre...+ ver más

Me encantó esta semblanza "no convencional" de Mockus.
Eso que dice sobre el artista es lo más genial que he leído de él:
“Mi idea del artista es la de alguien que, en una celda de prisión, toma una tiza y dibuja un borde para definir su espacio; es una persona que tiene más restricciones de las que normalmente aparenta. Pero al definir esas restricciones por cuenta propia se libera a sí mismo”. Creo que el artista que conoce su restricciones es más libre que el que no las conoce.
Y así como el lenguaje convencional-Uribe-Santos-tres huevitos-, es asimilable por la gente convencional, el lenguaje de Mockus que se dirige a la acción a través de símbolos que intentan ser sinceros y reconocidos así,llega a la gente con cierta lúdica . Lúdico puede ser un campesino o un intelectual.Lo no convencional como dice Austin-filósofo inglés- pertenece también a la esfera del sentimiento..
Cuando en Colombia se ejercite el pensamiento y el sentimiento no convencional,

Kathy Porto

07 de Agosto

158 Seguidores

el gran artista político que es Mockus, será comprendido.

el gran artista político que es Mockus, será comprendido.

DianaJaimes

26 de Agosto

0 Seguidores

uff comparto tu encanto por la idea de artista de Mochus...Genial

uff comparto tu encanto por la idea de artista de Mochus...Genial

Kathy Porto

26 de Agosto

158 Seguidores

Y yo por tu propensión al Arte,la ciencia, el pensamiento reflexivo.Seres com...+ ver más

Y yo por tu propensión al Arte,la ciencia, el pensamiento reflexivo.Seres como tú seguro transformarán Colombia.

Kathy Porto

07 de Agosto

158 Seguidores

Y aprenderemos a utilizar el lenguaje con SENTIDO.
Es lamentable el lengua...+ ver más

Y aprenderemos a utilizar el lenguaje con SENTIDO.
Es lamentable el lenguaje que nos toca padecer a diario en la Colombia de Uribe-Santos.
locomotoras-huevitos-regla fiscal-polluelos.kikiriquí, blaalabalabla...

Kathy Porto

07 de Agosto

158 Seguidores

El filósofo en cuestión, dicta clases en Oxford.Aquí en Colombia dirían: "...+ ver más

El filósofo en cuestión, dicta clases en Oxford.Aquí en Colombia dirían: "dicta magistral cátedra.(Austin).
Es un país gobernado con un lenguaje "sin sentido":
Locomotoras: no hay siquiera trenes modestos.
Urna? Sí, urna funeraria de los que fueron enterrados en fosas comunes-miles-.
Huevitos: escasean en la canasta familiar del salario mínimo.
Confianza inversionista: para desconfiar de las "autopistas colombianas,innumerables,joyas arqitectónicas y de ingeniería.
Insisto: exijamos de estos "padres de la patria", que aprendan a hablar y a escribir.

Kathy Porto

09 de Agosto

158 Seguidores

Qué triste que esta pieza creativa de Lucas no haya tenido comentarios.

Qué triste que esta pieza creativa de Lucas no haya tenido comentarios.

sroman17

09 de Agosto

0 Seguidores

Excelente entrada. Mockus está en un limbo y esto puede ayudarlo a volver a g...+ ver más

Excelente entrada. Mockus está en un limbo y esto puede ayudarlo a volver a ganar la vigencia que para algunos no ha tenido. Los santistas, soberbios y sobrados llamaban a Mockus "caballito enfermo" y el fracaso de la ola verde se vio desde la victoria de Santos. Pero, ahora que Santos está fracasando como presidente sus 9 millones de votos se tienen que preguntar si las otras opciones (Mockus (Pido la palabra) o uribismo) valen la pena. Para rescatar y exaltar esta frase:
"Mockus no ha tenido que usar el arte como cirugía estética para ocultar los estragos que deja la politiquería, al contrario, Mockus llega a la política desde el arte (y la filosofía), y crea un mejor mundo político."
La opción centro de cultura ciudadana mockusiana podría llegar a ser la opción política que necesita el país. Sin corrupción y con aires frescos. Eso sí, con una cabeza más contundente como lo podría ser Fajardo e incluso (como lo dijo este medio) Claudia López.
@sroman17

Kathy Porto

09 de Agosto

158 Seguidores

Ni Fajardo, ni Claudia López poseen un ápice del talento y talente de Mockus...+ ver más

Ni Fajardo, ni Claudia López poseen un ápice del talento y talente de Mockus.
Creo que la capacidad de abstracción de ellos es bien limitada respecto a la encantadora imaginación mockusiana.
Cabeza más contundente?
Acaso las ideas de Mockus no lo fueron?
Contundencia no es la denuncia ni las investigaciones.Contudencia es un estilo de vida que cala hondo en el imaginario colectivo hasta hacer surgir una Ola,una ilusión, una posibilidad de evolución a través de la filosofía,y el Arte.

