Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Lucas Ospina · 23 de Marzo de 2012

9436

10

El sábado pasado 11 soldados del ejército de Colombia murieron en un ataque de las FARC. Cuatro días después, en respuesta, 33 guerrilleros murieron en un bombardeo del ejército de Colombia a las FARC. Hace una semana 44 personas estaban vivas, hoy no lo están. Así es la guerra.

El periódico El Tiempo le dio algo de figuración al reclamo de los familiares de los soldados muertos y recogió dos testimonios: "Mi muchacho no estaba preparado para un combate: es error militar enviar a un joven de estos a Arauca, que es de las zonas más difíciles del país", dijo Silvestre Lugo, abuelo del soldado Cristian Camilo Rodríguez; precisó que su nieto tenía 18 años y “trabajaba como mecánico cuando fue reclutado en una 'redada' del Ejército por no tener libreta militar”.

El otro testimonio es el del padre de Nayid Hernán Bonilla, que relata lo que le contó su hijo sobre la situación militar en que se encontraban en los últimos días: "Me afirmó que estaba preocupado porque algunos  francotiradores de las Farc ubicados estratégicamente no dejaban mover al grupo con libertad, insistió que esa situación los tenía jodidos, prácticamente acorralados". Bonilla, de 21 años, también le comentó a su padre que haría carrera en el ejército cuando terminara de prestar el servicio militar.

Los casos de Rodríguez y Bonilla difieren: uno fue reclutado a la brava, fue obligado a ir a la guerra, el otro tenía entre sus planes llevar una vida castrense pero su sueño terminó ahí.

“Este jueves me debo presentar al Ejercito para la evaluación medica para poder prestar el servicio militar”, dijo hace poco Esteban Santos en Twitter, el hijo del presidente Juan Manuel Santos, quien ha expresado una y otra vez su interés por ingresar al ejército. Como lo cuenta la Revista Semana en su articulillo "De armas tomar", Santos hijo piensa ”comenzar su servicio militar en julio y hacer no solo el curso de lanceros sino el de fuerzas especiales, el más exigente en esfuerzo físico por su entrenamiento contraguerrilla. Entre las pruebas que tienen que cumplir está marchar 48 kilómetros con equipo y armamento de 50 kilos y lanzarse de un puente con los ojos vendados al río Magdalena. Dada su vocación y personalidad, Esteban es un hombre muy popular entre las Fuerzas Armadas.”



El hijo emula al padre, quien también prestó servicio militar; un as que Santos padre ha sabido jugar bien en su carrera política, por ejemplo, cuando fue Ministro de Defensa del Gobierno Uribe. Hoy, el interés del hijo es una carta que le puede ayudar al padre en su juego de poder que mantiene con un cuerpo de jugadores tan variado y complejo como el del ejercito y su cúpula militar.



No deja de ser paradójica la mixtura de estos destinos castrenses, su disparidad, mientras el hijo de Santos “se regala” al ejército, el soldado Rodríguez es reclutado a la fuerza, secuestrado de su trabajo y su familia y enviado al frente como carne de cañón; todo por no tener la bendita libreta militar. Seguro Rodríguez no la pudo comprar, no tuvo los “juanetes” que sí tuvimos tantos, ni las palancas que ayudaron  a que en el examen médico el comandante y el médico de la unidad militar se desdijeran de lo que decían en público —que eran inflexibles—, para luego, en privado, ante un nutrido grupo de cuerpos lampiños de muchachos de élite, dejar constancia caso por caso de malformación congénita generalizada, una suerte de hipocondría temporal que por un privilegiado instante sufrimos la inmensa minoría de bachilleres bilingües del país.

Dadas las capacidades de Esteban Santos, su interés, pero sobre todo su capacitación como “lancero” y su futura formación en las “fuerzas especiales” y “contraguerrilla”, el Presidente Juan Manuel Santos seguro no tendrá problema en que su hijo menor forme en la primera línea de batalla, entre campos minados, posibles emboscadas y remates con tiros de gracia, rodeado y acorralado días enteros por francotiradores de las FARC.

Que el hijo del presidente forme parte de esta guerra tal vez hará que los altos mandos militares usen más la inteligencia, y tal vez así “errores tácticos” como los de la muerte de los 11 soldados no se repitan. Es más, se podría pasar una ley para que todos los hijos de los funcionarios de alto nivel del gobierno, o toda familia que tenga una alta declaración de renta, esté obligada a entregar sus hijos al ejército para que presten el servicio militar en las mismas condiciones que el soldado Rodríguez, poco importa si los jóvenes ya están matriculados en la universidad (la única excepción podría ser el trabajar en un taller de mecánica).

Una acción de este tipo podría ser más efectiva para el fin de la guerra que mil marchas o negociaciones. La paz es posible.



Esteban se fue a la guerra, ¡qué dolor, qué dolor, qué pena!, Esteban se fue a la guerra, no sé cuando vendrá, do-re-mi, do-re-fa, no se cuandro vendrá… Sí, algunas canciones infantiles son crueles, terribles, como los testimonios de los padres de los soldados rasos, a quienes les toca ver morir a aquellos que los debían sobrevivir. Por algo en el idioma tenemos una palabra para llamar a los hijos que pierden a sus padres, pero ninguna para designar a los padres que pierden a sus hijos, ahí nos adentramos en los terrenos del tabú y de lo indecible. Así es la guerra.
 

Comentarios (10)

koven

23 de Marzo

0 Seguidores

Oportuno comentario de la mal llamada democracia en Colombia. Cuando yo prest...+ ver más

Oportuno comentario de la mal llamada democracia en Colombia. Cuando yo presté servicio, hace unos 15 años, como pasa el tiempo, me tocó en un contingente donde había niños bien de colegios tales como el San Carlos. A estas alturas aún no entiendo qué hacían allá, lo que si vi fue que muchos de ellos se palanqueaban, argot militar, el viajecito al Sinaí, me imagino que lo veían como la única razón para entrar al ejército, viajar gratis, además otros cuidaban los perros de los generales en sus propias casas.
Mi único mérito en el ejército fue saber de computadores y hacer de perroculo, mi familia es más pobre que la de Santos y los hijos del San Carlos seguro, pero se dio la oportunidad de salir bien librado de un año a mi modo de ver perdido, eso de hacer patria a mi la verdad no me suena para nada.
Los hijos de la pobreza que luego hacen carrera, lo hacen porque es la manera más fácil de evitar el fantasma del hambre y de las necesidades básicas instatisfechas..

Camilo1 Rodriguez

23 de Marzo

0 Seguidores

Pues el hijo de Santos tomara el curso mas exigente pero sinceramente no creo ...+ ver más

Pues el hijo de Santos tomara el curso mas exigente pero sinceramente no creo que en ningun momento este en la primera linea de combate. Me suena mas que esta haciendo los primeros pasos para competir por una futura presindencia de Colombia con Horacio Jose Serpa y Tomas Uribe. Desde ahora lo puedo escuchar: "Cuando yo estuve en el ejercito e hice el curso de lencero..........."

elperipatetico

23 de Marzo

0 Seguidores

En las trincheras de Francia y Bélgica durante la I Guerra Mundial murieron m...+ ver más

En las trincheras de Francia y Bélgica durante la I Guerra Mundial murieron miles de soldados ingleses. Desde obreros de Manchester hasta estudiantes y graduados de Oxford y Cambridge. En la guerra absurda de Colombia sólo mueren los más pobres: los hijos de los campesinos en cualquiera de los bandos: ejercito y policia, guerrilla y paramilitares. El día que nuestra mal llamada clase dirigente sienta de verdad lo que es la guerra, quizá haga los esfuerzos para terminarla.

Santiago Garcés

23 de Marzo

0 Seguidores

El problema es que ese dia no llegará. No podemos esperar a que la clase diri...+ ver más

El problema es que ese dia no llegará. No podemos esperar a que la clase dirigente "sienta". La paz debe ser una iniciativa de la sociedad civil, es un derecho, no una gabela de los dominantes.