Kathy Porto

09 de Agosto

158 Seguidores

Mockus ha comprendido como nadie en Colombia la fuerza del lenguaje con sentid...+ ver más

Mockus ha comprendido como nadie en Colombia la fuerza del lenguaje con sentido que deviene en símbolo.
Austin(uno de los filósofos que lee), es poco leído en Europa y menos en Colombia.
Poseer un pensamiento propio es escaso en cualquier medio.
En Colombia surgió esta sabia estirpe de lituano gen, que rompió el espantoso lugar común, la retahila convencional que nos abruma.
Muchos se le acercaron por snobs,pero no le comprendieron.
Duele que en Colombia no fueramos capaces de hacer triunfar la Ola,y alertar alertar sobre la debacle..

sroman17

09 de Agosto

0 Seguidores

No creo que Claudia López ni Fajardo sean mejores que Mockus. Pero, hablando ...+ ver más

No creo que Claudia López ni Fajardo sean mejores que Mockus. Pero, hablando en términos electorales el mayor problema de la Ola verde fue que se derrumbó y no supo capitalizar el impulso que tenía. Una de las razones es que los medios y los opositores hicieron quedar a Mockus como una persona poco decisivo y falto de carácter para gobernar. Sin ser esto cierto, creo que para que la idea (que es más grande que Mockus) prospere a nivel de votos se debe tener un interlocutor que logre convencer a una mayor cantidad de personas. Ud bien lo dice "Mockus ha comprendido como nadie en Colombia la fuerza del lenguaje con sentido que deviene en símbolo." Pero, lo ha trasmitió bien en la última campaña? O los colombianos no lo pudieron entender? Las ideas de Mockus son contundentes, eso no quiere decir que el sea el único capaz de trasmitirlas. No hay que subestimar la capacidad de los que son afines a Mockus como Fajardo, y tampoco hay que caer en personalismos extremos. @sroma

Kathy Porto

10 de Agosto

158 Seguidores

En verdad son afines a Mockus?
Sin caer en personalismos extremos como Ud ...+ ver más

En verdad son afines a Mockus?
Sin caer en personalismos extremos como Ud lo afirma, sentencia que comparto, creo que esa Ola ya se se fue y como todo lo que parte y dice adios es dificil que retorne.
Si la juventud colombiana se atreve a desafiar el pesado convencionalismo de la sociedad, de pronto surgen nuevos artistas-políticos que harán reaccionar a la sociedad que demanda cambios.
Colombia posee varios perfiles de Sociedad: una pasiva,una crítica y una Intolerante, pendenciera,arrasadora de valores.Mockus ,sí es un gran referente aún, pero dudo que otras personas cercanas a él tengan esa capacidad.Tal vez deben ser diferentes pero con los valores que el puso a reflexionar.

sroman17

12 de Agosto

0 Seguidores

Son afines en la medida que se mantienen en un centro político, y sin duda no...+ ver más

Son afines en la medida que se mantienen en un centro político, y sin duda no tienen la capacidad de Mockus de crear y trasmitir ideas. Mi punto gira entorno a poder capitalizar en términos de cargos de elección popular las ideas de Mockus. La última campaña presidencial no tuvo la suficiente fuerza. Cómo hacer para que esas ideas lleguen a instancias donde puedan influir desde la política pública al resto del país?

Mayckol

13 de Agosto

0 Seguidores

Fajardo no es Mockus, pero aprendió mucho de él, su campaña para la goberna...+ ver más

Fajardo no es Mockus, pero aprendió mucho de él, su campaña para la gobernación de Antioquia seguía los principios del "No todo vale", "La vida es Sagrada".
Por otro lado Fajardo está cambiando, no es el mismo Fajardo que conocí, esa caída de la Ola Verde por hacer una vuelta en U que lo partió a la mitad lo ha cambiado y sigue cambiando.
Por otro lado no se debe olvidar que fue cuando Fajardo fue la formula para la vicepresidencia de Mockus que se activó la Ola Verde.

Thanatos

09 de Agosto

0 Seguidores

Muy bueno este perfil que presenta el blogger sobre Mockus.
Una de las raz...+ ver más

Muy bueno este perfil que presenta el blogger sobre Mockus.
Una de las razones del debacle electoral de Mockus fue que dejo de ser el mismo para tratar de ser un candidato acartonado y politicamente correcto.

Mauricio Torres...

09 de Agosto

0 Seguidores

Con el lanzamiento oficial de "EL PURO CENTRO DEMOCRÁTICO" y la presentación...+ ver más

Con el lanzamiento oficial de "EL PURO CENTRO DEMOCRÁTICO" y la presentación de resultados de el presidente Santos el vendaval que comenzó con las primeras medidas del gobierno Santos se configura en tormenta tropical incipiente con potencial de convertirse en huracán derechista de las fuerzas obscuras de La Nación. El profesor Mockus con su capacidad de leer la realidad se encuentra en el nacimiento de una alternativa política convocada por Convivencia Ciudadana que plantea la reconciliación de La Política con la Ciudadanía. ¡Qué acto más claro de la semilla que sembró la pasada campaña presidencial en términos de poder ciudadano que se respiro durante la OLA VERDE.
El trabajo Político, aparte del ejercicio electoral ha sido serio.El clima social del país evidente en la repuesta a la Reforma a La Justicia y el Vendaval Santos vs. Uribe no responde a este reto del país.De nuevo el Profesor Mockus esta en lugar correcto en el momento correcto para definir el futuro.

Sanim

09 de Agosto

0 Seguidores

Mockus...siempre he pensado que su pedagogía y capacidad artística son aspec...+ ver más

Mockus...siempre he pensado que su pedagogía y capacidad artística son aspectos que lo hacen más aterrador que su conocimiento del pensamiento. En formas tan finas ejerce poder en multitudes sin acudir a negaciones y castigos directos. En una época en la UNAL se decía que Mockus fomentaba "llevar un paraquito en el corazón"...en ultimas la noción trata sobre el autocontrol y tecnologías de vigilancia que se instituyen y aceptan de manera que se hagan invisibles pero permanentes. El tipo es mas que un Pagliacci, el hace de su publico un Pagliacci.

Nsoren

12 de Agosto

0 Seguidores

A pesar de todo lo que digan, aún le tengo fe a Antanas. Lástima que lo deja...+ ver más

A pesar de todo lo que digan, aún le tengo fe a Antanas. Lástima que lo dejamos ir.

Las historias más vistas en La Silla Vacia