Sanim

23 de Marzo

0 Seguidores

Otro ejemplo de representación del poder en Colombia, estas imágenes son sa...+ ver más

Otro ejemplo de representación del poder en Colombia, estas imágenes son saberes populares que la sociedad acepta casi como de carácter genético....mientras el delfín de Santos tomaba su puesto en la "guerra" el propio Santos hacia presencia en la universidad de los Andes a la graduación de abogado de su otro hijo... otro mensaje de cómo estamos y cómo estaremos en el resto de guerras de la sociedad colombiana.

MAG

23 de Marzo

0 Seguidores

La historia del pais de los últimos 40 años es la guerra de pobres contra po...+ ver más

La historia del pais de los últimos 40 años es la guerra de pobres contra pobres. El "error táctico" para definir la muerte de 11 soldados muestra la catadura moral de Santos. Y mientras tanto 200 soldados Rodriguez protegiendo al nene que quiere jugar a lancero. Cada años conmemoran el atroz atentado al Nogal, en un año aparte de los familiares de Rodríguez nadie recordara ese "error táctico".....Con esfuerzo vamos llegando aser los primeros en inequidad

MAG

23 de Marzo

0 Seguidores

La historia del pais de los últimos 40 años es la guerra de pobres contra po...+ ver más

La historia del pais de los últimos 40 años es la guerra de pobres contra pobres. El "error táctico" para definir la muerte de 11 soldados muestra la catadura moral de Santos. Y mientras tanto 200 soldados Rodriguez protegiendo al nene que quiere jugar a lancero. Cada años conmemoran el atroz atentado al Nogal, en un año aparte de los familiares de Rodríguez nadie recordara ese "error táctico".....Con esfuerzo vamos llegando aser los primeros en inequidad

Santiago Garcés

23 de Marzo

0 Seguidores

La muerte de guerrilleros y de militares es siempre una tragedia, propia de la...+ ver más

La muerte de guerrilleros y de militares es siempre una tragedia, propia de la dinámica de guerra. El camino ha sido el mismo siempre, frenar la guerra. La insurgencia ha sido clara en su intención de iniciar diálogos, en ese sentido, la presión de la sociedad civil debe ir hacia ambos bandos, pero especialmente hacia el Estado, para presionar una mesa para la solución política al conflicto. De ninguna manera se trata que la paz la hagan los actores, esta puede ser una oportunidad histórica para que Colombia se piense a si misma, que aprovechemos la coyuntura de negociación, para re-oxigenar a los movimientos sociales, para emprender las transformaciones estructurales que este pueblo necesita. Las madres de familia necesitan siempre consuelo cuando sus hijos mueren apunta de plomo, sin importar el bando...pero no puede ser que mueran 11 militares y sea tragedia, y si son 33 guerrilleros entonces celebremos. Dejemos el descaro. Excelente entrada.

Bat

23 de Marzo

0 Seguidores

Tres antídotos contra la guerra:
1. Que estén obligados a pelearla los h...+ ver más

Tres antídotos contra la guerra:
1. Que estén obligados a pelearla los hijos de los que la dirigen.
2. Que la participación en la guerra sea enteramente voluntaria.
3. Que se prohíba la participación de menores de 40 años en los combates.
Porque la guerra la pelean los pobres, particularmente los jóvenes pobres. Y no lo hacen por gusto ni por "amor a la patria" que sólo se ocupa de ellos cuando necesita utilizarlos para algo.

andante15

25 de Marzo

0 Seguidores

La historia de la vocación militar de Esteban Santos parece fotocopiada de la...+ ver más

La historia de la vocación militar de Esteban Santos parece fotocopiada de las aventuras del príncipe Harry en Afganistán, una mezcla entre jugada de relaciones públicas y capricho de celebridad. Sin entrar en discusiones sobre el fondo de ese conflicto, la participación del principito vista por sus colegas militares ha sido más bien la de un lastre en el frente, una tarea más para la tropa que además de combatir tiene que ocuparse de ser su servicio guardaespaldas, una carga para sus instructores del curso de piloto de Apache (supuestamente tan difícil que lo aprueba apenas uno de cada diez aspirantes). En fin, beneficio solo para la prensa light:
http://www.thedailybeast.com/articles/2012/02/08/prince-harry-will-retur...
http://www.telegraph.co.uk/news/uknews/theroyalfamily/9145686/Prince-Har...

Las historias más vistas en La Silla Vacia